Hielo del Ártico llegó a su mínimo registro

Extensión del hielo a marzo 18. Cortesía Centro de las Nieves y el Hielo

No parecen buenas las noticias del norte: La extensión actual del hielo en el mar Ártico ha sido la más baja de los registros según reporte del Centro Nacional de Datos de la Nieve y el Hielo de Estados Unidos. Además, esa máxima extensión se logró dos semanas antes que en décadas recientes, el 25 de febrero.

Durante los meses de invierno el hielo crece hasta su máxima cobertura alrededor del 12 de marzo en un año típico de las dos décadas pasadas. Esta vez, desde el 25 el hielo se está derritiendo.

Hasta ahora la temporada 2011-2012 ostentaba la marca de la menor extensión de hielo en el Ártico.

Desde 1979 los científicos han medido la velocidad y el crecimiento del hielo en el tiempo. El hielo del mar creció hasta 14,54 millones de kilómetros cuadrados el 25 de febrero. Si se agregan 1,1 millones de kilómetros cuadrados de hielo al Ártico justo ahora, se estaría en el promedio del periodo 1981-2010.

En 2012 la extensión del hielo fue unos 200.000 kilómetros mayor al de este año. La disminución de este año equivaldría al tamaño de los estados de Texas y California combinados.

Que el máximo se hubiese tenido 15 días antes en 2015 que el promedio 1980-2010 podría deberse a una corriente inusual que se formó en Norteamérica en febrero. Un tiempo frío y tormentoso inusual se formó a lo largo de esa corriente en la mitad oriental de Estados Unidos y Canadá, mientras hubo un tiempo soleado mayor al promedio en el oeste. Esto supuso condiciones más tibias en el lado Pacífico del Ártico que condujo a una menor extensión de hielo en el mar de Bering y en el mar de Okhotsk.

También prevalece una Oscilación Ártica, o patrón del tiempo con vientos tibios del sur a travé del Ártico oriental gracias a un área de baja presión en Islandia y el sur de Groenlandia extendiéndose hasta el mar de Barents.

El Ártico no tuvo tiempo de permanecer frío y albergar más hielo.

No se sabe qué incidencia tendrá esta menor cantidad de hielo cuando lleguen los meses del verano, cuando usualmente desciende la cobertura.

Mis 10 noticias científicas de la semana (15-19)

1. Qué cosa tan grande

Las grandes esencias vienen en envases pequeños dice la gente. Y eso se aplica a este caso: astrónomos descubrieron en una galaxia enana supercompacta un enorme agujero negro, convirtiéndose en la galaxia más pequeña en poseer un objeto de esta clase tan masivo. La galaxia, M60-UCD1 tiene un agujero que equivale a la masa de 21 millones de soles, 5 veces más masivo que el de nuestra galaxia. Constituye además el 15% de la masa total de esa galaxia que es de 140 millones de soles. El estudio apareció en Nature.

2. Endulzantes en entredicho

Los endulzantes artificiales parecen afectar la tolerancia a la glucosa a través de un mecanismo dependiente de los microbios en el intestino según un estudio con ratones publicado en Nature. Esos endulzantes desencadenan cambios en la flora intestinal promoviendo la intolerancia. Los cambios observados son similares a aquellos ligados a la obesidad y la diabetes en humanos.

3. Hay perros pesimistas

Los perros se perciben como alegres y cariñosos, pero también tienen un lado negativo: pueden ser pesimistas, dice un artículo publicado en Plos One. Esto ayudaría a entenderlos mejor en determinadas situaciones. El experimento se hizo enseñándoles a asociar dos tipos de sonidos que les darían bien una recompensa o… agua. Si respondían a un tono ambiguo se calificaban de optimistas, pues esperaban recompensa pese a la diferencia.

4. Requetecalientes

La National Oceanographic and Atmospheric Administration (NOAA) reveló que el período junio-agosto de 2014 ha sido el período junio-agosto más caliente desde que se llevan registros en 1880. Y el solo mes de agosto, sumadas las temperaturas de los océanos y tierra fue también el agosto más caliente en esos 135 años. Tal parece que 2014 podría ser el año más caliente superando a 1998 y 2005.

5. Más estrellas que en Hollywood

Si el ojo humano logra ver menos de 6.000 estrellas en la más despejada y oscura de las noches, cómo será contar millones. Eso hicieron astrónomos que hicieron un mapa del cielo con 219 millones de estrellas de la región norte, dando un detalle sin precedentes de estrellas de hasta magnitud 20, o sea 1 millón de veces más tenues que las que percibe el ojo. Cada objeto contiene 99 atributos. El estudio apareció en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

6. Un gen inteligente

Al nacer con un gen humano insertado en sus madres, ratones mostraron mejor desempeño en pruebas en las que buscaban una jugosa recompensa en un laberinto reportaron científicos en Proceedings of the National Academy of Sciences. Se trata del gen Foxp2, que está involucrado en el habla y el lenguaje humanos, lo que sugiere que también jugaría un papel en el aprendizaje.

7. Otros ojos marcianos

Toda la semana ha sido de intensa actividad en la Nasa. ¿El motivo? Llega a Marte este domingo 21 la nave Maven, que se insertará en órbita para una prolongada misión. La sonda ha viajado durante 10 meses y recorrido más de 700 millones de kilómetros. Analizará durante dos años terrestres la estructura, composición y el escapa de gases de la atmósfera superior del planeta rojo.

8. Europeos provienen de 3 papás

No de dos sino de tres. Sí, los europeos actuales descienden de tres poblaciones fundadoras reveló un nuevo estudio publicado en Nature. Ese tercer ancestro provendría de antiguos euroasiáticos del norte, que también contribuyeron a los que viajaron a América a través del estrecho de Bering. Los otros dos grupos que ya habían sido identificados son los agricultores que llegaron del oriente Cercano y los cazadores-recolectores que estaban establecidos en territorio europeo desde hace decenas de miles de años.

9. Otra especie matona

Aparte de los humanos, hay otra especie cuyos miembros son inherentemente violentos: los chimpancés. Se sabe de hace tiempo que estos coordinan ataques para matar congéneres y desde las intervenciones de la conocida Jane Goodall se había creído que se debía a la intervención humana. Pero no. Eso dice un estudio publicado en Nature en donde se demuestra la violencia por sí de esos grandes simios, no influenciada por la irrupción humana en sus ambientes.

10. Invasora mortal

No es necesario profundizar en los peligros de la neumonía, enfermedad pulmonar provocada por la bacteria Streptococcus pneumonia. Bueno, un estudio publicado en Plos Pathogens reveló que esta puede traspasar barreras y llegar al corazón, afectándolo. Complicaciones cardíacas debidas a la neumonía. El estudio se hizo con corazones de ratones y macacos infectados y con muestras de autopsias en humanos.

Vuelve y juega: ¿Quién llegó primero a América?

Alce la mano quien sepa por dónde llegó el hombre al continente americano. Sí, por el estrecho de Bering. Quién dijo que no…
La evidencia genética sostiene esa ruta, pero alguien se opone: un esqueleto. Sí, el más detallado análisis de calaveras americanas sugiere que hubo dos olas diferentes de colonizadores de Asia, indicando que otros llegaron primero.
Un equipo de paleoantropólogos comparó las calaveras de varias docenas de paleoamericanos de hace 11.000 años, con otras de más de 300 amerindios de hace 1.000 años. Los restos de los primeros provenían de cuatro sitios en Centro y Suramérica, y los investigadores también los compararon con más de 500 calaveras de Asia oriental. En todos, el equipo encontró claras diferencias en la forma y el tamaño de los paleoamericanos y los amerindios. Esto sugiere que más de u grupo de individuos emigró de Asia a América, reportó el equipo en Plos One. Y dada la edad de los esqueletos, los investigadores dicen, el otro grupo de individuos arribó primero que el ancestro primario de los norteamericanos.
Katerina Harvati, de la Universidad alemana de Tübingen y miembro del equipo, dijo que aunque el estudio no descarta una sola migración, demuestra que la historia del poblamiento del Nuevo Mundo fue quizás más complejo de lo que se ha creído.
El trabajo es sólido y quizás el más sofisticado análisis de rasgos craneofaciales tomados a la fecha, según Theodore Schurr, antropólogo de la Universidad de Pensilvania. Su más reciente trabajo sobre el ADN de personas vivas, lo lleva hacia una sola migración, pero, indicó, “acepto que hubo pulsos de migración a las Américas del nordeste de Asia en diferentes momentos.
Schurr cree que ante la falta de un mayor número de cráneos paleoamericanos se hace difícil progresar en esta materia. Dennis Stanford, arqueólogo de la Smithsonian Institution en Washington, cree que hubo al menos tres o cuatro grandes migraciones.
En la foto de LEEH-IB-USP, una calavera de Lagoa Santa, Brasil, de hace 11.000 años.

La invasión de las gelatinas

Medusas. Aunque parezca increíble, hordas de medusas están convirtiendo grandes destinos turísticos en lugares poco atractivos en los que miles o decenas de miles de estos gelatinosos y pulsantes animales marinos viven.
Al parecer, la proliferación se debe a las actividades humanas, que han trastocado los océanos, según estudio difundido por la Fundación Nacional de Ciencia (NSF siglas en inglés) de Estados Unidos.
Han sido invadidas grandes áreas del mar en Hawai, el golfo de México, la costa este de Estados Unidos, el mar de Bering, el Mediterráneo, Australia, el mar Negro, el mar de Japón, el mar del Norte y Namibia.
Estas hordas, que en ocasiones cubren cientos de kilómetros cuadrados, han provocado lesiones a los bañistas e incluso la muerte de algunos, aparte del daño que provocan en los peces, las minas marina sy las plantas desalinziadoras.
Se estima que desde los años 80 han representado un costo que supera varios cientos de millones de dólares.
Se encuentran en estas invasiones medusas del tamaño de un maní en Australia, hasta otras del tamaño de una nevera en el mar de Japón.
Estos animales cnidarios, de cuerpo gelatinoso, poseen tentáculos formado por células urticariantes, o nematocistos, que emplean en la captura de presas y como defensa, células que poseen una especie de cápsula con un filamento venenoso. Al entrar en contacto con una presa, estos filamentos se eyectan e inyectan veneno.
Foto de medusas en California, cortesía Michael Dawson, U. de California, Merced