Que el bebé se ensucie todo lo que quiera

Nada de estar alzándalo del piso ni de lavarle todo lo que se le caiga. No, déjelo ensuciar, aunque tampoco lo lleve al depósito municipal de basuras.

Los niños expuestos a las pelusas de roedores, gatos, perros y otros animales, alérgenos de cucarachas y una amplia variedad de bacterias caseras durante su primer año de vida parece menos dado a sufrir de alergias, moqueadera y asma.

Eso dice un estudio de científicos del Centro Infantil de John Hopkins y otras instituciones.

Algunos estudios habían demostrado ya que los niños que crecen en granjas padecen menos alergias por su exposición continua a microorganismos presentes en el suelo; otros han reportado un crecimiento en el riesgo de asma en los citadinos.

El nuevo estudio confirma que los bebés que viven en casas con esos alérgenos tienen más alergias y asma, pero con una salvedad: expuestos antes del primer cumpleaños se benefician. Si es después del primer año no parece haber beneficio alguno.

El estudio apareció en el Journal of Allergy and Clinical Inmunology.

“Nuestro estudio muestra que el momento de la exposición inicial puede ser crítico”, dijo Robert Wood, uno de los autores. Esto sugiere que algunas de nuestras respuestas inmunológicas se moldean en el primer año de vida y que algunos alérgenos y bacterias tienen un papel en la estimulación y entrenamiento para que el sistema inmunitario se comporte de cierta forma.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>