Mis 10 noticias científicas de la semana (8-12)

1. Así eran nuestros primos

El hallazgo de 6 fósiles de 3 especies desconocidas de haramiyidos (un enigmático grupo de mamíferos tipo roedores del periodo Jurásico en China) sugiere que los primeros mamíferos pueden haberse originado durante el Triásico, hace unos 200 millones de años. Aportan luces además para entender cómo se diversificaron esos primeros representantes de este orden. Los haramiyidos han sido considerados multituberculados. Los descubridores sugieren los dos grupos evolucionaron de un ancestro común en el Triásico tardío. Sí, nuestros primos. El estudio apareció en Nature. Foto cortesía Zhao Chuang.

2. No nos quemaremos vivos

La capa de ozono está en franco proceso de recuperación que debe consolidarse en las próximas décadas según una evaluación de 300 científicos. Esa frágil capa de gas se debilitó por mucho tiempo debido a la emisión de ciertos compuestos usados por el hombre. Tras prohibirse en el Protocolo de Montreal ahora se ve la recuperación. La acción, se dijo, evitará unos 2 millones de casos de cáncer de piel por año hacia 2030. El informe es publicado por el Programa del Medio Ambiente de Naciones Unidas.

3. Dinosaurio en piscina

El Spinosaurus aegyptiacus sería el primer dinosaurio semiacuático reportado hasta ahora según un estudio aparecido en Science. Vivió hace 95 millones de años y fue el mayor depredador de su época y región. Fósiles se encontraron en el Sahara marroquí. Los huesos sugieren adaptaciones para desenvolverse en el agua, en donde cazaba grandes piezas, como tiburones. También se movía en ríos. Llegó a medir 15 metros

4. AB… se me olvidó

Las personas con tipo de sangre AB tienen mayor probabilidad de desarrollar pérdida de memoria en sus últimos años que quienes tienen otros tipos según nuevo estudio aparecido en Neurology. Ese tipo es el menos común. La probabilidad de tener pérdida de memoria que conduzca a la demencia es del 82%.

5. Una sorpresa muy escondida

El cuerpo humano está repleto de microbios, el llamado microbioma que juega un papel en la salud y la enfermedad. Un estudio en Cell encontró que algunas bacterias comunes en la vagina pueden ser fuente de un antibacterial, lo que sugiere que bacterias en otras regiones corporales también podrían tener propiedades benéficas. El estudio no identificó si el antibiótico era producido en la propia vagina.

6. Fue el hielo

Cuando en 2002 colapsó un gran pedazo de la Antártida, mucho se especuló sobre la causa. Una de las razones dadas fue la inestabilidad de la cama que soportaba la gran masa de hielo. En Science científicos llegaron a la conclusión de esa cama había permanecido firme en los últimos 12.000 años, por lo que el colapso se debió al derretimiento del hielo en la parte de encima, una evidencia más del efecto del calentamiento global.

7. Aves muy diferentes

Un artículo publicado en Nature sugiere que las grandes barreras geológicas como la Amazonia, Los Andes y el istmo de Panamá no son las que condujeron a la alta especiación de aves sino que estas lograban cubrir grandes distancias y así fueron distinguiéndose unas de otras. Eso explicaría, por ejemplo, porqué Colombia tiene tan alta variedad de aves, el país del mundo que más posee.

8. Los venusinos

En un avance que permitirá definir mejor cuáles planetas extrasolares son más tipo Venus o Tierra, astrónomos definieron la zona Venus en la cual es más probable que un planeta exhiba condiciones como las venusinas, no apropiadas para la vida. El estudio apareció en el Astrophysical Journal. Venus y la Tierra tienen un tamaño parecido, por lo que la defunción ayudará a distinguir entre esos lejanos mundos.

9. Una atmósfera gasienta

La concentración de gases de invernadero en la atmósfera alcanzó niveles sin precedentes en 2013 debido a la subida acelerada de los niveles de dióxido de carbono reportó la Organización Meteorológica Mundial. El forzamiento radiativo que provoca el efecto de calentamiento experimentó un crecimiento del 34% por los gases de invernadero como CO2, metano y óxido nitroso.

10. Aló, ¿me escucha?

Conocida es la interacción entre los átomos y la luz y ha sido muy estudiada en el campo de la óptica cuántica. Pero esta vez, científico pudieron comunicarse con un átomo artificial mediante el sonido, ondas de sonido, lo que abre una puerta al mundo cuántico ‘hablándole’ y ‘escuchando’ al átomo, algo que a futuro podría tener utilidad en computadores superrápidos. El estudio apareció en Science.

Así fue la semana científica (17-23)

1. Se perdió el calor

No se sabe a dónde ha ido. El caso es que desde 2000 la temperatura del planeta se ha mantenido constante, pese a que la acumulación de gases de invernadero es cada vez mayor. ¿Cómo explicarlo? Diversas hipótesis han corrido. Esta semana científicos muestran en Science que ese calor está siendo almacenado en el fondo del océano Atlántico. Antes las hipótesis apuntaban a situaciones en el Pacífico. El caso es que no sube la temperatura. Los eventos del Atlántico duran de 20 a 25 años, por lo que se cree que en 15 años el calentamiento volverá a su curso. Los océanos almacenan hasta el 90% del calor del planeta.

2. Oh, oh… se está volteando la torta

Casi erradicado, aunque aún subsiste en algunos pocos países, la polio tiene desde hace muchas décadas una vacuna efectiva que impide el desarrollo de la incapacitante y deformadora enfermedad, a la vez que mortal. Pero parece que hay problemas. Científicos de la Universidad de Bonn reportaron un virus mutado que es capaz de evadir la acción de la vacuna, según trabajo realizado en Gabón (África). En 2010 resultaron infectadas allí 445 personas, en su mayoría adultos. Fallecieron 209. Los hallazgos aparecieron en Proceedings of the National Academy of Sciences.

3. No se le dañó la cola

Perder la cola no es el mayor problema, no para las lagartijas: se regeneran. Científicos las estudian para ver cómo lo logran. En el proceso activan unos 326 genes en específicas regiones de la cola que se regenera según encontraron investigadores. Este lagarto es el más cercano a los humanos de aquellos animales que logran ‘reconstruir sus apéndices’. El estudio publicado en Plos One reveló además el hallazgo de una célula clave en la regeneración. El interés radica en la posibilidad de que algún día los humanos puedan regenerar miembros perdidos.

4. El fin de una era

Análisis de datos de 40 sitios arqueológicos de Europa, de España a Rusia, revela que la desaparición de los neandertales se produjo hace unos 40.000 años y antes que un remplazo rápido por los humanos modernos fue un proceso gradual que duró miles de años dice un estudio en Nature. El análisis realizado muestra que estos cohabitaron con los humanos durante 2.600 a 5.400 años posibilitando un intercambio cultural y genético entre ambos grupos, como lo han demostrado investigaciones previas.

5. Vida extrema en sitios extremos

A 800 metros bajo el hielo de la Antártica se encontró una nutrida comunidad de microorganismos según un artículo publicado en Nature, una muestra de la diversidad de ecosistemas que pueden existir en lugares extremos de oscuridad total y temperaturas bajo cero bajo la gruesa capa helada. Las aguas extraídas del lago Whillans que permaneció cubierto durante millones de años revelaron al menos 3.931 especies o grupos de especies de esos microorganismos. Muchos parecen obtener nutrientes del derretimiento del hielo y de la roca y sedimentos bajo el hielo. Una muestra de la diversidad de vida del planeta y de la capacidad de coexistir en condiciones extremas.

6. Se acababan los días de las trompas

Al ritmo actual durarán unas pocas decenas de años más. Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences estimó que entre 2010 y 2012 fueron sacrificados 100.000 elefantes africanos por cazadores ilegales en busca del marfil de sus colmillos, un 2 a 3 por ciento de la población total diezmado cada año. Durante la década pasada además la cacería de estos emblemáticos animales pasó del 25 al 60 o 70 por ciento. Toda una tragedia para la vida.

7. Las estrellas fabrican crema dental

El flúor que se adiciona a las cremas dentales fue creado en las estrellas. Eso concluye un estudio publicado en The Astrophysical Journal. Los astrónomos estudiaron estrellas para ver su contenido de flúor. Se encontró que se forma, como otros elementos, hacia el final de la vida de estrellas más grandes que el Sol debido a la increíble presión y temperatura del proceso. El flúor formado es lanzado con el gas al medio interestelar, sirviendo de material para la formación de otras estrellas y planetas.

8. Alguien ataca la capa de ozono

Pese a que el Protocolo de Montreal que regula la emisión de compuestos dañinos para la capa de ozono parece marchar bien, científicos encontraron en la atmósfera más tetracloruro de carbono del que debería haber, lo que indica que existe una fuente desconocida de emisiones o que el proceso de destrucción natural tienen algo que aún no se entiende bien. Las emisiones sugeridas del CCl4 son de 39 kilotoneladas por año desde 2007, se reveló. El estudio fue publicado en Geophysical Research Letters.

9. Los primeros anillos de la historia

No fueron ancestros humanos los que fabricaron los primeros anillos. No, fue Saturno. Sí. Un estudio que analizó la información de la nave Cassini que se encuentra desde 2004 en ese lugar, encontró que la tasa de acumulación de polvo es muy baja por lo que los sorprendentes y espectaculares anillos del gran planeta se debieron formar hace 4.400 millones de años, casi con la formación misma del Sistema Solar. Durante 7 años solo se detectaron 140 partículas cayendo hacia los anillos. La información apareció en Nature.

10. Sí, el Sol es el culpable

La liberación de grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) almacenado en el Ártico no se debe a la acción de las bacterias que disuelven el carbono orgánico en aquel gas, como se ha creído hasta ahora. Un estudio publicado en Science indica que el responsables es el Sol. Sí, la luz solar actúa más rápido que las bacterias sobre los ríos y lagos de la fría región. Un hallazgo importante para determinar cómo se afecta el derretimiento de la capa de hielo por el cambio climático.

Mis 10 noticias científicas de la semana (11-17)

1. Un hallazgo enterito

No se había encontrado un cuerpo tan completo. Y fue hallado a 40 metros bajo la superficie del mar. Sí, el cuerpo casi completo de una niña que vivió hace 12.000 a 13.000 años, el fósil americano más antiguo más completo, incluso con fragmentos de ADN, cráneo entero y dentadura. Fue hallado en Hoyo Negro, en la península de Yucatán en México, dentro de la caverna Sac Antun. Estaba junto a restos de otros animales extinguidos, revelaron los investigadores en el artículo publicado en Science. Es una clara evidencia del vínculo entre los paleoamericanos, los primeros habitantes de América, y los nativos modernos. En la foto, buzos obtienen los restos.

2. ¡Qué año tan largo!

GU Psc es un planeta gaseoso gigante que se encuentra a 155 años luz de nosotros. Pero tiene una característica especial: de los que se han hallado es el planeta que más lejos orbita su estrella. Anda de ella a unas 2.000 veces la distancia Tierra-Sol (que es de 150 millones de kilómetros). Tan lejos está que su año dura ¡80.000 años! Es lo que demora en darle una vuelta. El planeta está hacia la constelación Piscis. La estrella y su planeta son jóvenes, con menos de 100 millones de años reveló el estudio publicado en The Astrophysical Journal. De 90 estrellas analizadas en busca de planetas, solo se encontró este.

3. Fíjese metas en la vida

Una buena manera para agregarle años a la vida: tenga un propósito, un sentido vital. No importa cuál es su edad. Eso dice un estudio publicado en Psychological Science. Tener una dirección en la vida, un norte, y fijar metas para lo que se quiere lograr ayuda a vivir más tiempo, independiente de cuándo se logra el propósito, explicaron los autores. Así, mientras más pronto alguien encuentre o fije ese sentido, más rápido comenzarán los beneficios protectores.

4. Alguien lavó mal la mancha

Alguna fuerza o proceso desconocido está encogiendo la gran mancha roja de Júpiter. De los casi 41.000 kilómetros que tenía a fines de los 1800, pasó a 23.000 cuando las Voyager pasaron por el gran planeta y ahora mide 16.500 kilómetros revelaron las imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble, revelaron la Nasa y la Agencia Espacial Europea ESA. Una hipótesis es la presencia de vórtices o remolinos que estarían incidiendo en el tamaño de la mancha.

5. Levántate, y… ¡caminó!

Ratones discapacitados severamente por una condición tipo esclerosis múltiple caminaron menos de dos semanas después de un tratamiento con… células madre humanas, un avance que abre nuevas perspectivas para tratar esa condición, según un artículo publicado en Stem Cell Reports. Cuando los científicos trasplantaron esas células humanas en los ratones, predijeron que serían rechazadas, tipo rechazo de un órgano ajeno. Pero qué sorpresa: los resultados fueron espectaculares, dijeron.

6. Tomar vino por otras razones

Hace unos años la fama del vino tinto subió como espuma: uno de sus compuestos, el resveratrol, parecía proteger contra el cáncer y contra enfermedades del corazón, además de alargar la vida en modelos animales. Ni esa bebida ni el chocolate ni las fresas, que también lo contienen, serían útiles contra aquellas condiciones reveló un nuevo estudio en Jama Internal Medicine. Se encontró que esos productos podrían reducir la inflamación y proteger algo el corazón pero se debería a otros compuestos. ¿Al fin qué?

7. Qué tal: un ratón ‘pesado’

Otro cuento con ratones, bien interesante: científicos reportaron la creación de un ratón ‘pesado’, el primer animal enriquecido con isótopos no radiactivos, permitiéndoles capturar en detalles sin precedentes la estructura molecular del tejido natural leyendo el magnetismo inherente a los isótopos. Es un avance que podría conducir a sorprendentes descubrimientos médicos y a implantes mejores. El estudio fue publicado en Science.

8. Derretida como un helado

Seis glaciares del ala occidental de la Antártida están en claro proceso de desestabilización reveló un nuevo estudio. ¿Qué quiere decir? Que se derretirán de manera irremediable, pues el proceso no es reversible dijeron los investigadores de la Nasa. En unos pocos cientos de años la enorme masa habrá desaparecido y el nivel del mar aumentará cerca de 1 metro reveló el artículo que será publicado en Geophysical Research Letters.

9. Una fábrica de huesos

Cientifícos demostraron en un animal muy emparentado con el hombre que es posible producir nuevo hueso a partir de células madre inducidas pluripotentes elaboradas de las propias células de la piel del animal. La investigación, en monos, presentada en Cell Reports también mostró que existe cierto riesgo: que las células puedan alimentar tumores, pero esa infortunada consecuencia parece menos probable que lo que sugerían estudios en ratones inmunosuprimidos. Un avance prometedor en monos macacos.

10. Quieto para la foto

El nuevo tomador de fotos de Gemini, en los Andes chilenos, acaba de imponer una nueva marca al tomar la mejor foto lograda de un planeta extrasolar: Beta Pictoris b, que se encuentra a más de 63 años luz de la Tierra. Con el anterior instrumento se habían tomado imágenes de un puñado de planetas, todos lejanos de su sol como del nuestro Saturno o Neptuno, y todos enormes, con varias masas de Júpiter. Beta pictoris b tiene una masa de 4 a 11 la de Júpiter. El seguimiento al planeta permitió saber que en 2017 hará tránsito delante de su estrella, una gran oportunidad para confirmar datos y allegar otros. El reporte apareció en Proceedings of the National Academy Sciences.

No hay vuelta atrás: la Antártida se hace agua

Seis glaciares de la Antártida occidental se están derritiendo. Y no dejarán de derretirse en los próximos siglos. Eso solo podría elevar el nivel del mar más de 1 metro.

Esos seis glaciares están en condiciones precarias, inestables, parcialmente sostenidos por tierra y parte flotando en el mar de Amundsen. Contienen mucha, pero mucha agua.

“Pasamos el punto de no retorno”, dijo Eric Rignot, glaciólogo de la Nasa y la Universidad de California en Irvine.

Junto a 19 colegas usaron 19 años de datos de radar satelital para hacer el mapa de los glaciares que se derriten rápido. En el reporte que aparecerá en Geophysicial Research Letters concluyeron que “este sector de la Antártida occidental está bajo una capa inestable que contribuirá de manera importante al aumento del nivel del mar” en unos siglos.

Unos siglos no son nada en la historia de la Tierra.

Pese a las dificultades, por estar bajo cientos o miles de metros, lograron determinar la línea de terreno, aquella que divide la parte entre el mar y la tierra firme, crucial para hacer cualquier estimativo.

Lo que hallaron es serio. En todos los glaciares, las líneas se estaban retirando rápidamente del mar, a un ritmo que no se ha visto en otras zonas del planeta. La línea del glaciar Smith es la que más rápido se mueve: se ha retirado más de 35 kilómetros, las otras de 10 a 30.

A medida que se descongelan y pierden peso, los glaciares flotan fuera de la tierra que los soportaba. El agua se situa debajo y empuja la línea hacia tierra. Esto reduce la fricción entre el glaciar y su cama. El glaciar acelera, se expande y adelgaza y la línea retrocede más en tierra.

Los científicos no encontraron un factor natural que pudiera detener el proceso. El derretimiento es inevitable y eso lo sentirá el planeta. “Serán historia en unos pocos cientos de años”, dijo Rignot.

Mis 10 noticias científicas de la semana (23-29)

1. Primer cromosoma sintético

De la nada. Surgió de la nada, podría decirse. En un desarrollo que allana más el camino hacia un genoma sintético, científicos reportaron en Science la creación del primer cromosoma sintético de la levadura. Los investigadores tomaron pequeñas piezas de ADN hecho por ellos y lo pegaron para crear la versión sintética del cromosoma, un avance importante en el campo de la biología sintética, que apunta a diseñar microbios para producir productos útiles. El avance también acerca a los científicos a la creación de plantas y animales sintéticos.

2. El mapa del genoma

El proyecto Famtom5 que duró dos años publicó en la revista Nature dos informes en los cuales se presentó la la imagen más clara de cómo los genes humanos son controlados en una amplia variedad de tipos de células del cuerpo, lo que permitirá luego enfocarse en genes asociados con enfermedades. En el estudio se determinó cómo una red de interruptores en el ADN, controla dónde y cuándo los genes se encienden y se apagan. Los humanos tenemos unos 400 tipos distintos de células y la diferencia proviene del sitio del genoma que utilizan.

3. Me falta el aire

La Organización Mundial de la Salud reveló que 1 de cada 8 muertes en el planeta se deben a la contaminación del aire, que provoca cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias graves y que además ingresa al torrente sanguíneo produciendo infartos cardíacos y derrames cerebrales. Un estudio asustador que pone el dedo en la llaga y que hasta ahora no había sido hecho por la OMS. Del total de muertes por el aire, 20% se deben al cáncer y otros males respiratorios serios.

4. Como anillo al dedo

Se habían visto hace mucho en Saturno, llamado el planeta de los anillos. Luego distintas naves mostraron que Júpiter, Urano y Neptuno también los tenían. Por primera vez, astrónomos brasileños y noruegos reportaron la existencia de anillos en un asteroide de unos 250 kilómetros, Chariklo, que se encuentra más allá de Júpiter, entre Saturno y Urano. Los anillos tendrían unos 20 kilómetros de grosor. El artículo apareció en Nature.

5. Cuidar los niños paga

Cuando niños de 0 a 5 años reciben toda la atención que merecen, hacia los 30 años de edad presentan mejor salud metabólica y cardíaca, según un estudio publicado en Science. El estudio analizó 122 niños en cuatro cohortes reclutadas en los 70. Las conclusiones indican que el cuidado permanente en esos primeros 5 años ofrece resultados importantes ya de adultos.

6. Andaba escondido

Astrónomos reportaron el posible hallazgo de otro planeta enano que reside en la nube de Oort, una región del Sistema Solar más allá de las 2.000 veces la distancia Tierra-Sol hasta 50.000 o más veces. El objeto fue denominado 2012 VP113 y es el segundo más grande detectado allí luego de Sedna, otro planeta menor. Su órbita va de los 12.000 millones de kilómetros a los 67.000 millones de kilómetros del Sol (la Tierra está a solo 149 millones de kilómetros del Sol). El objeto, reportado en Nature, unos 450 kilómetros.

7. Agua en las rocas

Seis glaciares de la Antártida occidental se están moviendo más rápido que hace 40 años provocando una mayor descarga de hielo en el océano y aumentando el nivel del mar según un estudio presentado en Geophysical Research Letters. La cantidad de hielo drenando de esa media docena de glaciares aumentó 77% de 1973 a 2013. El glaciar de Pine Island, el más activo , se ha acelerado un 75%. El glaciar Thwaites comenzó a acelerar el drenaje en 2006 luego de una década de calma.

8. El matrimonio alivia

Las personas casadas tienen tasas más bajas de varias enfermedades cardiovasculares, comparadas con las que son solteras, divorciadas o viudas, según un estudio presentado en el congreso del Colegio Americano de Cardiología. La relación entre matrimonio y baja probabilidad de enfermedad cardíaca es más notoria antes de los 50 años: 12%, mientras que entre los 50 y 60 el riesgo es del 7 y del 4 luego de esa edad.

9. 10.000 años con ganado

Un estudio en Plos Genetics que analizó 134 razas de bovinos de todo el planeta encontró que el ganado fue domesticado por primera vez en el llamado Creciente Fértil, esa región del planeta donde hoy están Irak, Jordania, Siria e Israel. Hasta ahora se creía que había sido domesticado primero en África. La investigación permitió establecer además el lazo entre distintas razas, mostrando a la vez cómo se ha movido la humanidad de un lado a otro.

10. Muerte en cautiverio

Criticado hasta más no poder en febrero por haber dado muerte a una jirafa adulta saludable, el zoológico de Copenhague volvió a generar un escándalo esta semana cuando mató cuatro leones sanos: dos adultos y dos bebés de solo 10 meses, con el objeto de abrirle paso a un león nuevo. Para los encargados del zoológico esa es la decisión correcta. Zoológicos de otro lugares del mundo esterilizan animales cuando hay sobrepoblación.

Mis 10 noticias científicas de la semana (16-22)

1. Y así comenzó todo

Científicos detectaron rastros de las ondas gravitacionales surgidas cuando fracciones de segundo después del Big Bang se produjo la gran expansión cósmica que infló el universo trillones de veces. Esas ondas, predichas por la teoría general de la Relatividad de Einstein no habían sido observadas hasta ahora. Su existencia confirman el modelo de la inflación cósmica y por ende del Big Bang o gran explosión. El artículo apareció publicado en Nature y muestra por primera vez que la gravedad debe seguir las mismas reglas de la mecánica cuántica que las otras fuerzas como el electromagnetismo. En el dibujo ondas gravitacionales.

2. Hubo una vez un dinosaurio pollo

Anzu wyliei es la nueva especie de dinosaurio anunciada durante la semana. Vivió en Norteamérica hace unos 66 millones de años y sus descubridores lo llamaron el pollo del infierno: se cree que poseía plumas en cola y brazos. El animal medía unos 3 metros de alto y más de 3 de largo y quizás compartió hábitat con el Tyrannosaurus rex y el triceratops. Se cree que pudo pesar media tonelada o un poco más. La publicación se hizo en Plos One.

3. Los mecánicos del corazón

Científicos desarrollaron un tejido que imita muy bien el músculo del corazón que late, no solo en laboratorio sino cuando se implantó en un modelo animal, un avance que permitiría reparar el vital órgano tras un daño por ataque cardíaco. Los resultados fueron presentados en la reunión anual de la Sociedad Americana de Química. Reparar un corazón dañado permitiría que millones de personas pudieran vivir más.

4. Se demoró, pero resucitó

Científicos lograron en laboratorio revivir un musgo de la isla Signy en la Antártida que estuvo bajo el hielo unos 1.500 años, demostrándose que no solo organismos unicelulares pueden volver a vivir luego de permanecer bajo el hielo. El artículo apareció en Current Biology. Para retornarlo a la vida utilizaron una incubadora a temperatura de crecimiento. Al poco tiempo aparecieron retoños.

5. Polvo eres

El telescopio espacial Herschel completó el inventario de polvo en 323 galaxias situadas a entre 30 y 50 millones de años luz de la Tierra. El catálogo contiene galaxias con distinta actividad de formación estelar composición química. Se clasificaron las galaxias según la riqueza de polvo. Las que tienen más son por lo general espirales o irregulares, mientras las que menos poseen son elípticas. Los colores rojo y azul representan regiones de polvo más o menos calientes. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

6. Me huele a…

Aunque se había sostenido de largo tiempo sin sustentación científica real que podíamos percibir hasta 10.000 olores, un estudio publicado esta semana en Science dice que distinguimos más de 1 billón de olores. Pese a que son muchísimos más que los tonos que escuchamos y que los colores que vemos, el sentido del olfato no es el más importante para los humanos, algo que debió perderse quizás cuando nuestros ancestros comenzaron a caminar erguidos.

7. Mitad animal mitad planta

Un análisis del genoma de las anémonas reveló que exhiben una complejidad de elementos regulatorios similares a los de las moscas de las frutas y otros animales, lo que sugiere que ese principio data de hace al menos 600 millones de años, hacia un común ancestro de los humanos, las moscas y las anémonas. Se encontró además que son más similares a plantas que a insectos y vertebrados en cuando a la regulación de la expresión de sus genes. Los sorprendentes hallazgos fueron presentados en Genome Research.

8. Grasa que no has de comer…

Un nuevo estudio reveló que comer comida frita más de 4 veces a la semana tiene un efecto dos veces mayor en el Índice de Masa Corporal en las personas con mayor riesgo genético de obesidad. El estudio apareció en el British Medical Journal. De hace tiempo se sabe que el consumo de alimentos fritos y las variantes genéticas estaban relacionadas, pero la interacción de estos factores en relación con el IMC no se había estudiado.

9. Se encogió

Mercurio se ha contraído mucho más de lo previsto revelaron datos suministrados por la sonda Messenger que lo estudio. El planeta más cercano al Sol se ha contraído radialmente 7 kilómetros y su radio actual es de 2.440 kilómetros. Se creía según datos antiguos que esa contracción era de 2 a 3 kilómetros. Mercurio, a diferencia de la Tierra que posee distintas placas tectónicas, tiene una sola y rígida capa rocosa. El estudio apareció en Nature Geoscience.

10. Mamá, usted no comió bien

Los descendientes de ratonas preñadas alimentadas con una dieta baja en vitamina A desarrollaron nodos linfáticos menores y tuvieron problemas en el sistema inmunitario de adultos que descendientes de contrapartes bien alimentadas, reveló un estudio publicado en Nature. Se establece así un vínculo entre la dieta materna y el buen funcionamiento de aquel sistema.

Yo no estaba muerto, solo dormía

Cortesía

Morir durante 1.500 años y luego revivir. O quizás no estaba muerto. El caso es que algunas veces microorganismos congelados pueden volver a la vida en el laboratorio, como sucede con microbios que quedaron en el permafrost por miles de años.

No hace mucho se recuperó un virus que había permanecido 30.000 años atrapado en los hielos de Siberia. Cuando se trata de organismos multicelulares solo son de una o dos décadas de antigüedad, como el criptobiosis.

Esta semana científicos del British Antarctic Survey y Reading University reportaron la resucitación, por llamarla así, de un musgo que permaneció congelado más de 1.500 años en la Antártida. Los resultados aparecieron publicados en Current Biology.

“El experimento muestra que organismos multicelulares como plantas en este caso, pueden sobrevivir largas escalas de tiempo más de lo pensado hasta ahora”, expresó Peter Convey, coautor.

“Estos musgos, parte clave del ecosistema, podían sobrevivir de siglos a milenios durante períodos de avance del hielo como en la pequeña edad de hielo de Europa.

Los investigadores perforaron núcleos en la isla Signy fuera de la costa de la Antártida para obtener muestras amplias de musgo, luego las calentaron en una incubadora a temperatura de crecimiento y expuestas a la luz. A las pocas semanas, incluso los musgos más viejos comenzaron a mostrar retoños.

“Si pueden sobrevivir así, la recolonización tras una edad de hielo, una vez este retroceda, no será tan complicada como migrar distancias transoceánicas desde regiones cálidas” dijo Convey.

El hallazgo abre la posibilidad de que formas complejas de vida puedan sobrevivir también largos períodos una vez atrapadas en los hielos perennes.

Más gases atacan la capa de ozono

Agujero sobre la Antártida, cortesía Nasa

La capa de ozono no está tranquila. No puede estarlo porque aunque hace más de 25 años se prohibió el uso de sustancias que la dañan se descubrieron otros químicos que se están acumulando en la atmósfera pese a las restricciones.

En 1987 los clorofluorocarburos (CFC) fueron prohibidos en el llamado Protocolo de Montreal por comprobarse su efecto nocivo sobre esa capa, el escudo protector de la Tierra contra los rayos ultravioleta del Sol.

La mayoría de esos gases han venido a la baja, pero el CFC-113 parece que no ha dejado de acumularse desde 1960. Y entre 2010 y 2012 emisiones del gas subieron un 45%.

Este es uno de los 4 químicos de origen humano descubiertos en la atmósfera por un grupo de la Universidad de East Anglia.

Incluyen dos CFC más y un hidroclorofluorocarburo (HCFC) que afecta la capa en menor grado. Pero de todos el CFC-113 es el único cuya abundancia en la atmósfera no ha dejado de crecer.

Fue en los 80 cuando científicos británicos del programa en la Antártida descubrieron un enorme agujero en la capa sobre el Polo Sur. Se forma durante la primavera austral de septiembre a noviembre, dejando poblaciones del Hemisferio Sur expuestas a los peligrosos rayos UV que inducen el cáncer.

Mediciones hechas década a década han mostrado una reducción en la cantidad total de ozono en la estratosfera y también se han registrado agujeros sobre el Ártico y el Tibet.

Desde la entrada en rigor del Protocolo el agujero ha mostrado señales de recuperación, pero este hallazgo siembra dudas sobre el futuro.

Los investigadores no conocen el origen de las emisiones, pero podría ser que una exención para el CFC-113a en 2003 para producir un insecticida tuviera que ver.

Entre 1960 y 2012 se emitieron a la atmósfera más de 74.000 toneladas de los 4 gases descubiertos, una cifra baja frente a los millones de toneladas por año emitidas en los años 80.

Isla Pine se descongela y todos haremos glu, glu

Casi nada: 20 gigatoneladas de agua que fueron a parar a los océanos en los últimos 10 años. Y no son producto del deshielo global. No: los aporta un solo glaciar, el de la isla Pine en la Antártida.

El caso es que el deshielo no depende ya de situaciones atmosférica ni oceánicas. Adquirió una dinámica que ya no lo hacen sostenible, de acuerdo con Gael Durand, de la Universidad de Grenoble, uno de los autores.

El glaciar solo contribuirá cada año con un aumento del mar de entre 3,5 y 10 milímetros. “Es colosal para un solo glaciar”, expresó.

El nivel del mar viene en aumento por el descongelamiento de todos las regiones congeladas del planeta, desde Groenlandia al Ártico, pasando por una parte de la Antártida y todas las cimas nevadas. Ante el calentamiento del planeta, la expansión de las aguas por el calor también agrava la problemática.

El de la isla Pine será uno de los grandes contribuyentes al aumento del nivel del mar. Todos los modelos coinciden en que así será, de acuerdo con Angelika Humbert, del Instituto Alfred Wagener para la Investigación Marina y Polar, quien también trabaja el tema.

Humbert y colegas de la Universidad de Kaiserslautern monitorearon el iceberg gigante que se partió del glaciar el año pasado.

Este glaciar tiene una parte sobre tierra y otra flotante, con su cama inclinada hacia el continente, mostrando una alta inestabilidad que puede derivar en una reducción irreversible.

El estudio de Durand y colegas reveló que el flujo del deshielo es tan alto que hace que sea imposible su detención.

El área de isla Pine es cerca del 10% de la capa de la Antártida occidental. El glaciar fluye de oeste a noroeste a lo largo del sector sur de las montañas Hudson en la bahía en el mar de Amundsen. Se extiende unos 250 kilómetros y su grosor es de unos 2 kilómetros.

La Antártida, según el reporte el año apsado del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) ha aumentado la pérdida de hielo a 147 gigatoneladas anuales de 2002 a 2011. El nivel del mar ha aumentado 20 centímetros en el último siglo.

Mis 10 noticias científicas de la semana (8-14)

1. Alguien puso a calentar la olla

El telescopio espacial Hubble detectó vapor de agua saliendo de la luna Europa de Júpiter, en la cual se sabe hace tiempo que debe haber océanos de agua líquida bajo una capa gruesa de hielo congelado. Aunque no se sabe con certeza, la posible explicación sería que el vapor sería generado por la presencia de plumas de agua en la superficie. El hallazgo se presentó en Science.

2. No hay dos que huelan igual

Con cerca de 400 genes que codifican por los receptores de olor en la nariz humana y cerca de 900.000 variaciones en esos genes, dos personas no perciben un olor en la misma manera. La mínima variación en el nivel más pequeño del ADN, un aminoácido en un gen, puede determinar si uno encuentra un olor agradable o no, reportaron investigadores de Duke University que presentaron el revelador hallazgo en Nature Neroscience.

3. El caballo de los homínidos

En la región de Agar en Etiopía, conocida por los restos de homínidos hallados, científicos reportaron el hallazgo de una nueva especie de caballo pequeño, del tamaño de una cebra pequeña, denominado Eurygnathohippus woldegabrieli. El ejemplar tenía cascos con 3 dedos y pastaba en las llanuras con arbustos de esa zona hace 4,4 millones de años. El hallazgo fue reportado en el Journal of Vertebrate Paleontology.

4. No le sirve la ropa

El planeta Mercurio se ha encogido alrededor de 11,4 kilómetros desde que se formó el Sistema Solar hace unos 4.50’0 millones de años, informaron científicos en el encuentro anual de la Unión Geofísica Americana (AGU). Al transmitir su calor a las capas externas, el núcleo de hierro se enfrió y el planeta todo se fue ‘encogiendo’. Esto se observa al medir las estructuras montañosas y demás rasgos geofísicos del planeta.

5. Brrrrr… me congelé

El análisis de datos satelitales de 32 años permitió detectar el lugar del planeta con la temperatura más baja. Se trata de una meseta en la cadena montañosa entre los domos Arugs y Fuji en la Antártida oriental. Allí docenas de veces se han registrado temperaturas de -93,2°C. Es más frío que el sitio Vostok también en la Antártida donde se había medido en el pasado 89,2°. Los sitios habitados más fríos son Oimekon y Verkhoyanks en Siberia, informó el Centro de la Nieve y el Hielo de Estados Unidos.

6. Se fundió el Sol

En el encuentro de la Unión Geofísica Americana se reveló que el Sol registro hoy la menor actividad en un siglo, pese a que se encuentra en el pico máximo del actual ciclo solar de 11 años. “Ninguno de nosotros había visto un ciclo tan débil”, dijo Leif Svalgaard, de Stanford University. Este ciclo, el 24, se parece al 14, a comienzos de los años 1900. Está tan apagado que las explosiones solares que se han rpesentado no han causado mayores perjuicios en la Tierra, dijeron los científicos.

7. La leucemia quedó atrás

Un estudio de científicos de Peter MacCallum Cancer Centre, The Royal Melbourne Hospital and the Walter and Eliza Hall Institute for Medical Research en Austrlia reportaron un éxito sorprendente con un nuevo compuesto para tratar una clase de leucemia, la linfocítica crónica. En pacientes desahuciados que no tenían esperanza de vida de más de 18 meses se logró una remisión del 84% de le enfermedad. Esa enfermedad se desarrolla por lo general en personas de 65 o más años. El estudio se encuentra en fase I y al parecer también serviría para otros tipos de cáncer. El anuncio se hizo en el encuentro de la Sociedad Americana de Hematología.

8. Un esquivo gas noble

Astrónomos de la Universidad de Cardiff descubrieron una molécula con un gas noble gracias al observatorio espacial europeo Herschell. La molécula, hidruro de argón, fue vista en la nebulosa del Cangrejo, el remanente de una estrella que explotó hace 1.000 años. Hasta ahora, moléculas de esa clase solo se habían estudiado en laboratorio. Los gases nobles como helio, argón, radón y criptón no reaccionan con facilidad con otros elementos. Toda una rareza espacial.

9. No señores, así no es la cosa

Los chimpancés son sensibles a las influencias sociales, pero mantienen su propia estrategia para resolver un problema antes que conformarse con lo que la mayoría de los miembros de su grupo hacen. Sin embargo cambian de estrategia cuando pueden obtener una mejor recompensa, según un estudio del Max Planck Institute publicado en Plos One. Flexibilidad, ante todo.

10. Un lago perdido en Marte

Científico reportaron en Science evidencias de que existió un lago que pudo tener la capacidad para soportar la vida y que probablemente permaneció decenas de miles de años o hasta centenas. El lago existió hace unos 3.600 millones de años en donde hoy está el cráter Gale e el que se encuentra explorando el robot Curiosity. El hallazgo se hizo al analizar piedras de lodo en esa zona.