La rata inmune al cáncer y al envejecimiento

La rata. La rata pelada. La rata pelada y sin cáncer. Científicos de la Universidad de Liverpool secuenciaron por primera vez el genoma de la rata topo desnuda, un roedor resistente al cáncer y que vive más de 30 años.

Nativa de los desiertos de África Oriental posee unas características físicas únicas que le permiten vivir en ambientes difíciles por varios años. Carece de sensación de dolor en su piel y tiene una tasa metabólica baja que le posibilita vivir bajo tierra con poco oxígeno.

La secuenciación pretende entender su longevidad y su resistencia a las enfermedades del envejecimiento, para lo cual se estudiará la reparación del ADN y los genes asociados con estos procesos.

A la fecha no se han detectado cánceres en estas ratas. Estudios recientes sugieren que sus células poseen capacidades antitumorales que no están presentes en otros roedores ni en humanos.

Aunque ha fascinado a los científicos desde hace tiempo, sólo en años recientes se descubrió que podía vivir tantos años, explicó Joao Pedro Magalhaes, del Laboratorio de Biología Integradora: no es más grande que un ratón, que vive 4 años.

Se espera encontrar en su genoma una o más pistas que indiquen porqué humanos y otros animales son más proclives a las enfermedades.

El borrador del su genoma, explicó Mario Caccamo, director de Bioinformática en TGAC, se secuenció en unos pocos días dadas las modernas técnicas usadas.