Los humanos no somos puros

 

Somos una mezcla de distintas especies. Imagen Bob Wilder/University at Buffalo

Somos una mezcla de distintas especies. Imagen Bob Wilder/University at Buffalo

Cerca del 1 al 2% de nuestros genes son neandertales. Es que no somos puros. Y ahora científicos dicen que otra especie de homínino se reprodujo con los humanos hace 200 000 años o algo así. Una especie ‘fantasma’ porque no se ha identificado.  Continuar leyendo

Hallan tataranieto de Eva

¿Será que encuentran el hijo de Eva? Bueno, al menos acaban de identificar uno de sus tataranietos, hablando figurativamente.

Un hombre, pescador más exactamente, que murió a los 50 años hacia el año 315 antes de Cristo, no mucho después de la muerte de Alejandro Magno, es el descendiente más antiguo relacionado con Eva, la mujer conocida como la Eva mitocondrial, el teórico ancestro común de todos los humanos y que debió vivir hace unos 100.000 a 200.000 años.

El fascinante hallazgo fue anunciado ayer.

Si se rastrea el ADN de la mitocondria en nuestras células heredada de la madre, todos tenemos un ancestro común. Y aunque ella no fue la primera mujer humana, otras de su tiempo no dejaron descendientes, por lo que toda mitocondria puede señalar a ese ancestro.

Dentro del AND de esta mujer fundadora existían casi todas las variaciones genéticas que vemos en los humanos modernos. A partir de ella todas las poblaciones humanas se han apartado genéticamente dando pasos a los distintos grupos étnicos de la actualidad.

El pescador, cuyos restos fueron hallados en 2010 en la bahía de Santa Helena en Sudáfrica, era un miembro de una rama no conocida hasta ahora del árbol genealógico humano. Se trata del primer grupo que divergió de todos los otros grupos modernos identificados hasta ahora, según Vanessa Hayes, del Garvan Institute en Sidney, Australia, cabeza de la investigación.

El hombre es el primer humano antiguo de la África subsahariana, la cuna de la Humanidad, en tener su genoma secuenciado. Sus ancestros divergieron de otros humanos hace unos 150.000 años, de acuerdo con un artículo en New Scientist.

Los restos del hombre fueron analizados por el antropólogo Alan Morris. Descubrió que era un pescador marino por un canal en su oído, común llamado el canal de los surfistas. Medía 1,5 metros y estaba enterrado en una tumba con gran cantidad de conchas, algo inusual en los cazadores-recolectores africanos, que no enterraban sus muertos.

El examen de la mitocondria confirmó que el grupo del pescador se separó de los descendientes de Eva antes que los dos grupos conocidos hasta hoy, que se han hallado entre los miembros de algunos sudafricanos conocidos como los khoisanidos.