Comer mucho: otra forma de desperdiciar alimentos

Foto Wikipedia

Foto Wikipedia

Hay otra manera de botar comida: comer en exageración.

Un nuevo estudio en Agricultural Systems reveló que casi 20% de la comida disponible para los consumidores se desperdicia, bien en la basura o… comiendo de más.

La población mundial consume cerca del 10% más de lo que necesita y casi 9% es tirado a la basura o se deja que se dañe.

Los esfuerzos para reducir miles de millones de toneladas podrían mejorar la seguridad alimentaria global y evitarían daños ambientales.

El estudio, de científicos de la University of Edinburgh examinó 10 claves del sistema global de alimentos, incluyendo el consumo de alimentos, el cultivo y la cosecha para cuantificar las pérdidas.

Con datos de la FAO se encontró que se pierde mucha más comida de lo que se pensaba. Casi la mitad de las cosechas o 2100 millones de toneladas se pierden por sobreconsumo, desperdicios o ineficiencia en los procesos de producción.

El proceso menos eficiente es la ganadería, donde se pierde 78% o 840 millones de toneladas. Cerca de 1000 millones de toneladas cosechadas se usan para producir 240 millones de toneladas de productos para animales incluyendo carne, leche y huevos.

Eso solo responde pro 40% de todas las pérdidas de las cosechas recogidas.

La mayor demanda por alimentos como carne y productos lácteos reduciría la eficiencia del sistema de alimentos y dificultaría la alimentación de una población mundial en expansión.

De acuerdo con Unicef, hoy 1 400 000 niños están en peligro de morir por desnutrición.

Satisfacer la demanda poblacional podría provocar afectaciones ambientales al aumentar las emisiones de gases de invernadero, agotar fuentes de agua y causar pérdida de biodiversidad.

Para los investigadores, se debe alentar a que las personas consuman menos productos de origen animal, reducir el desperdicio y no exceder las necesidades nutricionales. Eso ayudaría a mejorar la seguridad alimentaria.

La grasa que hace daño

Foto Wales

Foto Wales

Con remplazar 1% de la energía diaria tomada de los ácidos grasos saturados por el equivalente en grasas poli y monoinsaturadas, carbohidratos integrales o proteínas vegetales se reduce de 6 a 8%el riesgo de enfermedad coronaria.

Eso sugiere un extenso estudio de 73 147 mujeres y 42 635 hombres publicado en The BMJ.

El consumo alto de grasas saturadas, como las que se encuentran en el queso, la leche entera, mantequilla, carne y chocolate se asocia con un riesgo mucho mayor de desarrollar esa condición.

A los participantes se les hizo seguimiento tomando la dieta junto a la incidencia de enfermedad coronaria.

Se encontró que los ácidos grasos saturados más consumidos eran laurico, miristico, palmitico y estearico, que respondían por 9 a 10% de la energía total de los participantes. Cada una de esas grasas saturadas resultó asociada con un mayor riesgo.

El riesgo se reduce cuando se remplazan esos ácidos con nutrientes más saludables, siendo más la reducción con grasa poliinsaturada y proteína vegetal, seguidas de la grasa monoinsaturada y los granos integrales.

El estudio fue observacional, por lo que no se pueden obtener conclusiones firmes causa-efecto, pero va en la línea de otros estudios de distintos autores.

En un comentario acompañando el artículo, expertos canadienses Russell de Souza y Sonia Anand se centraron en una dieta general sana en vez de nutrientes específicos dado que “los patrones dietarios pueden ser más consistentes con cómo la gente consume nutrientes y esos patrones pueden predecir el riesgo de enfermedad del corazón”.

Así, un foco en los ácidos grasos saturados podría llevar a una dieta que cumple un objetivo pero no satisface otros.

10 noticias científicas de la semana

Foto Wikipedia commons

Foto Wikipedia commons

1. El aire que enferma ciclistas

Científicos presentaron en Environmental Science & Technology análisis del aire que respiran los ciclistas en sus recorridos, encontrando que en zonas congestionadas los compuestos orgánicos volátiles eran 100 a 200 veces más altos y ellos absorbían 40 a 100% más en esos sitios, lo que sugiere la importancia de rodar lejos del tráfico pesado. Un alto precio por contribuir a descontaminar las ciudades. Muchos de esos compuestos son cancerígenos.

2. Qué cosa tan enorme

Astrónomos pudieron medir con precisión el agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia NGC 1332 a 73 millones de años luz de nosotros: es unos 660 millones de veces más masivo que el Sol y una nube de gas lo rodea a una velocidad de 1,8 millones de kilómetros por hora. La medición se logró con la red Alma en Chile y fue publicada en Astrophysical Journal Letters.

3. ¿Hongo esquizofrénico?

Un novedoso estudio de científicos de la John Hopkins vinculó la esquizofrenia con un mayor número de infecciones por el hongo Candida y el desorden bipolar. Personas con esos desórdenes era más probable que hubieran tenido infecciones repetidas por el hongo según el estudio en npj Schizophrenia, aunque los autores indicaron que no se puede hablar aún de causa-efecto pero el hallazgo sí permite un examen al rol de los estilos de vida, sistema inmunológico debilitado y las conexiones microbios-cerebro como contribuyentes a un mayor riesgo de esos problemas mentales.

4. Tres planetas y una enana

En torno a una estrella enana a solo 40 años luz, astrónomos detectaron 3 planetas con tamaño parecido al de la Tierra y aunque 2 de ellos residen muy cerca a la estrella, que esta sea mucho menos caliente que el Sol abriría las posibilidades de que estuvieran en zona habitable. Del tercer cuerpo no se pudo establecer la órbita. Estas estrellas son un buen objetivo en busca de otras Tierras porque constituyen 15% de las estrellas cercanas a nosotros. El logro fue publicado en Nature.

5. La onda de choque

Astrónomo detectó la segunda onda de choque producida en la fusión de cúmulos de galaxias, que se desplaza a 2.700 kilómetros por segundo. El hallazgo revelado en The Astrophysical Journal ayuda a entender más la evolución de esos objetos a tan gran escala y a estudiar fenómenos de alta energía en el medio intergrupal. La detección se hizo en el cúmulo Abell 655.

6. Robot cirujano

En otro avance en cirugía robotizada, científicos lograron una operación de tejido blando en cerdo vivo mediante un robot, sin uso de las manos humanas, logrando alto nivel de precisión según un artículo aparecido en Science Translational Medicine. Este tipo de tejidos requiere suma destreza por las situaciones inesperadas que pueden ocurrir durante la intervención. Los robots han ganado presencia como asistentes, no como cirujanos directamente, por lo cual este logro tiene más relevancia.

7. El noveno, en entredicho

A comienzos de año hubo revuelo por la publicación de un estudio que sugería la existencia del planeta 9 en nuestro Sistema Solar. Ahora otro grupo de astrónomos publicaron en Astrophysical Journal Letters el análisis de varias de los escenarios para la existencia de ese planeta y concluyeron que son muy bajas, lo que atiza la hoguera de quienes siguen en la búsqueda de ese esquivo y hasta ahora inexistente cuerpo.

8. El perro comelón

Quienes tienen perros labradores retrievers saben de su avidez por la comida y su tendencia a la obesidad. Un estudio en Cell Metabolism vincula ese comportamiento a una mutación en el gen POMC. En los perros más obesos había un enredo en la sección final del gen, lo que hace que no tengan la capacidad de sentirse llenos luego de una comida.

9. Somos más

Un nuevo estudio sobre el tema sugiere que el planeta podría albergar un billón de especies, d ellas cuales apenas se han encontrado menos de 3 millones. El estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences se basa en nuevos modelos que consideran la altísima cantidad de microbios que deben existir. Hasta ahora las investigaciones sobre la biodiversidad de la Tierra arrojan resultados muy diferentes.

10. Más carne al banquillo

Para rematar los estudios de la Organización Mundial de la Salud que vinculó el año pasado el consumo de carne con mayor riesgo de cáncer, una publicación en el Journal of the American Osteopathic Association, mostró que en un estudio con 1,5 millones de personas se encontró que la mortalidad por todo tipo de causas es más alta en quienes consumían carne, en particular la roja y la procesada.

Las 10 noticias científicas de la semana

Foto cortesía A. Loveridge

1. El destino del león

Perseguido sin desmayo, emblema casi mundial, icono de su región. El león africano se extingue sin compasión humana. Un estudio aparecido en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) en el que se evaluaron 47 poblaciones de leones estimó que África Oriental perderá al menos 37% de sus leones en las próximas dos décadas y África Occidental perderá la mitad, mientras que en el sur, donde la mayoría vive en áreas protegidas, tiende a crecer el número de individuos, mostrando la importancia de crear esas zonas. El estudio sugiere declararlo como críticamente amenazado en África del oeste y regionalmente amenazado en la del este.

2. ¡Cánteme mejor!

Cuando al bebé se le habla para calmarlo no se logran tan buenos resultados. Es mejor cantarle, según un nuevo estudio publicado en Infancy. En el estudio el canto tuvo el doble de efectividad que hablarle para que se calmara. Aunque no hay una razón clara, los investigadores creen que el canto ayuda a los bebés a aprender el autocontrol emocional.

3. La tentación de la carne

El instituto de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud concluyó que el consumo continuo de carnes procesadas es cancerígeno, mientras que las carnes rojas de distintos animales probablemente lo sean pero no hay suficientes evidencias. El organismo no llamó a evitar su consumo sino a hacerlo de manera moderada, de todas maneras la carne contiene elementos nutritivos de alto valor.

4. El fósil de los pequeños simios

Científicos reportaron el hallazgo de un fósil de hominoideo Pilobates cataloniae que vivió hace 11,6 millones de años y que ayuda a resolver el misterio sobre la divergencia de los simios, ofreciendo pistas firmes sobre el origen de los actuales gibones. El estudio fue publicado en Science. Aunque se extinguió, no se habían hallado hominoides de ese tamaño, y tenía rasgos parecidos a algunos de los actuales primates, heredados tal vez de un ancestro común que vivió antes que él.

5. Oxígeno, por favor

Una de las sorpresas mayores en el análisis del cometa Churyumov-Gerasimenko hecho por los instrumentos de la sonda Rosetta que aún va detrás de él, fue encontrar tan elevada proporción de moléculas de oxígeno en su atmósfera. Toda una sorpresa considerando que se descartaba su presencia en esos viajeros del espacio. El oxígeno es el cuarto gas más común en el cometa según el estudio en Nature.

6. El golfo será un horno

Sobrevivir seis horas expuesto a temperaturas de 35°C es casi imposible según estudios recientes. Pues bien, esa será la temperatura media del Golfo Pérsico en unas décadas de acuerdo con estudio publicado en Nature Climate Change. Ese límite casi lo alcanza este verano Bandahr Mashrahr en Irán, con 34,6°C. Los modelos sugieren que ciudades grandes como Doha, Qatar, Abu Dhabi y Dubai en los Emiratos Árabes Unidos, así como Bandar Abbas en Irán podrán alcanzar esas temperaturas varias veces en un periodo de 30 años.

7. Pica que pica

Cuando un zancudo se posa en los vellos de la piel, surge la necesidad de rascarse. Científicos revelaron en Science un hallazgo sorprendente: las neuronas involucradas en esa sensación son distintas a las relacionadas con el dolor y a la picazón que produce un elemento químico. Es decir, hay una red neuronal exclusiva para esta sensación en la médula espinal. Un mecanismo muy complejo.

8. Se creció la casa

Astrónomos descubrieron un componente no observado antes de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Al hacer un mapa de ubicación de las estrellas variables Cefeidas encontraron un disco de estrellas jóvenes detrás de una densa capa de polvo en el bulbo central. Hallaron 655 Cefeidas, estrellas que varían de brillo al contraerse y expandirse, de las cuales 35 son más jóvenes de lo que se pensaba, de menos de 100 millones de años, un hallazgo que sugiere que en esa región sí se están formando nuevas estrellas. El estudio fue publicado en Astrophysical Journal Letters.

9. Evolución de afán

La evolución a veces no tarda tanto. Al estudiar un grupo de gallinas de pedigrí, científicos encontraron mutaciones en el genoma de la mitocondria, dos de las cuales se formaron en solo 50 años. Se estimaba que esos cambios eran menos de 2% por millón de años. También encontraron un ejemplo de ADN mitocondrial transmitido por el padre, cuando siempre han sido las hembras las que lo transmiten. El estudio apareció en Biology letters.

10. Aire en la oficina

Las personas que trabajan en oficinas bien ventiladas e índices bajos de CO2 y otros contaminantes en el interior tienen resultados cognitivos más altos reveló una investigación publicada en Environmental Health Perspectives, un hallazgo significativo dada la cantidad de horas que por lo general pasan los empleados en el lugar de trabajo y que da pautas para mantener ambientes óptimos de trabajo y bienestar.

Las 10 noticias científicas de la semana

El primer pelo. Foto Óscar Sanisidro

1. El primer pelo de la historia

Un viejo mamífero hallado en España, que vivió hace 125 millones, sorprendió a la ciencia. No solo tiene tejidos blandos de hígado, pulmón y diafragma conservados sino que presenta los primeros restos de pelo y púas de animal alguno, conservados mediante un proceso de fosilización fosfática, llevando 60 millones de años más en el pasado el origen de estas estructuras de la piel. El animal es el Spinolestes xenarthrosus, de un linaje de animales extinguidos. Los hallazgos se revelaron en Nature.

2. Háganse los sueños

Mediante la activación con láser de un grupo de células en la médula cerebral, una técnica llamada optogenética, científicos lograron que ratas comenzaran a soñar y dejaran de hacerlo al desactivar esas neuronas, siendo incapaces de soñar de nuevo. El estudio apareció en Nature y sugiere que el sueño está dominado por esa región del cerebro, así intervengan otras en el hipotálamo y el tallo cerebral. El avance permitirá conocer más detalles sobre cómo soñamos.

3. Usted me tocó

Ingenieros de la Universidad de Stanford crearon una piel de plástico que detecta la intensidad de una presión sobre ella y genera una señal eléctrica que es recibida por las células en el cerebro. Es la primera vez que se logra detectar una presión y transmitirla al cerebro. El logro se debe a Zhenan Bao que lleva una década tratando de desarrollar un material que imite la capacidad flexible de la piel y que se pueda sanar, a la vez que sirva de sensor. El estudio apareció en Science.

4. ¿Sexo? ¡Cómo olvidarlo!

Investigadores reportaron en Nature el hallazgo de un par de neuronas en el cerebro de un nemátodo que le permite recordar e ir en busca de sexo aún a expensas de alimento. Las neuronas son exclusivas de los machos, un hallazgo interesante para conocer cómo el cerebro de hembras y machos les confieren distintas preferencias, aptitudes y juicios

5. La maldita primavera

En Environmental Research Letters se reportó un fenómeno preocupante: la primavera se anticipará hasta 3 semanas en el futuro. Los inviernos serán más cortos. Y aunque pareciera buena nueva, ¿cómo se afectarán plantas y animales? Las aves migratorias, por ejemplo, se basan en la duración del invierno para sus vuelos. También desaparecerán las falsas primaveras, cuando las temperaturas gélidas retornan luego de haber comenzado la germinación de las plantas. Algo extraño se cuece.

6. Ébola vía semen

La transmisión del ébola por el semen es posible hasta 6 meses después de haberse contagiado, reveló un estudio en el New England Journal of Medicine que analizó el caso de una mujer contagiada en Liberia por un sobreviviente de la enfermedad. Aunque se sabía de la transmisión vía sexual, se tenía el tiempo de peligro era mucho menor. En esta ocasión la infección se produjo a los 179 días de que el hombre hubiera sido declarado portador del virus.

7. Terapia en el útero

Aunque no es investigación concluida, científicos dijeron esta semana que preparan el tratamiento con células madre de bebés en el útero para corregir un defecto que hace que los huesos se rompan con extrema facilidad y que a veces conduce a la muerte. Se practicará en fetos en el útero y en bebés recién nacidos. Será la primera vez que se intenta antes del nacimiento dijo un comunicado del Instituto Karolinska en Suecia. El ensayo comenzará en enero. El tratamiento lo recibirán fetos con 20 a 34 semanas de gestación.

8. Lavaron la mancha de Júpiter

Un estudio de los rasgos principales de Júpiter con base en imágenes del telescopio Hubble reveló que la gran mancha roja distintiva, que ha estado activa por más de 300 años, siendo una gran tormenta, se ha encogido 240 kilómetros, pero ese encogimiento ha disminuido el ritmo según el reporte en The Astrophysical Journal. También se detectó una extraña onda que no había sido vista hace años. El gran planeta cambia.

9. Sí que pasaban bueno

Un análisis de fósiles y objetos hallados en Durrington Walls, sitio del neolítico donde se construyeron los monumentos de Stonehenge hace más de 4.000 años, publicado en Antiquity, mostró que en el asentamiento se hacían fiestas en las que se consumían carne de ternero y cerdo y productos lácteos. Estos al parecer eran exclusivos de un grupo selectos o eran consumidos en ceremonias públicas. Se hallaron pocos restos de plantas consumidas, por lo que el festín era con carne, mucha carne.

10. Una gasolinera en la Luna

Para viajar a Marte lo mejor sería hacer una parada en la Luna para recargar combustible sugirió un estudio del MIT, con lo cual se reduciría en 68% la carga al momento de salir de la Tierra. En la Luna hay agua que se podría usar para preparar el combustible, asumiendo que la tecnología esté lista cuando se inicie la exploración humana del planeta rojo. Por favor, llene el tanque.

10 noticias científicas de la semana (2-8)

1. Un pingüino con ruedas

¿Cómo estudiar una colonia de pingüinos sin que lo descubran y lo acepten? Un disfraz no sería nada cómodo y sí muy sospechoso. Bueno, investigadores se idearon algo: un robot. Sí ¡un robot disfrazado de pingüino! Cuando se acercó un humano, reaccionaron atacándolo, al igual que un robot no disfrazado, pero con este el ritmo cardíaco no fue tan alto. Eso ocurrió en la isla subantártica Posesión con los Aptenodytes patagonmicus. Luego al estudiar pingüinos emperador en la colonia Pointe Geólogie en la Antártida, la mayoría no se inmutó con el robot disfrazado de pingüino. El estudio apareció en Nature Methods y permitió conocer algunas interacciones de estas simpáticas aves.

2. Algo brilla en el espacio

Un experimento de la Nasa detectó que hay una gran cantidad de luz infrarroja en el espacio entre las galaxias, sugiriendo que el universo es mucho más brillante de lo creído. Un resplandor atribuido a estrellas solitarias por fuera de las galaxias. El hallazgo llevaría a redefinir los límites galácticos. Una explicación al fenómeno sería que muchas estrellas son lanzadas al espacio intergaláctico cuando se producen choques de galaxias, algo común en el universo. El estudio apareció en Science.

3. Tienen que ser muy exitosos

Exitosos sí han sido. Y lo han logrado durante cientos de millones de años. Un artículo aparecido en Science reveló que los insectos surgieron en la Tierra hace cerca de 479 millones de años, mientras que los insectos voladores alzaron vuelo hace unos 406 millones de años. La mayoría de los que tenemos hoy aparecieron hace unos 345 millones de años, sobreviviendo a grandes extinciones como la del pérmico hace 250 millones de años.

4. Astrónomos enredados

Un artículo publicado en Astrophysical Journal Letters dio una explicación inesperada a G2, la gran nube que cae sobre el agujero negro en el centro de nuestra galaxia. Contrario a lo pronosticado, no fue tragada por el enorme agujero. Los investigadores sugieren que detrás hay un par de estrellas que se fusionaron en una gigante, o sea que no existe la enorme nube, sino este objeto estelar que no ha sido tocado por el agujero. Una explicación que otros astrónomos cuestionaron de inmediato.

5. Diálogo entre cerebros

No necesitamos hablar. Científicos reportaron en Plos One la réplica de un estudio realizado el año pasado en el cual dos cerebros se comunicaron vía internet. Un individuo es conectado a un equipo de electroencefalografía que lee su actividad cerebral y envía señales eléctricas vía pulsos por la web al segundo participante, que usa un gorro de natación con estimulación magnética transcraneana cerca del área cerebral que controla el movimiento de las manos. Así, el primero podía enviar señales para que el otro moviera su mano.

6. Oponiendo resistencia

La lucha contra la polio no se detiene y mientras hubo 350.000 casos en 1988 solo 650 se presentaron en 2011, pero en la República Democrática del Congo hubo un caso que llamó la atención: la alta mortalidad entre quienes contrajeron el mal. Un estudio en Proceedings of the National Academy of Sciences reveló que la cepa ofrece resistencia a la vacuna: posee dos mutaciones no vistas hasta ahora de las proteínas que forman la capa del virus. El temor es que se vuelva a presentar una epidemia como la del Congo dijeron los investigadores.

7. Clima que enferma

No solo son inundaciones y olas de calor. El cambio climático está afectando la salud de la humanidad. Un estudio publicado en Emerging Microbes & Infections indica que están apareciendo nuevas enfermedades y reemergiendo otras. Son enfermedades que hoy provocan 1/3 de las muertes en el planeta, muchas de ellas en países en desarrollo. La reducción de lluvias en algunas áreas está asociada al incremento de ciertos problemas de salud en varias regiones.

8. Cuna planetaria

Con el nuevo telescopio Alma en Los Andes chilenos astrónomos pudieron observar con lujo de detalles, mayores a los del Hubble, un anillo de formación de planetas en una estrella joven, de solo 1 millón de años, menor que el Sol, a 450 años luz. HL Tauri alberga ese sistema en el cual se nota con claridad que existe un proceso de formación de varios planetas, lo que sugiere que estos se forman mucho más rápido de lo que se creía. La información fue divulgada por el Observatorio Europeo Austral (ESO).

9. Un niño juguetón

El análisis mensual sobre la oscilación Enso emitido por el Centro de Predicción del Clima de Estados Unidos reveló que el esperado fenómeno de El Niño aún no cuaja y se ha retrasado. Mientras el océano Pacífico muestra una temperatura más caliente de lo normal, la atmósfera no responde en concordancia, por lo que se hace difícil que se forme este año, aunque podría darse de acá al primer trimestre de 2015 y de hacerlo sería un El Niño débil. ¿Afectará de alguna forma el clima en unas regiones? Podría ser, pero sin intensidad.

10. Carne que te ha de vencer

Deliciosa la carne para medio mundo, pero nociva que es. La carne roja es conocida por afectar el corazón al contribuir a la formación de la placa arterial que provoca infartos y derrames. Un estudio en Cell Metabolism aporta luces para conocer el porqué. La carne contiene grandes cantidades de un nutriente que los microbios en el intestino convierten en una sustancia conocida por alentar la formación de esas placas.

Carne, pollo y queso: ¿pasaporte al cementerio?

Comer pollo podría ser tan peligroso como fumar un cigarrillo. Comer pollo y comer queso también. Ingerir, al fin de cuentas, proteína animal podría ser un camino rápido a la tumba.

Una dieta rica en proteína animal durante la edad media de la vida aumenta 4 veces el riesgo de padecer cáncer en comparación con quien lleve una dieta baja.

Eso dice un estudio aparecido en Cell Metabolism. “Hay un error en pensar que como comemos de todo entender la nutrición es simple. Pero el asunto no es que una dieta le permita a usted estar bien en 3 días, sino si le puede ayudar a llegar a la vejez”, según Valter Longo, director del Instituto de Longevidad a USC.

No solo el consumo excesivo de proteínas está vinculado a un aumento dramático en la mortalidad por cáncer, sino que las personas de edad media que ingieran cantidades de proteína de fuente animal, incluida carne, leche y queso, también son susceptibles de tener una muerte prematura en general.

Los amantes de la proteína tienen una probabilidad 74% mayor de morir de cualquier causa que los que no lo son.

El estudio contraría además dietas como la Atkins y Paleo que se basan en una alta ingestión de proteínas.

¿Cuánta proteína ingerir entonces? No es fácil de determinar. El estudio sugiere que lo que es bueno en una época d ella vida, en otra puede no serlo. La proteína controla la hormona del crecimiento IGF-1 que ayuda al cuerpo a crecer pero que ha sido relacionada con la susceptibilidad al cáncer. Los niveles de la hormona se reducen mucho luego de los 65 años, llevando a fragilidad ósea y pérdida muscular. Así, mientras esa hormona es mala en la edad media, para los mayores de 65 tiene efecto protector: quienes a esa edad tengan una dieta moderada o alta en proteínas son menos susceptibles a enfermedad.

El estudio mostró que una dieta baja en proteína en la edad media ayuda a prevenir el cáncer y la mortalidad en general, expresó la coautora Eileen Crimmins, de aquel instituto.

También se encontró que las proteínas de origen vegetal no parecen tener los mismos efectos en la mortalidad que las de origen animal. Y las tasas de cáncer y muertes no parecían afectarse por el control del consumo de carbohidratos o grasas. Sugiriendo que son las proteínas animales las culpables.

No le coma cuento al resfriado

Con estos cambios de clima aparece más gente resfriada. ¿Cómo evitarlo? Un artículo en el Canadian Medical Association Journal podría ofrecer las claves.

Sí, lavarse las manos e ingerir zinc pueden ser las mejores formas de evitar la gripe común, aparte de que algunos analgésicos del mercado permitirían aliviar algunos síntomas.

En promedio un adulto desarrolla de 2 a 3 resfriados al año según el estudio. Los menores de 2 años unas 6. Y no hay vacuna para aliviar, por lo que se debe soportar durante unos pocos días.

Los investigadores canadienses revisaron más de 150 estudios sobre el resfriado común, tradicionales y no, desde el agua de ajo hasta comérselo.

Detectaron que la mejor manera de alejarse de la gripe es mantener las manos libres de gérmenes utilizando desinfectantes con alcohol y utilizar guantes sirven en la prevención.

Ingerir zinc ayuda también. Este elemento se encuentra en la carne, nueces y fríjoles y parece ser efectivo para reducir el número de resfriados, al menos en niños.

En los estudios, niños que tomaban de 10 a 15 miligramos de sulfato de zinc tenían menos gripes que quienes solo ingerían un placebo. Y no habría razón para que no les sirviera a los adultos también.

Hay evidencia de que los probióticos podrían prevenir, pero los tipos y combinaciones varían en los estudios, así como las formulaciones por lo que es difícil una comparación.

Las recetas con ajo, el ejercicio y los remedios homeopáticos no mostraron beneficio.

Y en cuanto al tratamiento, el ibuprofeno y el acetaminofén alivian el dolor y la fiebre, pero no otros síntomas. El primero parece trabajar mejor para la fiebre en niños.

En mayores de 5 años, los antihistamínicos y los descongestionantes tienen algún beneficio.

La vitamina C y los antibióticos no mostraron beneficio alguno para aliviar el resfriado.

Un huevo que nadie fritó

No hubo tiempo de que naciera, tampoco de fritarlo. No se puede hablar tampoco de huevos revueltos. Científicos encontraron un huevo de hace 70 millones de años en los depósitos pétreos de los Pirineos catalanes en España.

Se cree que fue puesto por un pequeño dinosaurio terópodo come carne, con algunos rasgos de ave, habiendo llamado la especie Sankofa pyrenaica.

Un análisis de huevos de dinosaurios y aves reveló que el huego de Sankofa es de una forma intermedia entre los de los dinosaurios, que tienden a ser oblongos y simétricos y los huevos de aves modernas, que son asimétricos hacia los extremos.

Una mirada más detenida de la estructura del caparazón, sin embargo, mostró que difiere de los de las aves modernas al poseer solo dos capas, como otros huevos de dinosaurios, y no tres capas.

“El análisis pone estos nuevos huevos fósiles en una especie de transición entre las aves modernas y los pequeños dinosaurios que se alimentaban con carne”, según Darla Zelenitsky, de University of Calgary, citada por Wired Science.

El huevo tiene forma oval como una lágrima. No se han hallado otros similares según los investigadores.

El estudio apareció en el journal Paleontology.

Foto cortesía del huevo hallado

Secuencian al hombre de hielo

Una persona que murió sola hace 5.300 años en Los Alpes, el hombre de hielo, se convirtió en una de las más antiguas cuyo genoma ha sido descifrado.

Ötzi fue descubierto hace 20 años cerca de la frontera austriaco-italiana tras el deshielo de un glaciar, convirtiéndose desde entonces en uno de los cuerpos más estudiados por la ciencia.

Ante de morir desangrado por una flecha que se le clavó en la espalda, Ötzi había cenado con carne de ibex. Algunos análisis dicen que sufría de aterosclerosis y tenía caries además, fuera de que portaba unas misteriosas marcas o tatuajes.

En 2008 fue secuenciado su genoma mitocondrial, sugiriendo el resultado que su linaje materno es similar al de los actuales centroeuropeos, pero se hallaron a la vez mutaciones no encontradas en las poblaciones actuales.

Albert Zink, del Instituto de Momias en Bolzano y su equipo secuenciaron 3 millones de pares de bases del genoma nuclear del hueso de la cadera, secuencia que cubre más del 90% del genoma de este hombre de hielo.

La intención del grupo es secuenciar también el ADN estomacal para conocer los microbios que lo colonizaron. Se espera conocer además las variaciones genéticas ligadas a enfermedades en los humanos modernos, en particular la aterosclerosis

Ötzi, como muchos europeos del sur, carecía de las nutaciones que le habrían ayudado a descompone la lactosa. Tal parece que poseía cabello y ojos cafés.

El hombre de hielo que vino del pasado a contar su historia sin hablar ni una palabra.

Imagen cortesía Nature

12