Se alborotó el planeta Urano

Si por acá llueve por allá no escampa. ¿Será? El caso es que desde el Observatorio Keck en Hawai astrónomos captaron una enorme tormenta en el lejano Urano.

Una imagen tomada el 5 de agosto muestra puntos brillantes en la foto en infrarrojo. Son tormentas. Una foto al día siguiente revela puntos más brillantes. ¿Creció?

Una de las grandes tormentas observadas llama la atención de los científicos. La tormenta alcanza gran altura en la atmósfera del planeta.

“Siempre estamos ansiosos por ver la primera foto de la noche de un planeta o satélite, pues nunca sabemos qué nos guarda”, dijo Imke de Pater, profesor de la Universidad de California en Berkeley y líder del grupo. “El rasgo tan brillante que vimos el 6 de agosto me recuerda de una tormenta similar que vimos en el hemisferio sur de Urano durante los años antes del equinoccio”.

La nueva tormenta es una reminiscencia de un rasgo conocido como Berg, que desapareció en 2009 y que pudo ser registrado por el sobrevuelo de la Voyager en 1986. El Berg, llamado así porque la tormenta parecía como iceberg desprendiéndose de la capa de hielo se hizo muy brillante en 2004 y comenzó a moverse hacia el ecuador en 2005.

La nueva tormenta es más brillante que el Berg, según representantes del observatorio, y luce similar. Los científicos creen que un vórtice profundo en la atmósfera de Urano puede estar asociada con la brillante mancha.

Las tormentas rugen por todo el Sistema Solar. Baste recordar la gran mancha roja de Júpiter y las masivas del polo norte de Saturno.

No se conocen bien los mecanismos detrás de estos fenómenos en esas atmósferas densas difíciles de penetrar.