10 noticias científicas de la semana

Dibujo del momento de la fusión de los dos agujeros que produjeron las ondas. Cortesía Ligo

1. Llegaron los datos

No es que no hubieran pasado por acá, es que no había habido forma de detectarlas. Pero el experimento Ligo permitió ‘ver’ por primera vez las ondas gravitaciones previstas por Albert Einstein hace 100 años, unas ondas que surgen tras colosales explosiones como la fusión de agujeros negros. Esto abre la ventana a la observación de fenómenos cuya información solo llega por medio de esas ondas, unas arrugas en el espacio tiempo.

2. Una vieja enfermedad

Deprimido por un neandertal. Sí. Se sabe por análisis previos que entre 1,5 y 4% del genoma humano proviene de los neandertales. Al estudiar cuáles serían las incidencias se encontró que los genes que aportaron esos ancestros contribuyen a desarrollar depresión, problemas de la piel y de la sangre. El estudio apareció en Science.

3. Sin visa para Europa

La Nasa anunció que una misión hacia la luna Europa de Júpiter, donde debe existir un gran océano subterráneo, no será verdad antes de finales de los años 20. ¿La razón? Escasea el dinero. Y mientras para este año hay 175 millones de dólares en el presupuesto asignado, para 2017 apenas 49,6. Con ese dinero, no se va a ningún Pereira, aunque podrá continuar el desarrollo de la misión.

4. Los caballos los prefieren alegres

Los caballos saben leer las emociones de las personas si están furiosas o no, de acuerdo con un artículo aparecido en Biology letters. El estudio se hizo con 28 caballos a los cuales se les mostraban fotos de personas iracundas o contentas. Cuando veían las primeras, miraba con el ojo izquierdo, asociado al procesamiento de amenazas. También aumentaba su frecuencia cardíaca.

5. Un largo calentamiento

El cambio climático continuará por uno o dos siglos más si se cortan las emisiones de gases de invernadero. Un nuevo estudio reveló que no es así: que en verdad se mantendrá durante milenios, unos 10, si prosiguen las emisiones crecientes en las próximas tres centurias. Hoy las proyecciones climáticas son a corto plazo. Esta mirada permite alertar sobre lo que podrá suceder en una ventana más grande. El estudio apareció en Nature Climate Change.

6. Entre lobos… no se entienden

Las distintas especies de los cánidos manejan su propio dialecto, según un estudio que analizó los aullidos, conocidas vocalizaciones de estos animales. Se estudiaron 2.000 aullidos de 21 tipos de cánidos, de los perros a los coyotes y subespecies de lobos encontrándose que cada una maneja su ‘forma de hablar’. La investigación apareció en Behavioural Processes.

7. También las estaba jalando

Cientos de galaxias cercanas que habían permanecido ocultas fueron estudiadas por primera vez, aportando luces sobre una misteriosa anomalía gravitacional: el Gran Atractor. Se hallan a unos 250 millones de años luz, pero habían permanecido ocultas por la luz de nuestra galaxia. Este hallazgo ayudaría a conocer más del Gran Atractor, esa estructura hacia la cual son jaladas cientos de miles de galaxias, incluida la nuestra. El artículo apareció en Astronomical Journal.

8. Miedo a quedar sin aire

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Epoc) es común por el cigarrillo y por efectos de la contaminación. Un estudio reveló que en pacientes con esa condición la materia gris es menor en áreas del cerebro relacionadas con la falta de respiración, el miedo y la sensibilidad al dolor. Los niveles de degeneración de esas áreas cerebrales se impactaban por la duración de le enfermedad. Los individuos muestran más temor de falta de respiración y del ejercicio físico que puede afectar su condición. El artículo apareció en Chest.

9. La sopa universal

Al hacer colisionar átomos de plomo en el colisionador de partículas del CERN, científicos recrearon la sopa primordial del universo en miniatura, caldo llamado también el plasma quark-muón. Esa sopa se dio en las primeras billonésimas de segundo luego del Big Bang y su receta se basaba en quarks y muones. El desarrollo se presentó en Physical Review Letters. El logro permitió medir las características de ese plasma.

10. Genes dependen de los nutrientes

Los genes inciden en los alimentos que ingerimos al influir en el metabolismo, esas reacciones químicas necesarias para mantener las células, que funciona en dos sentidos: descomponer las moléculas para proveer energía al cuerpo y la producción de todos los compuestos necesitados por las células. Pero un estudio en Nature Microbiology demostró que lo contrario también es verdad: nuestros genes son afectados por el tipo de nutrientes a los que tienen acceso.

Ahora llega al caballo que lee las caras

Foto Pexel

Sí, los caballos también. Ellos pueden leer sus emociones, distinguir entre si está furioso o está feliz. Esto sugiere un estudio publicado en Biology letters.

¿Cómo se llegó a esa conclusión? Los investigadores estudiaron la reacción de 28 caballos al ver fotografías de expresiones faciales humanas positivas y negativas. Cuando veían rostros furiosos, los caballos miraban más con su ojo izquierdo, una conducta asociada con percibir un estímulo negativo. Además aumentaban sus latidos y se comportaban más estresados.

Esa respuesta, para los investigadores, sugiere que estos equinos tenían un entendimiento funcional relevante de las caras furiosas. Agregaron que el efecto de esas expresiones en el aumento de los latidos no se había detallado antes en las interacciones entre animales y humanos.

Para Amy Smith, estudiante de doctorado en la Universidad de Sussex, quien participó en el trabajo “lo que en verdad es interesante acerca del estudio es que muestra que los caballos tienen la capacidad de leer emociones a través de la barrera entre especies. Hace mucho sabemos que son una especie socialmente sofisticada, pero es la primera vez que vemos que pueden distinguir entre expresiones faciales negativas o positivas”.

La reacción a la cara de rabia fue muy clara, dijo, el aumento del ritmo cardíaco fue muy rápido y movían la cabeza para mirar los rostros furiosos con su ojo izquierdo.

Diferentes estudios han mostrado que varias especies ven los eventos negativos con el ojo izquierdo, debido a que el hemisferio derecho del cerebro está especializado en procesar los estímulos amenazantes. En los perros, por ejemplo, también se ha documentado.

“Hay varias explicaciones posibles a nuestros hallazgos”, según la profesora Karen McComb, coautora. “Puede que los caballos hayan adaptado una capacidad ancestral para leer señales emocionales en otros caballos para responder de forma adecuada a las expresiones humanas durante su coevolución. O los caballos de manera individual pueden haber aprendido a interpretar esas expresiones durante el curso de su vida”.

Hay otro tema llamativo: que la evaluación precisa de una emoción negativa es posible a través de la barrera entre especies a pesar de la gran diferencia en la morfología facial de caballos y humanos.

Mi resumen científico de la semana

1. Esta vida nos está matando

Un estudio que comparó21 países occidentales entre 1989 y 2010 encontró que las demencias están comenzando en los adultos unos 10 años antes que en el pasado, lo que sugiere que la vida moderna nos está desquiciando. El estudio fue publicado en Surgical Neurology International. Se encontró además que las muertes por enfermedad neurológica en adultos de 55 a 74 años y de más de 75 años de edad se duplicó en cada uno de los países. Cada día más personas mueren jóvenes por esa clase de padecimientos. Para los autores los factores ambientales deben estar detrás de esta epidemia.

2. El picante de la vida

Si bien se trata de un estudio observacional sin conclusiones definitivas, aporta un elemento interesante para continuar investigando: Ingerir alimentos condimentados, con picante, se asociaría a un menor riesgo de muerte, asociación hallada asimismo para ciertas condiciones como cáncer, problemas isquémicos del corazón y enfermedades respiratorias. Publicado en el BMJ, el estudio liderado por científicos chinos, el estudio halló que quines consumían alimentos picantes 1 o 2 días a la semana tenían un riesgo 10% menor de muerte, que subía al 14% para quienes los ingerían 3 a 5 o 6 a 7 días. O sea, ingerir picante a diario reduciría el riesgo de muerte.

3. Un lujo de pastilla

Spritam (levetiracetam) se convirtió en la primera pastilla impresa en 3D en ser aprobada por la FDA de Estados Unidos. Es un medicamento para la epilepsia. Se fabrica usando un método de impresión 3D denominado Tecnología ZipDose que produce una pastilla porosa que se disuelve rápido al sorber un líquido. Ese avance facilita el camino hacia medicamentos personalizados con bases en las necesidades de cada paciente en vez de un producto para todos. La pastilla estará en venta a fines del año próximo. El fabricante es Aprecia Pharmaceuticals.

Foto Copeia

4. El pequeño demonio

Una nueva especie de demonio marino, un pez lophiiforme ceratiidae fue encontrado en aguas del Golfo de México. De 30 a 95 milímetros de tamaño vive en profundidades de hasta 1.500 metros, un mundo oscuro. Posee un apéndice parecido a una antena que termina en una especie de ramillete. Allí a esas profundidades hay que ingeniárselas para atraer presas y esa parece ser su arma. El hallazgo recuerda todo lo que falta por conocer del mundo marino. El estudio fue publicado en Copeia, revista internacional especializada en peces, anfibios y reptiles.

5. Qué cosa tan grande

Astrónomos húngaros halló lo que parece el más grande rasgo del universo observable: un anillo de 9 estallidos de rayos gamma de 5.000 millones de años luz de extensión. El hallazgo fue presentado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. Esas explosiones son los eventos más luminosos del universo liberando en pocos segundos tanta energía como la que produciría el Sol en 10.000 millones de años. Se encuentran a unos 7.000 millones de años luz de nosotros.

6. Un buen recuerdo

Se pueden borrar, se pueden recordar. Un grupo de científicos cree haber mostrado que los recuerdos son más robustos de lo que se piensa y habrían identificado el proceso en el cerebro que podría ayudar a rescatar recuerdos perdidos o enterrar los malos y que ayudaría al desarrollo de nuevos tratamientos y drogas para personas con problemas de memoria. El estudio apareció en Nature Communications. Para los científicos al traer un recuerdo no se produce interferencia con otro para quedar borrado, como se ha pensado hasta ahora.

7. Perros fieles

Por eso son tan afines a los humanos: científicos encontraron mediante imágenes de resonancia magnética un área cerebral en perros que responde a la visión de rostros humanos, lo que sugiere una cualidad innata de procesar rostros y un enraizamiento profundo a través de una evolución cognitiva. Así, se comprueba que no se trata de algo aprendido. El estudio apareció en PeerJ.

8. Anticonceptivos anticáncer

La píldora, el anticonceptivo oral, sí previene el cáncer de endometrio reveló un extenso estudio publicado en The Lancet Oncology. Su efecto es duradero, incluso si no se ingirió durante muchos años. Por cada 5 años de uso se reduce un 25% el riesgo de desarrollar ese cáncer antes de los 75 años. Este efecto protector se da pese a que el estrógeno que contienen se ha reducido con el paso de los años.

9. Caballos que hablan

¿Qué comparten los caballos con los humanos y con los chimpancés? Piense un poco…¡pues las expresiones faciales! Un estudio en Plos One de investigadores de la Universidad de Sussex reveló que los caballos utilizan músculos de varios rasgos faciales 8nariz, labios y ojos) para alterar sus expresiones faciales en una variedad de situaciones sociales. El hallazgo refuerza otros estudios que sugerían que los caballos utilizan su rostro para comunicarse.

10. Emociones impresionantes

Un estudio en eLife encontró que las emociones no son solo producto del procesamiento de información en el cerebro sino que influyen directamente los procesos de aprendizaje y memoria en el cerebro: emociones diferentes hacen que el cerebro trabaje de modo distinto y en frecuencias distintas. Cuando las emociones son sociales y positivas las áreas del cerebro trabajan con cierto protocolo, diferente a cuando hay temor. Esto influye en el aprendizaje.

Mi resumen científico de la semana (3-9)

1. El robot que nació del papel

Mediante técnicas inspiradas en el origami, un equipo de científicos estadounidenses construyó un robot que se puede desdoblar a sí mismo comenzando desde una hoja plana. El artículo fue publicado en Science. Comienza como una hoja de polímero con su electrónica y mores añadidos en la parte superior. Es tan delgada la hoja que puede ser doblada para formar una estructura deseada. El doblamiento no requiere intervención humana: la hoja contiene dobleces por las cuales unos elementos calientes insertados hace que se doble. Un computador que hace parte del dispositivo hace que los dobleces se doblen en un patrón predeterminado.

2. La locura de la vitamina D

El estudio más amplio sobre el tema reveló que la deficiencia de vitamina D sí se relaciona con un mayor riesgo de que las personas de más edad desarrollen demencia y Alzheimer. La probabilidad es más del doble. En el estudio los adultos con una deficiencia moderada tenían 53% más riesgo de esos males, pero aquellos con una deficiencia severa el riesgo era 125% mayor. La investigación fue publicada en Neurology. La vitamina D viene de distintas fuentes, de tomar el sol, alimentos como el aceite de pescado y los suplementos.

3. Se triplicó el mercurio

Los niveles de mercurio en los océanos se han más que triplicado en algunas regiones del planeta por la acción del hombre, en particular la minería y la combustión de combustibles fósiles, reveló un estudio en Nature. Y 2/3 del elemento están en aguas superficiales, hasta los 1.000 metros de profundidad. El aumento del mercurio de origen humano es del 150% desde la industrialización. ¿Se incorpora a la cadena alimenticia?

4. Aquí Rosetta: todo bien

Luego de 10 años de viaje por el espacio y haber recorrido 6.400 millones de kilómetros, la nave europea Rosetta alcanzó al cometa 67P/Churmuyov-Gerasimenko y se situó en su órbita para seguirlo los próximos meses. En noviembre dejará caer al explorador Philae sobre el núcleo del cometa para analizarlo en detalle. Rosetta se desplaza a unos 100 kilómetros del viajero espacial de órbita corta: solo 6,5 años alrededor del Sol.

5. X + X /2 = felicidad

Una ecuación matemática desarrollada por investigadores de University College London ha predicho la felicidad de 18.000 personas, revelando los resultados que el momento a momento de la felicidad refleja no sólo cuán bien van las cosas sino si están mejorando. La ecuación predice con exactitud cómo responderá la gente que está basados en eventos recientes como las gratificaciones que reciben y las expectativas que tienen durante una toma de decisiones. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

6. Así se comunican los caballos

Tienen otras formas de comunicarse que nosotros no y que no conocíamos. Científicos reportaron en Current Biology que los caballos son sensibles a las expresiones faciales y la atención de otros congéneres incluyendo la dirección de ojos y orejas. Sí. Se comunican así. El estudio demuestra que se basan en la orientación de la cabeza de los otros para encontrar comida, pero esa capacidad de ve limitada cuando parte de la cara es cubierta con máscaras. Una organización social fluida y compleja, como la de otros animales.

7. La estrella que cambió de personalidad

Astrónomos reportaron el descubrimiento de un objeto muy frío, de solo 100 a 150 grados que en su anterior vida fue mucho más caliente. Sí, tuvo otra vida, evolucionando a un estado muy diferente al inicial. El estudio fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. En realidad es un objeto de la clase enana Y. Durante millones de años fue supercaliente, pero hoy luce frío. Se halla hacia la constelación Fornax a entre 33 y 55 años luz. El objeto, Wise J0304-2705, es tan masivo como 20 a 30 planetas Júpiter, pero nunca alcanzó la masa suficiente para generar fusión de hidrógeno.

8. Lucha contra el Alzheimer

Si funciona en humanos, sería una herramienta para tener en cuenta: científicos de Yale descubrieron un compuesto que reversa el déficit cerebral de la enfermedad de Alzheimer en modelo de ratones. El TC-2153 inhibe los efectos negativos de la proteína Step, esencial en al regulación del aprendizaje y la memoria, funciones que se afectan con el Alzheimer. El estudio fue publicado en Plos Biology. Ahora los investigadores lo prueban en otros animales.

9. De Flores y el Down

Que sí, que no, que una nueva especie, que era un enfermo. Desde que se descubrieron restos humanos en la isla de Flores el alboroto llegó. Fue en 2004. Para unos, los descubridores y luego otros investigadores, se trataba de una nueva especie. Homo floresiensis lo llamaron. Era pequeño de estatura. Otros controvirtieron el hallazgo. En un estudio esta semana en Procedings of the National Academy of Sciences se cuestiona la asignación a otra especie, sugiriendo que se trata de alguien que tenía síndrome de Down. Más leña para el fuego.

10. Cof, cof, cof

¿Qué tanto contribuye el humo al calentamiento del planeta y por ende al cambio climático? Mucho se ha especulado. Esta semana investigadores mostraron en Nature Geoscience el resultado de un nuevo estudio en el cual concluyen que aunque el humo de los incendios forestales no tiene el mismo nivel de los gases de efecto invernadero de la combustión de combustibles fósiles, sí contribuye al cambio climático más de lo pensado hasta ahora. Otro asunto para considerar en serio.

Entendiendo el cerebro de gatos y perros

¿Se ha preguntado qué se requiere para tenerlo grande? Pues ser sociable, parece la respuesta.

Durante millones de años (lógico, considerando los ancestros de los cuales derivaron), los perros han desarrollado un cerebro más grande que el de los gatos porque las especies de mamíferos muy sociables necesitan más poder cerebral que los animales solitarios, sugiere un nuevo estudio de Oxford University.

Un grupo de científicos establecieron el cuadro de la historia evolutiva del cerebro de distintos grupos de mamíferos durante los últimos 60 millones de años. Hallaron grandes variaciones en cómo los cerebros de diferentes grupos evolucionaron. Y sugieren que existe un vínculo entre la sociabilidad de los animales y el tamaño de sus cerebros relativo al tamaño corporal, según el estudio publicado en Proceedings of the Nacional Academy of Sciences.

Los investigadores analizaron los datos disponibles del cerebro de más de 500 especies de mamíferos vivos o fosilizados. Encontraron que los de los simios crecieron más, seguidos por los caballos, delfines, camellos y perros. El estudio mostró que grupos de mamíferos con cerebros relativamente más grandes tienden a vivir en grupos sociales estables. Los cerebros de animales más solitarios, como los gatos, venados y rinocerontes crecieron mucho más despacio durante el mismo periodo.

La investigación fue realizada por Susanne Shultz y el profesor Robin Dunbar, del Oxford University’s Institute of Cognitive and Evolutionary Anthropology (Icea) y estableció una amplia variedad de patrones de crecimiento cerebral entre los distintos grupos de mamíferos y hallaron que no todos tienen cerebros grandes, lo que podría ser una muestra de que los animales sociales necesitan pensar más.

“Es interesante ver”, dijo Dunbar, “que aún animales que han tenido contacto con los humanos, como los gatos, tienen un cerebro mucho más pequeño que perros y caballos dada su reducida sociabilidad”.

Shultz resaltó que el crecimiento cerebral en los animales más sociales ha sido mucho más rápido.