Bypass gástrico enflaquece y altera los genes

Sí, la cirugía del bypass gástrico ayuda a reducir peso. Y saben qué, también altera los genes, de acuerdo con un informe en Cell Reports.

Por razones no entendidas del todo, esa cirugía ayuda en la remisión de la diabetes tipo 2 en la mayoría de los pacientes. En el nuevo estudio se informa de alteraciones en la expresión de genes en pacientes sometidos a la operación.

“Presentamos evidencia de que en personas severamente obesas, los niveles de genes específicos que controlan cómo se quema y almacena la grasa son modificados para presentar una salud metabólica pobre”, indicó Juleen Zierath, autora y profesora del Karolinska Institute en Suecia.

“Tras la cirugía, los niveles de los genes son restaurados a un estado sano, que refleja la pérdida de peso y coincide con un mejoramiento general en el metabolismo”.

Cuando los científicos profundizaron, hallaron que la pérdida de peso tras la cirugía provoca cambios en las modificaciones del ADN que controlan la expresión de genes en respuesta al ambiente. En específico, cambios en la metilación o señales químicas en dos genes que controlan la glucosa y el metabolismo y se correlacionan con la obesidad pero son reversados luego de la cirugía par perder peso.

Los hallazgos sugieren que el ambiente -en este caso la alimentación o la pérdida de peso- pueden afectar la expresión de los genes a través de ese mecanismo.

“La novedad de nuestro trabajo se origina con el hallazgo de que la metilación del ADN es alterada por la pérdida de peso”, dijo Romain Barrès, de la Universidad de Copenhague en Dinamarca.

Un hallazgo útil para diseñar drogas que imiten la pérdida de peso asociada con la regulación de genes.

Descubrimientos curiosos

Con alcohol se recuerda. Llama la atención: beber alcohol activa ciertas áreas del cerebro para aprender y recordar mejor, según estudio del Waggoner Center for Alcohol and Addiction Research de la Universidad de Texas en Austin.

La expresión popular de que beber es malo para el aprendizaje y la memoria no es equivocada, afirmó el neurobiólogo Hitoshi Morikawa, pero sólo subraya un lado de lo que el consumo de etanol le hace al cerebro. “Usualmente cuando hablamos de aprendizaje y memoria, sólo nos referimos a la memoria consciente”, dijo. El alcohol disminuye nuestra capacidad de recuperar pedazos de la información, como el nombre de un colega, o la definición de una palabra, o dónde se parqueó el auto por la mañana. “Pero nuestro aprendizaje subconsciente también es aprendizaje y recordación y el alcohol puede, de veras, incrementar nuestra capacidad de aprender”. El estudio, publicado en The Journal of Neuroscience, mostró que la exposición repetida alienta la plasticidad sináptica en una región clave del cerebro y aportó otra evidencia de lo que se cree en la comunidad de las neurociencias: la adicción a las drogas y el alcohol es en esencia un desorden del aprendizaje y la memoria. Bien curioso. (Esta nota no es una invitación a ingerir bebidas alcohólicas).

Moscas listas. La sola invasión de una bacteria hace que una mosca evolucione con gran rapidez y obtenga ventajas. Un estudio demostró que la bacteria del género Rickettsia que infecta la mosca blanca, una peste de importantes cultivos en todo el planeta, como la papa, hace que esta mosca (Bemisia tabaci) evolucione en tan solo seis años: los insectos infectados ponen más huevos, se desarrollan más rápido es más posible que sobrevivan a la edad adulta en comparación con las moscas que no son infectadas, reveló el estudio del College of Agricultural and Life Sciences de la Universidad de Arizona. Curioso contrataque.

Bendito colesterol. El llamado colesterol bueno o HDL, que remueve el exceso de colesterol del hígado, parece tener otra función importante: destruir células cancerosas, de acuerdo con un estudio publicado este mes en Neoplasia. Nanopartículas cargadas con ARN pequeño de interferencia o ARN de silenciamiento para silenciar genes que promueven el cáncer redujeron o destruyeron tumores en el ovario de ratones, por lo que se espera realizar ensayos con personas. Curioso.

Adelgazamiento. Un grupo de investigadores encabezados por John Gunstad de Kent State University parece haber encontrado un vínculo entre la pérdida de peso y una mejor memoria y mayor concentración. El estudio con 150 pacientes demostró que personas intervenidas con operación bariátrica (bypass gástrico) tenían una mejor memoria a las 12 semanas de ser operados. El hallazgo será publicado en el Journal of the American Society for Metabolic and Bariatric Surgery y se convierte en esperanza para personas obesas que sufren de problemas de memoria y la concentración. Curioso.