Pillan estrella comelona

Lo que no es permitido en Tierra, en el espacio infinito puede ser común.
Joel Kastner, profesor del Rochester Institute of Technology, encontró evidencias de que una estrella variable en la constelación Piscis, BP Piscis, no es la joven que aparente y todos creían, sino una vieja gigante roja de mil millones de años de edad que se ha comido una estrella en la vecindad. O un planeta.
En otras palabras: pilló esa estrella que se acaba de comer una compañera, con lo que se posibilita la formación de planetas de segunda generación. Aparece en verdad rodeada por un disco de polvo sin especificar. Ilsutración cortesía CXC-M. Weiss.
Para deducir la edad y descartar que se trate de una alocada joven, se basó, junto a Ben Zuckerman, en tres pequeños detalles:
Está sola y la mayoría de estrellas jóvenes no nacen solas. No tiene litio, que sí poseen las estrellas jóvenes. Y la emisión de rayos X sugiere que rota muy rápido, lo cual es, en términos estelares, señal de senectud.
La estrella estás ingresando en la fase de gigante roja, la última de su existencia antes de morir. Para Joel, la captaron justo tras haberse engullido la compañera: el material de esta cayó hacia BP y parte fue expulsado en potentes chorros.
Para corroborar la hipótesis, se estudiará en infrarrojo el polvo alrededor para ver si está dando lugar a la formación de algún planeta.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>