A encargar bebé en el verano

Qué tal que hubiera una temporada de apareamiento. Todos al tiempo para tener hijos en la misma época, como la mayoría de los animales. El caso es que los hijos concebidos en ciertas épocas del año parecen ser más sanos y eso como que es demostrado ahora en un nuevo estudio, al menos para los países con estaciones.

En los años 30 se había advertido ya que los niños nacidos en invierno eran más proclives a tener problemas de salud. Entre las explicaciones se decía que el clima, las temperaturas difíciles, la polución asociada con el invierno, entre otras.

Pero si se analizaba la demografía, el tema era más complicado, pues ciertas condiciones como raza y situación económica inciden en la salud y los problemas de desarrollo de los niños.

Los economistas Janet Currie y Hannes Schwandt, de Princeton University, utilizaron una aproximación distinta al problema, tomando solo hermanos nacidos de la misma madre y el patrón parecía reiterarse. El estudio apareció en Proceedings of the National Academy of Sciences.

Entonces, mayo aparece como el tiempo más desfavorable para embarazarse. Los niños concebidos ese mes, que nacen en el invierno, eran un 13% más probable que nacieran prematuros. Eso más el bajo peso consiguiente, afectan la salud.

Los concebidos entre enero y mayo, la duración de la gestación era una semana más corta, nivelándose hacia junio.

En términos de peso al nacer, junio sería el mejor tiempo para concebir. De junio a agosto las madres ganaban más peso en el embarazo y los niños pesaban más al nacer.

Esto fue comparado con la época de aparición de enfermedades como la influenza y pareció coincidir. En esas épocas es más probable que las madres den a luz más rápido.

La situación, se diría, es al revés en países del Hemisferio Sur con estaciones: entre noviembre y enero serían los mejores meses.

¿Y en los países tropicales? Como que todos los meses serían los indicados para concebir, ¿o no? (El estudio solo se relacionó con Estados Unidos)

Segundo agosto más caliente de la historia

Puede que enfríe algo, porque La Niña está afianzándose, pero hasta ahora ha sido puro calor.

Combinadas las temperaturas de la superficie y del océano, los ocho primeros meses del año emparejan a los de 1998 como los dos periodos más calientes de la historia de la Tierra. Al menos desde que se llevan registros hace cerca de 130 años.

El periodo junio-agosto fue el segundo más caliente, tras 1998. La temperatura de la superficie terrestre tuvo el segundo agosto más caliente, mientras que para la del mar fue la sexta más caliente.

Los datos fueron entregados por el Centro de Datos del Clima de Estados Unidos.

En el lapso enero-agosto de 2010, la temperatura promedio combinada, tierra-océano, fue fe 14,7 grados centígrados.

La temperatura combinada en agosto fue la tercera más caliente, con 16,2 grados.

La superficie terrestre en todo el planeta estuvo 0,90 grados por encima del promedio de todo el siglo 20.

Para los que no creen que este globo se está recalentando.

En el gráfico las anomalías en la temperatura en agosto: hacia arriba (rojo), o a la baja (azul). Cortesía NOAA.