Mis 10 noticias científicas de la semana (8-12)

1. Así eran nuestros primos

El hallazgo de 6 fósiles de 3 especies desconocidas de haramiyidos (un enigmático grupo de mamíferos tipo roedores del periodo Jurásico en China) sugiere que los primeros mamíferos pueden haberse originado durante el Triásico, hace unos 200 millones de años. Aportan luces además para entender cómo se diversificaron esos primeros representantes de este orden. Los haramiyidos han sido considerados multituberculados. Los descubridores sugieren los dos grupos evolucionaron de un ancestro común en el Triásico tardío. Sí, nuestros primos. El estudio apareció en Nature. Foto cortesía Zhao Chuang.

2. No nos quemaremos vivos

La capa de ozono está en franco proceso de recuperación que debe consolidarse en las próximas décadas según una evaluación de 300 científicos. Esa frágil capa de gas se debilitó por mucho tiempo debido a la emisión de ciertos compuestos usados por el hombre. Tras prohibirse en el Protocolo de Montreal ahora se ve la recuperación. La acción, se dijo, evitará unos 2 millones de casos de cáncer de piel por año hacia 2030. El informe es publicado por el Programa del Medio Ambiente de Naciones Unidas.

3. Dinosaurio en piscina

El Spinosaurus aegyptiacus sería el primer dinosaurio semiacuático reportado hasta ahora según un estudio aparecido en Science. Vivió hace 95 millones de años y fue el mayor depredador de su época y región. Fósiles se encontraron en el Sahara marroquí. Los huesos sugieren adaptaciones para desenvolverse en el agua, en donde cazaba grandes piezas, como tiburones. También se movía en ríos. Llegó a medir 15 metros

4. AB… se me olvidó

Las personas con tipo de sangre AB tienen mayor probabilidad de desarrollar pérdida de memoria en sus últimos años que quienes tienen otros tipos según nuevo estudio aparecido en Neurology. Ese tipo es el menos común. La probabilidad de tener pérdida de memoria que conduzca a la demencia es del 82%.

5. Una sorpresa muy escondida

El cuerpo humano está repleto de microbios, el llamado microbioma que juega un papel en la salud y la enfermedad. Un estudio en Cell encontró que algunas bacterias comunes en la vagina pueden ser fuente de un antibacterial, lo que sugiere que bacterias en otras regiones corporales también podrían tener propiedades benéficas. El estudio no identificó si el antibiótico era producido en la propia vagina.

6. Fue el hielo

Cuando en 2002 colapsó un gran pedazo de la Antártida, mucho se especuló sobre la causa. Una de las razones dadas fue la inestabilidad de la cama que soportaba la gran masa de hielo. En Science científicos llegaron a la conclusión de esa cama había permanecido firme en los últimos 12.000 años, por lo que el colapso se debió al derretimiento del hielo en la parte de encima, una evidencia más del efecto del calentamiento global.

7. Aves muy diferentes

Un artículo publicado en Nature sugiere que las grandes barreras geológicas como la Amazonia, Los Andes y el istmo de Panamá no son las que condujeron a la alta especiación de aves sino que estas lograban cubrir grandes distancias y así fueron distinguiéndose unas de otras. Eso explicaría, por ejemplo, porqué Colombia tiene tan alta variedad de aves, el país del mundo que más posee.

8. Los venusinos

En un avance que permitirá definir mejor cuáles planetas extrasolares son más tipo Venus o Tierra, astrónomos definieron la zona Venus en la cual es más probable que un planeta exhiba condiciones como las venusinas, no apropiadas para la vida. El estudio apareció en el Astrophysical Journal. Venus y la Tierra tienen un tamaño parecido, por lo que la defunción ayudará a distinguir entre esos lejanos mundos.

9. Una atmósfera gasienta

La concentración de gases de invernadero en la atmósfera alcanzó niveles sin precedentes en 2013 debido a la subida acelerada de los niveles de dióxido de carbono reportó la Organización Meteorológica Mundial. El forzamiento radiativo que provoca el efecto de calentamiento experimentó un crecimiento del 34% por los gases de invernadero como CO2, metano y óxido nitroso.

10. Aló, ¿me escucha?

Conocida es la interacción entre los átomos y la luz y ha sido muy estudiada en el campo de la óptica cuántica. Pero esta vez, científico pudieron comunicarse con un átomo artificial mediante el sonido, ondas de sonido, lo que abre una puerta al mundo cuántico ‘hablándole’ y ‘escuchando’ al átomo, algo que a futuro podría tener utilidad en computadores superrápidos. El estudio apareció en Science.

Cambio climático: 1-0 van ganando los insectos pálidos

Hasta el color de los insectos se está afectando por el calentamiento global: los de tonalidad clara están resistiendo más, mientras los de colores oscuros están teniendo que migrar más al norte. Eso, en las zonas templadas.

En un estudio publicado en Nature Communications, científicos del Imperial College London, Philipps-University Marburg y University of Copenhagen han mostrado que las mariposas y libélulas predominantes son de colores pálidos. Las especies más oscuras se están retirando hacia zonas más frías al norte, aunque las otras también lo hacen a medida que Europa se calienta.

Varias especies de libélulas mediterráneas se han expandido al norte y migraron a Alemania, como la Aeshna affinis, Crocothemis erythraea y Coenagrion scitulum. En 2010 esta última fue vista en Inglaterra por primera vez en 50 años.

Mariposas que prosperan en climas calientes, como Pieris mannii, se han dispersado a Alemania en los últimos 10 años y han seguido hacia el norte.

Tal como con los lagartos y serpientes, el color del cuerpo del insecto juega un rol en cómo absorbe la energía del Sol, crucial para su vuelo y regular su temperatura.

Los insectos oscuros absorben más luz que los pálidos, para aumentar su temperatura, y se encuentran más en climas más fríos. Los de climas calientes requieren protegerse a sí mismo contra el sobrecalentamiento. Allí son más frecuentes los de colores pálidos al poder reflejar la luz para evitar calentarse más de la cuenta y estar activos más tiempo.

Para Carsten Rahbek, del Departamento de Ciencias de la Vida en el Imperial College, “para dos de los grupos de insectos más grandes hemos demostrado un vínculo directo entre el clima y el color del insecto, que impacta en su distribución geográfica”.

“Sabemos ya que las mariposas y libélulas de color pálido lo están haciendo mejor en un mundo caliente, y hemos demostrado también que los efectos del cambio climático sobre donde viven las especies no es algo del futuro, sino que la naturaleza y los ecosistemas están cambiando mientras hablamos”, concluyó Rahbek.

Mis 10 noticias científicas de la semana (2-8)

1. Detuvieron el VIH

En un avance de impacto las células inmunitarias de 12 pacientes positivos por VIH han sido modificadas genéticamente con éxito para resistir la infección y disminuir la carga viral de modo que dejaron de tomar la terapia antirretroviral, incluyendo una persona cuyos niveles se hicieron indetectables. Es el primer estudio reportado de una edición de genes en humanos, lo que demuestra que se pueden modificar las células T para imitar una resistencia natural al virus, introducirlas de nuevo, hacer que se mantengan y mantener la infección a raya sin la necesidad de drogas. La investigación apareció publicada en The New England Journal of Medicine.

2. Con los ojos del sonido

Un hombre ciego de nacimiento tiene ahora un hobby que nadie creería: fotografía. Esa nueva pasión gracias a un sistema que convierte las imágenes en secuencias de sonidos, lo que no solo permite una ‘vista’ a los invidentes sino que desafía la forma como los neurólogos piensan que está organizado el cerebro. El estudio apareció en Current Biology. El sistema escanea imágenes de izquierda a derecha convirtiendo las formas de la foto en sonido, con la ubicación más alta en la imagen correspondiendo a frecuencias más altas. Y una línea diagonal de izquierda a derecha se convierte en una serie de notas musicales ascendentes. Y si bien imágenes complicadas aparecen con mucho ruido, con suficiente entrenamiento la persona puede aprender a escuchar las escenas de la vida diaria.

3. La rabia mata

La ira, ese sentimiento necesario en ocasiones, es malo para la salud. Un estudio del Beth Israel Deaconess Medical arrojó que quienes padecen ataques serios de rabia tienen 5 veces más riesgo de morir en las 2 horas siguientes al estallido. El estudio publicado en el European Heart Journal reveló que hay un una evidencia consistente de mayor riesgo cardiovascular tras un episodio de rabia. El riesgo de ataque cardíaco es 4,7 veces mayor y el riesgo de derrame debido al bloqueo arterial era 3,6 veces más alto que en otros momentos.

4. El mar se llevará los recuerdos

Más de 700 sitios considerados patrimonio de la humanidad se perderían por el aumento del nivel del mar debido al calentamiento global reveló un estudio presentado en Environmental Research Letters. Dentro de los amenazados figura la zona histórica de Cartagena de Indias. Están además la estatua de la Libertad, la Ópera de Sidney y la Torre de Londres, que desaparecerían si se mantiene la tendencia de un aumento de 3°C en los próximos 2.000 años, un escenario muy probable y nada extremista dijeron los autores.

5. La malaria trepará las montañas

Un estudio publicado en Science analizó la situación de una región africana en Etiopía y Antioquia donde la malaria está presente, concluyendo que el aumento de la temperatura debido al cambio climático hará que el vector suba a zonas montañosas, donde podría convertirse en una amenaza seria de salud pública en zonas donde sus pobladores no tienen inmunidad adquirida frente al mal. En años calientes el mosquito ha subido hasta 360 metros.

6. No coma carne ni de por aquí y queso tampoco

Una dieta rica en proteína animal durante la edad media de la vida aumenta por 4 el riesgo de morir por cáncer, reveló un estudio en Cell Metabolism. El queso, el pollo, la carne y la leche tendrían efecto nocivo en esa etapa de la vida, mientras que luego de los 65 su consumo moderado puede traer beneficios para la salud de la persona. El estudio va en contravía de dietas altas en proteína como Paleo y Atkins. Hasta ahora ningún estudio, según los autores, había mostrado una correlación definitiva entre consumo de proteína y riesgo de muerte. La proteína de origen vegetal, se concluyó, no parece tener ese efecto negativo y no se sabe porqué.

7. Tres rocas pasaron por acá

A falta de uno tres asteroides pasaron cerca de la Tierra esta semana. Dos de ellos incluso más cerca que la distancia a la que está la Luna. Los tres fueron descubiertos solo unos pocos días antes de su paso, lo que evidencia la desprotección en que se encuentra el planeta, vivida ya el año pasado con el meteorito que explotó sobre la región rusa de Chelyabinski. Hasta hoy han detectado 1.458 asteroides potencialmente peligrosos y se cree que miles no han sido hallados, aunque no para provocar daño a escala planetaria.

8. Enanas bien pobladas

En casi todas las estrellas enanas rojas, que son ¾ de las que hay en el universo, debe haber planetas. Así lo sugiere un estudio que identificó 8 nuevos planetas en esos cuerpos, 3 de ellos considerados super Tierras en zona de habitabilidad (aquella donde puede existir agua líquida). También sugiere que estas super Tierras deben orbitar alrededor de al menos ¼ de las enanas rojas en el propio vecindario del Sol. La investigación aparecerá en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society.

9. Regreso del pasado

Científicos reportaron el hallazgo de un virus gigante en las nieves eternas de Siberia, el cual ha estado allí desde hace 30.000 años. El virus, llamado Phitovirus no afecta animales ni humanos. Con el hallazgo ahora son tres las familias de virus gigantes que se han descubierto. El artículo, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, abre la posibilidad de que al calentarse el planeta y derretirse el permafrost queden expuestos virus que podrían ser potencialmente peligrosos, como aquellos que convivieron con Neandertales y ancestros del hombre moderno hace unas decenas de miles de años.

10. Una gran amenaza

Científicos reportaron en Plos One el hallazgo de lo que sería una nueva especie de dinosaurio, Torvosaurus gumeyi. Encontrado en lo que hoy es Portugal vivió hace cerca de 150 millones de años y sería el mayor depredador que existió en Europa en aquel entonces. Sus dientes medían 10 centímetros, el animal pesaba de 4 a 5 toneladas y tuvo cerca de 10 metros de longitud.

Si va a escalar el Everest, apúrese

Si va a escalar el Everest, no tarde mucho en cristalizar sus planes: también se está descongelando. En el Encuentro de las Américas en Cancún, investigadores dijeron que el derretimiento de los glaciares también toca la mítica montaña.

Los glaciares en la región del Everest se han encogido 13% en los últimos 50 años y la línea de nieve ha subido 180 metros hacia la cima, indicó Sudeep Thakuri, de la Universidad de Milán en Italia.

Esa montaña, situada en los Himalayas en la frontera entre China y Nepal, tiene una altura de 8.848 metros.

Thakuri y colegas siguieron los cambios en los glaciares, la temperatura y la lluvia en el Everest y sus alrededores del Sagarmatha National Park. Allí los glaciares han retrocedido unos 400 metros desde 1962. Más recientemente, la precipitación se ha reducido 100 milímetros y la temperatura ha subido 0,6°C desde 1992.

Se sospecha que el derretimiento se debe al calentamiento global.

No todos glaciares de la región se están derritiendo. En las montañas Karakoram en la frontera entre China-India y Pakistán parece que se mantienen o incluso crecen, pero el descongelamiento de los glaciares en el resto del Himalaya atraen la atención de muchos investigadores: proveen agua para cerca de 1.500 millones de personas.

Hollín se convierte en el segundo factor de calentamiento global

El hollín o carbono negro producido por la combustión de combustibles fósiles y la biomasa es el segundo mayor contribuyente de origen humano al calentamiento global y su influencia ha sido subestimada, según un extenso estudio publicado en el Journal of Geophysical Research.

La influencia de este residuo en el calentamiento del clima podría ser el doble de lo estimado antes, según el estudio.

Al considerar todas las formas como el hollín puede afectar el clima, se cree que tiene un efecto calentador de 1,1 watts por metro cuadrado, cerca de 2/3 del efecto del mayor contribuyente al calentamiento global, el dióxido de carbono (CO2).

“Esta investigación va más allá de otros estudios que sugerían que el hollín tiene un efecto de calentamiento más fuerte que el metano”, dijo David Fahey, coautor, de la U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA).

El estudio que duró 4 años y contiene 232 páginas, liderado por la International Global Atmospheric Chemistry (IGAC) Project, probablemente guiará otros esfuerzos investigativos, de modelación del clima y de políticas en los próximos años, creen los investigadores.

El reporte estima que la influencia climática directa del hollín es cercana a un factor de 2 más alta que lo estimado por trabajos previos como el informe 2007 del Panel Intergubernamental de Cambio Climático.

El resultado sugiere que esta fuente puede ser un gran objetivo para reducir el calentamiento, más de lo que se creía.

“Si hacemos todo lo que podamos para reducir esas emisiones, podríamos ganar 0,5° C de menos calentamiento o un par de décadas respiro”, indicó el coautor Piers Forster de University of Leeds’s School of Earth and Environment en el Reino Unido.

El grupo indicó que hay que tener cautela de todas maneras, pues el rol del hollín en el cambio climático es muy complejo. Esas partículas negras pueden absorber el calor proveniente del Sol, promover la formación de nubes que pueden tener impacto refrescante o calentador y pueden caer en la superficie de la nieve y el hielo promoviendo un calentamiento e incrementando el derretimiento.

2011 fue el 15 año más caliente, pero…

Mientras que 2012 podría calentarse en su tercio final, 2011 fue el año más frío desde 2008 de acuerdo con el informe de la National Oceanographic and Atmospheric Administration de Estados Unidos.

El reporte, logrado con el concurso de 378 científicos de 48 países, indica que el año pasado será recordado como un año de eventos climáticos extremos.

Las dos La Niña casi consecutivas llevaron a unas temperaturas más bajas del Océano Pacífico oriental ecuatorial, lo que se tradujo en climas regionales afectados.

El Ártico continuó mostrando cambios más rápidos que el resto del planeta. El hielo se encogió a su segundo nivel mínimo de verano, mientras que el hielo más viejo alcanzó una nueva marca con un 80% por debajo del promedio. El ritmo de calentamiento de esta región es el doble de la de otras latitudes.

Otros indicativos que muestran cómo viene evolucionando el clima en el planeta en tiempos del calentamiento global, son los siguientes:

-2011 fue el 15 año más caliente desde que se tienen registros en el siglo 19, con temperaturas promedio por encima del registro 1980-2010, pero más frescas que de 2008 a 2010.

-Las concentraciones de CO2 siguieron en ascenso, llegando a 390 partes por millón, niveles no alcanzados antes.

-Todo 2011 los niveles de hielo ártico estuvieron por debajo del promedio visto desde 2001.

-Las concentraciones de ozono estuvieron en su mínimo en el Ártico.

-La salinidad del mar continuó confirmando una tendencia que se inició en 2014, sugiriendo que la precipitación está aumentando en áreas lluviosas y la evaporación intensificándose en las más secas.

El hombre es el que calienta el planeta

Más del 74% del calentamiento observado del planeta se debe a la acción antropogénica, reveló una modelación de un par de investigadores suizos.

El hallazgo coincide con otros estudios previos, que también sugieren que es improbable que la variabilidad natural del clima haya contribuido más de ¼ al aumento de la temperatura observado en los últimos 60 años, de acuerdo con el informe presentado en Nature Geoscience.

Desde 1950, la temperatura promedio del aire superficial se ha incrementado más de 0,5° C.

Para separar las causas naturales y antropogénicas del calentamiento, los científicos analizaron los cambios en el balance de la energía de calor entrando y saliendo de la Tierra.

Lo encontrado provee una línea alternativa de evidencias de que los gases de efecto invernadero, y en particular el dióxido de carbono (CO2) son de lejos los principales responsables del calentamiento global reciente. El masivo aumento de las concentraciones atmosféricas de CO2 desde los tiempos preindustriales habrían provocado más calentamiento superficial si no fuera por los efectos refrescantes de los aerosoles como el hollín.

Reto Knutti y Markus Huber, del Instituto de Tecnología de Suiza, hallaron que los gases de invernadero contribuyeron con 0,6 a 1,1° C del calentamiento observado desde la mitad del siglo pasado, con el valor más aproximado de 0,85° C. Cerca de la mitad de la contribución de esos gases, 0,45° C, se debió al efecto de los aerosoles, que actúan filtrando la luz aunque también tienen efectos climáticos indirectos a través de su interacción con las nubes.

Los cambios en la radiación solar, una hipótesis sobre el calentamiento proferida por escépticos, contribuyeron con no más de 0,07° C al reciente calentamiento, dice el estudio.

Foto Henry Agudelo

Un invitado sorpresivo

No por desconocido es benéfico. Es el caso del poco famoso entre el común de los mortales, trifluorido de nitrógeno. ¿Tri qué…?
Un estudio basado en una red de la Nasa reveló que en 2006 de ese gas había unas 1.200 toneladas métricas en la atmósfera en 2006. Hoy son casi 5.400. El problema estriba en que… es miles de veces más potente que el dióxido de carbono en términos de incidencia en el calentamiento del planeta.
El gas no fue considerado en el protocolo de Kioto de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Su detección hasta hace poco era difícil y se pensaba que se emitía en pocas cantidades.
El gas es un agente del calentamiento global 17.000 veces más potente que el CO2.
El gas es usado en la elaboración de paneles planos de cristal líquido, en celdas solares y en microcircuitos.

12