Resumen científico de la semana

Foto Wikipedia

Foto Wikipedia

1. Descuido ante el sida

Aunque la mortalidad por sida viene hacia abajo en la mayoría de los países, en 74 aumenta el número de infecciones por el VIH entre 2005 y 2015 reportó The Lancet HIV. Mientras de 1997 a 2005 las infecciones se redujeron 2,7 % por año, de 2005 a 2015 solo se redujo 0,7 % según el análisis de 124 países, algo que evidencia que la guardia se ha bajado frente a la transmisión del virus. El informe dice que gracias a las terapias antiretrovirales hoy hay más personas viviendo con el VIH, 39 millones frente a 28 en 2000.

2. Pájaros colaboradores

En un sorprendente caso, científicos revelaron que en Mozambique humanos y pájaros de la miel se colaboran para encontrar los panales. A un sonido de las personas, las aves comienzan a buscarlos y ellos las siguen. Los hombres recolectan la miel y a los pájaros les quedan los residuos que son un suculento plato. El sorprendente caso de mutualismo fue presentado en Science. En esa ayuda no hay ni entrenamiento ni coerción revelaron los investigadores.

3. Nuevos cartílagos

En otro paso de la medicina regenerativa, científicos programaron células madre para crear cartílago sobre una estructura que semeja la coyuntura de cadera, lo que evitaría en un futuro las cirugías extensas para remplazar caderas artríticas. Además mediante terapia genética activaron el nuevo cartílago para liberar moléculas antiinflamatorias para evitar el regreso de la enfermedad. El avance fue presentado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

4. Ahí está la X

Modelos la predecían y se había observado en otras galaxias y no en la nuestra. Astrónomos encontraron que en el centro de la Vía Láctea también hay una X debido a una formación de estrellas. Como en otras galaxias espirales, el bulbo central semeja una caja rectangular y la X es parte de esta. El hallazgo ayuda a explicar más la formación galáctica, de acuerdo con el estudio publicado en Astronomical Journal.

5. Golpe en la Luna

Hace 3.800 millones el vecindario estaba plagado todavía de enormes asteroides y planetesimales. Un estudio sugiere que un cuerpo de 250 kilómetros de diámetro, un protoplaneta, chocó con la Luna y produjo uno de los grandes rasgos que se aprecian en el satélite, la cuenca Imbrium. Un cuerpo dos veces más grande y 10 veces más masivo que estimativos previos. El análisis apareció en Nature.

6. El cerebro rebanado

En Nature investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington presentaron el mapa más detallado de la corteza cerebral, la capa más externa relacionada con la percepción sensorial y la atención, así como en otras funciones importantes como el lenguaje, el uso de herramientas y el pensamiento abstracto. El mapa divide ambos hemisferios en 180 áreas basadas en diferencias físicas, funcionales y de conectividad. Un avance en el entendimiento de este vital órgano para ayudar a resolver distintos problemas originados en él.

7. Explosiones definitivas

Si la Tierra es lo que hoy es, debería agradecérsele o… achacársele, a las supernovas. Un grupo de astrónomos presentó un estudio en el que concluyen que en los últimos 9 millones de años el planeta fue sometido a la radiación letal de varias explosiones de supernova, rayos que llegaron a la superficie, alteraron el clima y la vida. Su modelación la hicieron con base en una supernova que explotara a solo 325 años luz de nosotros. El artículo apareció en The Astrophysical Journal Letters.

8. Exoplanetas prometedores

Aunque es un campo todavía dominado por las especulaciones ante la carencia de más información por limitaciones de los instrumentos actuales, astrónomos usaron el telescopio Hubble para estudiar atmósferas alrededor de exoplanetas templados tipo Tierra, encontrando que 2 de los estudiados tendrían condiciones favorables para la vida. Se trata de Trappist-1b y Trappist-1c que residen a unos 40 años luz de nosotros. Detectaron que no poseen atmósferas dominadas por hidrógeno. No obstante no se pudo ver la composición exacta. El estudio apareció en Nature.

9. Calientes, calientes

La primera mitad de 2016 ha sido la primera mitad de cualquier año más caliente desde que se llevan registros, 1880, lo que indica que probablemente 2015 ya no sería el más caliente, una confirmación más del calentamiento global. La temperatura promedio del semestre estuvo 1,3° C encima del promedio del siglo pasado. Además en 5 de los 6 meses el hielo del Ártico estuvo en los mínimos históricos desde que se llevan registros satelitales, el año 1979.

10. Planetas por cientos

Si bien hallar un planeta extrasolar no es noticia hoy, presentar 100 de un golpe sí. Y eso hicieron astrónomos que estudiaron datos de la misión extendida del observatorio espacial Kepler. Hallaron 104 entre 197 candidatos y faltan más por estudiar. El anuncio se hizo en Astrophysical Journal Supplement Series. Dentro de los confirmados hay 4 en un sistema planetario a 181 años luz hacia Acuario que podrían ser rocosos.

10 noticias científicas de la semana

Cortesía

1. Ser bajito tiene un riesgo serio

Si usted es una persona de corta estatura, debería ponerle atención a su corazón. Un estudio en el New England Journal of Medicine (NEJM) encontró una relación directa entre estatura y riesgo coronario. Así, por cada 7 centímetros de menor altura el riesgo crece 13,5%. Una de 152 centímetros tiene un riesgo 32% mayor que alguien de 167. Es una realidad que parece independiente de factores como la nutrición y el estado socioeconómico. El hallazgo, sin embargo, no tiene aplicaciones clínicas inmediatas.

2. Somos mutantes

Los humanos portan en promedio dos mutaciones que pueden provocar desórdenes genéticos severos o muerte prenatal cuando dos copias de la misma mutación son heredadas, reveló un estudio publicado en Genetics en el que se hizo una nueva estimación. La mayoría de los desórdenes que conducen a esterilidad o muerte infantil se deben a mutaciones recesivas, variantes en secuencias de ADN que no son nocivas cuando solo se porta una copia, pero si se llevan las dos (una de cada padre) pueden provocar enfermedades devastadoras como la fibrosis quística.

3. Menos inflamación, más vida

En un interesante estudio publicado en eLife científicos relacionan por primera vez la expectativa de vida con el número de copias genéticas. En estudios con ratones encontraron que los que poseían mayor número de genes relacionados con la lucha contra los procesos inflamatorios vivían más tiempo. Aunque es un avance preliminar, el resultado se torna llamativo. Esos genes, los CD33rSIGLEC son vitales para controlar las inflamaciones desencadenadas por el sistema inmunitario ante un ataque o anormalidad en los tejidos.

4. Y se cerró el puente

En un artículo en Science científicos colombianos establecieron gracias a la medición de granos de circón en el noroeste de Colombia que el istmo de Panamá, con lo que se unió el continente y se cerró la comunicación del entonces único océano, debió surgir hace 13 a 15 millones de años y no hace 3 como han sostenido otras investigaciones. Un hallazgo con implicaciones para el estudio del clima y la diseminación de la fauna y flora por el continente americano.

5. Le devuelven la honra

Casi que humanizado en varias películas como la célebre historieta de Los Picapiedra, en el mundo científico el brontosaurio no gozaba del mismo prestigio, al punto de que se había asimilado como un apatosaurio. Pero un estudio publicado en Peer indica que sí es un género diferente. En el estudio los investigadores aportaron datos para considerar que difiere en distintas características de los apatosaurios.

6. Las moléculas de Tauro

En el disco protoplanetario alrededor de una estrella hacia la constelación de Tauro a 455 años luz, astrónomos descubrieron la existencia de moléculas orgánicas, básicas para la vida. El anuncio sugiere que podrían ser más comunes de lo pensado y alimenta las posibilidades de que la vida también sea común. Las moléculas subsisten y están por montones en un medio hostil altamente energizado. El logro fue posible con el telescopio Alma de ESO y fue divulgado en Nature.

7. Glaciares marcianos

Una cadena helada. Glaciares marcianos. Un estudio en Geophysical Research Letters sugiere que Marte no solo tiene hielo en las zonas polares sino que existen dos cinturones de glaciares en ambos hemisferios, que están cubiertos de polvo por lo que no se ven con facilidad. Polvo que los protege además. Pero allí están. El hielo en esos glaciares equivaldría a 150 millones de metros cúbicos (como para cubrir todo el planeta con una capa de 1,1 metros).

8. El VIH a raya

Una nueva terapia podría reducir de manera dramática la cantidad del VIH presente en la sangre del paciente, con lo cual no requeriría las medicinas antirretrovirales sino quizás el uso del nuevo tratamiento de manera más espaciada. Se trata de una nueva generación de anticuerpos neutralizantes como el 3BNC117 que puede combatir con éxito una variedad de cepas del virus. Esta generación de anticuerpos es más efectiva que otras examinadas y que no produjeron resultados. Sin embargo, y aunque ofrece esperanzas también para el desarrollo de una vacuna, este acercamiento terapéutico necesita aún más desarrollos. La investigación apareció en Nature.

9. Bienestar gorila

Se produjo el primer genoma del amenazado gorila de las montañas de la región volcánica de Virunga en África Central, revelando una verdadera sorpresa: estos gorilas han vivido en pequeños grupos durante miles de años, resolviendo bien el tema de la procreación entre cercanos. Esto sugiere que si se logra conservar su hábitat, no tendrán problemas para seguir viviendo como hasta ahora durante cientos o miles de años más. El estudio apareció en Science.

10. Convidados de piedra

Un estudio presentado en Nature Communications revela que la destrucción de los bosques esté mermando las poblaciones de invertebrados como hormigas, termitas y otros, así como el papel que cumplen por ejemplo en la degradación de los residuos de los árboles. En los bosques naturales los invertebrados generan casi toda la actividad, mientras en los intervenidos apenas el 60%.