Aditivos en las comidas procesadas enferman

Una pata más que le nace al cojo: 2 de los 15 más comunes emulsificantes que unen los componentes aguados y aceitosos de las comunidades procesadas pueden alterar la microbioma del intestino y reducir la capa de moco que separa las células inmunes y las bacterias, lo que puede conducir a inflamación y al síndrome metabólico según un estudio en Nature.

Para decirlo más sencillo: 2 de los aditivos de los alimentos procesados son malos para la salud.

El estudio se hizo con ratones. Aquellos que los consumieron eran más proclives a desarrollar una variedad de síntomas que son las señales de esas enfermedades.

Se trata de los emulsificantes carboximetilcelulosa o polisorbato 80. Con niveles suministrados de 0,1 a 1%, el máximo recomendado por la FDA, los ratones proclives a la inflamación tenían dos veces más riesgo de desarrollar colitis; los dos grupos de ratones comieron más, ganaron 7% de su peso corporal, desarrollaron resistencia a la insulina, tenían niveles más altos de azúcar en la sangre, todos componentes del síndrome metabólico.

En lso ratones que ingirieron el emusificante la capa que separa la microbioma del contacto con las células inmunitarias desencadenando inflamación se redujo en la mitad. Al tiempo, la población de especies de bacterias en el intestino varió. Aquellas que pueden comer a través del moco se hicieron más populosas mientras disminuyeron las especies que producen químicos antiinflamatorios.

Los emulsificantes son comunes en el helado, las vinagretas y muchos otros alimentos empacados, pero no se conoce aún cómo afectan el intestino humano.

Por eso la recomendación de los investigadores es ingerir menos alimentos procesados.

Las evidencias de este y otros estudios parecen contundentes.