No, niño, eso no

Oigan: esto sí que es sorprendente. Cuando los gusanos C. elegans, uno de los organismos más investigados del planeta, detectan una feromona determinada, saben que es el momento de aparearse. Pero cuando crece la población de gusanos y escasea la comida, la misma señal quiere decir: ¡a dormir niños! Los gusanos entran entonces en etapa de hibernación, descubrieron científicos de las universidades de Florida, Cornell y el Instituto Tecnológico de California, que publicaron sus hallazgos en Nature.
El hallazgo podría ser útil para controlar poblaciones de gusanos nocivas a los cultivos.
En la foto, un gusano C. elegans.