Ancianos, pero bien fuertes

Adultos y ancianos fuertes. Eso es lo que podría desprenderse de una nueva droga en ensayo.
Investigadores del sistema de salud de la Universidad de Virginia reportaron que la ingestión oral, diariamente, de una droga en ensayo, conocida como MK-677, incremento la masa muscular en brazos y piernas de adultos saludables sin efectos secundarios serios, probando su efectividad para reducir la fragilidad que traen los años.
El estudio, publicado en Annals of Internal Medicine, demostró que niveles de la hormona del crecimiento GH y del factor I de crecimiento tipo insulina en adultos mayores que tomaron MK-677 se incrementó al punto de lo hallado en adultos jóvenes. La droga restauró 20 por ciento de la pérdida de masa muscular asociada con el envejecimiento normal.