Mis 10 noticias científicas de la semana (11-17)

Diagrama con órbitas de los asteroides

1. De susto no ha pasado nada

Hoy se conocen 1.397 asteroides potencialmente peligrosos. Es un enjambre de rocas que, literalmente, rodea la Tierra. Aunque no todos se han detectado, una misión en la que se trabaja hace año, los más grandes sí son conocidos. La Nasa reveló un diagrama que muestra las órbitas de esas rocas alrededor de nuestro planeta y en verdad marean. Y asustan.

2. El cáncer baja desde la boca

No hace mucho bacterias residentes en la boca fueron vinculadas al cáncer colorrectal. Esta semana, dos estudios publicados en Cell Host & Microbe revelaron cómo microbios fusobacteria, que se encuentran en la boca, estimulan respuestas malas y activan genes para el crecimiento del cáncer y generar así tumores colorrectales. “La fusobacteria puede proporcionar no solo una nueva forma de agrupar o describir los cánceres de colon sino también una perspectiva sobre cómo atacar esos medios para frenar el crecimiento del tumor y su diseminación”, dijo Wendy Garret, autora senior.

3. Qué soroche

Un estudio de científicos de la Universidad de San Diego permitió establecer bases genéticas del soroche, aquel malestar de salud, a veces de consecuencias graves, entre quienes viven en la altura. Aunque muchas personas acostumbradas a vivir en lugares a más de 4.000 metros no tienen problemas, otros sí. Los científicos encontraron 11 mutaciones al parecer responsables de la falta de adaptación a la altura.

4. Un carnívoro muy bien escondido

Al analizar individuos de museo del olingo (género Bassirycion), un pequeño mamífero de Centro y Suramérica, científicos detectaron que mezclado en los ejemplares podría haber una especie diferente, por lo que al viajar a Ecuador y recoger muestras de ADN, encontraron que algunos de esos ejemplares de museo eran una nueva especie, que denominaron olinguito (Bassirycion neblinus) del que hallaron cuatro subespecies, dos de las cuales han sido reportadas en el pasado en Antioquia (Urrao y Santa Elena) y otras regiones de Colombia sobre Los Andes.

5. Artesanos del cuero hace 40.000 años

Excavaciones en sitios de Neandertales de hace 40.000 años han permitido descubrir herramientas para trabajar el cuero que incluso son usadas hoy por los modernos trabajadores de ese material según el artículo aparecido en Nature. Entre las herramientas figura el llamado alistador. Se creía que esas herramientas solo habían sido desarrolladas por los humanos modernos. Al compararlas con los utensilios de fabricantes de cuero actuales se encontró una gran semejanza. Las herramientas habían sido halladas al suroeste de Francia en la región de Dordoña.

6. A mitad del camino

La nave Juno que se dirige hacia Júpiter pasó esta semana la mitad de su recorrido: 1.415 millones de kilómetros. La sonda no viaja en línea recta sino que su trayectoria permite pasar por planetas para agarrar velocidad adicional. De hecho en octubre 9 pasará cerca a su madre, la Tierra, a tan solo 559 kilómetros, y ahí sí saldrá disparada hacia su objetivo, el gran planeta al que llegará en julio de 2016.

7. Genes y epilepsia

Una a dos personas de cada 100 padecen epilepsia, una condición altamente incapacitante aunque en muchísimos casos bien controlada mediante medicamentos. En Nature se publicó un estudio que relaciona unos genes con dos formas de epilepsia, lo que a futuro podría traducirse en mejores tratamientos. El estudio hace parte del Proyecto Genoma de la Epilepsia que busca descifrar todas las bases genéticas de la enfermedad.

8. ¡Mírenlo, ahí está!

Luego de dos meses de haber permanecido oculto tras el resplandor del Sol, el cometa ISON fue visto de nuevo el lunes con un brillo menor al esperado. Del cometa se dijo, cuando fue descubierto el año pasado, que sería el cometa del siglo a fines de 2013, una predicción que está por verse pues entre otras pasará tan cerca de la superficie del Sol que no se sabe si sobrevivirá. Si lo hace podría ser visible a ojo desnudo en los amaneceres de comienzos de diciembre.

9. Una especie muy exitosa

Parecían roedores. Se conocen más de 200 especies, pero se extinguieron luego de vivir al menos 100 millones de años. Los multituberculados. Un artículo en Science reportó el hallazgo de un individuo de una nueva especie, Rugosodon euroasiaticus, que revela porqué fueron tan exitosos: dientes dispuestos tanto para alimentarse de plantas como de animales y unos tobillos rotadores. Se cree que esta especie allanó el camino para la posterior aparición de los mamíferos. El fósil tiene 160 millones de años.

10. Dos monstruos juntos

Cerca al masivo agujero negro Sagitario A en el centro de nuestra Vía Láctea, del Max Planck Institute for Radio Astonomy detectaron un magnetar, un pulsar con un enorme campo magnético que controla la masa que cae hacia el agujero, un sueño que habían perseguido los astrónomos por varios lustros. Un magnetar es un pulsar con un campo magnético 100.000 millones de veces más potente que el de la Tierra. Un pulsar es una estrella de neutrones que gira a altísimas velocidades.

¿Eran caníbales los tiranosaurios?

Deformados por la serie de películas, mitificados por la humanidad, ¿cómo eran al fin los Tiranosaurios rex?

Hasta la ciencia, con distintos estudios, no se pone de acuerdo sobre ciertas características ni modos de vida.

Ahora, paleontólogos de Estados Unidos y Canadá aportan pruebas sobre una posible fuente de comida de los T. rex: otros T. rex.

El estudio fue publicado en Plos One ayer.

Mientras buscaba en colecciones de fósiles huesos con marcas de mamíferos, Nick Longrich, de Yale University, descubrió un hueso con marcas especialmente largas. Dada la edad y la ubicación del fósil, las marcas tenían que haber sido provocadas por otro T. rex. “Era el tipo de marcas que sólo un gran carnívoro podía haber hecho y hace 65 millones de años el único en Norteamérica era el T. rex”, dijo.

Dado ese hallazgo, se dio a la tarea de buscar en museos huesos de tiranosaurio y en una docena encontró tres del pie, incluyendo dos dedos, y uno del brazo que mostraban evidencias de canibalismo. Un porcentaje muy alto.

No se sabe si las mordidas representan el resultado de depredación o el producto final de una pelea, cabiendo la posibilidad de que si peleaban a muerte, el triunfador tenía un buen plato servido, algo que se ve hoy en distintas carnívoros grandes.

Hasta ahora sólo se conoce una especie de dinosaurio caníbal, el Majungatholus.

Sea correcto el análisis y la deducción o no, los dinosaurios y en ellos el T. rex siguen fascinando al mundo.

En la foto de Plos One, huesos con marcas de mordidas.