La increíble orientación de las abejas

Abejas: Parece que el Sol es vital para las abejas, no por la energía que les proporciona, sino por…
Conocer la posición del Sol es crucial para la comunicación de las abejas. Sin este conocimiento es imposible para los miembros de una colonia interpretar la danza con la que un buscador de comida les indica el sitio donde está el alimento. El ángulo de la danza con respecto a la vertical es el mismo en que las buscadoras deben deben volar en relación con la posición del Sol para buscar el néctar. ¿Cómo se comunican cuando el Sol está fuera de vista? Según William Towne, de Kutztown University of Pennsylvania, los insectos memorizan la posición del Sol durante el día, pero para que ese mapa solar signifique algo, las abejas deben haber aprendido la posición del Sol con relación a algún aspecto de su mundo al cual puedan referirse.
Fue Fred Dyer quien primero mostró que las abejas orientan su memoria de la posición del Sol con relación al paisaje local, en los 80.
Towne acaba de reafirmar con sus estudios los hallazgos de Dyers, contrario a algunos estudios posteriores a este que explicaban que algún camino que les era familiar hacía de referencia.
El estudio fue publicado en The Journal of Experimental Biology.

Ellos se acaban y la comida también

Aunque los reportes son consistentes en reportar una disminución en el número de abejas y otros polinizadores, científicos australianos encabezados por Saul Cunningham y colegas, demostraron que hasta ahora tal situación no ha incidido en el crecimiento de los cultivos. La mayoría de cosechas han crecido un 1,5 por ciento anual de 1961 a 2006 dadas las mejoras en agricultura.
Pese a ello, se encontró cierta disminución en cultivos altamente dependientes de los polinizadores, pues el crecimiento fue menor frente a aquellos que no dependen de esa acción natural.
Un anuncio agridulce en un momento de honda preocupación por el futuro de los principales productos alimenticios agrícolas.