¿Por qué son infieles las mujeres casadas?

No quieren divorciarse, no. Las mujeres de edad media que son infieles a sus maridos buscan sexo y pasión. Eso sugiere un nuevo estudio.

Eso se encontró tras analizar datos del sitio AshleyMadison.com, una web para citas dirigida a personas que buscan ser infieles a sus parejas.

¿Va el hallazgo en contravía de la creencia popular de que las mujeres son infieles porque están insatisfechas con sus relaciones? Eso al menos lo cree el autor del estudio, Eric Anderson, profesor de Deportes, Masculinidad y Sexualidad de la Universidad de Winchester en Inglaterra.

Se cree que la infidelidad denota serios problemas en la relación, pero esa creencia surge de la terapia con el sicólogo cuando una mujer es cogida siendo infiel.

“Cuando a usted lo atrapan haciendo algo muy estigmatizado, usted saca excusas, algo como “mi marido no me trata bien, o hay un problema en la relación”, dijo Anderson.

El hallazgo del estudio fue presentado el lunes pasado en el encuentro 109 de la Asociación Sociológica Americana.

Aunque la monogamia es la norma en la sociedad moderna, el adulterio es muy común: 1/3 de los hombres y ¼ de las mujeres en Estados Unidos dicen que han tenido al menos un affair por fuera de su relación habitual en algún punto de sus vidas, de acuerdo con un estudio de 2011 en el journal Archives of Sexual Behavior.

Una investigación en el Journal of Sex & Marital Therapy de 2012 demostró que las mujeres pierden interés en el sexo con sus parejas cuando llevan mucho tiempo con ellas. O sea que es posible que tal como los hombres, ellas estén buscando una motivación sexual extra.

Los investigadores obtuvieron acceso a los perfiles y mensajes enviados por 100 mujeres heterosexuales y casadas que decían estar entre los 35 y 45 años. Eran unas 42.000 líneas de texto. La mayoría solo intercambiaban unos pocos mensajes antes de interactuar fuera de la web o parar la conversación.

“Ellas no sabían que yo leía las conversaciones”, dijo Anderson. Eso le permitió estudiar las motivaciones reales sin que se preocuparan de ser juzgadas.

Dos tercios de las mujeres decían que buscaban más pasión, que siempre involucra sexo. Ninguna quería dejar sus esposos.

La mayoría quería solo un compañero de aventuras y pretendía que hubiera al menos cierta conexión emocional.

“Necesitan un poco de relación para tener una aventura, mientras los hombres son más dados a salir y tener sexo con cualquiera”.

Es posible que ellas, dijo, requieran una conexión emocional para disfrutar el sexo, o que simplemente son racionales y eligen para tener un solo y más envolvente affair.

Al fin y al cabo, tener más puede aumentar la posibilidad de ser sorprendida.