Contra la Epoc: ¿un retoño de brócoli?

En la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el daño de las células inmunes limita la capacidad pulmonar de combatir infecciones bacterianas. Según un reciente estudio, aumentando la actividad de una molécula específica en esas células se puede restaurar su poder defensivo.

La Epoc provoca respiración entrecortada y sibilante, y tos entre otros síntomas. En los pacientes con la enfermedad, los macrófagos, células inmunes, pierden la habilidad para engullir y remover las bacterias, haciendo los pulmones más vulnerables ante las infecciones y la infección deriva en inflamación, una gran causa de función pulmonar reducida y muerte en esos pacientes. Hasta ahora no se ha podido reversar ese daño en los macrófagos.

Científicos de John Hopkins University encabezados por Shyam Biswal y Robert Wise investigaron porqué los macrófagos no funcionan en los pacientes con Epoc. Estudios previos sugerían que debido al estrés oxidativo, que se presenta cuando el cuerpo no puede neutralizar efectivamente compuestos nocivos como los peróxidos y radicales libres.

Una molécula, Nrf2 puede hacer que la células hagan más antioxidantes, que neutralizan aquellos compuestos. Estudios han mostrado que en pacientes con Epoc, la actividad de Nrf2 es reducida.

Los científicos encontraron que el químico sulforafano puede restaurar la función perdida de Nrf2 para recuperar la capacidad de los macrófagos de remover las bacterias.

Y un precursor de ese químico se encuentra en el brócoli, se explicó en el artículo aparecido en Science Traslational Medicine.

Cuando a pacientes se les suministró extracto de retoños de brócoli enriquecido con sulforafano por dos semanas, mostraron niveles más altos del receptor Marco en los macrófagos y Nrf2 controlaba los antioxidantes en las células sanguíneas.

Hoy se realiza un ensayo clínico para determinar si ese químico puede brindar alivio a los enfermos con Epoc.

Eva: dame otra manzana

Eva le dio a morder la manzana a Adán. Lo que no se supo es cuán viejos vivieron.

Pues bien, la manzana está llena de antioxidantes, que podrían tener un buen efecto en las personas.

Científicos acaban de presentar evidencias de que el consumo de sustancias antioxidantes en las manzanas extienden el promedio de vida en animales y lo hacen en un 10 por ciento.

El estudio, con moscas de las frutas, aparece publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry.

Los resultados refuerzan hallazgos similares sobre los antioxidantes de las manzanas en otros estudios con animales.

Zhen-Yu Chen y colegas recordaron que sustancias nocivas generadas en el cuerpo, los radicales libres, provocan cambios indeseables que se cree están envueltos en el proceso de envejecimiento y en algunas enfermedades. Los antioxidantes combaten esos daños y frutas y vegetales de color como el brócoli, los arándanos, los tomates y las manzanas los contienen en buena cantidad.

Un estudio previo con otros animales sugirió que un antioxidante en la manzana podía extender el promedio de vida. En el actual reporte, los científicos estudiaron si diferentes antioxidantes en esta fruta, conocidos como polifenoles, podría hacer lo mismo en moscas de las frutas.

Los investigadores encontraron que no sólo prolongaban la vida sino que les ayudaban a preservar su capacidad de caminar, trepar y moverse. Es más, los polifenoles de la manzana reversaron los niveles de varias sustancias bioquímicas halladas en moscas mayores y los usaron como biomarcadores para el deterioro relacionado con el envejecimiento y el acercamiento a la muerte.

Eva: más manzanas por favor.

Ese verde que alivia

Brócoli. Un argumento más viene en apoyo del brócoli como agente anticancerígeno.
Un informe en Cancer Prevention Research, una publicación de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer informa que un retoño de brócoli de tres días elimina el Helicobacter pylori, un tipo de bacteria diseminado por todo el mundo, causante del cáncer de estómago.
Durante casi 20 años, los efectos protectores contra el cáncer del sulforafano, un fitoquímico del brócoli, ha sido documentado, pero es la primera vez que un estudio demuestra los efectos sobre esa bacteria.
Con 70 gramos de brotes frescos de brócoli o su equivalente en alfalfa se les suministró arbitrartiamente a 48 japoneses infectados durante ocho semanas.
A las ocho semanas, las evaluaciones mostraron que quienes habían comido el brócoli era mucho menor la infección, que se mantuvo igual en quienes recibieron alfalfa, lo que podría ayudar a reducir la incidencia del cáncer de estómago, el segundo más común en todo el mundo.
Para Jed Fahey, investigador asociado del Departamento de Farmacología de la Escuela de Medicina de John Hopkins. “el brócoli ha obtenido el conocimiento público como un agente dietario preventivo. Este estudio apoya la evidencia de que puede prevenir el cáncer en humanos, no sólo en animales de laboratorio”.

Desarmen al hongo

Crotesía Canola Council of Canada

Fungicidas. Una manera verde de ayudarles a las plantas a luchar contra los hongos que las atacan, acaba de ser expuesta por investigadores canadienses.

Se trata de un arma que explota la poco conocida estrategia de ataque-contrataque en la batalla entre el hongo invasor y las plantas.
Es un fungicida verde que proveería una alternativa más segura y amistosa con el ambiente que los fungicidas convencionales y así fue presentado en el congreso de la American Chemical Society.

Estos fungicidas nuevos, llamados paldoxinos, podrían tomar el lugar de los pesticidas corrientes y ayudar a proteger cultivos de maíz, trigo y varios más.

La mayoría de los fungicidas en uso se basan en químicos que pueden matar organismos potencialmente benéficos y tener otros efectos adversos sobre el medio ambiente.

Continuar leyendo

Vegetales con humo

¿Fume y coma brócoli? Tampoco es para tanto, pero… Se conoce que la disminución en la concentración de antioxidantes dependientes de NRF-2, vitales en la defensa del pulmón contra la inflamación, está ligada a la severidad de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica en fumadores (Epoc), según estudios de la escuela de Medicina de John Hopkins.
Resulta que el brócoli contiene un compuesto que previene la degradación de la NFRP, lo que sugiere que podría ayudar a los fumadores con Epoc, enfermedad con una elevada tasa de mortalidad.
El hallazgo fue publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.