Cuando se recibe un cumplido el desempeño mejora

No es nada extraño que una persona tenga mejor desempeño cuando alguien le diga un cumplido. Bueno, ahora japoneses descubrieron porqué.

Todo se debe al striatum. Sí, así como suena.

El grupo de investigadores había descubierto previamente que esa misma área del cerebro se activa cuando una persona recibe un cumplido o un regalo.

Tal parece que cuando el striatum se activa parece animar a la persona para desempeñarse mejor durante ejercicios.

El estudio de Norihiro Sadato del National Institute for Physiological Sciences, Sho Sugawara de Graduate University for Advanced Studies, Satoshi Tanaka del Nagoya Institute of Technology Satoshi Tanaka, con Katsumi Watanabe del Research Center for Advanced Science and Technology Associate fue publicado en Plos One.

En él, a 48 adultos reclutados para el estudio se les pidió aprender y realizar un patrón específico con el dedo, empujando unas llaves en un llavero en una secuencia particular tan rápido como fuera posible en 30 segundos. Una vez habían aprendido el ejercicio, fueron separados en tres grupos. Uno incluía un evaluador que felicitaba a los participantes individualmente, otro incluía miembros que observaban mientras a otro lo felicitaban y un tercero incluía individuos que definían su desempeño en un gráfico.

Al siguiente día, cuando se les pidió realizar el ejercicio, el grupo de los que recibió el cumplido directamente se desempeñó mejor que los otros. Esto indica que un cumplido tras una acción estimula al individuo a desempeñarse mejor después.

Para Sadato “para el cerebro, recibir un cumplido es tanto una recompensa social como ser recompensado con dinero. Probamos científicamente que una persona se desempeña mejor cuando recibe una recompensa social”.

Esta estrategia puede ser muy útil en las aulas de clase como en procesos de rehabilitación, dijo.

CO2 en aulas cerradas reduce desempeño escolar

Con aulas de clase metidas al lado de transitadas calles por las que miles de autos sueltan dióxido de carbono no podría esperarse un buen nivel académico.

Eso se desprende de una novedosa investigación revelada en Environmental Health Perspectives se demuestra que afecta el rendimiento mental de las personas.

También aplica, lógico, para oficinas y otros espacios cerrados.

En el estudio con 22 adultos jóvenes sanos, el desempeño en 6 de 9 pruebas cayó notablemente cuando los niveles del CO2 en el interior del salón llegó a 1.000 partes por millón, de una base de 600. En 7 tests, el rendimiento fue peor cuando los niveles subieron a 2.500 ppm.

Si se consideraba que 1.000 ppm se tenían en un espacio con una buena ventilación, ¿qué esperar de otros?

Los niveles de dióxido de carbono son a menudo más altos en edificios que los 350 o 400 ppm hallados fuera de espacios cerrados (niveles de E.U.). 600 ppm son consideradas buen nivel.

La respiración de las personas en el espacio cerrado y la cantidad de veces que se intercambia aire con el exterior a través de la ventilación inciden en la acumulación del CO2.

“Hemos visto altos niveles de CO2 asociados con mayor ausencia estudiantil y desempeños más pobres en las tareas escolares”, dijo William Fisk, coautor, del Lawrence Berkeley National Laboratory.

¿Qué tal las aulas escolares y unviersitarias de muchas instituciones en el Aburrá y en Colombia?