La medicina que me salvó (caso real)

 

Tomado de Wikipedia commons

Tomado de Wikipedia commons

“Lo que Karen Daggett desconocía, casi la mata. El medicamento en el que confiaba para controlar su latido cardíaco irregular no funcionaba —y había dejado de hacerlo desde hace años— y ella tampoco entendía por qué parecía que los analgésicos jamás la hacían sentir mejor. Además, tenía antecedentes de intolerancia a ciertos medicamentos de venta libre. Todos estos medicamentos se acumulaban de forma silenciosa en su organismo, provocándole efectos secundarios nocivos, hasta que las pruebas de ADN realizadas en el Centro para Medicina Personalizada de Mayo Clinic revelaron que algunos medicamentos eran incompatibles con su composición genética.

Mi marido y yo habíamos salido a cenar por San Valentín con varias otras parejas, cuando empecé a sentirme tan mal que tuvimos que marcharnos de prisa a la sala de emergencia. El médico le dijo a mi marido que había hecho bien en llevarme porque todos los sistemas de mi cuerpo estaban fallando; le comentó también que si hubiese esperado apenas 12 horas más, yo habría muerto. Las pruebas de ADN realizadas en Mayo Clinic revelaron que tengo un defecto genético por el que mi cuerpo no procesa bien algunos fármacos y eso me produce efectos secundarios potencialmente mortales. Además, los medicamentos para controlar mi enfermedad cardíaca no me servían de nada”, dice la paciente.

Los médicos de Daggett recurrieron a análisis farmacogenómicos para ayudarla. La farmacogenómica es una práctica de la medicina personalizada que utiliza el perfil genético de una persona para ayudar a recetarle el tratamiento con mayor probabilidad de éxito. Lo que la paciente supo gracias a esto motivó a muchos de sus familiares a hacerse pruebas y ajustar sus medicamentos.

Este tipo de medicina personalizada ha salvado la vida de muchos de mis familiares… gracias a ella, hoy estoy viva y me siento estupendamente”, añade Daggett.

Su relato puede concienciar mejor respecto a un problema de más amplia extensión de lo que muchas personas creen: el estudio RIGHT, realizado en Mayo Clinic, descubrió que 99 por ciento de todos los pacientes estudiados tenían una variante genética que repercutía sobre la manera en la que su cuerpo procesaba ciertos medicamentos comunes”.

 

Nota: primera vez que el blog utiliza material textual de otra fuente, en este caso un informe de la Clínica Mayo, pero el tema lo amerita. Es un claro ejemplo de a dónde va la medicina, hacia la personalización con base en tratamientos de acuerdo con el genoma de cada quien.

 

Resumen científico de la semana

De venta libre, muchos deberían tener más control por el riesgo de ataques cardíacos. Foto Wikipedia

De venta libre, muchos deberían tener más control por el riesgo de ataques cardíacos. Foto Wikipedia

1. Ojo con los analgésicos

Analgésicos antiinflamatorios no esteroides comunes son más peligrosos de lo que la gente cree. Un estudio en el European Heart Journal referente a los usos para la artritis los relaciona con un mayor riesgo cardiovascular. Es el caso del diclofenaco, ibuprofeno, naxopreno y varios más que aumentan riesgo de ataque cardiaco y que aún son vendidos para tratar muchas condiciones, incluso sin necesidad.

2. Ya recordé

Mediante optogenética, la estimulación de neuronas con haces de luz, científicos lograron revertir el alzheimer en ratones. Estos habían olvidado ciertos recuerdos, pero con el novedoso procedimiento los recuperaron, un hallazgo que revela que la conexión sináptica es esencial para el funcionamiento de la memoria, descartando el almacenamiento defectuoso. El prometedor avance fue publicado en Nature.

3. Un as contra el dengue

Una vacuna contra el dengue protegió 100% a un pequeño grupo de personas inoculados con una versión atenuada del virus. Ante la promesa, comenzó la fase 3 para probarla en una población más representativa. Abre además la puerta, de ser exitosa, a otras vacunas contra virus similares, como el del zika y el chikingunya. El avance fue publicado en Science Translational Medicine.

4. Rumbo a Marte

Una misión conjunta de los europeos y rusos partió hace Marte, al que llegará en 7 meses, para estudiar misterios no resueltos de la atmósfera marciana, lo que podría revelar si aún hoy subsiste actividad geológica o si hay alguna de tipo biológico. Se trata de un orbitador y un módulo que descenderá a la superficie, en la que tendrá corta vida mientras hace los experimentos diseñados.

5. Eran los originales

Se creía que los 28 restos hallados tenían que ver con los denosivanos (llamados así por una caverna en Siberia) pero un análisis de 2013 reveló que los homíninos de Sima de los Huesos no estaban relacionados. Ahora otra investigación dice que se trata de verdaderos neandertales que vivieron hace cerca de 400.000 años, siendo los genomas más antiguos que se ha logrado secuenciar. El estudio apareció en Nature.

6. Así se hizo grande

El hallazgo de un fósil de Tiranosaurio rex permitió completar su cuadro evolutivo para poder afirmar que pasó de ser un animal pequeño al gigante que se convirtió en cabeza de la cadena alimenticia en un lapso de 70 millones de años. Esa transición sucedió rápido, de repente, hacia el final, no al comienzo de ese periodo según el análisis presentado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

7. Una prótesis conectada

Un informe de prensa de sueco mostró que gracias a un sistema estable de electrodos se logró el desarrollo de una prótesis que permite agarrar objetos tan delicados como un huevo, y sentirlo, gracia a que se trata del primer desarrollo, según los investigadores, en el que la prótesis está pegada físicamente al hueso y los nervios. Fue creada por el mexicano Max Ortiz Catalan. La persona que la usa desde 2013, que tenía el brazo amputado a nivel del codo, ha disfrutado de una mejor vida.

8. Heredamos lo que comieron los padres

Un estudio sugiere que la obesidad debida a la alimentación y la diabetes pueden ser transmitida a los hijos, lo que demuestra la herencia de la epigenética o esa modificación de genes debido a situaciones medioambientales. La contribución de la madre al cambio del metabolismo del hijo es mayor que la del padre. El estudio apareció en Nature Genetics.

9. Bacterias pioneras

Una forma simple de fotosíntesis surgió en la Tierra mucho antes de lo que se pensaba. La realizaron bacterias hace unos 3.500 millones de años. La fotosíntesis fue vital para el cambio de la atmósfera terrestre que permitió la evolución de formas más complejas de vida. El nuevo estudio apareció en Plos One. Con ese proceso se liberó oxígeno a la atmósfera.

10. Unos monstruos

Astrónomos detectaron 9 estrellas supergigantes, con más de 100 veces la masa del Sol, situadas en el cúmulo R135, siendo la primera vez que se detecta un conjunto de estrellas tan masivas según el artículo en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. El logro fue posible a las capacidades del Hubble para la luz ultravioleta.

La falta de dinero produce dolor físico

Foto pixabay

La falta de dinero duele, pero de verdad: duele físicamente. Aquellos que sienten que su situación económica es endeble sienten más dolor según un estudio publicado en Psychological Science.

El hallazgo sugiere que al menos en parte que esa respuesta puede deberse al sentimiento de no tener control sobre la propia vida.

“En resumen, nuestro estudio revela que duele físicamente no tener seguridad económica”, según la directora de la investigación Eileen Chou, de la Universidad de Virginia. “Los resultados de seis estudios establecen que la inseguridad económica produce dolor físico, reduce la tolerancia a este y predice sobre el consumo de analgésicos”.

La investigación surgió de la observación de dos tendencias que coexisten: el aumento de la inseguridad económica y el aumento de las quejas por dolor físico. Los investigadores lanzaron la hipótesis de que esas situaciones debían tener algún vínculo.

Y lo tenía: datos de diferentes fuentes con 33.720 individuos reveló que en los hogares en los cuales ambos adultos estaban desempleados se gastaba 20% más en analgésicos en comparación con aquellos en los que al menos uno de los dos trabajaba.

Y un estudio online con 187 participantes indicó que dos medidas de la inseguridad económica .el desempleo de un participante y el estado de auto inseguridad- estaban correlacionados con el reporte de dolor por parte de los participantes, medido por una escala de 4 puntos.

En otro estudio online, participantes que hablaban de un período de inestabilidad económica reportaron casi el doble de dolor físico que quienes citaban un periodo de estabilidad, un patrón que persistía luego de considerar otros factores como edad, y estatus laboral.

Además se reportó en otra investigación con estudiantes que la inseguridad económica podría estar ligada con la tolerancia al dolor.

Se encontró además que la interpretación subjetiva, cómo se siente la persona incide más que el estado económico objetivo.