Las 10 noticias científicas de la semana

El mapa galáctico. Foto ESA

El mapa galáctico. Foto ESA

1. Ubicándonos

La agencia espacial europea (ESA) publicó el primer catálogo de estrellas de nuestra galaxia, más de 1000 millones de objetos celestes ubicados con precisión gracias al trabajo del satélite Gaia. El más grande sondeo del cielo y la Vía Láctea cuya meta es medir las distancias y movimientos de más de dos millones de estrellas. El satélite fue lanzado hace 1000 días y comenzó a trabajar en julio de 2014.

2. Envidiosos somos

Un estudio del comportamiento humano reveló que 90% de las personas pueden ser clasificadas en cuatro tipos de personalidades: optimista, pesimista, confiable y… envidiosa. Pero esta última característica prima en 30% de ellas, frente a 20% de cada una de las otras, revelando que somos una raza envidiosa según el estudio publicado en Science Advances en el que se trabajó con 541 voluntarios.

3. Incas a la moda

Un investigador de la Universidad de Washington identificó la primera fábrica de índico en el planeta, encontrada en Huaca, Perú, que data de hace 6.200 años, constituyendo el primer uso conocido del índigo azul en las prendas de algodón. Un hallazgo que muestra además el adelanto tecnológico de esos antiguos pobladores. El textil fue encontrado en 2009 en un sitio bien conservado en la costa norte peruana. El hallazgo apareció en Science Advances.

4. El cuervo se las trae

Mucho reconocimiento han recibido los cuervos de Nueva Caledonia por sus habilidades para usar herramientas para proveerse alimentación con insectos y otras presas. Pero no es exclusivo de estas aves. Científicos publicaron en Nature que el cuervo Alala, de Hawai, amenazado de extinción también es hábil en el empleo de herramientas y es parte de su comportamiento habitual. Hay cerca de 40 especies de cuervos en el planeta, la mayoría poco estudiados.

5. La suerte de los osos

Una situación que no solo despista sino que afecta su futuro. Las 19 poblaciones de osos polares se están enfrentando a un derretimiento más pronto del hielo del Ártico en primavera y una más tardía consolidación en otoño, lo que incide en las temporadas de alimentación y cría, dejándoles menos tiempo. Los hechos los presenta un artículo en The Cryosphere, basado en datos satelitales de la Nasa durante 35 años que revelan que la tendencia es firme. En promedio el derretimiento se da de 3 a 9 días antes por década e igual al final, lo que da más de dos semanas de menos hielo.

6. Nace un gigante

Astrónomos encontraron señales de un planeta grande que crece alrededor de la joven estrella cercana TW Hidra, que se cree es helado, similar a Urano o Neptuno, hallazgos realizado con el Alma (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Esa estrella está a 184 años luz, tiene solo 10 millones de años y a su alrededor ya se había visto un disco de polvo y en él se hallaron vacíos donde se forman planetas. El hallazgo apareció en Astrophysical Journal Letters.

7. Una buena protección

Un estudio publicado en el Journal of Clinical Oncology encontró que a mayor factor de los protectores solares el riesgo de melanoma puede decrecer hasta 33%. El factor base tomado con el que se lograba aumentar la protección fue 15, de modo que uno mayor garantiza mejor protección solar y reduce más el riesgo. En distintas regiones del planeta hoy es mayor la exposición al Sol debido al cambio climático, incidiendo en el número de personas con ese cáncer.

8. No se estrese durante el período

Las mujeres que se consideraban más estresadas durante el periodo de ovulación tenían 40% menos probabilidad de embarazarse ese mes. Y aquellas que se consideraban estresadas la mayor parte del tiempo tienen 45% menos probabilidad, de acuerdo con un estudio en Annals of Epdiemiology. La investigación se hizo con 400 mujeres de hasta 40 años, activas sexualmente que informaban sobre su menstruación, sus relaciones sexuales, los métodos anticonceptivos y el alcohol, cafeína y cigarrillo.

9. Menos bosques

Un estudio revelado por el Ideam mostró que el año pasado se deforestaron 124 000 hectáreas en todo el país, con un descenso de 12% frente a 2014 pero más que en 2013 cuando comenzaron las mediciones. De nuevo, los cultivos ilícitos, la tala ilegal, la minería, la frontera agrícola y los incendios son las principales causas de pérdida de selva. Deforestación avanzada.

10. Óvulos burlados

Los óvulos pueden ser inducidos a crear embriones sin fertilización, pero estos mueren pronto al no existir la presencia de espermatozoides. En un avance, científicos inyectaron espermatozoides a esos embriones (partenogenotes) y lograron producir ratones saludables. A futuro podría tener aplicaciones en tratamientos de fertilidad y cría de especies amenazadas, pero hay que falta perfeccionar en la técnica. El logro apareció en Nature Communications.

124 000 hectáreas se deforestaron en Colombia

Tala en Antioquia. Foto Donaldo Zuluaga

Tala en Antioquia. Foto Donaldo Zuluaga

Al decir del Ideam, la deforestación en Colombia se redujo 12% en 2015 en comparación con 2014, cuando había aumentado con respecto a 2013. El año pasado se deforestaron 124.035 hectáreas en todo el territorio nacional según el informe de monitoreo, siendo Antioquia el segundo mayor deforestador con 15 888 hectáreas, 12,8% del total nacional.

En 704 municipios se deforestó al menos una hectárea en 2015.

La deforestación se concentró en la Amazonia, con46% del total y la zona Andina con 24%, aunque en la primera hubo una reducción del 9% representada en 56 900 hectáreas menos.

También hubo una reducción de la deforestación en otras cuatro regiones, siendo las regiones Andina (29 263 ha 2015) y Caribe (16 785 ha 2015), las que muestran los mayores reducciones y la menor en la Orinoquia, con 9132 hectáreas.

Pero donde se presentó mayor deforestación en términos netos es la región Caribe, donde ser perdieron 16 785 hectáreas, 1% de la cobertura total, afectando principalmente el escaso ecosistema del bosque seco tropical.

El Ideam reportó que Caquetá, con 23 812 hectáreas, es el departamento que perdió más cobertura boscosa, un 19,2% de la tala nacional. Meta, Guaviare y Putumayo completan con Antioquia el quinteto deforestador.

En Guaviare y Meta aumentó la deforestación el año pasado, 39% y 12% respectivamente.

Por corporaciones ambientales, donde se deforesta más es en las jurisdicciones de Corpoamazonia, Cormacarena, CDA, Corantioquia y Corporinoquia.

Además, en jurisdicción de 27 municipios se concentra 60% de la deforestación nacional, siendo Cartagena del Chairá en Caquetá donde más se tala el bosque: 10 822 hectáreas devastadas el año pasado.

En Antioquia, Remedios en el Nordeste, municipio minero, lleva la delantera con 1849 hectáreas, llamando la atención el caso de Turbo, que no registraba tanto en el pasado, pero donde se perdieron 1785 hectáreas de bosques. En tercer lugar El Bagre, con 1308, seguido por Zaragoza y Yondó.

Para el Ideam, son 5 las causas principales de la deforestación:

Minería, con mayor presencia en el Pacífico y en el nororiente antioqueño;

La conversión a áreas agropecuarias, principalmente a nuevas áreas de pastos en Putumayo, Caquetá, Guaviare, Norte de Santander entre otros.

La tala ilegal en áreas de Nariño, Caquetá, Guaviare, Norte de Santander, Antioquia y Cauca.

Los incendios forestales en la Orinoquia y las regiones Andina y Pacífico.

Los cultivos ilícitos, que arrasaron 37 000 hectáreas en Caquetá, Norte de Santander, Putumayo, Cauca, Meta, Nariño y Antioquia.

El 4,6% de la deforestación se presentó en 6 áreas protegidas o Parques Nacionales Naturales, en los que se perdieron cerca de 5690 hectáreas.

Arrasaron los Llanos, denuncia de investigadora

Cultivo en los Llanos. Foto Julio César Herrera

La deforestación causada por la tecnificación agrícola en los Llanos es peor que la producida por la minería ilegal y la coca, reveló la científica colombiana Liliana Dávalos, investigadora de Stony Brook University.

En una entrevista en la revista New Scientist, la investigadora explicó que los Llanos poseen ríos de hasta 1 kilómetro de ancho y es una región de pastos naturales entremezclados con bosques. Al analizar datos de satélite de 2002 a 2007 encontró que la deforestación encontraron una situación sorprendente que no puede ser explicada ni por los sembrados de coca ni por el crecimiento poblacional.

Dávalos dijo a la revista que “el salto tecnológico transformó el paisaje de uno que tenía pastos a uno que soporta ahora cultivos globalizados. Los suelos son ácidos, por lo que crecía el pasto. A finales de los 1990 los agrónomos adicionaron una tonelada de cal a cada hectárea para cambiar el pH del suelo. Eso significó que con rapidez podía sembrarse caña de azúcar, palma de aceite, soya y más cultivos. El valor de la tierra se disparó. Los bosques de los Llanos han casi que desaparecido”.

La científica indicó que la agricultura legal es ahora el gran problema debido a las gigantescas cadenas alrededor del mundo que producen cosas en un lugar y las llevan a todas partes.

“En Colombia es la tormenta perfecta. Como el paisaje no es de selva sólida, no tiene voces de activistas que lo defiendan, por lo que la destrucción no ha estado en el radar. Y hubiera estado para mí también si no hubiera mirado las imágenes de satélite. La escala me dejó sin aliento. Son millones de hectáreas tomadas por la agricultura que no existían cuando yo crecí en esa región”.

Dávalos consideró que cuando se trata de coca o minería ilegal todos las rechazan, pero en el caso de la agricultura a gran escala las opiniones están divididas: hay un mercado internacional legitimo para esos productos. Y hay grupos muy poderosos, con capacidad de lobby, y esas industrias han recibido beneficios impositivos

Viejitos no dejan de trabajar

Viejitos, pero buenos. Los bosques son defendidos por capturar carbono, entre otros aportes a la naturaleza, pero los tratados internacionales que los defienden poco se ocupan de los bosques viejos. Tal como les sucede a los humanos: se cree que ya no son útiles a cierta edad.
Pues bien, Sebastián Luyssaert, de Antwerp University en Bélgica, y colegas, acaban de revelar en la revista Nature, que en los bosques entre 15 y 800 años de edad, el balance del carbono es positivo, lo que sugiere que aún viejos continúan acumulando carbono y no son neutrales como se creía.
Ese 15 por ciento de masa global boscosa vieja, suministra al menos 10 por ciento de la captura de carbono.
El dióxido de carbono secuestrado de la atmósfera es almacenado en los tejidos del árbol y en la materia orgánica de las hojas acumuladas en el suelo.