Secuenciaron la célula más famosa ¡y es bien loca!

Una célula sobre la cual se han escrito más de 60.000 artículos es noticia una vez más: su genoma fue decodificado.

Se trata de la célula humana más famosa de todas, la línea HeLa, que se originó en un tumor cervical mortal en una paciente llamada Henrietta Lacks.

Establecida luego de que Lacks falleció en 1951, fueron las primeras células en ser cultivadas sin problema en laboratorio. Han sido fuente para aquella inusitada cantidad de artículos de investigación y sirvieron para el desarrollo de la vacuna contra la polio en los 50. Más reciente, fue parte de la iniciativa internacional para caracterizar el genoma, el proyecto Encode.

Un estudio previo demostró que las células HeLa, como otros tumores, tienen genomas repletos de errores con una o más copias extras de varios cromosomas. Para mirar más de cerca esas alteraciones, un equipo dirigido por Lars Steinmetz, genetista del European Molecular Biology Laboratory en Heidelberg, Alemania, secuenciaron esa línea celular y la compararon con un genoma humano de referencia. Los resultados se publicaron en G31.

Se confirmó que esas células contienen una versión extra de la mayoría de los cromosomas, con más de 5 copias de algunos. Varios genes aparecen duplicados mucho más, con 4, 5, 6 copias a veces presentes en vez de las usuales 2. Es más: segmentos grandes del cromosoma 11 y de varios otros fueron ‘revueltos’ como una baraja de cartas, alterando de manera sustancial la disposición de los genes.

Sin la secuencia de las células sanas de Lack o de su tumor original, es difícil trazar el origen de las alteraciones. Steinmetz señaló que otros tumores cervicales masivos tienen reacomodos masivos en el cromosoma 11, por lo que los cambios en la célula HeLa pudo haber contribuido al tumor de Lack.

Habiendo sido replicado en laboratorios de todo el mundo durante 6 décadas, las células HeLa también acumularon errores no presentes en el ADN original del tumor. Es más, no todas las células son idénticas por lo que sería interesante descifrar su evolución.

El estudio pone a dudar sobre el uso de estas células como modelo celular en biología humana dada su alta variabilidad: más de 2.000 genes aparecen en niveles más altos que aquellos de tejidos normales debido a sus duplicaciones.

Corazones a la carta

Es un sueño, un viejo sueño que podría ser realidad. ¿Por qué la piel rasguñada se regenera con facilidad, pero no los tejidos del corazón afectados por un infarto?

En la Universidad de Tecnología en Viena, se desarrollan sustancias químicas que convierten las células progenitoras en células funcionales de corazón, con latido y todo. Un descubrimiento que abre la puerta a una nueva clase de medicina regenerativa.

Las células madre embrionarias se pueden convertir en casi toda clase de tejido. Las células madre adultas pueden incluso convertirse en distintos tipos de células, pero su potencial de diferenciación es reducido. “Los mecanismos que influyen en la diferenciación de células madre en tejido aún están lejos de ser comprendidos”, expresó el profesor Marko Mihovilovic. No obstante, su grupo ha sintetizado sustancias que controlan el proceso de diferenciación. Las células progenitoras pueden ser convertidas en células del corazón, que eventualmente comienzan a latir en un disco petri.

“Se conocen varias sustancias que influyen en el desarrollo del tejido de corazón. Hemos sintetizado y probado sustancias con potencial cardiogénico”, dijo Thomas Lindner, estudiante de doctorado. Los químicos han sido probados en células progenitoras en ratones. “Los derivados de triazina que usamos son más eficientes en convertir las células madre en células de corazón que cualquier otra sustancia que examinamos antes”, dijo Miholovic.

El adelanto clave del método desarrollado en Viena es su flexibilidad. Ahora la meta es convertir esa herramienta farmacológica en una droga farmacéutica para humanos. “Es crucial develar el modo exacto de acción. Queremos conocer en el plano molecular cómo los derivados de triazina in fluyen en el desarrollo de células”.

“Queremos abrir la puerta a una nueva clase de medicina regenerativa. En el momento, domina la medicina de trasplantes, pero sería mucho mejor crear tejido en el laboratorio con el ADN del propio paciente, con lo que se elimina el rechazo de tejido”.

Algún día se tendrá el desarrollo indicado: corazones a la carta.

Imagen TU Wien.

Mi selección de las 10 noticias científicas de la semana

1. Solo quedarán los copitos de nieve

Los glaciares colombianos sigue desapareciendo a paso acelerado, reveló un nuevo informe del Ideam, por lo que en unos 30 años solo quedará su recuerdo y, quizás los copitos de nieve o chulados que venden en las calles.

En 30 años se ha perdido el 57% de la masa glaciar y solo quedan seis nevados, todos por encima de los 5.100 metros: Ruiz, Santa Isabel, Tolima, Huila y las sierras nevadas del Cocuy y Santa Marta,

2. Un mundo perdido

Científicos de Oslo reportaron el hallazgo de un minicontinente sumergido entre Madagascar y la India, que pudo partirse de es isla hace muchos millones de años. El estudio fue publicado en Nature Geoscience. Se le llamó Mauricia en honor a la isla Mauricio donde se encontraron restos de circonio que hablan de ese mundo en el que seguramente no alcanzó a haber vida avanzada. El subcontinente se habría hundido hace más de 660 millones de años.

3. Tercer anillo sobre la Tierra

La Nasa informó que las sondas Van Allen descubrieron un tercer anillo o cinturón alrededor de la Tierra, con espacio entre ellos, que protege el planeta de la radiación solar y que es afectado por las tormentas solares. Esa región vecina es importante para la vida humana hoy pues allí se mueven satélites de comunicaciones y GPS.

El descubrimiento muestra la naturaleza dinámica y variable de los cinturones de radiación, llamados de Van Allen por su descubridor, y mejora el entendimiento de cómo responden a la actividad solar. El estudio fue publicado en Science.

4. Se busca pareja. Motivo: viaje a Marte

El multimillonario Dennis Tito, quien en 2001 se convirtió en el primer turista espacial, fundó una empresa con el propósito de realizar en 2018 la primera misión tripulada a Marte. Sería un viaje de 501 días. Para el mismo se seleccionaría una pareja, posiblemente casados, para que se acompañen en la soledad del espacio. La nave no aterrizará en el planeta rojo, sino que lo sobrevolaría a baja altura. Para la misión se emplearían naves desarrolladas ya por algunas empresas. El anuncio de la misión se hizo esta semana.

5. La vacuna que los durmió a todos

A lo que habían reportado ya varios países se sumó el Reino Unido: la vacuna de GlaxoSmithKline Pandermix empleada para proteger personas por una posible pandemia de influenza H1N1 en 2009, produjo narcolepsia en distintos usuarios, un serio desorden del sueño, según reportó Nature.

La vacuna producía mucho sueño en el día, acompañado por cataplexia, una debilidad súbita de los músculos.

Los científicos revisaron casos de 245 pacientes de 4 a 18 años de edad en centros neurológicos y del sueño en el Reino Unido, concluyendo que produjo un riesgo 16 veces mayor de narcolepsia, lo que corresponde a entre 52.000 y 57.000 vacunas asociadas con ese desorden.

Suecia y Finlandia habían reportado lo mismo en 2011.

6. La Iliada entró en producción

Tal como rastrean genes pasta el origen de alguna especie o persona, científicos rastrearon algunos detalles d ella Illiada de Homero para ver cuándo fue escrita la clásica obra de literatura que narra la batalla entre Agamenón y Aquiles.

Genetistas publicaron en Bioessays que esa obra fue escrita hacia el año 760 antes de Cristo, con un margen de error de solo 50 años.

Los investigadores aplicaron métodos estadísticos filogenéticos a la evolución del lenguaje para diferenciar los vocablos homéricos, del griego moderno y el hitita.

7. Antiquísimas biomoléculas

Aunque los científicos han creído que las moléculas orgánicas complejas no pueden sobrevivir la fosilización, restos de criaturas marinas de hace 350 años descubiertos en Estados Unidos retan tal creencia según reporte en el Astrobiology Magazine. Habrían sido halladas en animales con patas emplumadas que sucumbieron en alguna tormenta en el periodo Carbonífero. Sus esqueletos porosos pronto se confundieron con el sustrato en el que quedaron, pero algunos de esos poros permanecieron intactos con sus moléculas orgánicas.

8. Las telarañas pueden  frenar trenes

En una escena de El hombre Araña en 2004, este desplegaba su telaraña para frenar un tren subterráneo. Estudiantes de física del Reino Unido calcularon si eso podría suceder con una telaraña real, de las que elaboran las arañas y en un artículo titulado Doing Whatever a Spider Can publicado en el Journal of Physics Special Topics de la Universidad de Leicester demostraron que sí podría parar un tren de verdad.

La telaraña de la película, establecieron en sus cálculos, es proporcional a la de las arañas, de modo que sí podría frenar esa potente máquina. De hecho, científicos consideran las telarañas reales como más fuertes que el acero.

9. Un planeta en el útero

Con el Very Large Telescope de la ESO astrónomos vieron por primera vez un planeta en formación aún inmerso en un grueso disco de gas y polvo cerca a la joven estrella HD 100546 a 335 años luz de la Tierra. Parece que será un planeta gasesoso similar al tamaño de Júpiter. Esa estrella ha sido muy estudiada y se ha sugerido la existencia de un planeta que orbita a 6 veces la distancia Tierra-Sol, o sea 900 millones de kilómetros.

El planeta bebé se halla a unas 70 veces la distancia Tierra-Sol, lo que equivaldría a la región donde en nuestro Sistema Solar se hallan cuerpos menores como Eris y Makemake, en el cinturón de Kuiper.

10. ADN espacial

Con nueva tecnología en telescopios y laboratorios, científicos descubrieron un par de moléculas prebióticas en el espacio interestelar, lo que sugiere que algunos químicos básicos que son claves para la vida se pueden haber formado en los granos de hielo que flotan entre las estrellas. El hallazgo se hizo a 25.000 años luz, cerca al centro de la Vía Láctea, gracias al telescopio de Green Bank. Los químicos hallados allí en esa nube incluyen una molécula que se piensa es es un precursor clave del ADN y otra que puede haber tenido un rol en la formación del aminoácido alanina.

Leche materna abunda en bacterias

No cabe la menor duda: la microbiota intestinal es determinante en la salud de los pequeños. Y aunque proviene por distintos medios, uno de ellos es la leche materna.

Sí: científicos españoles establecieron el mapa de esos microorganismos en la leche materna, la principal fuente de alimentación en los neonatos y encontraron que es mucho más amplia de lo creído: unas 700 especies que la madre pasa al hijo.

Hasta ahora, dijeron, no se conocía la composición de esa masa bacteriana. Mediante una técnica de secuenciación masiva de ADN se identificó un conjunto de bacterias dentro de la leche, el microbioma.

El calostro es la primera secreción de las glándulas mamarias tras el parto. En algunas muestras del líquido, se hallaron más de 700 especies de microorganismos, de acuerdo con la publicación en el American Journal of Clinical Nutrition.

Los coautores María Carmen Collado, del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos y Alex Mira del Centro de Altas Investigaciones en Salud Pública, dijeron que los géneros de bacterias más comunes en el calostro fueron Weissella, Leuconostoc, Staphylococcus, Streptococcus y Lactococcus.

En el fluido desarrollado entre el primero y el sexto mes de alimentación, se observaron bacterias típicas de la cavidad oral, como Veillonella, Leptotrichia y Prevotella.

“No pudimos determinar aún si esas bacterias colonizan la boca del bebé o si la bacteria oral del niño alimentado con el pecho entra en la leche y cambia su composición”, dijeron.

El estudio mostró además que la leche de madres más obesas o aquellas con un peso mayor al recomendado contiene menor diversidad de especies.

El tipo de nacimiento también afecta el microbioma de la leche: la de las madres sometidas a cesárea es diferente y no tan rica en microorganismos que la de las mamás con parto vaginal. Sin embargo cuando la cesárea no era planeada, la composición era muy similar a la de las madres con alumbramiento vaginal.

Esto sugiere que el estado hormonal de la madre en el trabajo de parto juega un rol en la composición. “La ausencia de señales de estrés fisiológico, así como las señales hormonales del trabajo de parto, podrían influir en la composición microbiana y en la diversidad d ella leche”, expresaron los investigadores.

Si quiere beba, pero el alcohol sí da cáncer

No pocos tipos de cáncer han sido asociados al consumo de alcohol, pero no siempre se ha informado sobre cuánta puede ser esa incidencia.

Un nuevo informe reveló que 1 de cada 30 muertes por cáncer tiene como culpable al alcohol. Es decir, el 3% en promedio.

Sí, en promedio porque en el caso del cáncer de mama la contribución es del 15%.

Las noticias no pueden ser más desalentadoras para los consumidores de alcohol. No es que haya que emborracharse para que el efecto se dé. No. Cerca del 30% de todas las muertes por cáncer relacionadas con alcohol se vinculan con un consumo de 1,5 o menos bebidas al día. Es decir, 1% de todas las muertes por cáncer.

Como dijo David Nelson, director del Programa de Becas para la Prevención del Cáncer del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, el alcohol es un agente cancerígeno a la vista de todos, pero las personas simplemente no lo ven.

“Las personas que usaban más alcohol tenían un mayor riesgo, pero en realidad no hubo un nivel seguro de consumo de alcohol”, enfatizó el investigador a HealthDay.

Hay otro asunto que inquieta: se dice que beber en moderación ofrece beneficios cardíacos, pero Nelson informó que en un contexto más amplio el alcohol causa 10 veces más muertes que las que previene.

Con el cáncer se seno en mujeres, los de boca, garganta y esófago fueron causas comunes de muerte por cáncer relacionadas con el alcohol, explicando 6.000 muertes al año (en Estados Unidos).

Las bebidas alcohólicas se relacionan además con los cánceres de hígado, colon y recto en hombres.

Tal parece, de acuerdo con la American Cancer Society, que el alcohol podría actuar como un irritante químico sobre las células sensibles, impidiendo la reparación del ADN o afectando las células de otras formas.

O podría ser una especie de solvente de carcinógenos como los que se hallan en el humo del cigarrillo, ayudándoles a entrar en las células.

Mucho por investigar, pero se le revuelve el estómago a uno…

Qué desorden de criatura

Si tenenos 46 cromosomas y no nos entendemos aún, ¿qué decir de Oxytricha trifallax, una pequeña criatura de estanques? Posee 15.600 cromosomas.

El ADN está empacado en estas estructuras. Las moscas de las frutas tienen 8, los perros 78, pero la organización es en esencia la misma. Científicos secuenciaron el genoma de ese organismo, que no es animal ni planta sino protista -parte de los reinos de la vida que incluye algas y amebas, y encontraron un enorme caos.

Compuesto de una sola célula, nunca crece más de un cuarto de milímetro. Nada en estanques en busca de microbios para comer y se mueve batiendo sus pequeños pelos, las cilios, de donde su grupo obtiene el nombre: los ciliados.

Dentro de su célula posee dos núcleos que contienen el ADN. Uno de estos, el micronúcleo, porta la edición completa de su genoma, tal como un núcleo en nuestras células. Es el estante de la enciclopedia. Pero mientras el material en nuestro núcleo debe ser decodificado constantemente y transcrito para que podamos vivir, el núcleo de Oxytricha está inactivo: a duras penas esa enciclopedia es leída.

En vez de esta, depende de una segunda estructura llamada el macronúcleo. Es un desorden. Todo el ADN en el micronúcleo es copiado miles de veces y movido al macronúcleo. En el proceso, se parte en decenas de miles de puntos, se reorganiza y es cortado. Lo que queda es una colección de miles de nanocromosomas que contienen toda la información que Oxytricha requiere para sobrevivir. Esta es la materia que es decodificada y transcrita, usada y reutilizada mientras las originales acumulan basura.

Aceptémoslo: este es nuestro antepasado

Aunque parezca difícil de aceptarlo, una pequeña criatura de cola peluda fue nuestro antepasado directo. Un ancestro de hace decenas de millones de años.

No solo nuestro ancestro, sino el de ratones, elefantes. Tigres, ballenas y osos, entre muchos otros mamíferos: los placentarios.

En el journal Science científicos reportaron la confirmación de que este es nuestro ancestro, que vivió poco después de la desaparición de los dinosaurios.

“Especies como los roedores y los primates no compartieron la Tierra con los dinosaurios no aviares, sino que surgieron de un ancestro común, un pequeño animal que se alimentaba de insectos, poco después de los dinosaurios”, expresó Maureen O’Leary, de Stony Brook University en Nueva York.

En el hallazgo y análisis participaron 23 científicos de muchos lugares del mundo que reconstruyeron la apariencia de este hipotético ancestro, desde su cerebro y huesos del oído interno a sus ovarios y hasta presentaron cómo debieron lucir sus espermatozoides.

La rama más extensa de los mamíferos actuales es la de los placentarios, a diferencia de marsupiales o monotremos que desarrollan los fetos en huevos.

“ Hay más de 5.100 especies vivas placentarias que exhiben una enorme diversidad”, dijo Nancy Simmons del American Museum of Natural History.

El origen de este grupo ha sido motivo de controversia científica. La evidencia fósil apunta a su aparición tras la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años, pero análisis genéticos los sitúan mucho más atrás en el tiempo.

Para ayudar a resolver la polémica, el grupo de científicos trabajó durante 6 años en el Ensamblaje del Árbol de la Vida, un estudio que adoptó dos aproximaciones evolutivas, los datos moleculares y los morfológicos.

El grupo molecular reunió secuencias de ADN de animales vivos, el otro de vivos y extinguidos. El primero se limitó a los mamíferos vivos pues no se puede extraer el ADN de aquellos de más de 30.00 años, por lo que los datos morfológicos fueron claves en la exploración de las ramas más antiguas de la familia de mamíferos, con lo que lograron una cantidad de in formación sin precedentes de cada uno de los 83 mamíferos que investigaron.

De todo los datos de mamíferos vivos y extinguidos, los científicos extrapolaron la apariencia del más reciente ancestro común de todos los mamíferos placentarios.

Tras eso, trabajaron con un artista para ilustrar el ancestro. Además de su cola peluda, los investigadores sugieren que la criatura de 4 patas probablemente se alimentaba de insectos y pesaba entre 6 y 245 gramos y estaba más adaptado para correr que para otras formas de movimiento. También su corteza cerebral, la parte del cerebro ligada a procesos mentales superiores estaba posiblemente doblada, un doblez ligado a una mayor actividad cerebral.

“Miramos todos los aspectos de la anatomía mamífera, del cráneo al esqueleto, los dientes, los órganos internos, los músculos y hasta los patrones de la piel. Utilizando el nuevo árbol de la familia de los mamíferos con todos estos datos anatómicos logramos reconstruir cómo debió ser este ancestro placentario común”, dijo John Wible, del Museo Carnegie de Historia Natural.

La investigación sugiere también que todos estos mamíferos aparecieron al final de la era de los dinosaurios, con el ancestro original desarrollándose unos 200.000 a 400.000 años luego del evento.

Dibujo de nuestro ancestro. Cortesía Carl Buell

Producirán camello tipo farmacia

No parecen tener nada en común un camello, la insulina ni la hemofilia, pero podrían tenerlo pronto, tal vez a finales de año.

Científicos en Dubai trata de crear un camello modificado genéticamente para que en su leche produzca proteínas farmacéuticas que permitan manufacturar medicinas más baratas para el Oriente Medio y el norte de África, reveló SciDev. Entre estas, insulina, factor de coagulación y hemofilia.

El desarrollo lo encabeza Nisar Wani, jefe del Reproductive Biology Laboratory at en el Camel Reproduction Center, Dubai, Emiratos Árabes Unidos.

El costo de la leche de camello es similar a la de vaca en los mercados de la región, pero la primera va mejor con los climas locales, dijo Wani. Los camellos son muy resistentes a enfermedades, fáciles de mantener en el clima de la región y más eficientes en transformar el alimento en masa corporal.

“Estamos creando células de camello modificadas con ADN exógeno para empelar en la producción de animales transgénicos clonados”. “Espero que por primera vez podamos transferir los embriones transgénicos a madres subrogadas a fines de año”.

Wani no sabe cuándo nacerá el primer animal transgénico pues la tasa de partos de embriones clonados es de solo 5% y se vuelve menor “cuando se utilizan células transgénicas”, agregó.

El científico explicó que ya han superado algunas barreras pero aún requieren mucho trabajo antes de lograr el objetivo.

Para Serge Muyldermans,, de Vrije University en Bélgica, lo que hacen en Emiratos es repetir lo que se ha logrado con el ganado y las cabras.

“Las vacas son mejores para producir proteína transgénica porque producen más leche”, dijo. “Pero los camellos pueden ser tenidos en zonas áridas y vivir en condiciones difíciles, por lo que pueden ser mejores para el Oriente Medio”.

Hay un gen del liderazgo

Aunque hay muchas escuelas de liderazgo ¡ser líder está en los genes!

Sí, las diferencias genéticas están muy asociadas con la probabilidad de que la gente pueda asumir cargos de dirección, según estudio de UCL (University College London).

Publicado en Leadership Quarterly, el estudio sería el primero en identificar una secuencia específica del ADN asociada con la tendencia de los individuos a ocupar una posición de liderazgo.

Con una muestra de gemelos, el grupo internacional que incluyó investigadores de Harvard, NYU y la Universidad de California estimó que un cuarto de la variación en la conducta de liderazgo entre las personas se puede explicar por los genes transmitidos por los padres.

Identificamos un genotipo, rs4950, que parece estar asociado con la transmisión de la capacidad de liderazgo entre generaciones”, dijo Jan-Emmanuel De Neve, autor líder del estudio. “La creencia popular de que el liderazgo es una habilidad es cierta en gran parte, pero demostramos que en parte es también un rasgo genético”.

Para encontrar el genotipo, De Neve y colegas analizaron datos de dos grandes muestras en Estados Unidos. Compararon las muestras genéticas de unos 4.000 individuos con información acerca de sus trabajos y relaciones, hallando que en ambas bases de datos había una asociación importante entre el rs4950 y el liderazgo. Este fue medido determinando si las personas ocupaban puestos de supervisión en su sitio de trabajo.

El equipo halló que aunque adquirir una posición de liderazgo depende en su mayor parte del desarrollo de habilidades, heredar el rasgo también juega un papel importante.

Pese al hallazgo se necesitarán más estudios para entender las formas como rs4950 interactúa con otros factores, como el ambiente de aprendizaje infantil, en la aparición del liderazgo.

Rastrean genoma del feto en sangre materna

Una muestra de sangre de la mamá a las 18 semanas de embarazo y otra de saliva del papá permiten conocer el mapa del ADN del feto, revelaron científicos de la Universidad de Washington. El método fue replicado en otra pareja cerca al comienzo del embarazo y la exactitud fue medida al nacimiento mediante examen del cordón umbilical.

El estudio, encabezado por Jacob Kitzman y Matthew Snyder, en el laboratorio de Jay Shendure, podría ayudar a determinar en el futuro aberraciones genéticas en el feto en las primeras semanas de embarazo.

Desde hace tiempo se sabe que en el plasma sanguíneo de una mujer preñada circulan ADN del feto en gestación. El ADN aparece en el plasma pocas semanas tras la concepción, aumenta durante la gestación y desaparece cuando nace el bebé.

Aunque las concentraciones varían entre individuos, cerca del 10 por ciento del ADN de una mujer embarazada proviene de su feto.

Es así como distintos laboratorios diseñan tests maternales de sangre para determinar problemas en la composición genética. Estas pruebas son consideradas substitutos seguros frente a las invasivas tomas de fluido del útero, un procedimiento común en la práctica obstétrica.

Los nuevos tests buscan unos pocos desórdenes genéticos o anormalidades congénitas específicas, por ejemplo un test para detectar el síndrome de Down debería buscar evidencia de tres copias del cromosoma 21.

Lo que distingue al método de Kitzman, explicó, es la capacidad de evaluar varias y más sutiles variaciones en el genoma del feto, un solo cambio de letra en el código del ADN.

De todas formas, aceptó, se requiere más trabajo para mejorar la técnica y establecer el protocolo, como para reducir costos y automatizar y estandarizar parte del proceso.

Un niño puede tener variantes genéticas no compartidas con sus padres. Estas mutaciones nuevas pueden ocurrir durante la formación del óvulo o el espermatozoide, en o cerca de la concepción. Como estas mutaciones contienen una proporción sustancial de los desórdenes genéticos, su búsqueda es crítica para un diagnóstico genético prenatal completo.

El grupo halló 39 de las 44 mutaciones nuevas que desarrolló un bebé mientras era un feto.

“Este trabajo abre la posibilidad de que podremos escanear el genoma completo del feto para más de 3.000 desórdenes de un solo gen con este test no invasivo”, dijo Shendure.

Dibujo cortesía