Sin querer queriendo: hacia la clonación de humanos

Aunque el tema estaba calmado, los científicos continuaban trabajando. Sí. Han pasado 17 años desde la clonación del primer animal, la oveja Dolly, lograda por Ian Wilmut y su equipo en el Instituto Roslin en las afueras de Edimburgo.

Y aunque muchos comenzaron a aventurarse en el camino de clonar un humano, sin mucho éxito, ayer el journal Cell presentó un avance excitante:

Shoukhrat Mitalipov, profesor de Oregon Health & Science University y colegas tuvieron éxito en reprogramar células humanas de la piel llevándolas a su estado embrionario. El propósito no era generar clones humanos sino producir líneas de células madre embrionarias, que se pueden desarrollar en cualquier tipo de células: músculo, corazón, nervio o de cualquier otro tejido. El proceso solo tomó unos meses.

Aunque se han clonado muchas otras especies mediante la transferencia nuclear, las células humanas han resistido el proceso.

Esa técnica incluye la inserción de una célula desarrollada totalmente -en el estudio de Mitalipov provinieron de la piel de feto- en el núcleo de un óvulo que es manipulado para que comience a dividirse, un proceso que normalmente solo se da luego de ser fertilizado por un espermatozoide. Tras varios días, la bola de células resultantes contiene un manto de células madre embrionarias con el material genético del donante de las células de la piel, pudiendo generar cualquier clase de célula de esa persona.

En el caso de Dolly, se permitió que las células continuaran desarrollándose en un embrión hasta que fueron transferidas a una oveja para producir la oveja clonada. En el estudio de Mitalipov no continuó porque la idea no era clonar un humano sino obtener células madre embrionarias.

Ahora que la técnica parece funcionar, el proceso sería otra fuente de generar células madre para tratar pacientes. Mitalipov trabaja en promover la técnica para tratar enfermedades mitocondriales

Corresponderá a científicos validar los hallazgos y solucionar las dudas que quedan, como si el proceso funcionará con células más adultas.

Para estandarizar el proceso, Mitalipov cree que se requerirán de 500 a 1.000 óvulos, un estudio que demandará aún muchos años de trabajo.

Quiérase o no, un paso más hacia una clonación humana.

Me interesa y me gusta divulgar temas científicos y medioambientales como una forma de acrecentar el interés por estas temáticas. Espero hacerlo bien cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>