Qué cosas tan curiosas

Uñas y cáncer. Las uñas de los pies podrían ser muy útiles para… ¡evaluar el riesgo de cáncer de pulmón! Bueno, al menos en fumadores. Esto, gracias a los niveles de nicotina que se acumulan en las uñas de bajo crecimiento. Un análisis de pedazos de uña de 850 personas durante 12 años reveló que aquellas con los más altos niveles de nicotina en sus uñas eran 3,5 veces más probable de tener un diagnóstico de cáncer de pulmón que aquellos con niveles bajos, según un estudio en el American Journal of Epidemiology. Más que curioso.

Caja negra. Una caja negra la tienen todos los aviones. Pero… ¿y las naves espaciales? Buen punto. Por eso se acaba de diseñar una, que fue probada a bordo del módulo japonés de carga HTV2. Tras desligarse de la Estación Espacial Internacional, el módulo se desintegró y la caja negra fue expulsada. Cayó en algún punto del océano Pacífico entre Chile y Nueva Zelanda. Sobrevivió el reingreso a la atmósfera, por lo que los técnicos se mostraron muy esperanzados en este útil dispositivo.

Cuando el trasbordador Columbia se desintegró tras reingresar a la atmósfera, de los cerca de 700 sensores se pudo saber que por un resquebrajamiento ingresó plasma a una ala, derritiéndose luego y produciendo el desastre en el que murieron 7 tripulantes.

La caja negra inventada, REBR, suministrará todos los datos de las naves. No será recuperada del océano. No. Cuando caiga, transmitirá toda la información a la red de satélites de comunicación Iridium. Curioso.

Temor a las alturas. Si usted padece acrofobia, el temor a las alturas, una fobia tan sentida que la persona no es capaz ni de pararse en una simple silla, podría tener una ayuda a la mano.

Una dosis adicional de la hormona del estrés podría serle muy útil, al menos en palabras de Dominique Quervain, de la Universidad de Basilea en Suiza.

Es común que personas con alguna fobia sean tratadas exponiéndolas a lo que les causa el temor. La idea es que si se aprendió una fobia, se puede reducir su intensidad aprendiendo que no hay nada que temer.

Una nota en New Scientist indica que experimentos con animales sugieren que cortisola, una hormona humana en respuesta al estrés, ayuda a aumentar ese aprendizaje. Y para examinar si era útil, Quervain se las suministró a 40 personas con acrofobia antes de someterlos a un programa de desensibilización de situaciones vertiginosas crecientes exhibidas mediante un dispositivo virtual.

A los tres días de dada la dosis, esas personas sintieron mucho menos miedo de alturas virtuales y reales medido por cuestionario y exámenes de conductancia en la piel. La diferencia se mantenía al mes. El estudio fue publicado en proceedings of the National Academy of Sciences. Bien curioso.

Viento y montañas. Una razón más para no subestimar el viento. Sabido es que destruye todo lo que encuentra a su paso cuando adquiere altísima velocidad. Seca y reseca, también. Bueno: el viento no deja crecer las montañas. Un estudio de la Universidad de Arizona en Asia Central en la cuenca Qaidam, reveló que allí debería haber una montaña, pero lo que hay son pilas de arena. “Nadie había pensado que esto fuera posible”, dijo el profesor Kapp, vinculado a la investigación. Eso no está en los textos, en donde los ríos y los glaciares figuran como las fuerzas que moldean las montañas en términos de quebrar el material que las compone.

Los gatos sanos se hacen los enfermos

Para locos, los gatos.

No hablan, pero cuando están perturbados por algún cambio en su medio ambiente, simple y llanamente… actúan como si estuvieran enfermos.

Sí, no comen ni usan la caja de arena y vomitan lo alimentos.

Esto se da, dice Tony Buffington, profesor de veterinaria en Ohio State University, cuando experimentan eventos expertos inusuales, como un cambio en quien lo cuida, otra hora de alimentación. Así, los gatos más saludables se exhiben comportamiento de enfermos.

En un estudio, dos grupos de gatos, unos sanos y otros con cistitis intersticial, una enfermedad crónica caracterizada por malestar y dolor en la vejiga, fueron sometidos a eventos inusuales. Ambos grupos presentaron el mismo número de conductas de enfermedad y en los dos, el riesgo de actuar enfermos por rutinas alteradas era triple que cuando todo estaba normal.

Cuando los gatos enfermos de verdad eran sometidos a una estricta rutina durante meses, mostraban mejoría, sus ojos eran más claros, su piel brillaba más y ninguno vomitaba ni se olvidaba de la caja de desechos.

Los síntomas de cistitis, dijo Buffington, se reducen de un 70 a 80 por ciento gracias a un ambiente enriquecido.

El estudio fue publicado en el Journal of de American Veterinary Medical Association.

Cuando tras 77 semanas de rutina controlada, se cambió la cuidadora, se retrasó la comida hasta 3 horas y no se les jugaba, ambos grupos manifestaban más un comportamiento de gatos enfermos, aunque los sanos no lo estaban.

Casos y cosas curiosas de la ciencia

Doping horneable

Los suplementos diabéticos con bicarbonato de sodio (polvo para hornear) en la mañana de un juego de tenis permite a los deportistas mantener su tono de acuerdo con un estudio aparecido en BioMed Journal of the Internacional Society of Shorts Nutrition. Quienes recibieron el suplemento no rebajaron en su desempeño durante un encuentro simulado. Parece que ayuda a prevenir la fatiga que reduce el rendimiento dijo Chen-Kang Chang, del Nacional Taiwan College of Physical Education. El saque y el revés se mantienen consistentes. No se sabe cuál es la razón. ¡Qué curioso!

Los buitres no resisten esa drogas

Aunque la pérdida del hábitat y la degradación de suelos son los principales causantes de la extinción de animales en todo el planeta, hay otros culpables bien llamativos. Un estudio en Science reveló la droga diclofenaco, un antiinflamatorio similar al ibuprofeno que se ha introducido en el mercado veterinario en el subcontinente de la India en los 90, es bien tolerada por los animales, pero los buitres no. ¿Qué tiene que ver? Resulta que cuando se alimentan de ganado muerto, estas aves mueren por fallo renal. Esto ha hecho que desde 1992 la población de los buitres orientales de lomo blanco ha declinado en más de un 99 por ciento. ¡Qué curioso!

Levanta el cabello, pero no aquello

Propecia, un fármaco empleado para tratar la pérdida de cabelo o alopecia masculina, refuerza el crecimiento capilar, pero en algunos casos provoca problemas sexuales. Una revisión de estudios recientes reveló que los hombres tratados con finasteride son más propensos a percibir un aumento de cabello y de groso, pero uno de cada 80 comienza a padecer disfunción eréctil según un estudio en Archives of Dermatology. Le crece arriba, pero se le baja allá abajo. ¡Qué curioso!

Descuadernado

Casi todos los mamíferos poseen 7 vértebras en su cuello, sin importar cuán largo o corto es. Los perezosos tienen 10. Pero un estudio reciente que estudió esa anormalidad encontró que en verdad que esas vértebras extras provienen de la cavidad toráxico. El perezoso de tres dedos vive en árboles tropicales de la selva. Por lo general los machos pasan toda la vida en el mismo árbol, mientras las hembras se muda tras tener los hijos, que se quedan con él. ¡Qué curioso!

Un millón de años en la misma casa

Los granos de arena del mar de arena de Namibia han estado allí al menos durante el último millón de años, según un estudio aparecido en Nature Geoscience. Pese a los grandes cambios climáticos en esa región en ese tiempo, nunca la zona estuvo libre de arena. Ese mar tiene unos 400 kilómetros. El hallazgo se hizo a analizar los isótopos radioactivos producidos por los rayos cósmicos. ¡Qué curioso!