A vuelo de pájaro

Datos que sorprenden: este viernes, la sonda Rosetta pasará mañana a tan solo 800 kilómetros del asteroide 2867 Steins, lo que será aprovechado para una sesión fotográfica con todos los lujos. Y ¿saben? En ese momento la minúscula nave se encontrará a 360 millones de kilómetros de la Tierra. Está tan lejos, que las señales que emite tardan 20 minutos en llegar a la base acá.
¿Se imagina la precisión para manejar la nave? Mientras envía una señal mostrando la posición y recibe la respuesta, han pasado al menos 40 minutos.
La sonda pasará cerca de otros asteroides en el cinturón que hay entre Marte y Júpiter. Su objetivo final es el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.
Se ve acá un dibujo de la sonda cerca del asteroide, cedida por la Agencia Espacial Europea, dueña del proyecto.