Cómo proteger árboles de la Amazonia (serie cambio climático 3)

Foto Hans ter Steege

Si se transforma la Amazonia se transformará todo el planeta. La región es el ventilador del mundo, que actúa de aire acondicionado y regula el clima.

Bueno, más de la mitad de todos los árboles de la Amazonia, la selva más diversa del planeta, están amenazados. Eso sugiere un nuevo estudio publicado en Science Advances.

Las noticias no son del todo desalentadoras, pues la misma investigación indica que los parques, reservas y territorios indígenas existentes si son bien manejados protegerán la mayoría de especies amenazadas.

En la investigación participaron 158 científicos de 21 países, incluido Colombia.

La cobertura boscosa de la Amazonia se ha reducido desde los años 50. En Colombia no ha sido la excepción. Nada menos la semana pasada el Ideam reveló que Caquetá es la región amazónica donde más se deforesta.

Los investigadores no conocían cómo esa deforestación afecta las especies individuales. Hasta ahora.

Al comparar datos de muestreos de toda la región con mapas de la deforestación actual y proyectada, se estableció cuántas especies han sido borradas.

Los autores concluyeron que del 36 al 57% de las 15.000 especies estimadas de árboles califican como globalmente amenazadas según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El estudio no demuestra que la situación esté peor hoy que antes, sino que estima el número de especies afectadas por la deforestación histórica.

Al extrapolar los resultados, los científicos consideran que más de 40.000 especies de árboles en el mundo están amenazadas.

La ventaja para la Amazonia parece estar en las reservas y territorios indígenas por toda la región, en donde hay reservas valiosas de las especies amenazadas.

Eso refuerza además la importancia de proteger más áreas en la vital región.

Las reservas y parques, según el estudio, protegerán las especies si no se degradan más, algo que está en veremos pues no es lo que ocurre hoy.

Así se deforesta el futuro de Colombia

Deforestación en lejano oriente de Antioquia. Foto Donaldo Zuluaga

Colombia y Antioquia rejadas, taladas. Humilladas. Fueron 140.356 hectáreas colombianas las que quedaron peladas el año pasado. Sí, las deforestaron por cualquier razón. Un aumento del 16% frente a 2013 reveló el Ideam con su Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono.

La cifra aterra. Incluso puede ser mayor pues distintos científicos creen que la resolución satelital con la que se mide no es la mejor, pero estos son los datos que se tienen hoy.

En 2013 habían sido 120.934 hectáreas.

Preocupa porque mucho se habla de esfuerzos para reducir la tala de nuestros bosques. No están surtiendo efecto. Ganan los taladores.

El año pasado, la deforestación se concentró principalmente en las regiones Amazonia, con el 45% y la región Andina, con el 24% del total nacional.

Con relación a los resultados del 2013, para la región de la Amazonia, se presenta una reducción del 8% en la deforestación con un total de 63,280 hectáreas, lo que puede ser buena noticia en medio de todo.

El Ideam indicó que se presenta un aumento de deforestación en las otras cuatro regiones, siendo la Andina (33,679 ha 2014) y Pacífica (13,855 ha 2014), las que muestran los mayores aumentos.

La menor deforestación regional ocurrida en 2014 se presentó en la Orinoquia con 10,639ha, el 7,6% del total nacional.

En términos netos, dice el Instituto, la región con mayor pérdida de bosque ha sido la Caribe con 18,903ha, donde la superficie deforestada en 2014, es equivalente al 1% de pérdida de la cobertura boscosa total de la región; implicando la perdida de áreas de bosque seco tropical.

El departamento del Caquetá sigue concentrando la mayor deforestación con el 21% del total nacional. Y Antioquia reporta uno de los mayores aumentos en la superficie deforestada con el 47%, respecto de 2013. Así mismo concentra el 15% del total de la deforestación del país.

El Meta presentó una gran reducción de la superficie deforestada con el 32%, sin embargo aún es el tercer departamento con la mayor concentración de deforestación con 10% del total nacional.

En cuanto a Corporaciones Autónomas, el análisis reveló:

Corpoamazonía concentra la mayor deforestación del país con el 30% del total.

Corantioquia concentra cerca del 11% de la deforestación del país y para 2014 aumentó la superficie deforestada en 48%.

Cormacarena es la tercera Corporación con la mayor deforestación con 10% del total y para el 2014, redujo la superficie deforestada en 33%, respecto de 2013.

Para el Ministerio del Medio Ambiente, las causas de la alta deforestación son la minería ilegal, la ganadería expansiva y los cultivos ilícitos. En menor proporción los incendios forestales.

Y hay más: los municipios donde más se talan. Una lista de 20 que comanda San Vicente del Caguán con12.060 hectáreas y en la cual Antioquia ‘aporta’ 3 del Nordeste y Bajo Cauca: Remedios, 2.110 hectáreas menos de bosque; El Bagre 1.878; y Segovia 1.859.