Hallan nuestro ancestro más antiguo: era bocón y pequeñito

Dibujo de nuestro posible ancestro común. Foto C. Morris/Jian Han

Dibujo de nuestro posible ancestro común. Foto C. Morris/Jian Han

No nos parecemos en nada, pero… científicos hallaron restos del que se cree es el más antiguo ancestro humano. Sí, una criatura microscópica con forma de saco que vivió hace 540 millones de años más o menos. Continuar leyendo

Hallan tataranieto de Eva

¿Será que encuentran el hijo de Eva? Bueno, al menos acaban de identificar uno de sus tataranietos, hablando figurativamente.

Un hombre, pescador más exactamente, que murió a los 50 años hacia el año 315 antes de Cristo, no mucho después de la muerte de Alejandro Magno, es el descendiente más antiguo relacionado con Eva, la mujer conocida como la Eva mitocondrial, el teórico ancestro común de todos los humanos y que debió vivir hace unos 100.000 a 200.000 años.

El fascinante hallazgo fue anunciado ayer.

Si se rastrea el ADN de la mitocondria en nuestras células heredada de la madre, todos tenemos un ancestro común. Y aunque ella no fue la primera mujer humana, otras de su tiempo no dejaron descendientes, por lo que toda mitocondria puede señalar a ese ancestro.

Dentro del AND de esta mujer fundadora existían casi todas las variaciones genéticas que vemos en los humanos modernos. A partir de ella todas las poblaciones humanas se han apartado genéticamente dando pasos a los distintos grupos étnicos de la actualidad.

El pescador, cuyos restos fueron hallados en 2010 en la bahía de Santa Helena en Sudáfrica, era un miembro de una rama no conocida hasta ahora del árbol genealógico humano. Se trata del primer grupo que divergió de todos los otros grupos modernos identificados hasta ahora, según Vanessa Hayes, del Garvan Institute en Sidney, Australia, cabeza de la investigación.

El hombre es el primer humano antiguo de la África subsahariana, la cuna de la Humanidad, en tener su genoma secuenciado. Sus ancestros divergieron de otros humanos hace unos 150.000 años, de acuerdo con un artículo en New Scientist.

Los restos del hombre fueron analizados por el antropólogo Alan Morris. Descubrió que era un pescador marino por un canal en su oído, común llamado el canal de los surfistas. Medía 1,5 metros y estaba enterrado en una tumba con gran cantidad de conchas, algo inusual en los cazadores-recolectores africanos, que no enterraban sus muertos.

El examen de la mitocondria confirmó que el grupo del pescador se separó de los descendientes de Eva antes que los dos grupos conocidos hasta hoy, que se han hallado entre los miembros de algunos sudafricanos conocidos como los khoisanidos.

Mis 10 noticias científicas de la semana (2-8)

1. Con solo pensarlo ¡vuelas!

Investigadores de la Universidad de Minnesota encabezados por Bin He informaron un gran avance hacia la manipulación de objetos con la mente: varios estudiantes pudieron, gracias a una especie de casco con 64 electrodos, hacer volar un quatricóptero y dirigirlo hacia distintos puntos de un gimnasio en la Facultd de Ingeniería. El aparato no estaba conectado con los electrodos. Las ‘señales mentales’ fueron enviadas vía WiFi. El adelanto es un paso para que personas tetrapléjicas puedan ganar autonomía. En estudios previos de otros grupos voluntarios habían movido brazos robóticos y cursores en una pantalla, pero mediante una complicada red de electrodos y alambres.

2. ¡Diga wiski!

Astrónomos que usaron el Very Large Telescope de ESO en los Andes chilenos fotografiaron un planeta a 300 años luz alrededor de la estrella joven HD 95086, cuerpo 4 a 5 veces mayor que Júpiter. El logro es que hasta ahora es el exoplaneta menos masivo observado de manera directa. Se encuentra de su estrella a unas 56 veces la distancia Tierra-Sol (150 millones de kilómetros). La estrella es muy joven, de solo 10 a 17 millones de años, en comparación con el Sol que tiene cerca de 4.600 millones de años. Todo un logro.

3. Nuestro tatara-tatara-tatarabuelo

No llamaría la atención saber que hace 55 millones de años merodeaba por lo que hoy es China un pequeño animal tipo ratón. Lo que sí es sorprendente es que ese es nuestro ancestro más antiguo, reveló un estudio publicado en Nature. Se trata de una criatura denominada Archicebus (antiguo mono). El esqueleto hallado ayuda a explicar las ramificaciones que se sucedieron en la base del árbol evolutivo de los primates. Eran animales que andaban por las copas de los árboles, unos pocos de millones de años después de la extinción de los dinosaurios. El Archicebus era ágil, pequeño y comía insectos.

4. Abracadabra ¡desaparecí los datos!

Si desea borrar un evento de su historial, no estaría lejos de lograrlo. Ingenieros eléctricos reportaron en Nature que usaron láseres para crear un ‘manto’ que puede ocultar comunicaciones en una especie de ‘hueco del tiempo’, de modo que pareciera que nunca fueron enviados. El método es el primero que puede borrar datos enviados a la velocidad vista en los sistemas de telecomunicaciones y abre la puerta a la transmisión de esquemas ultrasecretos, a la vez que podría proporcionar una forma mejor de blindar información del ruido de la corrupción. ¡Nunca existieron!

5. ¿Cómo así, cáncer en aquellos tiempos?

De hace 4.000 años más o menos se conocían casos de cáncer. Ahora se encontró un caso 30 veces más antiguo: ¡cáncer en un neandertal! Sí, un individuo que vivió en lo que hoy es Croacia hace unos 120.000 años. Una enfermedad que parece muy antigua, que hoy se achaca a problemas como la contaminación o los preservativos en los alimentos que no existían entonces. El cáncer se encontró en una costilla hallada entre 1899 y 1905 en una excavación en Kaprina, una cueva al norte del país donde se han hallado miles de restos de antiguos humanos. Un simple análisis a ojo reveló que en el hueso había un espacio donde hubo un cáncer, lo cual fue confirmado con imágenes de tomografía. El estudio apareció en Plos One.

6. El hambre todo lo puede

Cada quien hace lo que sea con un regalo, pero hay algunas formas extrañas, para nosotros, de disponer de ellos. Una de ellas corre por cuenta de la hembra del calamar cola de botella según un estudio publicado en Biology letters: durante el apareamiento, el macho coloca una bolsa con el esperma en la cavidad donde está la boca de la hembra. La mayoría de las veces el regalo temrina como ¡un comestible! Sí, una manera de proporcionar nutrientes para los huevos no fertilizados, con lo cual los machos estarían contribuyendo a la fertilización que haga otro macho, quién creyera. Tiempo perdido.

7. Desiertos poblados

No todo lo que parece solo lo está. El telescopio espacial Spitzer, que mira en infrarrojo, detectó un show estelar en regiones consideradas desiertas en la Vía Láctea, alejadas del atiborrado y convulsionado centro galáctico. En su afán por hacer un mapa de la galaxia, los astrónomos analizan diferentes regiones y han identificado unas 130 en las que aparecen chorros de material brotando de estrellas en su fase de juventud, como sucede con más de 30 estrellas hacia la constelación del Can Mayor.

8. Solo andaba de vacaciones

Una rana que se consideraba extinguida y que fue redescubierta en 2011 acaba de regresar al mundo de los vivos como un fósil viviente según un estudio en Nature Communications. De la rana pintada de Hula en Israel no se había sabido en 60 años hasta que un guardabosques la encontró en un pantano. Desde entocnes otros 11 ejemplares han sido descubiertos. Al analizarla se encontró que es una especie con rasgos muy primitivos, similar a fósiles de millones de años. Parece que es pariente de un grupo de anfibios que se extinguieron hace unos 15.000 años Los anfibios Latonia fueron comunes en Europa durante millones de años, pero ya no queda sino la rana de Hula.

9. Se les extravió el pene

La mayoría de las aves no tiene pene. Machos y hembras se unen frotando la cloaca para pasar el esperma, lo que se llama el beso cloacal. Algunas como los patos y gansos sí lo poseen. Científicos reportaron en Current Biology la causa de la desaparición de ese apéndice: se trata de un gen, Bmp4, fundamental para que el falo se desarrolle. Ese gen tiene además un papel activo en el desarrollo de rasgos como pico y plumas. Para los científicos, quizás la evolución favoreció formar otro rasgo, desapareciendo el pene.

10. Se fabrican cometas

Con el observatorio Alma, científicos observaron el sistema Oph-IRS 48 en la constelación del Ofiuco y detectaron una región de granos grandes de polvo que pueden crecer debido a la colisión, alcanzado el tamaño de un cometa. “Es probable que estemos mirando una fábrica de cometas dado que las condiciones son adecuadas para que las partículas alcancen ese tamaño”, dijo Nienke van der Marel, autor principal del estudio. Ese sistema se encuentra a unos 400 años luz de la Tierra.

Aceptémoslo: este es nuestro antepasado

Aunque parezca difícil de aceptarlo, una pequeña criatura de cola peluda fue nuestro antepasado directo. Un ancestro de hace decenas de millones de años.

No solo nuestro ancestro, sino el de ratones, elefantes. Tigres, ballenas y osos, entre muchos otros mamíferos: los placentarios.

En el journal Science científicos reportaron la confirmación de que este es nuestro ancestro, que vivió poco después de la desaparición de los dinosaurios.

“Especies como los roedores y los primates no compartieron la Tierra con los dinosaurios no aviares, sino que surgieron de un ancestro común, un pequeño animal que se alimentaba de insectos, poco después de los dinosaurios”, expresó Maureen O’Leary, de Stony Brook University en Nueva York.

En el hallazgo y análisis participaron 23 científicos de muchos lugares del mundo que reconstruyeron la apariencia de este hipotético ancestro, desde su cerebro y huesos del oído interno a sus ovarios y hasta presentaron cómo debieron lucir sus espermatozoides.

La rama más extensa de los mamíferos actuales es la de los placentarios, a diferencia de marsupiales o monotremos que desarrollan los fetos en huevos.

“ Hay más de 5.100 especies vivas placentarias que exhiben una enorme diversidad”, dijo Nancy Simmons del American Museum of Natural History.

El origen de este grupo ha sido motivo de controversia científica. La evidencia fósil apunta a su aparición tras la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años, pero análisis genéticos los sitúan mucho más atrás en el tiempo.

Para ayudar a resolver la polémica, el grupo de científicos trabajó durante 6 años en el Ensamblaje del Árbol de la Vida, un estudio que adoptó dos aproximaciones evolutivas, los datos moleculares y los morfológicos.

El grupo molecular reunió secuencias de ADN de animales vivos, el otro de vivos y extinguidos. El primero se limitó a los mamíferos vivos pues no se puede extraer el ADN de aquellos de más de 30.00 años, por lo que los datos morfológicos fueron claves en la exploración de las ramas más antiguas de la familia de mamíferos, con lo que lograron una cantidad de in formación sin precedentes de cada uno de los 83 mamíferos que investigaron.

De todo los datos de mamíferos vivos y extinguidos, los científicos extrapolaron la apariencia del más reciente ancestro común de todos los mamíferos placentarios.

Tras eso, trabajaron con un artista para ilustrar el ancestro. Además de su cola peluda, los investigadores sugieren que la criatura de 4 patas probablemente se alimentaba de insectos y pesaba entre 6 y 245 gramos y estaba más adaptado para correr que para otras formas de movimiento. También su corteza cerebral, la parte del cerebro ligada a procesos mentales superiores estaba posiblemente doblada, un doblez ligado a una mayor actividad cerebral.

“Miramos todos los aspectos de la anatomía mamífera, del cráneo al esqueleto, los dientes, los órganos internos, los músculos y hasta los patrones de la piel. Utilizando el nuevo árbol de la familia de los mamíferos con todos estos datos anatómicos logramos reconstruir cómo debió ser este ancestro placentario común”, dijo John Wible, del Museo Carnegie de Historia Natural.

La investigación sugiere también que todos estos mamíferos aparecieron al final de la era de los dinosaurios, con el ancestro original desarrollándose unos 200.000 a 400.000 años luego del evento.

Dibujo de nuestro ancestro. Cortesía Carl Buell

El sorprendente pez que prefiere yo con yo

Esta es la historia del pez que se aparea consigo mismo aunque a veces hace trampa: el killifish de los manglares, quien parece estar un paso delante de nosotros.

Este pez vive en estanques que son proclives a secarse, por lo que puede vivir en tierra por meses, a menudo dentro de huecos en los palos, en donde sobrevive respirando a través de la piel.

Es también uno de los dos vertebrados –el otro es el pariente cercano el pez ocellated rivulus- que pueden autofertilizarse.

Estas capacidades dan paso a una sociedad peculiar compuesta de grupos de clones que competen uno contra el otro por la supervivencia.

Muchos animales son hermafroditas, con órganos masculinos y femeninos a la vez, pero también tienden a aparearse con otros para mezclar un poco sus genes. Este killifish no. Los adultos poseen ovarios y testículos, así que cuando quieren reproducirse liberan esperma y huevos a la vez. Luego de que estos son fertilizados, los ponen en la grava.

La constante autofertilización dice que pierden toda variación genética. Aquellos que se han fertilizado por unas pocas generaciones se convierten en homocigotos: tienen dos copias idénticas de cada gen, por lo que dentro de cada población existen unos cuantos grupos de killifish genéticamente idénticos, cada uno clonado por un ancestro distinto.

Pese a ello, algunas poblaciones tienen unos pocos machos. Y aunque la autofertilización es la norma para los hermafroditas, ocasionalmente se aparean con un macho. Con eso distintos grupos clonales intercambian genes, usando machos como intermediarios.

Los peces en estas poblaciones no son homocigotos, pues tienen dos versiones distintas de sus genes.

Pese a ello, la mayor parte del tiempo no hay machos, sólo grupos de clones de hermafroditas, grupos que pueden ser muy diferentes, con tasas de crecimiento y número de descendientes distintos.

En Animal Behaviour, Mathew Edenbrow y Darren Croft de University of Exeter en el Reino Unido querían averiguar si pese a todo esto los grupos diferían en sus personalidad y hallaron que algunos son más maleables que otros, siendo más notorio en los jóvenes. Esto es una ventaja para acomodarse a los ambientes cambiantes.

Fuente: new Scientist

Resumen científico de la semana (abril 5-9)

Lunes: teléfonos inteligentes bien estúpidos

Qué tan inteligentes pueden ser los teléfonos inteligentes. Hoy esta clase de celulares andan en las manos de millones de personas. Pero, ¿son seguros?
Suponga que usted es un criminal que quiere monitorear al escondido a alguien. ¿Qué hacer? Pues el celular es la respuesta.
Pocos dueños de celulares inteligentes entienden que las mismas características que los hacen tan útiles permiten que entre un hacker.
Dos investigadores de Rutgers University, Vinod Ganapathy y Liviu Iftode, con apoyo de la National Science Foundation, retó a unos estudiantes para que hackearan un teléfono inteligente.
Para eso utilizaron rootkits, una seria amenaza para los computadores porque atacan el sistema operativo mismo. Los computadores están protegidos por el virtual machine monitor, pero los celulares no por su tamaño y energía limitados no, siéndoles difícil detectar un ataque de los rootkits.
Una vez adentro, los investigadores secuestraron el celular con sólo enviar un mensaje, con lo que pudieron encender el micrófono, permitiéndoles escuchar lo que se hablaba
Otro ataque entrenó al teléfono para usar su GPS y reportar el sitio exacto de ubicación, sin conocimiento del propietario, e incluso pudieron agotar la batería rápido dejándolo sin servicio.
¿Inteligente quién? Dibujoi cortesía.

Martes: químicos ponen en riesgo las niñas

La exposición a tres clases de químicos comunes, fenoles, talatos y fitoestrógenos, puede interrumpir el tiempo de desarrollo de la pubertad en niñas y poner en riesgo su salud en el futuro, revelaron científicos de Mount Sinai School of Medicine en un estudio publicado en Environmental Health Perspectives.
“La investigación mostró que el desarrollo inicial de la pubertad en las niñas puede tener efectos sociales y médicos adversos, incluyendo cáncer y diabetes”, dijo Mary Wolff, profesora en esa escuela.
Esos tres químicos están entre los químicos conocidos como interruptores endocrinos, que interfieren con el sistema endocrino o de hormonas del cuerpo. Y se encuentran en un amplio rango de productos, como esmaltes para las uñas, en cosméticos, perfumes, lociones y champús, en los que portan la fragancia. Algunos son empleados para incrementar la flexibilidad y durabilidad de plásticos como el PVC o se incluyen como cobertura en suplementos nutricionales o medicinas.
El estudio se efectuó con 1.151 niñas de 6 a 8 años. Se les practicaron varios exámenes de orina y se encontraron esos elementos y que la exposición a ciertos químicos era asociada con el desarrollo temprano del cáncer de seno.
Los falatos, dos fitoestrógenos y un fenol fueron asociados con una pubertad tardía. Sin embargo, los falatos de productos personales como lociones y champú se relacionan con un desarrollo prematuro de senos y el vello púbico.

Miércoles: descubren ciudad clasista

Arqueólogos de la Universidad of Chicago’s Oriental Institute, junto a colegas sirios, descubren las pistas de una sociedad prehistórica que tuvo vida urbana en el Medio Oriente, antes de la invención de la rueda.
En la colina de Tell Zeidan en el valle del río Éufrates cerca de Raqqa, Siria, que no ha sido excavada en 6.00 años, se están encontrando vestigios de una sociedad rica en comercio, cobre, metalurgia y producción de artesanías, lo que indica que está entre las primeras sociedades del Medio Oriente en desarrollar clases sociales de acuerdo con el poder y la riqueza.
Tell Zeidan data de 6.000 a 4.000 años antes de Cristo. Es uno de los sitios más grandes de la cultura Ubaid al norte de Mesopotamia.
Los arqueólogos han encontrado evidencias de sellos de piedra para marcar la propiedad de los bienes y artículos culturalmente significantes.
Con una extensión de 31 acres, Tell Zeidan estaba situada donde se juntan los ríos Balikh y el Éufrates en la Siria actual. Fue cruce de grandes y antiguas rutas de comercio en Mesopotamia, que seguían el curso del valle del río Éufrates.
En la foto de Gil Stein se aprecia un jarrón del periodo Halaf, de hace cerca de 5.400 años antes de Cristo.

Jueves: ¡un eclipse de 2 años!

Una hora o algo así, dura un eclipse de Luna. Si es total de Sol, pocos minutos. Pero ¿un eclipse de dos años?
Extraño, pero verdad. Y lo mejor es que aunque desde 1821, cuando se conocía el fenómeno, parece que al fin se descubrió la razón.
Epsilon Aurigae es una brillante estrella, un sistema binario. Cada 77,1 años, entra en eclipse. ¿Qué monstruo es capaz de ocultar una estrella durante dos años?
Astrónomos de las Universidades de Denver, Michigan y Georgia, enfilaron baterías a mirar el sistema, que entró en eclipse desde agosto pasado y reportaron lo encontrado en Nature letters.
Mediante una técnica de interferometría, que incorpora control computarizado y conexiones láser entre varios telescopios para obtener la señal equivalente a uno bien grande, se pudo fotografiar el sistema (como tomar imagen en detalle de una moneda a una distancia de 15.000 kilómetros).
Se encontró que el eclipse no es producido por un monstruoso planeta ni ningún otro cuerpo descomunal. No. Se trata de un disco de material, eso sí, enorme, que se extiende por 1.500 millones de kilómetros (como la órbita de Júpiter), un disco similar al que debió existir en nuestro Sistema Solar cuando los planetas comenzaron a formarse alrededor de un Sol muy niño entonces. Imagen cortesía NSF.

Viernes: no conocíamos este pariente

Dos esqueletos parciales desenterrados en una cueva en Sudáfrica pertenecen a una especie de homínido no clasificada que arroja luces sobre la evolución de nuestra propia especie, Homo sapiens, según un grupo internacional de investigadores.
Se trata de Australopithecus sediba, que caminaba erecto que compartía varios rasgos físicos con la primera especie Homo conocida.
Los fósiles datan de hace entre 1,95 y 1,78 millones de años, y fueron presentados en Science.
Se ha podido determinar que era un homínido con una estructura ósea similar a la del Homo más antiguo, pero que la empleó más como un Australopithecus, como la famosa Lucy lo habría hecho, aunque este homínido apareció un millón de años después de Lucy y sus características indican que la transición hacia el género homo ocurrió en etapas lentas.
“No es posible establecer la posición filogenética precisa de Austalopithecus sediba en relación con varias especies asignadas al Homo primitivo”, según Lee Berger, uno de los autores principales de uno de los reportes. “Podemos concluir que…esta nueva especie comparte más características derivadas con el Homo primitivo que con cualquier otra especie austalopitheca conocida, y por tanto representa un ancestro candidato para el género, o un grupo hermano a un ancestro cercano que persistió durante cierto tiempo
tras la primera aparición de Homo”. Foto cortesía Science.