Resumen científico de la semana

1. La gota de la verdad

Tener su historial solo cuesta 25 dólares. El historial de los virus que lo han infectado en su vida. Investigadores del Howard Hughes Medical Institute desarrollaron y publicaron en Science un método para con una sola gota de sangre conocer las actuales y pasadas infecciones de cualquier virus que ataque los humanos. El método es denominado VirScan y podría entregar información valiosa sobre factores inesperados que estén afectando la salud de la persona, además de permitir realizar estudios comparativos en grandes poblaciones para asuntos de ciencia y salud pública.

2. Muerte en soledad

Con la máxima capacidad resolutiva del telescopio espacial Hubble astrónomos lograron ver 3 explosiones de supernovas (muerte estelar). Estas ocurren de tanto en tanto en cualquier galaxia. Pero lo sorprendente es que se trató de estrellas solas, alejadas de su galaxia, de la cual debieron ser expulsadas por algún mecanismo gravitacional en juego. El vecino más cercano estaba a unos 300 años luz, casi 100 veces más lejos que el Sol de su estrella más cercana. El estudio aparecerá en el Astrophysical Journal.

3. Se busca chimpancé que cocine

Un estudio sugiere que la habilidad para cocinar es compartida también por los chimpancés, lo que incluye preferencia por alimentos cocinados, la capacidad de entender la transformación de comida cruda en cocinada e incluso la de transportar alimento de un sitio a otro para cocinarlo, según la investigación publicada en Proceedings of the Royal Society B que indicaría que esa capacidad fue adquirida antes de la separación de humanos y chimpancés.

4. Luna atropellada

Ciertos rasgos en algunos sitios de la Luna han llamado la atención desde hace mucho. Son como parches más claros sobre la superficie. Ahora científicos traen una posible explicación en el journal Icarus: se trataría de impactos de cometas ocurridos en los últimos 100 millones de años, según las modelaciones que realizaron. La idea del estudio provino de la observación de los parches que dejaron los módulos Apolo sobre la superficie lunar, que eran más claros.

5. La virgen que da a luz

La hembra de una especie de pez sierra en ambiente estuarino produce descendencia sin necesidad de macho, mediante partenogénesis, reportaron investigadores en Current Biology. Esa situación no se había visto en vertebrados en su medio natural y podría deberse a la escasez de machos según los investigadores. En cautiverio se ha visto en aves, tiburones y reptiles entre otros.

6. Pájaro David vence a pájaro Goliat

Una pequeña ave australiana, la acantiza parda, de solo 6 gramos, es toda una tramposa según estudio publicado en Proceedings of the Royal Society B, claro que por una causa muy noble: ¡salvarse! Cuando un depredador muchísimo mayor, el currowong, merodea el nido, emite el canto de una gran ave, el azor, confundiendo al atacante para poder escapar a sitio más seguro.

7. Pequeñas y alocadas

Ahora que Plutón cobra importancia por la nave que llegará en un mes, científicos determinaron que 2 de las 4 lunas de ese pequeño planeta enano, Nix e Hidra, se comportan de una manera errática, impredecible, al orbitar al doble sistema de Plutón y su gran luna Caronte. Estiman además que otras dos, Cerveros y Styx se comportan de igual modo. Si uno viviera en aquellas lunas, no sabría cuándo ni por dónde… sale el sol.

8. Bueno… y se creó la vida

La relación cercana entre las propiedades físicas de los aminoácidos, el código genético y el doblamiento de las proteínas fue quizás el paso necesario en la evolución para pasar de los bloques básicos de la vida a organismos cuando las primeras señales de vida surgían en el caldo primigenio de la Tierra, sugiere un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

9. Giros planetarios

Vistos desde arriba, los planetas del Sistema Solar tienen una órbita circular alrededor del Sol. Se creía que era una geometría exclusiva, pero no: astrónomos revelaron en el Astrophysical Journal que nuestras órbitas no son un fenómeno extraño. Su estudio cobijó 74 planetas extrasolares del tamaño de la Tierra que orbitan 28 estrellas a cientos de años luz. Hallaron que esos siguen una trayectoria circular, en contraste con planetas grandes cercanos a sus estrellas que siguen caminos elongados.

10. Esto no se ha enfriado

Diversos estudios han sugerido un intervalo en el calentamiento del planeta este siglo: una disminución en el ritmo en el actual siglo frente a la segunda mitad del pasado. Un estudio en Science sugiere que no ha habido tal y que el planeta sigue calentándose ahora tal como en el pasado. Muchas investigaciones han tratado de encontrar la causa de esa pausa pero según el nuevo informe, que creará dudas, no hay ninguna.

Mi resumen científico de la semana (3-9)

1. El robot que nació del papel

Mediante técnicas inspiradas en el origami, un equipo de científicos estadounidenses construyó un robot que se puede desdoblar a sí mismo comenzando desde una hoja plana. El artículo fue publicado en Science. Comienza como una hoja de polímero con su electrónica y mores añadidos en la parte superior. Es tan delgada la hoja que puede ser doblada para formar una estructura deseada. El doblamiento no requiere intervención humana: la hoja contiene dobleces por las cuales unos elementos calientes insertados hace que se doble. Un computador que hace parte del dispositivo hace que los dobleces se doblen en un patrón predeterminado.

2. La locura de la vitamina D

El estudio más amplio sobre el tema reveló que la deficiencia de vitamina D sí se relaciona con un mayor riesgo de que las personas de más edad desarrollen demencia y Alzheimer. La probabilidad es más del doble. En el estudio los adultos con una deficiencia moderada tenían 53% más riesgo de esos males, pero aquellos con una deficiencia severa el riesgo era 125% mayor. La investigación fue publicada en Neurology. La vitamina D viene de distintas fuentes, de tomar el sol, alimentos como el aceite de pescado y los suplementos.

3. Se triplicó el mercurio

Los niveles de mercurio en los océanos se han más que triplicado en algunas regiones del planeta por la acción del hombre, en particular la minería y la combustión de combustibles fósiles, reveló un estudio en Nature. Y 2/3 del elemento están en aguas superficiales, hasta los 1.000 metros de profundidad. El aumento del mercurio de origen humano es del 150% desde la industrialización. ¿Se incorpora a la cadena alimenticia?

4. Aquí Rosetta: todo bien

Luego de 10 años de viaje por el espacio y haber recorrido 6.400 millones de kilómetros, la nave europea Rosetta alcanzó al cometa 67P/Churmuyov-Gerasimenko y se situó en su órbita para seguirlo los próximos meses. En noviembre dejará caer al explorador Philae sobre el núcleo del cometa para analizarlo en detalle. Rosetta se desplaza a unos 100 kilómetros del viajero espacial de órbita corta: solo 6,5 años alrededor del Sol.

5. X + X /2 = felicidad

Una ecuación matemática desarrollada por investigadores de University College London ha predicho la felicidad de 18.000 personas, revelando los resultados que el momento a momento de la felicidad refleja no sólo cuán bien van las cosas sino si están mejorando. La ecuación predice con exactitud cómo responderá la gente que está basados en eventos recientes como las gratificaciones que reciben y las expectativas que tienen durante una toma de decisiones. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

6. Así se comunican los caballos

Tienen otras formas de comunicarse que nosotros no y que no conocíamos. Científicos reportaron en Current Biology que los caballos son sensibles a las expresiones faciales y la atención de otros congéneres incluyendo la dirección de ojos y orejas. Sí. Se comunican así. El estudio demuestra que se basan en la orientación de la cabeza de los otros para encontrar comida, pero esa capacidad de ve limitada cuando parte de la cara es cubierta con máscaras. Una organización social fluida y compleja, como la de otros animales.

7. La estrella que cambió de personalidad

Astrónomos reportaron el descubrimiento de un objeto muy frío, de solo 100 a 150 grados que en su anterior vida fue mucho más caliente. Sí, tuvo otra vida, evolucionando a un estado muy diferente al inicial. El estudio fue publicado en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society. En realidad es un objeto de la clase enana Y. Durante millones de años fue supercaliente, pero hoy luce frío. Se halla hacia la constelación Fornax a entre 33 y 55 años luz. El objeto, Wise J0304-2705, es tan masivo como 20 a 30 planetas Júpiter, pero nunca alcanzó la masa suficiente para generar fusión de hidrógeno.

8. Lucha contra el Alzheimer

Si funciona en humanos, sería una herramienta para tener en cuenta: científicos de Yale descubrieron un compuesto que reversa el déficit cerebral de la enfermedad de Alzheimer en modelo de ratones. El TC-2153 inhibe los efectos negativos de la proteína Step, esencial en al regulación del aprendizaje y la memoria, funciones que se afectan con el Alzheimer. El estudio fue publicado en Plos Biology. Ahora los investigadores lo prueban en otros animales.

9. De Flores y el Down

Que sí, que no, que una nueva especie, que era un enfermo. Desde que se descubrieron restos humanos en la isla de Flores el alboroto llegó. Fue en 2004. Para unos, los descubridores y luego otros investigadores, se trataba de una nueva especie. Homo floresiensis lo llamaron. Era pequeño de estatura. Otros controvirtieron el hallazgo. En un estudio esta semana en Procedings of the National Academy of Sciences se cuestiona la asignación a otra especie, sugiriendo que se trata de alguien que tenía síndrome de Down. Más leña para el fuego.

10. Cof, cof, cof

¿Qué tanto contribuye el humo al calentamiento del planeta y por ende al cambio climático? Mucho se ha especulado. Esta semana investigadores mostraron en Nature Geoscience el resultado de un nuevo estudio en el cual concluyen que aunque el humo de los incendios forestales no tiene el mismo nivel de los gases de efecto invernadero de la combustión de combustibles fósiles, sí contribuye al cambio climático más de lo pensado hasta ahora. Otro asunto para considerar en serio.

2013: mis 10 noticias científicas del año

1. Juntos y revueltos con Neandertales y Denisovanos

A veces los pies hablan. Y los dedos también. El genoma obtenido a partir de un hueso de una mujer Neandertal reveló que sus padres eran parientes cercanos y que esa mezcla fue común en aquellos tiempos.

En un estudio publicado en Nature se informó que ese genoma permitió ver que no solo se apareaban entre sí, sino también con otros grupos de homíninos de entonces y con los ancestros de los humanos.

El hueso del dedo fue hallado en la caverna Denisova en Siberia, donde las condiciones permitieron la conservación del ADN al mantener unos 0° C todo el año.

En esa caverna se han hallado otros huesos que pertenecen a un nuevo grupo, los denisovanos. Este no lo era. La mezcla perfecta.

2. Kepler: el cazaplanetas en problemas

En mayo, el más exitoso cazaplanetas, el telescopio espacial Kepler, perdió la segunda de las ruedas de reacción del giroscopio, vital para realizar su misión de alta exactitud. Requiere tres para funcionar y detectar con suma precisión la débil señal de planetas pasando delante de sus estrellas en una pequeña región del espacio entre la Lira y el Cisne, a donde se ha enfocado su trabajo.

Meses después la Nasa informó que no se pudo recuperar su funcionamiento y el telescopio será destinado a la observación de galaxias, estrellas, supernovas y cúmulos estelares, para lo cual no necesita tanta precisión.

Durante su misión ha detectado más de 3.200 candidatos a planetas y 199 planetas extrasolares confirmados. Una sensible pérdida.

3. El meteorito que asustó al mundo

Desde 1908 cuando un enorme meteorito explotó en Tunguska, remota región de Siberia, no se había vivido una situación así: el 15 de febrero una roca que tenía 12.000 toneladas métricas cuando ingresó a la atmósfera y fue disminuyendo de tamaño explotó sobre la ciudad rusa de Chelyabinski, generando grandes destrozos aunque no pérdida de vidas.

La explosión fue el equivalente a 30 bombas de Hiroshima, unos 530 kilotones de TNT energía equivalente. El asteroide viajaba a unos 54.00 kilómetros por hora.

Fue tal la onda explosiva que le dio la vuelta al mundo confirmaron semanas después sensores instalados en diferentes regiones.

Astrónomos de la Universidad de Antioquia fueron los primeros en trazar el origen del enorme meteorito.

4. Sí, los neutrinos se pueden agarrar de la cola

Luego de 25 años de haberse sugerido que bajo el hielo se podrían capturar, el IceCube, un detector de neutrinos bajo el hielo de la Antártida reportó la observación de 28 eventos de partículas de alta energía que constituyen la primera evidencia sólida de neutrinos provenientes de aceleradores cósmicos mucho más allá de nuestro Sistema Solar, con energías más de 1 millón de veces la observada durante la explosión de supernova en la Gran Nube de Magallanes (galaxia vecina) en 1987.

Estas partículas rara vez interactúan con la materia. De masa casi inexistente, pueden entregar información sobre el funcionamiento de los fenómenos más energéticos y más alejados del universo.

Cada segundo, miles de millones de neutrinos pasan por cada centímetro cuadrado de la Tierra, pero en su inmensa mayoría provienen del Sol o de la atmósfera terrestre.

5. Clonación pero ya para qué

Luego de una década de intentos fallidos, incluso de haber propiciado uno de los fraudes científicos más sonados, el del coreano Woo Suk Hwang que dijo lo había logrado comprobándose luego que todo era falso, este año se logró la obtención de células madre a partir de embriones humanos clonados.

Los científicos de Oregon Health and Science University siguieron el mismo procedimiento usado para clonar la oveja Dolly, pero el logro no causó tanto furor pese a lo que mucho se intentó en su momento.

¿La razón? Porque igual resultado se puede obtener a partir de células madre pluripotentes inducidas reprogramadas a partir de células humanas adultas, lo que se logró hace ya varios años.

6. El año del simpático olinguito

En agosto se anunció el descubrimiento del olinguito (Bassaricyon neblina), primer carnívoro hallado en el continente americano en 35 años, reportado en Zookeys. Habitante en unas pocas regiones colombianas y ecuatorianas, como Antioquia era considerado otra especie.

Los científicos dicen que pertenece a la familia de los Proyonidae, los mapaches y parece el cruce de un gato con un oso de peluche según los científicos, teniendo una cara muy simpática. Pese alrededor de un kilo, sus ojos son enormes y su pelaje oscuro.

Su hábitat está en los bosques entre los 1.500 y 2.700 metros de altura, cada vez más reducido por la presión humana. Vive en los árboles, de los cuales rara vez baja.

Su hallazgo se produjo por azar, cuando los investigadores realizaban un estudio sobre cuántas especies de olingos había.

Su hallazgo recuerda cuánto nos falta por descubrir en nuestras propias narices.

7. A donde van a morir los cometas

En un rincón del espacio cercano, entre las órbitas de Marte y Júpiter donde está el cinturón de asteroides, astrónomos de la Universidad de Antioquia reportaron la presencia de cometas muertos o dormidos. Serían al menos 85.000 según los cálculos del profesor Ignacio Ferrín.

En esa región del espacio residen al menos 500.000 cuerpos de un metro a 987 kilómetros de longitud que es el tamaño del planeta menor Ceres.

Algunos de esos cometas están reviviendo, por lo que los denominaron Lázaro, mientras los demás ya agotaron el agua. Los que reviven es debido a la energía que en un momento han recibido del Sol, cuando más se acercan a él.

El cementerio tiene millones de años, reportaron los profesores Ferrín, Jorge Zuluaga y Pablo Cuartas.

8. Los genes son de la humanidad

Aunque fue una decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos, puede tener incidencia en muchas otras regiones del planeta: los genes no son patentables.

Se resolvió así una larga querella con la firma Myriad, que durante años usó una patente para algunas mutaciones, como las BRCA que aumentan el riesgo de cánceres de seno, útero y próstata y para los cuales tenía exclusividad con un test para que una persona pudiera conocer si las poseía.

La decisión comenzó pronto a tener repercusiones, pues incluso una corte federal falló que otra firma, Sequenom no podía mantener el derecho sobre exámenes para determinar algunas condiciones fetales.

Tras el fallo, otras firmas lanzaron sus pruebas sobre las mutaciones BRCA.

9. Si, los humanos somos responsables

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático presentó la primera parte del quinto reporte (que realiza cada 7 años), relacionada con las evidencias científicas. Aunque los datos no muestran una disminución en la tendencia al calentamiento y a la variación del clima en todo el planeta, por primera vez reportó que el cambio climático sí es antropogénico.

La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera se incrementó de manera sostenida desde la revolución industrial. En mayo de este año, la concentración de dióxido de carbono (CO2) alcanzó niveles no vistos hace al menos 700.00 años: 400 partes por millón, aunque luego, por condiciones estacionales bajó 2 puntos.

La situación, dijo el Panel, se agravó desde 1950 con cambios en océanos, atmósfera, glaciares no vistos antes.

10. Nadie sabe dónde anda

Por fin este año, luego de 36 años de viajar por el espacio, La Nasa confirmó que la nave Voyager 1 salió del Sistema Solar, siendo el primer artefacto humano en llegar tan lejos.

Su gemela, la sonda Voyager 2 también se aleja, pero aún le falta por dejar su casa.

Ha viajado más de 19.000 millones de kilómetros y aún le queda batería por unos años para comunicarse con la Tierra, al menos hasta 2020.

En la ruta que lleva en 40.000 años pasaría a 1,6 años luz de una de las estrellas en la constelación Camelopardalis, AC+79 3888. La nave recorre cada año unos 500 millones de kilómetros.

La nave está destinada a vagar errante por la Vía Láctea e igual suerte correrá la Voyager 2, que se dirige hacia Ross 248, de la que estará a 1,7 años luz en 296.000 años.

Mis 10 noticias científicas de la semana (22-28)

1. Qué montonera

A solo 4 años luz de nosotros se encuentra la estrella más cercana, Próxima centauri. Bueno, en ese espacio cabría la galaxia que con más de 10.000 soles fue detectada por astrónomos de la Universidad de Michigan. Se encuentra a solo 54 millones de años luz de la Tierra y dentro de sus características está que cerca de la mitad de su masa se encuentra en un radio de solo 80 años luz, lo que establece una densidad estelar 15.000 veces mayor que la existente en nuestro vecindario en la Vía Láctea.

2. El ritmo lento de la cafeína

Un estudio publicado en Plos One en ratones sugiere que cuando a ratas jóvenes se les suministraba cafeína el desarrollo cerebral se hace lento, una voz de alerta dado que el consumo de ese compuesto ha aumentado más del 70 por ciento en los últimos 30 años según los autores, que advirtieron que la dosis dada equivalía a 3 o 4 tazas de café en personas. Más leña para el debate.

3. Esta sí que es una buena siesta

Un estudio presentado en Nature Neuroscience mostró que una siesta aromatizada puede borrar recuerdos traumáticos. Mientras dormían, voluntarios sometidos a escenas de terror asociadas con un olor, fueron expuestos a este y al despertar sentían menos miedo. Al medirse la actividad cerebral también había cambios. Una esperanza para tratar desórdenes como el estrés postraumático.

4. Chorros de sudor

El primer capítulo del quinto reporte del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático reiteró que el calentamiento del planeta se mantiene a la vez que las concentraciones en la atmósfera de gases de invernadero alcanzan niveles no vistos en los últimos 800.000 años. Al ritmo actual de emisiones en 2040 se copará la capacidad del planeta a fin de que la temperatura no aumente más de 2 grados con respecto a la era preindustrial.

5. A cogerlo de la cola

El cometa ISON pasará por Marte el lunes próximo y será la ocasión para iniciar en firme el seguimiento que anuncian organizaciones entes astronómicas. Esta semana se reveló que puede ser visto ahora con telescopios antes del amanecer y que la vista continuará durante las próximas semanas. Pese a distintos informes, aún no se sabe si tendrá tanto brillo como para ser observado a simple vista si sobrevive a su encuentro con el Sol a fines de noviembre.

6. Comer o no comer

Al alterar las conexiones entre neuronas en el interior del cerebro, científicos hicieron que ratones llenos se mantuvieran comiendo mientras que ratones hambrientos rechazaban el alimento. Así, al identificar los grupos precisos de células que provocan hambre y otros que los cortan, se puede clarificar la intrincada red que controla en el cerebro la alimentación, de acuerdo con el estudio aparecido en Science.

7. La Luna es un imán

Se ha sabido que la Luna afecta algunos ritmos biológicos y ahora un estudio sugiere que controla la cadencia de al menos dos relojes biológicos: uno activado por las mareas y otro por la luz lunar. Los efectos fueron descubiertos en criaturas marinas de acuerdo con el estudio publicado en Cell Reports. Estos relojes trabajan de manera independiente del reloj circadiano, que sincroniza los ritmos diarios con el Sol. Lunáticos.

8. Los microbios os delatarán

El microbioma de los cadáveres podría ayudar a los detectives a determinar cuándo murió una persona reportaron científicos en eLife. En un estudio lograron cerrar la ventana de fallecimiento de ratones a solo 3 días gracias al análisis de los microbios presentes sobre y dentro del cuerpo, logrado mediante la secuenciación del ADN.

9. Marcianos mojados

Aunque un estudio dijo la semana pasada que no hay metano hoy en la atmósfera marciana como para sospechar la existencia de vida, un nuevo artículo en Science acaba de revelar que en la primera muestra de suelo analizada por el robot Curiosity se encontró un porcentaje de agua. Es un 2%, lo que se considera una cantidad alta. La muestra emitió dióxido de carbono, oxígeno y compuestas azufrados al ser calentada.

10. Qué luz tan extraña

Científicos del MIT y Harvard lograron juntar fotones para formar moléculas, un estado de la materia que hasta ahora había solo había sido expuesto por la teoría. El artículo publicado en Nature indica que el descubrimiento va contra el conocimiento tenido por mucho tiempo sobre la naturaleza de la luz. Los fotones han sido descritos como partículas sin masa que no interactúan entre sí. Lo que se hizo fue crear un medio para que interactuaran, dijo Mikhail Lukin, uno de los autores.

Qué calor. ¿Sabía que las plantas responden al aumento de la temperatura con una rápida elongación de las yemas y una dramática elevación de las hojas?
Lo que parece tan simple no lo es. Esos cambios vienen acompañados por una reducción de la biomasa y una menor cosecha.

La situación no es sencilla cuando se habla del calentamiento global, que en algunas regiones ha traído cambios bruscos en la temperatura.

Kerry Franklin, del Departamento de Biología de la Universidad de Leicester en el Reino Unido, dirigió un estudio que encontró un solo gen responsable de controlar el crecimiento de la planta como respuesta al aumento en la temperatura.

El hallazgo se realizó en la planta Arabidopsis thaliana, quizás la más estudiada en el planeta. El estudio fue publicado en Current Biology.

Para Franklin, el hallazgo “provee un gran avance en entender cómo las plantas regulan su crecimiento en respuesta a mayores temperaturas, en el plano molecular”.

Con miras a entender lo que sucederá con el cambio global y la manera de reducir los efectos sobre las plantas, el estudio es un paso adelante.

En la foto de la Universidad de Leicester, una planta Arabidopsis thaliana.

Cuál choque cósmico: fue el clima

Vestigios de Younger Dryas

Cometas. ¿Se imaginan un cuerpo que choque con la Tierra y queme una extensa región? Lo de Tunguska en 1908, cuando algo aún desconocido devastó una extensa región de Siberia, no será nada con otro choque.
De ese choque no hay testigos. Según algunos científicos, ocurrió hace cerca de 12.900 años, provocando una onda de choque que se desplazó a través de Norte América a cientos de kilómetros por hora y provocó incendios continentales.
Miremos cómo trabaja la ciencia. Sandy Harrison, de la Universidad de Bristol y colegas, probaron la hipótesis examinando registros de carbón y polen para precisar cómo se habían sucedido los incendios en Norte América entre hace 15.000 y 10.000 años, una época de rápidos cambios climáticos.
Los resultados no revelaron evidencias de un súper fuego continental, pero respaldan el hecho de que el aumento de grandes incendios en todas las regiones del planeta la década pasada está relacionado con un incremento en el calentamiento global.
Hacia al final de la Younger Dryas, hace unos 11.700 años, hubo un intervalo cuando la temperatura de Groenlandia se calentó más de 5 grados en unas pocas décadas. El grupo utilizó 35 registros de carbón vegetal en sedimentos en lagos a lo largo de Norte América para ver si los incendios respondieron a tan brusco cambio, sabido que el fuego aumenta cuando sube la temperatura.
Los científicos encontraron cambios evidentes en la biomasa quemada y en la frecuencia de los incendios cuando el colima cambiaba abruptamente y en particular cuando las temperaturas subieron al final de la fase fría de la Younger Dryas, un periodo caracterizado por un decaimiento general de la temperatura.
El hallazgo, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, echaría por el piso el choque del cometa.

Ojo nos derretimos todos

Secuencia de la partición

El calentamiento no se detiene y sus consecuencias son reales. Veamos:
Un pedazo de 29 kilómetros cuadrados del glaciar Petermann, en Groenlandia del norte, se partió entre el 10 y el 14 de julio. Su tamaño es como el de la isla de Maniatan.
Ese glaciar tiene una sección que flota de 16 kilómetros de ancho y 50 de largo, es decir 1.295 kilómetros cuadrados. Este desprendimiento podría ser el inicio de uno mayor.
El caso podría explicarse por el calentamiento global, tal como se observa en el glaciar Jakobshavn, que se ha retrotraído más allá que en cualquier otro momento en los últimos 150 años. Es más, se cree que su tamaño no era tan pequeño desde hace 4.000 a 6.000 años. Este glaciar domina otros 130 que flotan fuera de tierra en Groenlandia.

La miniatura que predijo el clima

Ahora que se habla tanto del derretimiento de los polos: el descubrimiento de un fósil, el primero de su tipo en el continente antártico, provee nueva evidencia para respaldar la teoría de que la región polar fue alguna vez más caliente.
El descubrimiento se hizo en la región de los valles secos en el este de la Antártica. Allí hallaron ostracodos muy bien preservados en lo que fuera un lago de hace 14 millones de años
El hallazgo se reportó en Proceedings of the Royal Society B y fue heco por investigadores de las universidades de Leicester, Dakota del Norte, Queen Mary, Boston y la British Geological Survey.El sitio donde se encontraron está a 77 grados Sur, a temperaturas de -25 grados, lo que hace imposible que fueran recientes.
En la foto se aprecia un ostracodo hallado en la Antártica. Mide apenas 1 milímetro pero preserva tejidos blandos como las patas y parte de la boca. La cabeza está hacia la derecha. ¡Toda una antigüedad del Mioceno medio! Cortesía Mark Williams, U. de Leicester.