El hongo que se aparea con el mismo sexo

Candida albicans puede no significar mucho para la mayoría de las personas, aunque es el hongo más común en los humanos. Provoca llagas en la boca de los niños y otras personas.

Científicos de Brown University encontraron otra característica por la que el pequeñísimo hongo puede ser recordado: al parecer se aparea con otros del mismo sexo, sin desechar el apareamiento con el sexo opuesto.
Ese rasgo había sido observado ya en otros hongos.

Richard Bennett, profesor de Biología en el Departamento de Microbiología Molecular e Inmunología en esa universidad, explicó que C. albicans tiene dos tipos de apareamiento, a y alfa y se asumía que el apareamiento sólo se daba entre esos dos tipos de células, “pero ahora sabemos que existe un mecanismo para el apareamiento del mismo sexo, por lo que el sexo debe ser más común en esta especie que lo que se creía”.

El estudio de Bennett y colegas, publicado en Nature, sugiere que puede haber sexo en poblaciones unisexuales consideradas hasta ahora completamente asexuales dado que sólo tienen uno de los dos sexos.
Los científicos en el laboratorio de Bennett reportaron a la vez otro interesante caso de apareamiento del mismo sexo en el patógeno Cryptococcus neoformans, no relacionado con el otro hongo.

Quizás, entonces, la reproducción unisexual podría ser importante para la patogénesis microbiana.
C. albicans produce en humanos la candidiasis, que aparece en la vagina, la boca, la piel o el intestino.