Bajar de peso es una tarea casi imposible

Siempre se ha dicho que es muy difícil bajar de peso. Y que quienes bajan, con frecuencia vuelven a ganarlo.

Y eso dice un estudio: las chances de que una persona obesa vuelva a recuperar su peso normal es de 1 en 210 para hombres y de 1 en 124 para mujeres, siendo de 1 en 1.290 en hombres son obesidad severa y de 1 en 677 para mujeres con esa condición.

Eso dice el estudio publicado en el American Journal of Public Health y realizado por el King’s College London.

Aunque se basa en población inglesa muestra lo duro que es recuperar el peso normal una vez perdido.

El hallazgo tiene otra implicación: podría ser que los programas de manejo de peso basados en dieta y ejercicio no son tan efectivos.

La investigación rastreó 278.982 participantes mediante registros electrónicos de 2004 a 2014. Se analizó la probabilidad de pacientes obesos teniendo peso normal o una reducción de 5% en peso corporal.

El chance anual de pacientes obesos de lograr una reducción del 5% en el peso fue de 1 en 12 para hombres y 1 en 10 para mujeres. De quienes lograron bajar ese 5%, el 53% lo volvió a ganar en los 2 años siguientes y el 78% lo había vuelto a subir dentro de los 5 años siguientes.

Solo 1.283 hombres y 2.245 mujeres con un índice de masa corporal 30-35 alcanzó su peso normal, equivalente a una probabilidad de 1 en 210 para hombres y 1 en 124 para mujeres. Para aquellos con índice sobre 40, la probabilidad se incrementó de 1 en 1.290 para ellos y 1 en 677 para ellas.

En un tercio de los pacientes se observó un ciclo de peso, con aumentos y rebajas.

El estudio concluye que los actuales tratamientos para la obesidad están fallando en lograr una disminución sostenida del peso para la mayoría de pacientes obesos.