Mis 10 noticias científicas de la semana (6-12)

1. La pobreza crea problemas genéticos

Crecer en un ambiente socialmente estresante deja una huella ejn los cromosomas de los niños, reveló un estudio con muchachos americanos de origen africano. Los telómeros, esas estructuras al final de los cromosomas que los protegen, eran más cortas en ese grupo de personas. Los telómeros de 40 niños de 9 años que vivían en ambientes difíciles por la pobreza eran 19% más cortos que los de los niños de ambientes más prósperos. La longitud de estas estructuras ha sido considerada un biomarcador del estrés crónico. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. También ha sido relacionado s taño con una menor esperanza de vida..

2. Gran avance: Regeneran un órgano

Un grupo de científicos de la Universidad de Edimburgo tuvieron éxito al regenerar por primera vez un órgano; el timo, que está al lado del corazón y que produce células importantes del sistema inmunitario, un avance que en el futuro podría ayudar a personas con deficiencias de aquel sistema y con situaciones genéticas que afecten el desarrollo del timo. El estudio fue publicado en Development. El avance se logró en ratones, cuyo timo regenerado funcionó normalmente produciendo las células T del sistema inmunitario.

3. Menos mal no estábamos

Si un asteroide causó una masiva extinción hace 65 millones de años, llevándose para siempre los dinosaurios, este no habría dejado títere con cabeza. Científicos reconstruyeron los efectos de un enorme asteroide de 50 kilómetros de diámetro que golpeó la Tierra hace 3.260 millones de años en lo que hoy es Sudáfrica, dejando un cráter que se pudo extender por medio país. La energía liberada evaporó las capas externas del océano y generó tsunamis de cientos e metros de altura. En ese entonces solo existía vida unicelular en el planeta. El estudio apareció en Geochemistry, Geophysics, Geosystems.

4. Ay, las locuras del alcohol

Los topos de la pradera son una de las especies de animales monógamos, estudiadas hace mucho por esa condición. ¡Pero saben qué los enloquece? El alcohol. Sí, un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que bajo los efectos del alcohol se tornaban promiscuos, mostrando los machos mucho interés en hembras aparte de su pareja.

5. Jabones en la nariz

Un agente antimicrobiano común a distintos jabones, pastas dentales y champús podría estar llegado a la nariz de muchos usuarios donde promueve la colonización del Estafilococo aureus y predispondría muchas personas a la infección. El estudio de l Universidad de Michigan apareció en el journal mBio, de la sociedad americana de microbiología. El agente, triclosán, fue hallado en muestras nasales del 41% de los adultos estudiados.

6. Nueva forma de la materia

Físicos confirmaron la existencia de hadrones exóticos, un tipo de materia que no puede ser clasificada en el modelo tradicional de quarks. Se trata de un estado ambiguo de la materia algo que luce como una partícula compuesta por dos quarks y dos anti-quarks dijo uno de los investigadores. El estudio será publicado en breve por el laboratorio europeo CERN, que maneja el gran colisionador de partículas donde se encontró el bosón Higgs.

7. Sí, era un lago

Un nuevo análisis de los datos que el robot Spirit entregó sobre una roca conocida como Comanche sugiere que en el sitio donde está, el Cráter Gusev de la superficie marciana sí hubo un lago según el artículo publicado en Geology. Hoy se sabe de sobra que agua hubo y hay en Marte, pero dónde estuvo y cómo no ha sido clarificado del todo. Este es un nuevo aporte para resolver los misterios del Marte mojado.

8. Claro que cohabitaron

Una nueva técnica genética aportó mayores evidencias a una vieja disputa: ¿cohabitaron humanos y neandertales? El estudio publicado en Genetics muestra con más profundidad características genéticas compartidas, lo que sugiere que tuvieron relaciones con descendencia. Qué tanto fue el aporte es lo que queda por determinar con exactitud aunque recientemente hubo también un estudio que mostró que somos un poco neandertales.

9. Se estira y se estiraaaa

Con datos del estudio Boss utilizando cuásares, astrofísicos determinaron la rata de expansión del universo: 68 kilómetros por segundo por millón de años, dato que muestra una precisión del 2,2%. Esa tasa se tenía cuando el universo era menos de un cuarto de su edad actual. El universo se ha estado expandiendo desde el Big Bang y hasta ahora nada indica que volverá a contraerse. Para el estudio se analizaron 140.000 cuásares, poderosísimas fuentes energéticas en muchísimas galaxias. Los estudios aparecieron en Astronomy ad Astrophysics y en el Journal of Cosmology and Astropartical Physics.

10. La primera luna extrasolar

En un hallazgo sorprendente por difícil de confirmar científicos dijeron haber descubierto lo que parece la primera exoluna, una luna orbitado un planeta en otro sistema solar. El estudio aparece en The Astrophysical Journal. No se sabe con seguridad si es una estrella débil orbitada por un planeta 18 veces la masa terrestre o una luna alrededor de un planeta más masivo que Júpiter. El hallazgo alienta la búsqueda de lunas en esos lejanos mundos.

Mis 10 noticias científicas de la semana (23-29)

1. Primer cromosoma sintético

De la nada. Surgió de la nada, podría decirse. En un desarrollo que allana más el camino hacia un genoma sintético, científicos reportaron en Science la creación del primer cromosoma sintético de la levadura. Los investigadores tomaron pequeñas piezas de ADN hecho por ellos y lo pegaron para crear la versión sintética del cromosoma, un avance importante en el campo de la biología sintética, que apunta a diseñar microbios para producir productos útiles. El avance también acerca a los científicos a la creación de plantas y animales sintéticos.

2. El mapa del genoma

El proyecto Famtom5 que duró dos años publicó en la revista Nature dos informes en los cuales se presentó la la imagen más clara de cómo los genes humanos son controlados en una amplia variedad de tipos de células del cuerpo, lo que permitirá luego enfocarse en genes asociados con enfermedades. En el estudio se determinó cómo una red de interruptores en el ADN, controla dónde y cuándo los genes se encienden y se apagan. Los humanos tenemos unos 400 tipos distintos de células y la diferencia proviene del sitio del genoma que utilizan.

3. Me falta el aire

La Organización Mundial de la Salud reveló que 1 de cada 8 muertes en el planeta se deben a la contaminación del aire, que provoca cáncer de pulmón, enfermedades respiratorias graves y que además ingresa al torrente sanguíneo produciendo infartos cardíacos y derrames cerebrales. Un estudio asustador que pone el dedo en la llaga y que hasta ahora no había sido hecho por la OMS. Del total de muertes por el aire, 20% se deben al cáncer y otros males respiratorios serios.

4. Como anillo al dedo

Se habían visto hace mucho en Saturno, llamado el planeta de los anillos. Luego distintas naves mostraron que Júpiter, Urano y Neptuno también los tenían. Por primera vez, astrónomos brasileños y noruegos reportaron la existencia de anillos en un asteroide de unos 250 kilómetros, Chariklo, que se encuentra más allá de Júpiter, entre Saturno y Urano. Los anillos tendrían unos 20 kilómetros de grosor. El artículo apareció en Nature.

5. Cuidar los niños paga

Cuando niños de 0 a 5 años reciben toda la atención que merecen, hacia los 30 años de edad presentan mejor salud metabólica y cardíaca, según un estudio publicado en Science. El estudio analizó 122 niños en cuatro cohortes reclutadas en los 70. Las conclusiones indican que el cuidado permanente en esos primeros 5 años ofrece resultados importantes ya de adultos.

6. Andaba escondido

Astrónomos reportaron el posible hallazgo de otro planeta enano que reside en la nube de Oort, una región del Sistema Solar más allá de las 2.000 veces la distancia Tierra-Sol hasta 50.000 o más veces. El objeto fue denominado 2012 VP113 y es el segundo más grande detectado allí luego de Sedna, otro planeta menor. Su órbita va de los 12.000 millones de kilómetros a los 67.000 millones de kilómetros del Sol (la Tierra está a solo 149 millones de kilómetros del Sol). El objeto, reportado en Nature, unos 450 kilómetros.

7. Agua en las rocas

Seis glaciares de la Antártida occidental se están moviendo más rápido que hace 40 años provocando una mayor descarga de hielo en el océano y aumentando el nivel del mar según un estudio presentado en Geophysical Research Letters. La cantidad de hielo drenando de esa media docena de glaciares aumentó 77% de 1973 a 2013. El glaciar de Pine Island, el más activo , se ha acelerado un 75%. El glaciar Thwaites comenzó a acelerar el drenaje en 2006 luego de una década de calma.

8. El matrimonio alivia

Las personas casadas tienen tasas más bajas de varias enfermedades cardiovasculares, comparadas con las que son solteras, divorciadas o viudas, según un estudio presentado en el congreso del Colegio Americano de Cardiología. La relación entre matrimonio y baja probabilidad de enfermedad cardíaca es más notoria antes de los 50 años: 12%, mientras que entre los 50 y 60 el riesgo es del 7 y del 4 luego de esa edad.

9. 10.000 años con ganado

Un estudio en Plos Genetics que analizó 134 razas de bovinos de todo el planeta encontró que el ganado fue domesticado por primera vez en el llamado Creciente Fértil, esa región del planeta donde hoy están Irak, Jordania, Siria e Israel. Hasta ahora se creía que había sido domesticado primero en África. La investigación permitió establecer además el lazo entre distintas razas, mostrando a la vez cómo se ha movido la humanidad de un lado a otro.

10. Muerte en cautiverio

Criticado hasta más no poder en febrero por haber dado muerte a una jirafa adulta saludable, el zoológico de Copenhague volvió a generar un escándalo esta semana cuando mató cuatro leones sanos: dos adultos y dos bebés de solo 10 meses, con el objeto de abrirle paso a un león nuevo. Para los encargados del zoológico esa es la decisión correcta. Zoológicos de otro lugares del mundo esterilizan animales cuando hay sobrepoblación.

Cosa extraña ¡un asteroide con anillos!

Hace décadas se creía que solo Saturno los poseía. Luego se sumaron Júpiter, Urano y hasta Neptuno. Planetas con una característica: tienen anillos.

Científicos reportaron ahora, en Nature, un caso extraño: un asteroide que también los tiene. Su origen es un misterio pero podría ser el resultado de una colisión d ella que habría quedado un disco de escombros.

La observación del asteroide se hizo desde varios observatorios, incluido el de La Silla (Chile) de la ESO.

Este asteroide, Chariklo, fue observado mientras pasaba delante de una estrella brillante, detectándose que tiene dos anillos

“No estábamos buscando un anillo y no creíamos que cuerpos pequeños como Chariklo los tuvieran, por lo que el descubrimiento ha sido toda una sorpresa”, expresó Felipe Braga-Ribas (del Observatorio Nacional/MCTI en Río de Janeiro, Brasil) autor principal del nuevo artículo.

Chariklo es el miembro de mayor tamaño de un tipo de objetos, los centauros. Su órbita se encuentra entre la de Saturno y Urano. Los centauros  tienen órbitas inestables y cruzan las de los planetas gigantes.

El seguimiento se efectuó cuando pasó frente a la estrella UCAC4 248-108672 el 3 de junio del año pasado 2013, visto desde el sur de América.

Poco antes y poco después del tránsito hubo disminución en el brillo aparente de la estrella, indicando que algo en el asteroide bloqueaba la luz. Con la información se pudo reconstruir luego la forma, el tamaño del objeto y la forma, la anchura, la orientación y otras propiedades de los anillos.

Los anillos tendrían 3 y 7 kilómetros de ancho, separados por un espacio de 9 kilómetros. Chariklo mide 250 kilómetros.

Ría posible entonces que el asteroide tuviera una pequeña luna por ser descubierta, algo que no es inusual en otros objetos similares.

Mis 10 noticias científicas de la semana (3-9)

1. Un cuerpo sin fin

Se conoce que los animales jóvenes reparan sus tejidos con facilidad, pero pierden con la edad esa capacidad. ¿Podría ser recuperada en la edad adulta? Un estudio del Programa de células Madre del Boston Children’s Hospital sugiere que sí. Al reactivar un gen dormitante llamado Lin28a, pudieron hacer crecer pelo y reparar cartílagos, hueso, piel y otros tejidos blandos en un ratón. El estudio fue publicado en Cell. Un avance más hacia tratamientos regenerativos en humanos.

2. Por favor, tóqueme

Las personas con baja estima tendrían una menor preocupación existencial si recibieran una palmadita o algún tipo de contacto físico, reveló un estudio publicado en Psychological Science adelantado por Sander Koole de la Universidad de Amsterdam. A través de este contacto personal las personas pueden hallar mayor seguridad existencial aún en ausencia de un significado simbólico derivado de creencias religiosas o valores de vida.

3. De puertas abiertas

Un estudio publicado en Nature reveló que los recién nacidos tienen sistema inmunitario débil susceptible a las infecciones de acuerdo con una investigación en ratones. Lo que parecería anómalo no lo es tanto porque ese filtro permite la colonización por parte de bacterias benéficas necesarias para vivir saludablemente.

4. Mutaciones vs. medicinas

Dos grupos independientes reportaron en Nature Genetics que las mutaciones ESR1 son componente esencial de la resistencia del cáncer de seno a terapias hormonales como el tamoxifeno y el fulvestrant que bloquean el receptor de estrógeno. Este ha sido vinculado directamente en este cáncer y ha sido objeto de lucha frontal por parte de la industria farmacéutica.

5. Mi decisión es… dice la hormiga

Científicos de Arizona State University presentaron en un artículo el hallazgo relacionado con la toma de decisiones en animales. Al menos en las hormigas se da. Estas pueden modificar sus estrategias de toma de decisiones con base en su experiencia. También pueden emplear esta para sopesar las distintas opciones, revelaron en Biology letters. Tan pequeñas y… tan decididas.

6. Coja la cola que desee

Un cuerpo del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter presentó una característica tal que dejó atónitos a los astrónomos: esa roca tenía ¡6 colas! El fenómeno podría deberse al aumento de la rotación que hace que periódicamente expulse polvo, de acuerdo con el artículo publicado en The Astrophysical Journal. El asteroide había sido descubierto en agosto pasado y se denominó P/2013 P5.

7. Uno en cinco

Gracias al análisis de la voluminosa información que proporcionó el telescopio Kepler en busca de planetas, astrónomos realizaron una modelación que sugiere que 1 de cada 5 estrellas tipo Sol posee un planeta como la Tierra en zona de habitabilidad, que no quiere decir que necesariamente sea habitable. Los hallazgos fueron publicados en Proceedings of the National Academy of Sciences.

8. Curso de anatomía

Médicos de la Universidad de Leuven descubrieron un ligamento no descrito antes en la anatomía humana. Se encuentra en la rodilla según el estudio publicado en el journal of Anatomy. El nuevo ligamento, llamado anterolateral, se encuentra junto al ligamento cruzado anterior e incide en que muchas operaciones de este no funcionen bien. No conocemos aún todo nuestro cuerpo.

9. No tenemos nada de especiales

Un nuevo estudio de científicos de la Universidad de Dartmouth descarta la controversial teoría de que al expansión del universo es una ilusión. Aunque el estudio no explica la aceleración cósmica, elimina la provocativa posibilidad de que nuestro planeta, sistema solar y galaxia estuviera en el centro del universo y de que no existe energía oscura. El estudio apareció en Physical Review D.

10. Murieron en su ley

Sin quererlo murieron en su ley. Y sin quererlo acaban de convertirse en los insectos más antiguos hallados en plena cópula. Se encontraron fosilizados en Mongolia, unidos, revelando que desde hace al menos 165 millones de años (jurásico medio) la técnica de reproducción ha permanecido invariable. Los insectos son cercopopides (Anthoscytina perpetua) de solo 15 milímetros de largo.

Detectan extraño asteroide con 6 colas

Foto cortesía Hubble

No podían creer lo que estaban observando y no era para menos: astrónomos que observaban el cinturón de asteroides del Sistema Solar, situado entre las órbitas de Marte y Júpiter, detectaron un asteroide con seis colas tipo cometa.

Los científicos usaron el telescopio espacial Hubble.

A diferencia de otros asteroides que aparecen como simples puntos de luz, este asteroide, llamado P/2013 P5, asemeja una regadora rotante de pasto, un aspersor. Para ellos es inexplicable esta forma.

“Estábamos absolutamente confundidos cuando lo vimos”, dijo David Jewitt, de la Universidad de California en Los Ángeles. “Más sorprendente aún es que la estructura de su cola cambia en tan solo 13 días. Es difícil de creer que estamos mirando un asteroide”.

El hallazgo fue reportado en The Astrophysical Journal Letters.

El P/2013 P5 ha estado expulsando polvo periódicamente por al menos 5 meses. Se cree que la tasa de rotación se incrementó al punto de que su superficie comenzó a volar aparte. No se piensa que las colas sean el resultado de un impacto con otro asteroide dado que no se ha visto una gran cantidad de material expulsado al espacio de un solo golpe.

El asteroide había sido descubierto en agosto 27 con el programa Pan-STARRS en Hawai. En ese momento apareció como un objeto nuboso. Las colas fueron vistas con el Hubble el 10 de septiembre.

Cuando se volvió a mirarlo el 23 de ese mes, su apariencia había cambiado por completo.

“Quedamos anonadados”, dijo Jewitt.

Una modelación de Jessica Agarwal del Max Planck Institute for Solar System Research en Lindau, Alemania, reveló que las colas pudieron haberse formado por una serie de eventos impulsivos de expulsión de polvo, expulsiones que debieron ocurrir en abril 15, julio 18, julio 24, agosto 8, agosto 26 y septiembre 4. La presión de la radiación solar alineó el polvo en chorros.

Y esa misma radiación pudo incidir en el aumento de la rotación del asteroide por lo que el asteroide, debido a su débil campo gravitatorio, no se pudo mantener completo.

Mis 10 noticias científicas de la semana (1-7)

Tomado de Avatar

1. Luna, lunera, cascabelerea

En un paper aceptado para publicación en Astrophysical Journal Letters, Jorge Iván Zuluaga, astrónomo director del pregrado de Astronomía de la Universidad de Antioquia y Rene Heller, de Macmaster Unviersity en Canadá, estudiaron la posible habitabilidad de lunas alrededor de planetas en otros sistemas solares, una posibilidad que se ha venido comentando en los dos últimos años. Para los científicos, es muy poco probable que se pueda dar la vida en esos satélites a menos que estén protegidos magnéticamente de la radiación cósmica, para lo cual tendrían que estar muy cerca de sus planetas y entonces serían muy calientes.

2. Tan parecidos pero tan diferentes

Quien diga que delfines y murciélagos son muy parecidos, sería objeto de burlas. Pero parece que tienen cosas en común. Un estudio de Queen Mary University publicado en Nature sugiere que el sistema de ecolocalización en ambos tiene raíces genéticas similares, un proceso conocido como evolución convergente. En el estudio compararon 22 secuencias genéticas de 22 mamíferos, incluidos delfines y murciélagos, que desarrollaron de manera independiente la ecolocalización y hallaron convergencias en casi 200 regiones genómicas.

3. Una sorpresa en el fondo del mar

Tan grandes solo se conocían en Marte y, desde el año pasado, en el gran asteroide Vesta en el cinturón principal entre Marte y Júpiter. En el Océano Pacífico científicos reportaron la existencia de un enorme volcán tan extenso y grande como las islas británicas, situado a unos 1.600 kilómetros al este de Japón, según el reporte presentado en Nature Geoscience. Se trata de Tamu Massif, el rasgo más sobresaliente de la cadena montañosa Shatsky Rise formada hace 130 a 145 millones de años.

4. Qué frío tan horrible

Como si hubiera faltado frío en la última Edad de Hielo hace unos 13.000 años, un asteroide golpeó la Tierra y ayudó a enfriar más el clima, causando lo que se conoce como la Dryas reciente, una variación extrema del clima en menos de 100 años, reveló un estudio publicado en PNAS. Las evidencias serían fragmentos rocosos en Quebec. Canadá, de la explosión que sucedió tan lejos como en Pensilvania, Estados Unidos. El hallazgo sin embargo no convence aún a toda la comunidad científica.

5. Ancianos jugadores

No lo harán por vicio incontrolable y tampoco son degenerados. No. Un estudio publicado en Nature sugiere que las personas de edad que jueguen videojuegos mejoran la capacidad de realizar varias acciones a la vez (multitask), una mejoría que duró hasta seis meses. Distintos estudios sobre el tema, relacionados con detener el declive cognitivo han arrojado resultados mixtos, pero este se centró en una sola habilidad.

6. Para oírte mejor

Son muy pequeñas, de solo 1 centímetro, pero a esa especialidad le suman otra: las ranas Gardiner de las islas Seychelles escuchan por… la boca. Sí, como carecen de oído medio y por lo tanto de tímpano y los 3 huesecillos, la boca les sirve para escuchar. Por la cavidad bucal entran las ondas acústicas para hacer vibrar la estructura ósea que da hacia el oído interno. Tal parece que guardan un rasgo adquirido cuando vivían en el continente antiguo Gondwana. El estudio fue publicado en PNAS.

7. Aquí la Luna

En un mes debe llegar a la Luna la sonda Ladee de la Nasa, con el fin de estudiar durante 100 días la composición de la delgada atmósfera lunar y el polvo en ella, con lo que se resolverán acertijos como la luz coloreada observada en misiones Apolo. La nave se insertará en una órbita baja, por lo que necesitará más energía, debido a lo cual el viaje hacia el satélite natural tardará más: así se ahorrará energía informó la agencia espacial.

8. Qué tiempos aquellos

Científicos encontraron en una roca en Eastern Cape, Sudáfrica, lo que es el primer vestigio de un invertebrado en el supercontinente Gondwana. Se trata de un escorpión que vivió hace cerca de 350 millones de años. Cuando la masa continental del planeta se partió, Gondwana estuvo en el sur. De esa parte no se habían encontrado señales de animales, al contrario de su contraparte norteña, Laurasia. El escorpión fue de los primeros colonizadores de tierra firme en Gondwana,, cuando los animales comenzaban a salir de las aguas del océano. El estudio fue publicado en African Invertebrate.

9. Se calentó el parche

En busca de cuerpos fríos en el universo, astrónomos encontraron hace dos años, gracias al telescopio espacial Wise de Nasa, una nueva clase, unas enanas cafés, aunque no se pudo determina con exactitud la temperatura. Un nuevo estudio reveló que son algo menos frías de lo que se creía: su temperatura es entre 120 y 175 grados centígrados. Estos cuerpos, algunas veces llamados estrellas fallidas, son los cuerpos celestes libres más fríos: para alcanzar las bajas temperaturas luego de enfriarse por miles de millones de años quiere decir que solo pueden tener de 5 a 20 veces la masa de Júpiter. Su única fuente de energía es la contracción gravitacional. El estudio fue publicado en Science.

10. Flaco: contagiame

Qué sorpresa: parece que ser delgado puede ser… contagioso. Sí, una bacteria intestinal de personas puede invadir los intestinos de ratones que portan microbios de personas obesas y las invasoras logran que los ratones no engorden, según estudio publicado en Science. Como todo lo bueno tiene su problema, los beneficios tienen un inconveniente: los microbios invasores solo actúan cuando el ratón come alimentos sanos. Incluso la bacteria bloqueadora de grasa no puede luchar contra una dieta mala, sugiere el líder del estudio, Jeffrey Gordon, microbiólogo de la Universidad de Washington en San Luis.

Mis 10 noticias científicas de la semana (26-1)

1. Donde se bañaban los marcianos

Hubo ríos en Marte. Aunque se ha comprobado la existencia de agua y un pasado más mojado, falta información sobre la forma como corrió o estuvo contenido el líquido. Un análisis de imágenes del robot Curiosity muestra con claridad la existencia de piedras redondeadas que revelan que allí hubo un río en un pasado lejano. La cámara en estéreo del explorador tomó fotos de una zona densa en esas piedras, reunidas como en un muro de concreto, un área de unos 180 por 40 centímetros. Cuando las rocas son moldeadas por el viento se vuelven angulares y ásperas, pero estas son redondas dijeron los investigadores que publicaron sus análisis en Science.

2. Solo de paseo

Aunque causó cierto temor en personas, el viernes a las 315:59 hora colombiana pasó a 5,8 millones de kilómetros de la Tierra el asteroide 1998 QE2, de 1.700 metros de longitud, la mayor aproximación en los próximos dos siglos. Lo interesante es que muchos grandes telescopios estuvieron enfocados en él con el fin de allegar la mayor cantidad de información sobre las características de su superficie, rotación y forma. El cuerpo no supone peligro alguno para el planeta.

3. Hasta que se blindaron las tortugas

Mediante el estudio de un fósil de reptil hallado en Sudáfrica, Eunotosaurus, que vivió hace 260 millones de años se llenó un vacío de unos 50 millones de años, permitiendo ver cómo fue que las tortugas obtuvieron su caparazón, la que está compuesta de unos 50 huesos, siendo los únicos animales que las desarrollan a partir de sus costillas y vértebras. El Eunotosaurus tenía 9 costillas y carecía de los músculos intercostales entre estas. De vuelta al pasado.

4. Un mundo achicharrado

Comenzaron a aparecer en la zona este de Estados Unidos millones de chicharras Magicicada luego de permanecer más de 17 años metidas bajo la tierra. Durante unas pocas semanas cantan con su sonido característico, se aparean y mueren. La nueva generación aparecerá en 17 años. Se trata del género de insectos con el ciclo de vida más largo y que ha confundido a los científicos durante siglos, por lo que en esta ocasión muchos están presentes siguiéndoles el paso. De las miles de especies de chicharras del mundo, solo 7 en el este de Estados Unidos tienen tan prolongado periodo de vida. Alcanzando una densidad de hasta 350 por metro cuadrado, pueden cantar a 95 decibeles.

5. Y estas son las vencedoras

Como lo hace desde hace 6 años, el Instituto Internacional para la Investigación de Especies de la Universidad de Arizona publicó la lista de las 10 más llamativas nombradas en 2012, escogidas por un grupo de taxónomos que analizan sus características, hábitat y hasta su cercanía a los humanos. Se destacan en la lista una cucaracha fluorescente de Ecuador, una violeta enana de Perú, una esponja marina con forma de lira y un mico del Congo con ojos parecidos a los de los humanos. Un suceso que recuerda la importancia de todas las formas vivas. Hasta hoy se han clasificado cerca de 1.960.000 especies en el planeta.

6. Egipcio abusador

Un niño de 2 a 3 años hallado en un cementerio en el oasis Dakhleh en Egipto es quizás el caso más antiguo de abuso infantil. El esqueleto presenta múltiples fracturas de distintos momentos de su corta vida, según el estudio aparecido en el International Journal of Paleopathology. Vivió hacia los años 50 a 450 después de Cristo, en el periodo romano-cristiano. Tantas fracturas no se explcian de otra manera. Una de ellas, en la clavícula, posiblemente fue la que le provocó la muerte.

7. Para pelear junto con la piel

La Food and Drug Administration de Estados Unidos aprobó una nueva droga de primera clase para controlar el crecimiento de melanoma, mortal tumor de la piel. Se trata de una medicina que inhibe una proteína, MEK. La FDA aprobó el medicamento Mekinist para usar en melanomas avanzados con mutaciones específicas. Además aprobó Tafinlar para formas mutantes de la proteína BRAF causantes de cáncer. Otra herramienta más.

8. Se nos creció la parentela

Datos del Wide-field Infrared Survey Explorer (Wise) de la Nasa, permitió mejorar el árbol familiar de asteroides residentes en el cinturón principal entre las órbitas de Marte y Júpiter, donde habitan al menos 600.000 cuerpos de esa clase de todos los tamaños. Se logró la identificación de 28 nuevas familias. Se pudo con los datos, además, colocar por primera vez en familias miles de asteroides no vistos o no categorizados antes. Todo un suceso astronómico.

9. ¿Que no es peligrosa?

Ahora que se habla de una misión de intrépidos tripulantes hacia Marte para vivir y morir allí, la Nasa reveló un estudio de la radiación en el planeta rojo de acuerdo con datos proporcionados por el robot Curiosity: si se usan los actuales sistemas de propulsión, la radiación excedería de lejos los límites establecidos por la agencia para un viaje seguro. El estudio fue publicado en Science y sugiere que se requieren más desarrollos para proteger los astronautas.

10. Yo estudio si me dejan los genes

Factores genéticos podrían tener una pequeñísima influencia en cuánta educación escolar recibiría una persona según sugiere un nuevo estudio que, sin embargo, insiste en que no se debe atribuir a los genes un determinismo cultural ni socioeconómico. El estudio publicado en Science por un grupo de más de 200 investigadores marca lo que podría ser la primera vez que factores genéticos han sido asociados con un rasgo social, según Richard Ebstein, genetista de National University of Singapore. “Les dice a los científicos sociales que algunas de las cosas que han estado estudiando que hacen la diferencia entre la muerte y la vida tienen base genética”.

Mis 10 noticias científicas de la semana

1. El tamaño del pene sí interesa

Un estudio dice que a las mujeres sí les importa el tamaño del pene, pero hasta cierto punto: que no sea mucho más grande de los estándares, de acuerdo con la investigación realizada entre mujeres australianas y publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences. Los investigadores trataban de responder porqué el pene humano es más largo y grueso que el de los otros primates, sugiriendo que las mujeres habrían forzado esa selección sexual, lo que no parece cierto del todo. Las mujeres prefieren hombres con rasgos masculinos (mayor relación cadera-hombros) y pene más largo pero… sin exagerar.

2. Mejor secuestrar un asteroide

La Nasa divulgó los planes para la exploración espacial basada en la asignación presupuestal para 2014. Así, la idea es abandonar el regreso del hombre a la Luna y, en su defecto, capturar con una bolsa especial el asteroide Lasso y llevarlo a órbita lunar, donde dos astronautas, en una caminata espacial, harían minería para extraerle pedazos y preparar un futuro viaje a Marte en fecha no especificada.

3. Los aviones se moverán más en el aire

Si a usted le atemorizan las sacudidas en pleno vuelo, hay una noticia no muy buena: cada vez serán más frecuentes debido al cambio climático, reveló un estudio en Nature Climate Change. Si hoy los aviones se enfrentan a vientos cada vez más fuertes, en el futuro lo serán mucho más dice el estudio. Es más: la amplitud de la zona del Atlántico donde hay más brincos se ampliará. Días turbulentos.

4. No había odontólogos

Ötzi vivió 3.300 años antes de Cristo. Este habitante de lo que llamamos Neolítico fue hallado hace varios lustros al descongelarse una zona de Los Alpes italianos y desde entonces ha sido muy estudiado, al punto de que se encontraron restos de flechas clavados en sus huesos. Ahora, el primer estudio de sus dientes reveló que tenía caries y enfermedad periodontal. Uno de los dientes frontales presentaba también un severo trauma, posiblemente accidental. Los humanos de entonces, seguramente, padecían los llamados dolores de muela. El estudio apareció en el European Journal of Oral Sciences.

5. No coma carne de por aquí ni de por allí

La carne roja magra baja en grasa y colesterol es rica en proteína, cualidades consideradas saludables. Bueno, saludables si no come mucha. Un estudio publicado esta semana en Nature Medicine revela que una bacteria existente en el estómago convierte un nutriente hallado en la carne en un compuesto que acelera la formación de placas en las arterias. Para Santaley Hazen, coautor, jefe de medicina cardiovascular en la Clínica Cleveland en Ohio, el estudio sugiere que debe elaborarse una nueva dieta sana: el consumo de carnes rojas se asocia a un mayor riesgo de muerte cardiaca.

6. Al fin habló uno de nuestros ancestros

Australopithecus sediba fue uno de nuestros primeros ancestros. Poseía rasgos de simio, pero otros humanos como su pelvis, manos y dientes, reveló una serie de 6 artículos publicados al tiempo en Science, los que analizaron dos esqueletos, de macho y hembra, y una tibia. Todos los estudios sugieren, de manera colectiva, que A. sediba fue probablemente ancestro directo del Homo, género que incluye los humanos modernos, e indican que quizás no descendían del Australopithecus afarensis, como se ha sugerido.

7. Pillada en la soledad de Marte

La Unión Soviética fue la primera potencia en dirigir una pléyade de naves hacia Marte, pero fue más lo que erró que lo que atinó. Una de las contadas naves que logró su propósito fue la Mars 3, que tocó suelo marciano el 2 de diciembre de 1971. Transmitió datos durante unos segundos antes de perderse contacto, siendo la primera transmisión desde el planeta rojo. Bien, el Mars Reconnaissance Orbiter de la Nasa lo detectó, impávido, en la superficie, se reveló esta semana.

8. Malaria sintética

La farmacéutica Sanofi empezó a producir a gran escala una versión parcialmente sintética de la droga artemisina, medicina de primera línea en el combate contra la malaria, producto de un desarrollo hace 12 años del profesor Jay Keasling de la Universidad de California en Berkeley. Es el primer triunfo del naciente campo de la biología sintética.

9. El Ártico se empelota

El asunto quedó más claro esta semana. No se trata ahora de ver si el Ártico se quedará sin hielo. No. Ahora la pregunta es: ¿cúando ocurrirá? Para algunos podría hacia 2050, pero hay quienes creen que podría ser la próxima década o la siguiente. El rápido deshielo del Ártico es quizás el indicador más claro del cambio climático según autores de un reporte aparecido en Geophysical Research Letters.

10. Una luz dentro del cerebro

Mediante un dispositivo miniatura implantado en el cerebro, científicos llegaron al sistema de gratificación de ratones, provocando que las neuronas liberaran dopamina, ese químico asociado con el placer. Se trata de LED del tamaño de una neurona, que activa las células con su luz produciendo aquella respuesta, lo que podría ayudar a develar los circuitos involucrados en conductas complejas como la adicción, el sueño, la depresión y la ansiedad, se reportó en Science.

Descubren secretos del gran asteroide Vesta

Tras casi un año sobre el gran asteroide Vesta, la sonda Dawn ha revelado un mapa más o menos completo de ese cuerpo, que se formó hace 4.560 millones de años, y que de vez en cuando envía rocas a… la Tierra.

El sondeo durante este lapso permitió a los científicos de la Nasa precisar que este enorme asteroide es un fósil de la formación del Sistema Solar y posee una superficie mucho más variada de lo que se creía.

Los distintos rasgos hacen que se parezca más a un pequeño planeta o a una luna que otro asteroide conocido. El reporte de los hallazgos apareció esta semana en la revista Science.

Los científicos ven ahora a Vesta como un bloque planetario con diferentes capas y un núcleo de hierro, el único conocido en haber sobrevivido los primeros días del Sistema Solar.

La complejidad geológica de este asteroide puede ser atribuida a un proceso que separó la estructura en una corteza, un manto y un núcleo de hierro con un radio de unos 110 kilómetros. Un proceso vivido hace más de 4.500 millones de años.

De esa manera se formaron también los planetas rocosos y la Luna.

La sonda Dawn observó un patrón de minerales expuestos por profundos cortes creados por el impacto de rocas espaciales, que sugieren que el asteroide tuvo alguna vez un océano interior de magma, océano que se presenta cuando un cuerpo sufre un derretimiento casi completo que deriva en la formación de capas que constituyen los planetas.

La información obtenida confirmó que cierto grupo de meteoritos encontrados en la Tierra, tal como se había teorizado, provienen de Vesta. Las huellas de piroxeno, un mineral rico en hierro y magnesio, en esos meteoritos, es similar a las rocas en la superficie de Vesta. Estos objetos son cerca del 6% de todos los meteoritos que caen sobre nuestro planeta.

En la foto, distribución de minerales en el hemisferio sur de Vesta, cortesía Nasa/JPL-Caltech

Mamíferos vs. dinosaurios: la historia no contada

No fue sino que desaparecieran los dinosaurios, para que llegaran los mamíferos. Es lo que siempre se ha dicho, pues no parecería posible que estos florecieran ante semejantes monstruos.

Un nuevo estudio publicado en Nature sugiere que al menos un grupo de mamíferos había comenzado a expandirse millones de años antes de que los dinosaurios fueran borrados de la faz del planeta tras la caída del gigantesco asteroide.

El estudio conducido por un paleontólogo de la University of Washington sugiere que los multituberculados pudieron prosperar gracias a que desarrollaron numerosos tubérculos en la parte posterior de los dientes que les permitió alimentarse principalmente de angiospermas, plantas con flores que comenzaban a ser comunes en todas partes.

Eran unos mamíferos tipo roedores que emergieron hace cerca de 165 millones de años. Durante los siguiente 80 millones permanecieron pequeños viviendo un número limitado de hábitats, alimentándose de insectos.

Las angiospermas comenzaron a aparecer hace cerca de 140 millones de años, luego de lo cual los pequeños mamíferos comenzaron a crecer hasta alcanzar el tamaño de un castor.

Se había pensado que los dinosaurios no les habían dejado espacios al competir por alimentos, pero no parece cierto.

Cuando los científicos analizaron 48 conjuntos de dientes fosilizados de los multituberculados, hallando pistas sobre su dieta. “Los multituberculados parecen haber desarrollado más protuberancias detrás de sus dientes para quebrar el material vegetal”, dijo el investigador Gregory Wilson.

Esta complejidad dental les permitió comer un rango más diverso de alimentos, como las plantas, con lo cual se desarrollaron más.

Esto concuerda con otros grupos de mamíferos, incluyendo especies descubiertas hace poco del Cretáceo tardío (entre hace 100 millones y 65 millones de años) mostrando adaptaciones muy especializadas.

Los multituberculados se extinguieron hace unos 35 millones de años, no sin antes haberse diseminado por todo el globo. Se ha sugerido que los roedores modernos y otros animales los condujeron a la extinción al competir por la misma comida.

En el dibujo cortesía de Nature, cómo debía lucir un multituberculado.