Hielo del Ártico llegó a su mínimo registro

Extensión del hielo a marzo 18. Cortesía Centro de las Nieves y el Hielo

No parecen buenas las noticias del norte: La extensión actual del hielo en el mar Ártico ha sido la más baja de los registros según reporte del Centro Nacional de Datos de la Nieve y el Hielo de Estados Unidos. Además, esa máxima extensión se logró dos semanas antes que en décadas recientes, el 25 de febrero.

Durante los meses de invierno el hielo crece hasta su máxima cobertura alrededor del 12 de marzo en un año típico de las dos décadas pasadas. Esta vez, desde el 25 el hielo se está derritiendo.

Hasta ahora la temporada 2011-2012 ostentaba la marca de la menor extensión de hielo en el Ártico.

Desde 1979 los científicos han medido la velocidad y el crecimiento del hielo en el tiempo. El hielo del mar creció hasta 14,54 millones de kilómetros cuadrados el 25 de febrero. Si se agregan 1,1 millones de kilómetros cuadrados de hielo al Ártico justo ahora, se estaría en el promedio del periodo 1981-2010.

En 2012 la extensión del hielo fue unos 200.000 kilómetros mayor al de este año. La disminución de este año equivaldría al tamaño de los estados de Texas y California combinados.

Que el máximo se hubiese tenido 15 días antes en 2015 que el promedio 1980-2010 podría deberse a una corriente inusual que se formó en Norteamérica en febrero. Un tiempo frío y tormentoso inusual se formó a lo largo de esa corriente en la mitad oriental de Estados Unidos y Canadá, mientras hubo un tiempo soleado mayor al promedio en el oeste. Esto supuso condiciones más tibias en el lado Pacífico del Ártico que condujo a una menor extensión de hielo en el mar de Bering y en el mar de Okhotsk.

También prevalece una Oscilación Ártica, o patrón del tiempo con vientos tibios del sur a travé del Ártico oriental gracias a un área de baja presión en Islandia y el sur de Groenlandia extendiéndose hasta el mar de Barents.

El Ártico no tuvo tiempo de permanecer frío y albergar más hielo.

No se sabe qué incidencia tendrá esta menor cantidad de hielo cuando lleguen los meses del verano, cuando usualmente desciende la cobertura.