Lo mejor de la semana en ciencia

Piquero patirrojo en la Isla Navidad. Foto Csiro

1. Era una ave plástica

Cerca del 60% de todas las aves marinas tienen plástico en su estómago reveló el estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, que recogió 50 años de información. En 1960 se encontraba en menos del 5% de individuos, mientras en 2010 era casi el 80%, lo que sugiere que a 2050 cerca del 99% de todas las especies tendrán plástico en su organismo. El estudio sugiere además que 90% de todas las aves vivas hoy han comido alguna clase de plástico en algún momento

2. Un panorama gris

No, no es que esté viendo mal: el mundo parece un poco más gris de lo normal cuando estamos bajitos de ánimo, “feeling blue”, sugiere una investigación publicada en Psychological Science. En el estudio, los participantes que fueron inducidos a sentirse tristes eran menos precisos para identificar colores en el eje azul-amarillo que aquellos que tenían emociones neutras. Es decir: nuestro estado de ánimo y las emociones pueden afectar cómo vemos el mundo alrededor.

3. Ejercicio que satisface

El gozo de trotar, ejercicio que se disfruta. Ese sentimiento de bienestar, de libertas y energía extra que los corredores experimentan a veces no solo es asunto de endorfinas. Un nuevo estudio publicado en Cell Metabolism encontró al parecer otro responsable de esa sensación: la dopamina, un neurotransmisor para la motivación. Los efectos gratificantes del ejercicio son modulados por la leptina, que inhibe la actividad física a través de neuronas de dopamina en el cerebro. A menos leptina, más dopamina y mayor disfrute.

4. Así surgimos

Por primera vez científicos trazaron un mapa de todos los genes activados en los primeros días de un óvulo fertilizado, suministrando una comprensión más profunda del desarrollo inicial del embrión. Poseemos cerca de 23.00 genes, pero a los 2 días de la fecundación solo hay 32 activos y a los 3 días ya son 129. 7 de los genes hallados y caracterizados no habían sido descubiertos. Son aquellos genes los necesarios para iniciar el desarrollo embriónico humano. El estudio apareció en Nature Communications.

5. Resecos

Las sequías y las olas de calor se dan hoy con mucho mayor frecuencia, reveló un análisis de 50 años de información. El estudio publicado en Proceeding of the National Academy of Sciences, definió las olas de calor como 3 a 7 días consecutivos calientes, con temperaturas en el percentil 90 del registro histórico, mientras que las sequías fueron descritas como periodos durante los cuales la precipitación fue 20% o menos con respecto a lo normal.

6. Planeta poco frondoso

Un estudio publicado en Nature sugiere que en el planeta hay 3,04 billones de árboles, mucho más de lo que se estimaba hace pocos años, pero 46% menos que los que había al comienzo de la civilización humana. A cada persona le ‘corresponderían’ 422 árboles. En Colombia son cerca de 51.000 millones, algo más de 1.000 por habitante. El estudio permitirá afinar modelos sobre cobertura vegetal, deforestación y cambio climático.

7. Solo era un escorpioncito

Como para salir corriendo: un escorpión marino gigante de 1,8 metros que, por fortuna, vivió hace 467 millones de años y que es el pariente más lejano de las actuales arañas y garrapatas. Es el pentecopterus, un gran depredador. Su hallazgo fue descrito en BMC Evolutionary Biology, demostrando que los eurypteridos vivieron unos 10 millones de años antes de lo que se estimaba y que debieron ser muy diversos aunque escasean en el registro fósil.

8. No nació para matemático

Los niños prematuros pueden tener una inteligencia algo menor que puede influir en una menor capacidad para las matemáticas y un efecto para el aprendizaje en la edad adulta según artículo publicado en Psychological Science. Un hallazgo que podría ayudar a quienes tienen esa condición, para ser considerados en las aulas de clase. Aunque esta clase de estudios no aplican, lógico, a todas las personas, deben ser replicados por futuras investigaciones.

9. La risa atrae

Si una mujer conoce un hombre. Este trata de ser gracioso y ella se ríe mucho. Posiblemente ella quede interesada en tener una cita con él. Y hay una señal más que podría indicar una posible atracción romántica: si los dos ríen juntos más tiempo, hay una mayor conexión. Eso sugiere al menos un estudio publicado en Evolutionary Psychology.

10. Nuestra mezcla es exclusiva

La Tierra tendría alrededor de 1.500 minerales no descubiertos aún sugiere un nuevo que estudio, que además va más allá: dice que la diversidad mineral de nuestro planeta es única y no tendría par en el cosmos. Los minerales se forman por mezclas novedosas de elementos, combinaciones facilitadas por la actividad geológica y la interacción del agua con las rocas, así como por la actividad biológica como las reacciones químicas con el oxígeno y el material orgánico. El estudio apareció en Earth and Planetary Science Letters.

Resumen científico de la semana

1. Una serpiente con zapatos

No siempre las serpientes se arrastraron. Un estudio en BMC Evolutionary Biology reveló que el ancestro era un animal nocturno, que cazaba furtivamente y que tenía tobillos y dedos en sus patas. El estudio se basó en el análisis de 73 especies de serpientes y lagartos y sugiere que estos reptiles evolucionaron en tierra y no en el mar. Posiblemente se originaron en los cálidos ecosistemas boscosos del hemisferio sur hace cerca de 18 millones de años. El dibujo es de Julius Csotonyi

2. Así morirá el Sol

Astrónomos lograron la mejor fotografía de la nebulosa de la Medusa, también conocida como Abell 21. La estrella en el centro, a punto de terminar su ciclo vital, expulsó las capas externas al espacio. La nebulosa se expande unos 4 años luz y se halla a unos 1.500 años luz. Tras esa fase, el gas se irá disipando y la estrella permanecerá como una enana. Eso le sucederá al Sol en unos pocos miles de millones de años. Los planetas en la cercanía son engullidos en el proceso. La imagen usando el VLT fue mostrada esta semana. Foto ESO.

3. Hay que salvarlos

Un grupo de más de 100 científicos, políticos y ciudadanos revelaron el plan para tratar de salvar de la extinción los gibones de Hainan (Nomascus hainanus), de los cuales solo quedan 25 individuos en menos de 20 kilómetros cuadrados en la selva de la isla china Hainan, siendo uno de los animales más escasos del planeta. Esos individuos conforman 3 grupos, que han quedado reducidos al mínimo por las actividades humanas. Su rescate es la principal prioridad en conservación de mamíferos. La información la proporcionó la Zoological Society of London.

4. Infecciones disminuyen el CE

Una infección no solo afecta su salud y de acuerdo con el tipo puede amenazar hasta su vida, pero esa no es toda la historia. Un estudio danés publicado en Plos One parece demostrar que las infecciones disminuyen la capacidad mental de la persona. En personas con infección se comprobó una disminución del coeficiente intelectual. Y a mayor número de infecciones o cercanía en el tiempo de una con otra, mayor el efecto. Se explicaría porque una infección puede afectar el cerebro directamente y mediante inflamación periférica, lo que afecta la capacidad mental.

5. Un misterioso fabricante

Científicos publicaron en Nature el hallazgo de herramientas de piedra en el noroeste de Kenya, que datan de hace 3,3 millones de años, cuando se creía que en esa época los homíninos existentes no tendrían esa capacidad. No se sabe quiénes las fabricaron, aunque en la región, de la misma época, se han encontrado restos del K. platyops, un homínino. Las herramientas más antiguas que se habían hallado hasta ahora eran de hace cerca de 2,6 millones de años.

6. Rostizados

Un informe de la National Oceanographic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos reveló que el período enero-abril de este año ha sido el más caliente de la historia de 135 años de registros, para un cuatrimestre similar. Mientras, abril solo fue el cuarto abril más caliente de esos registros, datos que confirman la tendencia creciente al calentamiento global: casi todos los años más calientes han sido los de este siglo.

7. En el acto

Científicos usaron el telescopio espacial Kepler para fotografiar tres tipos de explosiones de supernovas 1a en sus etapas iniciales de ignición, luego a las 3 semanas, hasta que decayeron meses después, encontrando que cada una tiene su propio patrón, aunque el resultado sea el mismo, algo que desafía teorías sobre el tema. En su pico máximo de brillo, las supernovas brillan más que todas las estrellas de la galaxia y han sido por eso usadas para medir distancias. El estudio apareció en Nature.

8. Maternidad y obesidad

Si la madre es obesa, el bebé tendrá problemas de salud durante su vida. Y no tarde, sino de niño. La obesidad ha sido ligada a problemas del corazón, cáncer e hipertensión, entre otros,y en mujeres en embarazo aumenta riesgos. No se había precisado bien cuándo podría afectarse el hijo. El bebé tendrá problemas inmunitarios, de acuerdo con el estudio publicado en Pediatric Allergy and Inmunology.

9. La araña no necesita lentes

Las arañas saltadoras es la familia más grande de arañas y se caracterizan por su excelente visión para un tamaño de menos de 1 centímetro. Un estudio en Current Biology reveló que ven en tres canales de colores. Las arañas tienen cuatro pares de ojos que recogen los distintos aspectos de los alrededores. El nuevo estudio muestra que sus ojos principales ven en rojo, verde y ultravioleta, siendo un ejemplo de convergencia evolutiva.

10. El papel electrónico

Hay teléfonos inteligentes, tabletas y hasta lentes, pero todos duros. Nada flexible. Bueno… científicos presentaron en ACS Applied Materials & Interfaces el primer papel transparente y flexible emisor de luz con el uso de elementos amigables con el ambiente mediante un método simple. Es un papel fabricado de nanocelulosa a partir de polvo de madera en infusión con cristales de zinc y selenio. Se enrolla y desenrolla sin quebrarse.

Este hongo conoce bien a su víctima

La hormiga manipulada. Cortesía Penn State

Sabe a quién caerle. Aunque parece difícil de creer, esto fue lo que encontraron científicos:

Un hongo parásito que se reproduce manipulando la conducta de una hormiga, emite un coctel de químicos que controlan el comportamiento cuando encuentran el cerebro de su hospedero, pero no cuando infecta otras especies.

El hallazgo, que sugiere que el hongo ‘conoce’ su hospedero preferido, aporta pistas sobre los mecanismos moleculares detrás de este fenómeno, dijeron los investigadores.

“Los hongos son muy conocidos por su capacidad de secretar químicos que afectan su ambiente”, dijeron Charissa de Bekker, autora principal, del Penn State’s College of Agricultural Sciences, y Ludwig Maximilian de la Universidad de Munich. “Por eso queríamos saber qué químicos emplean para controlar con tanta precisión la conducta de las hormigas”.

El estudio se centró en especies de hongos del género Ophiocordyceps, conocido como la el de la hormiga zombi, a la que controla induciéndola a morder y quedar atenazada.

Estos hongos infectan muchas especies, la que infecta hormigas ha desarrollado un mecanismo que las induce a morir atadas por sus mandíbulas a material vegetal, permitiendo una plataforma desde la cual puede crecer y disparar esporas para infectar otras hormigas.

Para estudiar el mecanismo produjeron infecciones en condiciones de laboratorio y emplearon el análisis metabolómico que estudia los procesos químicos asociados con los productos moleculares del metabolismo.

Al estudiar el hongo Ophiocordyceps unilateralis encontraron que puede infectar y matar hormigas que no son su objetivo, pero no puede manipular su conducta. “El cerebro de las especies blanco fue la clave para entender la manipulación”, dijo Bekker.

Los investigadores encontraron además que el hongo emitía miles de químicos y actuaba diferente en la presencia del cerebro de una hormiga con la que había coevolucionado, no con otras.

El estudio fue publicado en BMC Evolutionary Biology.