Los humanos no somos puros

 

Somos una mezcla de distintas especies. Imagen Bob Wilder/University at Buffalo

Somos una mezcla de distintas especies. Imagen Bob Wilder/University at Buffalo

Cerca del 1 al 2% de nuestros genes son neandertales. Es que no somos puros. Y ahora científicos dicen que otra especie de homínino se reprodujo con los humanos hace 200 000 años o algo así. Una especie ‘fantasma’ porque no se ha identificado. 

Somos, entonces, la fusión de diferentes especies, lo que arrasa para siempre con la creencia extendida de que aparecieron los humanos así sin más y puros se conservaron, sin relacionarse con otras especies que entonces y en el transcurso de decenas de miles de años, encontraron en su dispersión.

En el nuevo estudio se encontró que una proteína que hace que espesa la saliva proviene de esa especie fantasma de la que nada más se conoce.

Nuestros ancestros compartieron el mundo con otros linajes como los neandertales, los parientes extinguidos más cercanos a nosotros, así como con los denisovanos, que alguna vez anduvieron por Siberia y el sudeste asiático y de los cuales apenas se encontró un diente, un hueso de dedo de la mano y otro del pie.

Los asiáticos orientales tienen más genes con los neandertales que los europeos, lo que sugiere que se aparearon al menos en dos olas.

Otros estudios sugieren además que hubo otros apareamientos con especies no conocidas. Un estudio de 2011, por ejemplo, que analizó ADN moderno halló señales de reproducción con otra especie antes de salir de África.

La proteína hallada ahora sugiere un apareamiento de esa especie fantasma con humanos que hoy viven en África subsahariana.

Cerca del 5 al 7% de cada pueblo en esa región tiene esa proteína”, dijo Omer Gokcumen,

coautor y genomista evolutivo de la Universidad en Buffalo, Nueva York.

Los investigadores estudiaban el rol de la proteína mucin-7 en la salud humana. Esta se adhiere a los microbios, ayudando a eliminar gérmenes potencialmente peligrosos.

Al analizar copias del gen que codifica para mucin-7, el gen MUC7, en más de 2500 genomas modernos, hallaron que poblaciones subsaharianas tenían una versión muy diferente las halladas en otros humanos.

Las versiones neandertales y denisovanas del gen son más parecidas a las de los humanos modernos.

Para los científicos, la explicación más plausible de la variante hallada es la relación con otra especie no conocida hasta ahora.

La proteína además de la viscosidad, ayuda a mantener microbios buenos en el cuerpo que combaten los nocivos para la salud.

La variante está tan diseminada por África que sugiere que pudo haber entrado al genoma humano antes de que los ancestros de los modernos humanos se dispersaran por distintas regiones del continentes, “pudo haber sucedido hace 200 000 años, pero ese linaje se separó de los humanos tal vez hace 500 000 o 1 millón de años”, dijo Gokcumen.

El estudio publicado en Molecular Biology and Evolution es una muestra más de que los humanos somos una amalgama de rasgos aportados por distintas especies, unas conocidas, otras no, casi desde nuestro propio origen.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>