Resumen científico de la semana

Foto  MSUniversity

Foto MSUniversity

1. Detente en mi nombre

Científicos probaron en la naturaleza un caso de aposematismo: las mariposas nocturnas tigre, fuente alimenticia de los murciélagos, envían señales acústicas a estos para advertirles que no son nada sabrosas. Ese mecanismo es usado por distintas especies pero de manera visual, como tener un color más vivo. Pero como los murciélagos no ven bien, estos insectos desarrollaron una manera de defenderse mediante el sonido. El hallazgo fue publicado en Plos One.

2. Tierra oxigenada

Aunque se ha sostenido que al principio la Tierra no tenía oxígeno, un hallazgo en micrometeoritos de hace 2.700 millones de años sugiere que la oxigenación llegó antes de lo creído, en las mismas cantidades que hoy. El artículo apareció en Nature. Estaba presente en la atmósfera superior, separada por una neblina de metano de la capa baja de la atmósfera que no contenía el gas.

3. Conductores trabados

Un estudio de una fundación para la seguridad del tráfico encontró que en el estado de Washignton, Estados Unidos, donde se legalizó la marihuana, los accidentes de autos con conductores ‘elevados’ se duplicó, lo que plantea algunas dudas sobre la autorización para conducir bajo los efectos de la hierba en momentos en que crece la presión para permitir su uso en varias regiones.

4. Genética educativa

Un estudio publicado en Nature encontró que existen 74 puntos del genoma relacionados con el rendimiento escolar y si bien su incidencia en conjunto no es demasiado alta, sí es clara. Estudios precios decían que cerca del 20% del resultado escolar se debía a al genética. Ahora se encuentran sitios específicos, pero se cree que falta mucho por conocer sobre el tema.

5. Hacha antediluviana

En Australia, en la remota región de Kimberley, arqueólogos encontraron la que parece ser el hacha más antigua que data de la Edad de Piedra, hace 45.000 a 49.000 años, muy cerca al momento en que los humanos llegaron a esas tierras. El fragmento había sido desenterrado a comienzos de los 90, pero el análisis permitió saber ahora que estaba en un estrato de mucha más antigüedad. El hacha fue una innovación para esos primeros pobladores australianos. El hallazgo apareció en Australian Archaeology.

6. Más y más y más

De un solo golpe, astrónomos anunciaron la confirmación de 1.284 planetas extrasolares, con lo que asciende a 3.409 el número de esos mundos detectados hasta ahora, con cientos de candidatos en espera de confirmación. El hallazgo se logró gracias al telescopio espacial Kepler de la Nasa, dedicado a buscar planetas en otras estrellas.

7. Medicina insensible

Cuando las personas consumen acetaminofén para reducir su dolor, sienten menos compasión por el dolor físico y emocional de los demás sugiere un estudio publicado en Social Cognitive and Affective Neuroscience. Una especie de analgésico social. Ese compuesto es empleado en más de 600 medicinas de uso común. Otro estudio ya había mostrado que ese compuesto bloquea las emociones positivas.

8. Promesa malárica

Un candidato a vacuna contra la malaria brindó protección a adultos voluntarios sometidos al Plasmodium falcíparum, protección durante más de un año en el ensayo en fase 1 reveló un estudio en Nature Medicine, lo que convierte al compuesto denominado PfSPZ en una opción seria que continuará evaluándose en otras fases. La malaria mata cerca de 500.000 personas cada año en regiones tropicales inoculada por mosquitos Anopheles.

9. No envuelva los bebés

El riesgo de muerte súbita en los bebés parece tener un incremento cuando son acostados envueltos en cobertores, sea que duerman de lado o sobre su estómago dice el estudio aparecido en Pediatrics. La investigación analizó casos de muerte súbita en distintas regiones encontrándose un aumento en los bebés envueltos, siendo mayor en aquellos que eran acostados de lado.

10. Cuidado si tiene hambre

Un estudio aparecido en Neuropsychopharmacology encontró que cuando las personas tienen mayores niveles de grelina, hormona asociada al hambre, son más impulsivas y no toman las mejores decisiones. La investigación se hizo con ratas y abre las puertas a nuevos tratamientos de problemas psiquiátricos asociados a la impulsividad.

El acetaminofén distrae a las personas

Foto Wikipedia Commons

Foto Wikipedia Commons

Muy útil para eliminar o reducir el dolor, pero el acetaminofén estaría haciendo algo más que eso: haría a las personas más susceptibles de… cometer errores.

El dolor físico y el rechazo social comparten un proceso que se experimenta como malestar y se encuentran en la misma parte del cerebro.

Estudios recientes han mostrado cómo el acetaminofén inhibe el dolor, a la vez que estudios comportamentales sugieren que también inhibe respuestas evaluadas. Estudios anteriores de Dan Randles, cabeza de la investigación, han encontrado que las personas reaccionan menos ante determinadas situaciones bajo el efecto del acetaminofén.

La idea central del nuevo estudio, dijo, es que “no entendemos bien cómo afecta el cerebro. Mientras ha habido investigación reciente sobre los efectos en la conducta, queríamos ver qué pasa neurológicamente”.

Dl estudio con dos tipos de personas se desprende que parece que ese medicamento hace difícil que las personas reconozcan un error, lo que puede tener implicaciones para el control cognitivo en la vida diaria dijo el autor.

Ese control es una función neurológica importante dado que todo el tiempo la gente está en tareas cognitivas que fluyen de manera automática al leer, caminar o conversar. Estas tareas requieren poco control cognitivo porque son procesos neurológicos bien establecidos.

Algunas veces usted necesita interrumpir los procesos normales o le llevarán a un error, como cuando usted está hablando con un amigo mientras cruza una calle, debería estar atento para reaccionar ante un conductor equivocado”.

Eso necesita control cognitivo porque se necesita interrumpir el proceso.

El estudio indicaría que quienes toman acetaminofén cometen más esos errores sin saberlo.

Por eso se analizará más si ese compuesto está haciendo que la gente ‘se eleve’ mentalmente y se distraiga.

El estudio fue publicado en Social Cognitive and Affetctive Neuroscience.

El acetaminofén reduce las emociones

La medicina con un doble efecto: físico y emocional

Quita el dolor, no hay duda. Pero también podría reducir las emociones.

Sí, el acetaminofén tiene un efecto que era desconocido: reducir el placer. Un estudio aparecido en Psychological Science reveló que los participantes que tomaron esa sustancia reportaron menos emociones fuertes relacionadas tanto con fotos placenteras como con otras desagradables.

Estudios anteriores habían demostrado que ese ingrediente trabaja no solo sobre el dolor físico sino también sobre el dolor sicológico. El nuevo estudio va más allá al demostrar que también reduce la intensidad con la que se sienten las emociones positivas, indicó Geoffrey Durso, cabeza de la investigación en The Ohio State University.

Es decir, tomar ese medicamento podría tener consecuencias mayores a las consideradas hasta hoy.

“Puede ser visto como un liberador multipropósito de emociones”, dijo, no solo del dolor físico.

Una situación clara es que las personas no se dan cuenta de cómo se impactan sus emociones cuando toman acetaminofén. “La mayoría probablemente ni se entere”, dijo.

En el estudio se trabajó con 82 participantes, a la mitad de los cuales se suministraron 1.000 miligramos y a la otra un placebo. Luego se esperó 60 minutos a que obrara.

Después se les mostraron 40 fotos de bases de datos usadas para generar respuestas emocionales.

No se sabe si otros analgésicos como ibuprofeno y la aspirina tendrían el mismo efecto.

Ojo con el acetaminofén

Alto ahí: sí, es muy usado y requerido para tratar dolores y se abusa pese a tener serios inconvenientes.

Sí, el acetaminofén. La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) pidió a los médicos no recetar medicinas combinadas que tengan más de 325 miligramos de acetaminofén por el riesgo de que se afecte el hígado.

No hay pruebas de que tomar más de esa cantidad provea un beneficio adicional que supere el riesgo de un daño hepático, dijo esa oficina en un comunicado.

Una droga combinada es aquella que contiene dos o más drogas.

No es extraño que el acetaminofén se utilice en combinación con opioides como oxicodona, hidrocodona y codeína.

La agencia no advirtió sobre productos de dispensador como Tylenol que contiene aquel compuesto pues expedirá otra norma al respecto.

“Muchos consumidores no están enterados a menudo de que muchos productos (de prescripción o en dispensador) contienen acetaminofén, haciendo que accidentalmente se tome mucho”, agregó la FDA.

La sobredosis de acetaminofén es una de las intoxicaciones más frecuentes en el mundo, según los Institutos de Salud de Estados Unidos.

Tomar mucho de este analgésico puede llevar a la falla hepática o a la muerte.

La dosis máxima para adultos fijada por la FDA son 4.000 miligramos por día. Una sola tableta, por lo general, contiene 500.

No solo pueden sufrir daño hepático quienes abusen, también aquellos que ingieren alcohol mientras consumen el acetaminofén.

Acetaminofén: una bonita manera de intoxicar el hígado

Hay personas que se matan de una, otros que se matan lentamente. Unos que se mueren sin darse cuenta, otros sufriendo gota a gota.

Pero ojo con el acetaminofén, tan buen amigo que lo vemos: es una buena y tal vez no tan bonita manera de morir por envenenamiento del hígado.

Un informe de la FDA indica que más de 600 medicamentos contienen acetaminofén, tanto prescritas como de venta libre, para aliviar el dolor como para rebajar la fiebre.

Si se toman de manera correcta, no hay problemas. Pero si se abusa, sobreviene un daño hepático severo.

Hoy se ingiere este ingrediente activo por todo: que la gripa, que duele la cabeza, que el cansancio, que esto y aquello.

Alivia, recuerda la FDA, el dolor moderado de cabeza, muscular, menstrual, de garganta, de diente, en la espalda y también aminora la fiebre. Es común que se use en combinación con más de un ingrediente para tratar más de un síntoma (para la gripa venden cápsulas de doble, triple y no se cuántas más acciones).

Muchos no saben esto o no le prestan atención. Fathia Gibril, supervisora médica de la FDA explica que “si usted ingiere más de una medicina al tiempo, puede estar en riesgo de dañar su hígado”.

Los síntomas por sobredosis de acetaminofén pueden tardar días en aparecer y a veces se confunden con los del resfriado. El máximo recomendado para adultos es 4.000 miligramos por día.

No es un juego. En enero de 2011 la FDA reportó que la mitad de las sobredosis por prescripción de medicinas que contenían acetaminofén respondían por casi la mitad de los casos de daño hepático por uso de ese principio activo en Estados Unidos.

La situación es peor cuando se ingiere alcohol mientras se toma acetaminofén: más de tres bebidas al día hacen la diferencia.

Ciencia curiosa, curiosidades científicas

¿Medicinas a cualquier hora? Uhmmm… No pocos doctores recomiendan las medicinas del corazón en la mañana. Hoy, un estudio de científicos de la University of Guelph (Canadá) revela que la hora del día es importante en este tipo de medicamentos. La enzima convertidora de angiotensina, suministrada por ejemplo a pacientes con alta presión arterial o luego de un ataque cardiaco o en una insuficiencia, mejora la estructura del corazón y su función cuando se toma antes de ir a la cama en la noche. Al administrarse durante el tiempo de vigilia, esos inhibidores no son más efectivos que el placebo, dijo el estudio. Dentro de esos medicamentos se encuentran el Enalapril, el Captopril y Lisinopril. El estudio fue conducido en ratones con presión arterial alta. Bien curioso.

Saque la vara, señor orangután. Los orangutanes arborícolas toman a veces un descanso para descender de las copas de los árboles y explorar los estanques y lagos y quizás agarrar un pez mientras están allí. Un día, la antropóloga Anne Russon noto 17 intentos de orangutanes que intentaban, algunas veces con éxito, coger un pez, en ocasiones clavándoles un palo antes de comérselo. Podría ser la primera vez que se ve orangutanes pescando, dijo Russon a Science News. Esa conducta ha sido observada en otros primates, como los chimpancés. Curioso.

Perras listas. Cuando una pequeña pelota desaparece tras un árbol y reaparece más grande, los humanos reconocemos el engaño de una vez. Al examinar la respuesta en perros, investigadores detectaron que las perras eran mejores que los perros para identificar esos cambios, según un estudio publicado en Biology letters. Ellas miraban durante más tiempo las pelotas que reaparecían con distinto tamaño que aquellas que salían con el mismo tamaño. Para los científicos, podría deberse a procesos evolutivos dado que las hembras necesitarían más ser capaces de diferenciar entre sus cachorros, aunque otros científicos no están de acuerdo. Pero indica que en estudios con animales, no sobra mirar ambos sexos. Curioso.

Una advertencia médica. Aunque hay medicinas que se emplean durante años sin problemas aparentes, a veces se descubren ciertas complicaciones. Los tomadores crónicos de acetaminofén tienen un riesgo mayor de desarrollar cáncer de la sangre, según un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology. El aumento del riesgo no es muy elevado, pero el estudio suma en el creciente cuerpo de literatura que vincula el cáncer y los analgésicos. Estudios previos sugieren, por ejemplo, que la aspirina aumenta la supervivencia tras un cáncer de colon aunque eleva el riesgo de sangrados por úlceras. No está claro porqué el acetaminofén causaría cáncer. Bien curioso.