El segundo año más caliente, pero…

Que una niña puede con todo sí es posible. Eso se ve con el último informe del clima en 2010.

La National Oceanic and Atmospheric Administration de Estados Unidos reportó que octubre fue el octavo más caliente en toda la historia de los registros.

Los diez primeros meses del año igualan los 10 más calientas de la historia, que se habían vivido en 1998.

La temperatura de la superficie terrestre fue en octubre la segunda más caliente para ese periodo de 10 meses, detrás de 2007.

La temperatura marina, la segunda más caliente empatada con 2003.

Durante La Niña, algunas regiones del planeta experimentan sequía y otras, como buena parte de Colombia, lluvias por encima del promedio.

Octubre no fue tan caliente como meses previos de este año, que batieron registros.

Parece que la tendencia es a la baja, por la persistencia de La Niña.

Gráfico con las temperaturas en octubre. Cortesía NOAA

Segundo agosto más caliente de la historia

Puede que enfríe algo, porque La Niña está afianzándose, pero hasta ahora ha sido puro calor.

Combinadas las temperaturas de la superficie y del océano, los ocho primeros meses del año emparejan a los de 1998 como los dos periodos más calientes de la historia de la Tierra. Al menos desde que se llevan registros hace cerca de 130 años.

El periodo junio-agosto fue el segundo más caliente, tras 1998. La temperatura de la superficie terrestre tuvo el segundo agosto más caliente, mientras que para la del mar fue la sexta más caliente.

Los datos fueron entregados por el Centro de Datos del Clima de Estados Unidos.

En el lapso enero-agosto de 2010, la temperatura promedio combinada, tierra-océano, fue fe 14,7 grados centígrados.

La temperatura combinada en agosto fue la tercera más caliente, con 16,2 grados.

La superficie terrestre en todo el planeta estuvo 0,90 grados por encima del promedio de todo el siglo 20.

Para los que no creen que este globo se está recalentando.

En el gráfico las anomalías en la temperatura en agosto: hacia arriba (rojo), o a la baja (azul). Cortesía NOAA.