¿Cuál es el animal que vuela más rápido?

Tadarida brasiliensis. Foto Wikipedia

Tadarida brasiliensis. Foto Wikipedia

 

¿Cuál es el animal volador más veloz? ¿Un pájaro? Bueno, la marca mundial la ostentaba el vencejo común con algo más de 100 kilómetros por hora.

Pero su marca acaba de caer con un nuevo estudio. Investigadores del Max Planck Institute for Ornithology en Radolfzell con colegas, americanos, descubrieron que hay un animal que vuela más rápido. Es el murciélago brasileño cola de ratón, que alcanza los 160 kilómetros por hora.

El Tadarida brasiliensis posee un cuerpo aerodinámico y alas más grandes que el promedio de los murciélagos.

Las aves son un modelo para los ingenieros de aviación y son inigualables. Pueden levantar vuelo a velocidades relativamente bajas, mientra un avión necesita 300 kilómetros para decolar. Se debe a su cuerpo aerodinámico tipo proyectil y su peso reducido. Sus alas angostas de las especies más rápidas les permiten una elevada grande en relación con la fuerza aerodinámica invertida.

Los vencejos Apus apus pueden alcanzar 110 kilómetros por hora y son considerados los más rápidos en vuelo horizontal. Los halcones peregrinos llegan a los 300 kilómetros cuando se zambullen, pero los murciélagos, por la estructura de sus alas generan mayor resistencia y no han sido considerados voladores rápidos.

Por lo general los animales de alas angostas vuelan más rápido que los de alas cortas y anchas. Por eso los investigadores seleccionaron el murciélago brasileño para su estudio.

Y quedaron sorprendidos. En ocasiones las hembras, que pesan 11 a 12 gramos, vuelan a más de 160 kilómetros por hora, un nuevo récord de vuelo horizontal.

Los datos se obtuvieron mediante radiotransmisores con solo 0,5 gramos de peso, atados al lomo con una cinta que se entre los 2 y los 5 días. Las señales se localizaban con un receptor móvil en una avioneta.

El estudio apareció en Royal Society Open Science.

Un ave que duerme cuando vuela

La fregata de las Galápagos en vuelo. Foto B. Vorin

La fregata de las Galápagos en vuelo. Foto B. Vorin

En tierra, persona que se duerme al volante unas décimas de segundo, un microsueño, puede terminar en el cementerio, pero en el aire ciertas aves se dan el lujo de dormir por completo cuando andan volando.

Eso dice un estudio con la fregata de las Galápagos publicado en Nature Communications.

Se sabía que los pájaros en sus grandes vuelos migratorios pueden dormir parcialmente, desconectando un hemisferio cerebral, manteniendo un ojo abierto. Pero es la primera vez que se demuestra que pueden apagar todo el cerebro por unos minutos.

De todas maneras las fregatas solo duermen menos de 1 hora al día en sus desplazamientos y no se sabe cómo logra hacerlo.

Las aves tienen grandes capacidades. Se ha demostrado en varias especies que pueden volar sin escalas por días, semanas y hasta meses en sus vuelo alrededor del globo.

El nuevo estudio se hizo con la medición de la actividad cerebral al dormir o estar activos, midiendo las ondas lentas y el movimiento rápido de ojos (Rem).

Se escogieron las fregatas, aves grandes que anidan en las islas Galápagos y que pasan semanas volando sin escalas sobre el océano. Se les añadió una grabadora de vuelo, por decirle así, que portaron en su vuelo de más de 10 días y 3.000 kilómetros. A su regreso les fueron retirados los dispositivos.

Se encontró que vuelan tanto con un hemisferio apagado o con ambos

Al anochecer, podían volar con los dos hemisferios dormidos, aunque predominaba hacerlo solo con uno.

Dormían por completo solo por unos minutos y mantenían el control aerodinámico. Lo hacían con corrientes de aire ascendentes, favorables

Una de las grandes sorpresas fue hallar que solo dormían 42 minutos por día al volar, pero en tierra pueden dormir hasta 12 horas seguidas recuperándose. Es un misterio porqué duermen tan poco en vuelo si no pueden cazar en ese periodo.

Esto sugiere además que el vuelo demanda alta atención.