En verano se cae más el pelo

Foto Pixabay

Foto Pixabay

Si es de los que sufre pérdida de cabello, puede llamarle la atención que en verano se cae más el pelo reveló un estudio publicado en el British Journal of Dermatology.

La investigación analizó la caída del cabello a través de las estaciones en ambos hemisferios del planeta y en 8 países.

Basados en datos de Google Trends se encontró que esa estación, más la del otoño, inciden en la caída del pelo. ¿Por qué? No se sabe.

Pero el hallazgo no es nuevo, refuerza, con mayor número de datos, otras investigaciones que se habían centrado en pequeñas muestras y en sitios reducidos.

Este estudio sintetizó datos epidemiológicos digitales de ambos hemisferios para conformar la sospecha clínica de que el verano y el otoño están asociados con una mayor pérdida de cabello”, comentó Shawn Kwatra, primer autor, de la Escuela de Medicina de John Hopkins University.

Este hallazgo es clínicamente relevante para pacientes que pierden más pelo en esas estaciones y además tiene implicaciones en la evaluación de las terapias y su efectividad. Estudios posteriores aclararán esta asociación y examinarán la fisiología del ciclo del cabello”.

La calvicie o alopecia, la caída del pelo en cualquier parte del cuerpo, y que en general siempre incluye la cabeza, obedece a muchas razones.

Se estima que a los 35 años de edad, 40% de los hombres tienen pérdida de cabello, 65% a los 60 años y 70% a los 80 años de edad.

Esa condición afecta también a las mujeres, pero en menor proporción

La calvicie no es general en todo el globo. En Europa, en la República Checa está el mayor índice, con casi 42% de los hombres con pérdida de cabello, seguidos de los españoles.

En China es donde menos se cae el pelo.

El estudio estacional no reveló la situación en los países tropicales para saber si las temporadas de más calor inciden en la pérdida de pelo.

10 avances científicos de la semana

Foto Flickr

Foto Flickr

1. La hora de las narices

Unos la tienen larga, otros son chatos, los hay con ella respingada, otros gorda, en algunos más pulida y en otros torcida. ¿Por qué? Científicos identificaron unos genes relacionados con la forma de la nariz. Son 4 genes que responden por el ancho y lo puntuda que sea, algo que varía mucho entre los distintos pueblos, una información que ayuda a entender cómo evolucionó el rostro humano y que podría servir en algún momento a los forenses. El estudio apareció en Nature Communications y analizó información de 6.000 personas en Latinoamérica.

2. La conexión genética

En un amplio estudio genético científicos encontraron 341 sitios del genoma asociados con múltiples rasgos y enfermedades. Varias de esas variaciones están relacionadas por ejemplo con el bajo índice de masa corporal, la menarquía en las niñas, la voz en muchachos y un riesgo menor de calvicie en adultos, o una variante relacionada con alzheimer, esquizofrenia y estatura y aunque no se trata de una relación causa-efecto, los investigadores construyeron un modelo que identifica pares de rasgos donde es más probable una relación causal. La investigación apareció en Nature Genetics.

3, Me equivoqué de perro

Las personas tienden a confundir los nombres de sus amigos con los de otros amigos, los de los familiares con otros familiares, llamando por ejemplo al hijo con el nombre de la hija o, incluso, con el del perro si tiene. Y como hecho curioso se encontró que se puede llamar a un familiar por el nombre del perro, pero no con el del gato que casi nunca se presta a confusión, tal vez porque aquellos están más integrados a las personas. La investigación fue presentada en Memory & Cognition.

4. Una huella citadina

Cada ciudad con su espacio físico y el tipo de edificaciones y espacios incide de un modo dado sobre su clima, pues las corrientes de aire forman turbulencias con los edificios mientras la energía se disipa en las calles, jardines y espacios abiertos, un hallazgo que servirá para construir mejores modelos de predicción del tiempo en cada urbe según el estudio publicado en Boundary-Layer Meteorology.

5. En un lejano mundo

Astrónomos hallaron evidencias de cometas de hielo orbitando una estrella tipo Sol, lo que aporta luces sobre la evolución de nuestro propio Sistema Solar. Se trata de la estrella HD 181327, que tiene una masa 30% mayor a la del Sol y se encuentra a 160 años luz en la constelación del Pintor. Es un sistema con unos 23 millones de años de edad, mientras el Sol tiene 4.600 millones de años. El hallazgo se hizo con el telescopio Alma en Chile.

6. Mucha papa

Comer mucha papa, sea cocinada, como puré o fritas podría derivar en un mayor riesgo de hipertensión según un estudio publicado en The BMJ. Remplazar una porción al día, disminuiría ese riesgo de acuerdo con la investigación que tomó información de 187.000 personas. En el consumo de papas en tajadas o chips no se encontró relación. El estudio fue solo observacional, por lo que se requiere estudios puntuales para confirmar esa relación pues los efectos de la dieta en la salud no son fáciles de determinar.

7. Alejando el cáncer

Una investigación reveló una relación entre la actividad física y un menor riesgo de 13 tipos de cáncer entre 26 analizados, aunque podrían también incidir otras situaciones como el tabaquismo o la dieta. Pero el hallazgo va en el camino que han revelado otros estudios en el pasado sobre los beneficios del ejercicio. El artículo apareció en Jama Internal medicine.

8. Cosas de la diabetes

Dos estudios distintos aportaron luces sobre el desarrollo de la diabetes. Uno de ellos publicado en Diabetologia encontró un gen relacionado con la transmisión de la diabetes tipo 2 de madre a hijo, que es más común que de padre a hijo. El otro en el Journal of Clinical Investigation halló que bacterias pueden activar la aparición de la diabetes tipo 1, un avance que ayudaría a mejorar el diagnóstico y tal vez el tratamiento.

9. Cuando brilla la luz

Un estudio publicado en Plos One sugiere que la exposición a la luz brillante aumenta la resistencia a la insulina en comparación con la luz suave, tanto en la mañana como en la tarde, cuando también hace que la glucosa alcance el pico más alto. Son estas condiciones que pueden conducir a la diabetes. Una evidencia de cómo la luz puede alterar el metabolismo, pero no se sabe cuál es el mecanismo detrás de esta situación.

10. Plástico engordador

¿Engorda el plástico? No, no se trata de comerlo. Es que un estudio publicado en el Journal of Molecular and Cellular Endocrinology sugiere que el Bencil butil ftalato (BBP), un químico usado en el proceso de manufactura de los alimentos puede aumentar el almacenamiento de grasa en el cuerpo. El BBP no se adiciona a la comida, pues es compuesto del plástico, pero queda en ella del empaque que la contiene. Más que el resultado mismo, el estudio da pie a pensar en posibles interacciones no conocidas todavía en la producción y envasado de los alimentos.

Mis 10 noticias científicas de la semana (20-26)

1. No me pica la pica

El escorpión de Arizona está entre los arácnidos de picadura más fuerte e incluso letal. Bien, un pequeño ratón de los grillos (Onychomys torridus) se lo traga como si nada. ¿Cómo lo hace? Los investigadores que publicaron sus hallazgos en Science encontraron que posee un aminoácido que marca la diferencia y lo hace resistente al dolor, a diferencia de lo que sucede con los ratones domésticos y los humanos.

2. Adiós a las pelucas

Científicos de la Universidad de Columbia desarrollaron un método para hacer crecer células dermales papilares humanas en un cultivo en 3D que podría ayudar a curar la calvicie, según publicaron en Proceedings of the National Academy of Sciences. Hasta ahora no se había lograron que crecieran en laboratorio. La idea es trabajar con células de la propia persona, lo que aumenta las posibilidades de éxito.

3. Lejos, pero bien lejos en el pasado

Astrónomos de la Universidad de California en Riverside descubrieron la galaxia más distante vista hasta hoy, que se formó cuando el universo apenas tenía unos 700 millones de años. Hoy tiene más de 13.700 millones. El hallazgo fue reportado en Nature, Una aproximación al estudio de los ‘primeros momentos’ del universo y el proceso de evolución estelar y galáctica.

4. Qué fríoooooo

Astrónomos analizaron con la red Alma en el desierto de Atacama (Chile) el objeto más frío del universo conocido, la nebulosa del Bumerán a 5.000 años luz, la que solo tiene 1 grado Kelvin, menor que la radiación de fondo de microondas. Al estudiarla hallaron que es muy diferente a como la muestran telescopios como el Hubble y que se trata de una nebulosa planetaria: la estrella que la origina está apenas comenzando a arrojar las capas externas, se reveló en el Astrophysical journal.

5. Así se forma una cara

Científicos del Lawrence Berkeley National Laboratory encabezados por Axel Visel identificaron en cráneos de ratones varias regiones del genoma que están relacionadas con el desarrollo del cráneo, Al modificar tres de ellas hubo cambios en la morfología. El estudio apunta a identificar en humanos en un futuro las causas de malformaciones como el labio y paladar hendidos. El artículo fue publicado en Science.

6. Secretos de la selva amazónica

Un mono que ronronea como un gato, una rana que cabe en la uña, una piraña vegetariana, una serpiente de colores están entre las 441 especies nuevas descubiertas en una región de la Amazonia entre 2010 y 2013 según un reporte del World Wildlife Fund. De esas, 258 son plantas, 84 peces, 58 anfibios, 22 reptiles, 18 aves y un mamífero. Todo ello sin contar los insectos e invertebrados hallados. Selva biodiversa.

7. Los días más calientes de todos

Qué calor hace. Al menos en el Ártico canadiense oriental durante los últimos 100 años se ha sentido más calor que en los pasados 44.000 años y quizás en los últimos 120.000 años, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Colorado que confirmó el nivel más alto en comparación con el Holoceno temprano, cuando la cantidad de energía solar que llegaba a la Tierra era un 9% más alta.

8. Venía e hizo ¡pum!

Astrónomos aficionados captaron la explosión del cometa C/2012 X1 cuando se encontraba a unos 450 millones kilómetros de la Tierra. Fue el jueves en la noche hora colombiana. No se pudo precisar si desapareció o, como ha sucedido con otros, el estallido solo se debió a irregularidades en el núcleo de hielo.

9. Un Sol demasiado juguetón

Tres explosiones fuertes se produjeron esta semana en el Sol, esperándose auroras boreales y bloqueo temporales de comunicaciones, de acuerdo con SpaceWeather. El observatorio del clima solar indicó que pueden esperarse más explosiones pues hay manchas muy activas que están de cara a la superficie terrestre. Dos de las explosiones se sucedieron en la mancha AR 1882 el jueves y la otra el viernes.

10. Cero y pasaron de 1.000

Con el hallazgo de 11 nuevos planetas de un tiro, la Enciclopedia de Planetas Extrasolares reveló que se pasó la barrera de 1.000 planetas alrededor de otros soles. Un logro en tan solo 21 años, desde que en 1992 se descubriera el primero alrededor de un objeto conocido como pulsar. Al momento hay más de 3.600 otros cuerpos candidatos a planetas.

Se acerca la cura para la calvicie

La oportunidad la pintan calva y tal vez deban aprovecharla los alopécicos del futuro.

Científicos cultivaron con éxito folículos pilosos a partir de células de la piel de hombres calvos y aunque aún no se sabe si funcionará el trasplante para los expertos en un paso adelante hacia la solución de la calvicie.

Esta se presenta cuando los folículos pilosos dejan de producir nuevas tiras de pelo en cualquier parte del cuerpo. Hoy solo se puede tratar mediante drogas que previenen o disminuyen la pérdida de cabello o con el trasplante de folículos de otra parte del cuerpo.

En ratones se ha logrado aislar células papilares de la dermis que rodean los folículos en la piel y se han reproducido en platos petri para producir nuevas células. Pero esas clases de células humanas pierden la capacidad de transformarse en nuevos folículos.

Angela Christiano, investigadora de la piel en la Universidad de Columbia, quien ha descubierto genes relacionados con la pérdida capilar, discutió el problema con sus colegas y se encaminaron a una solución.

“Su trabajo es muy elegante y riguroso”, expresó a Science Radhika Atit, biólogo de la piel en Case Western Reserve University en Cleveland, Ohio, quien no participó en el estudio.

El grupo desarrolló una técnica de crecimiento celular, los cultivos en 3D que ha sido exitosa en otros tipos de células que requerían formar estructuras complejas al crecer.

Tras un complejo proceso se logró que las células se acomodaran logrando la forma de un folículo piloso, según el artículo producido en Proceedings of the National Academy of Sciences. En dos casos, se observó pelo comenzando a extenderse desde los folículos, aunque no continuaron el experimento.

El logro es interesante, pero para los científicos el gran avance fue la expresión genética obtenida en las células de la papila en la piel.

Para Christiano, la técnica permite tener el color de pelo de la persona al usar sus células y puede expandir el número de folículos para trasplante, “cambiando el número de personas elegibles para trasplante capilar”.

Ahora, a probarla en personas.

Calvicie temprana, cáncer de próstata después…

Ojo, hombres con la calvicie temprana y el cáncer de próstata.

No es como para rascarse la cabeza, pero…

Los hombres que comienzan a perder su cabello hacia los 20 años de edad, tienen más probabilidades de desarrollar cáncer de próstata luego en su vida y deberían chequearse contra esa enfermedad, según un estudio publicado en Annals of Oncology.

El estudio francés comparó 388 hombres que estaban siendo tratados contra el cáncer de próstata y un grupo de control de 281 sanos y encontró que quienes tenían la enfermedad eran dos veces más probable que hubieran comenzado a perder pelo hacia los 20. Pero si comenzaban a perderlo hacia los 30 o 40 no había diferencia en el riesgo de contraer el cáncer en comparación con el grupo de control.

No se halló asociación entre la pérdida temprana de cabello y un diagnóstico más temprano del cáncer de próstata ni tampoco se encontró un vínculo entre el patrón de pérdida del pelo y el desarrollo del cáncer.

Hasta ahora la evidencia de la relación entre calvicie y cáncer de próstata no ha sido concluyente. Este, según los autores, es el primer estudio que establece la relación para la pérdida del pelo hacia los 20 años de edad y ese cáncer más tarde en la vida.

Al presente, explicó Philippe Giraud, profesor de Radiación Oncológica en Paris Descartes University y en el European Georges Pompidou Hospital, quien condujo la investigación, no hay evidencias sólidas de un posible beneficio de examinar toda la población para ese cáncer.

“Necesitamos una forma de identificar aquellos hombres con riesgo más alto que podrían ser examinados y también considerados para un tratamiento de quimio-prevención con drogas androgénicas como finasteride”.

La calvicie a los 20 podría ser ese anhelado indicativo. La alopecia androgénica, conocida como calvicie de patrón masculino, es común en los hombres, afectando al 50 por ciento durante su vida. Se ha hallado un vínculo entre calvicie y hormonas androgénicas y los andrógenos también juegan un papel en el desarrollo y crecimiento del cáncer de próstata.

Ponga atención: Si se siente joven, mejorará su salud

Viejo yo, ¡no, la cédula! El cuento tan trillado puede ser verdad si uno se lo propone, de acuerdo con un nuevo estudio.

Cuán vieja se siente una persona influye en su salud y en cómo los demás la ven.

En un artículo publicado en Perspectivas on Psychological Science, se revisan estudios sobre el tema y sugiere que sentirse joven puede de verdad hacerlo a lucir así y, lo que es más, tener la salud de alguien más joven.

Ellen Langer, psicóloga de Harvard, ha estado estudiando por décadas cómo la mente influencia el cuerpo. En un estudio considerado clásico, hombres adultos se veían en un retrato que se retocó para que se vieran como de 20 años menos, pretendiendo que estaban viviendo en ese año. “Sus mentes estaban en el pasado. Su visión mejoró, su fortaleza se recobró y así otros aspectos”, dice.

Langer escribió el nuevo artículo con Jaewoo Cheng, del Massachussets Institute of Technology.

En un estudio con sus colegas, mujeres se cortaban el cabello y lo teñían en un salón de belleza y voluntarios miraban el antes y el después en fotos de las mujeres- Las mujeres que creían que teñirse el cabello las hacía lucir más jóvenes, realmente lucían así, de acuerdo con los observadores, a los que se les mostraron sólo fotos de los rostros. Las mujeres que no creían que lucían más jóvenes con el cabello teñido no obtenían ese beneficio.

Investigaciones anteriores han encontrado que el patrón de calvicie en los hombres incrementa el riesgo de cáncer de próstata. Langer y sus colegas lanzaron de la hipótesis de que se podría deber a que se consideraban viejos; cada día en el espejo, obtenían un recordatorio visual de que estaban envejeciendo. Algunos problemas del corazón también se han relacionado con la calvicie. Esto, pese a que no existe una razón biológica clara de porqué la pérdida del cabello y los problemas del corazón van juntos; los sentimientos de los hombres sobre su edad, podrían ser parte del asunto.

Las mujeres que tienen hijo por primera vez más adultas son a menudo más saludables cuando envejecen que aquellas que lo tienen más jóvenes, quizás, dice Langer, porque pasan su tiempo con mujeres más jóvenes en la guardería y parques. Y las personas que se casan con compañeros más viejos tienen una expectativa de vida menor, mientras quienes se casan con más jóvenes viven jóvenes más tiempo.

Si Langer y colegas tienen razón, y sentirse joven lo hace a usted más saludable, ¿qué podría hacer? Una posibilidad es vestirse como una quinceañera, teñirse el cabello y tener un novio joven, pero la científica tiene otra solución: no cambie su pensamiento de una, será menos vulnerable. “Creo que tenemos mucho más control sobre nuestra salud y bienestar de lo que la mayoría comprende”.