Queman y enferman

Poco se ha investigado sobre los resultados de los incendios forestales. Un estudio de Gabriele Pfister, del Centro para la Investigación Atmosférica en Estados Unidos, encontró que incrementan la producción de ozono, que se puede formar cerca al fuego o en otros sitios debido al viento.
Aunque se sabe que esos incendios afectan la calidad del aire al emitir partículas, poco se ha averiguado de sus impactos en la salud.
El ozono cerca de la superficie provoca tos, irritación de la garganta y agravamiento del asma, la bronquitis y el enfisema. Además daña plantas y afecta las cosechas.
El estudio se publicó en Geophysical Research Letters.
En la foto se aprecia un incendio en Turquía, a comienzos de agosto, captado por un satélite de la Nasa.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>