El brontosaurio recupera su buen nombre

Foto D. Bonadonna, Creative Commons

Mucha carne de brontosaurio comieron los Picapiedra, la famosa películas de televisión de hace años. Claro, cuando existieron no había humanos pero vale la relación porque esos gigantescos dinosaurios han sido los más carismáticos.

¿Pero qué eran los brontosaurios? La historia no sabida es que desde 1903 perdieron su nombre porque los científicos analizaron que eran iguales a los apatosaurios y por lo tanto debían llamarse así.

Eso podría cambiar. Un estudio de científicos de Portugal y el Reino Unido entrega evidencias de que el brontosaurio es un género aparte.

Aunque nunca se fue, es decir a pesar de quedar clasificado como un apatosaurio, siempre siguieron diciéndole brontosaurio. Ahora lo será más.

En el journal Peer los investigadores aportaron un documento de 300 páginas en el que aportan datos que separarían al brontosaurio de los apatosaurios. La historia es larga y compleja, pero los análisis recientes no parecen dejar dudas y muestran que los brontosaurios, llevados además al cine en varias realizaciones, pueden recuperar su nombre. Y mantenerlo con altura, tal como era su cuello.