Crece deshielo de la Antártida

Glaciar en la Antártida. Cortesía Nasa

Hace calor. La tasa de derretimiento de los glaciares de la Antártida Occidental se ha triplicado en la última década según un estudio de 21 años.

Sí. Los glaciares del sector del mar de Amundsen se están ‘desangrando’ más rápido que las otras partes de ese continente y están contribuyendo a elevar el nivel del mar.

El estudio fue realizado por científicos de la Universidad de California en Irvine y la Nasa y según ellos es el primero en evaluar y reconciliar cuatro técnicas de medición para producir un estimativo más preciso de la tasa de pérdida de hielo en las últimas dos décadas.

La pérdida de masa aumenta a una tasa sorprendente, según Isabella Velicogna, coautora del artículo con los resultados que será publicado en Geophysical Research Letters.

Tyler Sutterley, cabeza del grupo, recordó que estudios anteriores habían sugerido que la región había comenzado a cambiar dramáticamente desde los años 90.

Los glaciares pierden masa todo el tiempo según los análisis. La pérdida es de unas 83 gigatoneladas año. El Everest, en comparación, pesa unas 161 gigatoneladas, lo que sugiere que cada dos años en los últimos 20 la Antártida Occidental perdió un Everest.

La tasa se aceleró en 6,1 gigatoneladas por año desde 1992.

Durante el periodo cuando se juntaron las 4 técnicas la tasa de derretimiento aumentó en promedio 16,3 gigatoneladas por año, casi 3 veces la tasa del periodo de 21 años.

El comportamiento de los glaciares confiere el mayor grado de incertidumbre en predecir el futuro nivel del mar. La observación continua es por tanto fundamental ante el calentamiento del planeta.