El extraño pene de avestruces y emus

Una de las rarezas animales es el pene de las grandes aves, tema que ha intrigado a los científicos y parece estar más cerca de la solución ahora.

Cómo se pone erecto el pene de esas aves ha sido un misterio, pero un estudio en el Journal of Zoology científicos reportaron que los avestruces y los emus alargan su pene usando un llenado con fluido linfático en vez de un sistema vascular sanguíneo como en reptiles y mamíferos.

El hallazgo cuadra con lo que se sabe de otras especies de aves, solo 3% de las cuales tienen penes y podría ayudar a resolver el enigma de las similitudes y divergencias de la herencia evolutiva de aves y reptiles.

“Nuestros hallazgos revelan que la evolución de un mecanismo de erección linfática se presentó en el ancestro de todas las aves y no en algunas”, dijo Patricia Brennan, bióloga evolutiva de la U. de Massachussets Amherst, una de los autores del estudio.

Avestruces y emus son miembros de un grupo de aves no voladoras. Todas esas especies poseen penes –como los patos y algunas otras aves- pero la mayoría de ellas se aparean mediante un breve beso cloacal durante el cual el macho le pasa el esperma la hembra vía la cloaca, el mismo conducto usado para excretar.

La existencia de un pene linfático en algunas aves es un rompecabezas evolutivo, según Richard POUM, de Yale University, coautor. “Lo que es extraño con estas aves es que no desarrollaron una estructura nueva, sino una novedosa forma de hacer algo que ya se hacía”.