Resumen científico de la semana

Foto Wikipedia

Foto Wikipedia

1. Descuido ante el sida

Aunque la mortalidad por sida viene hacia abajo en la mayoría de los países, en 74 aumenta el número de infecciones por el VIH entre 2005 y 2015 reportó The Lancet HIV. Mientras de 1997 a 2005 las infecciones se redujeron 2,7 % por año, de 2005 a 2015 solo se redujo 0,7 % según el análisis de 124 países, algo que evidencia que la guardia se ha bajado frente a la transmisión del virus. El informe dice que gracias a las terapias antiretrovirales hoy hay más personas viviendo con el VIH, 39 millones frente a 28 en 2000.

2. Pájaros colaboradores

En un sorprendente caso, científicos revelaron que en Mozambique humanos y pájaros de la miel se colaboran para encontrar los panales. A un sonido de las personas, las aves comienzan a buscarlos y ellos las siguen. Los hombres recolectan la miel y a los pájaros les quedan los residuos que son un suculento plato. El sorprendente caso de mutualismo fue presentado en Science. En esa ayuda no hay ni entrenamiento ni coerción revelaron los investigadores.

3. Nuevos cartílagos

En otro paso de la medicina regenerativa, científicos programaron células madre para crear cartílago sobre una estructura que semeja la coyuntura de cadera, lo que evitaría en un futuro las cirugías extensas para remplazar caderas artríticas. Además mediante terapia genética activaron el nuevo cartílago para liberar moléculas antiinflamatorias para evitar el regreso de la enfermedad. El avance fue presentado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

4. Ahí está la X

Modelos la predecían y se había observado en otras galaxias y no en la nuestra. Astrónomos encontraron que en el centro de la Vía Láctea también hay una X debido a una formación de estrellas. Como en otras galaxias espirales, el bulbo central semeja una caja rectangular y la X es parte de esta. El hallazgo ayuda a explicar más la formación galáctica, de acuerdo con el estudio publicado en Astronomical Journal.

5. Golpe en la Luna

Hace 3.800 millones el vecindario estaba plagado todavía de enormes asteroides y planetesimales. Un estudio sugiere que un cuerpo de 250 kilómetros de diámetro, un protoplaneta, chocó con la Luna y produjo uno de los grandes rasgos que se aprecian en el satélite, la cuenca Imbrium. Un cuerpo dos veces más grande y 10 veces más masivo que estimativos previos. El análisis apareció en Nature.

6. El cerebro rebanado

En Nature investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington presentaron el mapa más detallado de la corteza cerebral, la capa más externa relacionada con la percepción sensorial y la atención, así como en otras funciones importantes como el lenguaje, el uso de herramientas y el pensamiento abstracto. El mapa divide ambos hemisferios en 180 áreas basadas en diferencias físicas, funcionales y de conectividad. Un avance en el entendimiento de este vital órgano para ayudar a resolver distintos problemas originados en él.

7. Explosiones definitivas

Si la Tierra es lo que hoy es, debería agradecérsele o… achacársele, a las supernovas. Un grupo de astrónomos presentó un estudio en el que concluyen que en los últimos 9 millones de años el planeta fue sometido a la radiación letal de varias explosiones de supernova, rayos que llegaron a la superficie, alteraron el clima y la vida. Su modelación la hicieron con base en una supernova que explotara a solo 325 años luz de nosotros. El artículo apareció en The Astrophysical Journal Letters.

8. Exoplanetas prometedores

Aunque es un campo todavía dominado por las especulaciones ante la carencia de más información por limitaciones de los instrumentos actuales, astrónomos usaron el telescopio Hubble para estudiar atmósferas alrededor de exoplanetas templados tipo Tierra, encontrando que 2 de los estudiados tendrían condiciones favorables para la vida. Se trata de Trappist-1b y Trappist-1c que residen a unos 40 años luz de nosotros. Detectaron que no poseen atmósferas dominadas por hidrógeno. No obstante no se pudo ver la composición exacta. El estudio apareció en Nature.

9. Calientes, calientes

La primera mitad de 2016 ha sido la primera mitad de cualquier año más caliente desde que se llevan registros, 1880, lo que indica que probablemente 2015 ya no sería el más caliente, una confirmación más del calentamiento global. La temperatura promedio del semestre estuvo 1,3° C encima del promedio del siglo pasado. Además en 5 de los 6 meses el hielo del Ártico estuvo en los mínimos históricos desde que se llevan registros satelitales, el año 1979.

10. Planetas por cientos

Si bien hallar un planeta extrasolar no es noticia hoy, presentar 100 de un golpe sí. Y eso hicieron astrónomos que estudiaron datos de la misión extendida del observatorio espacial Kepler. Hallaron 104 entre 197 candidatos y faltan más por estudiar. El anuncio se hizo en Astrophysical Journal Supplement Series. Dentro de los confirmados hay 4 en un sistema planetario a 181 años luz hacia Acuario que podrían ser rocosos.

Hallan 20 estrellas que se vuelan de la galaxia

Se alejan a una velocidad increíble y no se sabe porqué. Astrónomos reportaron el hallazgo de una nueva clase de estrellas, las que andan con hipervelocidad escapando de la galaxia a una velocidad de más de 1,6 millones de kilómetros por hora.

Las estrellas que se escapan de la galaxia son pan viejo. Se han detectado cerca de 18, todas ellas expulsadas del centro de la Vía Láctea donde el agujero negro con masa de 4 millones de soles las ha enviado al exilio galáctico.

Estas son distintas. “Son muy diferentes de las ya descubiertas”, explicó Lauren Palladino, de Vandervilt University, cabeza del estudio.

Las originales son azules, estrellas grandes que parecen provenir del núcleo galáctico.

Estas son relativamente pequeñas, del tamaño de nuestro Sol y ninguna parece provenir de aquella región por lo que algo más debió ‘patearlas’ para que salieran disparadas.

“Es difícil patear una estrella”, según Kelly Holley-Bockelmann, profesora de Astronomía y supervisora del estudio. Lo más común es una interacción con el agujero negro en el núcleo. Cuando se traza su trayectoria parece provenir de allí”. Estas tienen otra trayectoria.

Los astrónomos calculan que se requiere al menos una velocidad de más de 1,6 millones de kilómetros por hora con relación al movimiento de la galaxia para escapar de ella.

El agujero negro masivo podría entregar ese impulso, pero en este caso no se sabe qué movió las nuevas 20 estrellas analizadas.

Una explicación es error en los cálculos, pero las revisiones dejan muchas candidatas sin problemas o sea que están escapando.

Estas estrellas parecen tener la misma composición de las del disco galáctico, por lo que no se cree que hallan nacido en el bulbo central -el halo que lo rodea- ni en otro sitio exótico fuera de la Vía Láctea.

No se conoce qué las llevó a alcanzar aquella hipervelocidad.

El estudio apareció en el Astrophysical Journal.

Mis 10 noticias científicas de la semana (13-19)

1. Tres que se parecen una

Como un gato jugando con un ovillo de hilo, científicos acaban de enredar el árbol de la evolución humana: el hallazgo del más completo cráneo humano primitivo recuperado hasta ahora de ese lejano pasado, sugiere que tres especies que se han pensado separadas serían una sola: Homo habilis y Homo rudolfensis carían perfectamente en lo que es el Homo erectus. El cráneo fue desenterrado en 2005 y al combinarlo con una mandíbula hallada cinco años antes a solo 2 metros constituyen el cráneo más completo de un adulto hallado hasta el momento. El estudio fue presentado en Science.

2. Lejanos habitantes del bulbo

Por primera vez astrónomos, utilizando una de las herramientas de la Relatividad General de Einstein, detectaron un planeta a unos 25.000 años luz con una característica especial: reside en el bulbo de la galaxia, esa región abultada que cubre una parte de la estructura galáctica. Es un supergigante gaseoso con unas 5 veces la masa de Júpiter. Un hallazgo interesante porque se abre la posibilidad, ahora especulativa, de que posea lunas potencialmente habitables.

3. Tan pequeños pero tan genéticos

Los escorpiones poseen unos 10.000 genes más que los humanos de acuerdo con la secuenciación del genoma de una de las especies hecho por científicos de Wuhan University en China y publicado en Nature Communications. Los investigadores detectaron que tiene unos 32.000 genes y dentro de esos hallaron 116 que codifican por neurotoxinas, incluyendo 45 que no se conocían. Además poseen 160 enzimas que les ayudan a digerir las grasas y desintoxicarse de los químicos de las plantas de los insectos herbívoros que comen.

4. Murciélagos utilizan altavoces

El murciélago Thyroptera tricolor de la selva costarricense se ‘encueva’ a menudo en unas grandes hojas enroscadas que parecen formar un tubo y donde se esconde de depredadores. Dese allí responde el llamado de congéneres invitándolos a entrar. Ahora científicos descubrieron y publicaron en Proceedings of the Royal Society B que estos mamíferos usan las hojas como amplificadores del sonido, de modo que pueden escuchar mejor en la ruidosa selva, con lo cual el sonido se extiende unos 30 metros. Todos unos artistas.

5. Cáncer con orígenes comunes

En 12 tipos de cáncer muy comunes intervienen mutaciones en 127 genes de acuerdo con un estudio publicado en Nature. Científicos de la U de Washington en San Luis analizaron 3,281 tumores y encontraron esas variantes en muchos cánceres. Así, un gen mutado en 25% de los casos de leucemia también fue hallado en tumores de seno, recto, cabeza y cuello, riñón, pulmón, ovario y útero. Un acercamiento a nuevas acciones terapéuticas y pruebas de detección.

6. La muerte de una superestrella

W26 es la estrella más grande conocida, con unas 1.500 veces el radio del Sol. Astrónomos del Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Chile han visto los estertores de la estrella que se encuentra en la fase final de su vida antes de explotar como una gran supernova. A 16.000 años luz de la Tierra hacia la constelación del Altar, detectaron una emisión de hidrógeno ionizado, sugiriendo su expulsión desde la estrella. Mientras más masiva, menos vive una estrella, pues más rápido consume su combustible.

7. Silencio: cerebro aseando

Razón tiene el dicho popular: una buena noche de sueño no se cambia por nada. Sí, es que, literalmente hablando, limpia el cerebro. Es que en estudios con ratones, investigadores mostraron por primera vez que el espacio en las células cerebrales puede crecer durante el sueño permitiéndole al cerebro barrer las toxinas recogidas durante las horas de vigilia. El estudio publicado en Science

8. Un sistema torcido

Al estudiar la estrella Kepler-56, cuatro veces más grande que el Sol, a 3.000 años luz y poseedora de un sistema con dos planetas grandes, astrónomos encontraron algo extraño: el ecuador estelar no está alineado con el plano orbital de sus planetas, tiene una desviación de 45° visto desde nuestro ángulo. El hallazgo sugiere que los planetas tipo Júpiter calientes se deben formar bajo la influencia de otros cuerpos, lo que supondría un cambio en los modelos existentes según el artículo presentado en Science.

9. Dominadores de la selva

Aunque la selva amazónica es considerada la región más biodiversa del planeta, es dominada por pocas especies. Un estudio publicado en Science reveló que puede contener unas 16.000 especies de árboles, pero 227 de ellas responden por casi la mitad de los árboles. Y la más abundante es la palma Euterpe precatoria. Los investigadores analizaron 1.170 sitios diferentes de la región para llegar a esa conclusión.

10. Sigue para adelante

Tras reabrirse las oficinas del gobierno norteamericano, se conocieron esta semana las imágenes nuevas del cometa ISON tomadas por el Hubble. El cometa no se ha desintegrado pese a que su núcleo es tan pequeño que no alcanza a resolverse en las imágenes. Pero sigue ahí y en las primeras dos semanas de noviembre podría ser un buen objetivo para los aficionados.

Nuestra galaxia tiene una X metida

No es que alguien haya tachado nuestra Vía Láctea, sino que el centro tiene forma de X, de acuerdo con dos grupos de astrónomos que acaban de publicar un mapa tridimensional de las partes centrales de la galaxia. Las regiones internas tienen forma de cacahuete o X desde ciertos ángulos, una fisonomía detectada con los datos del estudio Vista de la ESO con el movimiento de cientos de estrellas en el bulbo central.

En esa regio´n se concentran unos 10.000.000 de estrellas, pero no se conocía bien su estructura.

A casi 27.000 años luz de distancia no resulta fácil ver de manera directa la zona central oscurecida por nubes de gas y polvo, por lo que se requiere mirar en infrarrojo y otras longitudes de onda.

Observaciones previas de otro estudio, 2MASS, sugería ya esa forma en X, pero ahora se logró determinar mejor.

Un grupo del Max Planck Institute identificó 22 millones de estrellas gigantes rojas cuyas propiedades bien conocidas permiten calcular la distancia. Con esa cuantiosa información se pudo construir un mapa tridimensional del bulbo, dijo Christopher Wegg.

Las simulaciones corroboraron que esa forma es característica de una galaxia espiral barrada que comenzó como un disco puro de estrellas.

El grupo chileno de Sergio Vásquez tomó otro camino comparando imágenes con 11 años de diferencia tomando el movimiento de más de 400 estrellas en tres dimensiones.

“Es la primera vez que un número tan grande de velocidades en tres dimensiones para estrellas individuales de ambos lados del bulbo se han obtenido”, dijo Vásquez.

En la ilustración se aprecia cómo luciría la Vía Láctea vista de canto, con el bulbo sobresaliendo insinuando cierta forma de X. Cortesía ESO