La muerte ajena

Juntos hacen más daño. El alcohol y el humo del cigarrillo de otros, hacen más daño juntos que cada uno por separado, según investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham.
El hallazgo se suma al cúmulo de evidencias que hablan de que juntos son peores para la salud y, en especial, para el hígado.
En estudios con ratones, los expuestos al humo de segunda mano y al consumo de etanol, tenían 110 por ciento más proteínas de fibrosis en el hígado que los que respiraron aire filtrado. Adicionalmente, los expuestos a los dos agentes tenían 65 por ciento más de esas proteínas que los que solo respiraron el aire con el humo pero no bebieron.
La fibrosis es una especie de tejido en el hígado que puede conducir a la cirrosis.
Lo uno o lo otro. O ninguno, pero nunca juntos.