Ciencia vs. periodismo o… ¿ciencia y periodismo?

A raíz del debate suscitado por el caso del científico Raúl Cuero se han escuchado denuncias de los científicos de que los periodistas no averiguan bien quién es el científico.

Estos acusan al investigador de no ser amigo de hablar con la prensa. Y en medio, surgen dos inquietudes básicas:

¿Quién tiene el deber de informar primero: el científico o el periodista?

¿Están capacitados los periodistas para hablar de ciencia?

Presentamos, para dar luces sobre las distintas posiciones, lo que dicen dos investigadores. Uno, Jorge Iván Zulauga, mediante entrevista con él; la otra, Carolina Murcia, mediante un intercambio cordial de mensajes electrónicos.

Jorge Iván Zuluaga, Universidad de Antioquia:

¿Están interesados los científicos en general en divulgar lo que hacen?

“Yo creo que los científicos tienen muchas preocupaciones de entrada en medio de lo que hacen. El proceso de preparación de artículos científicos, elaboración proyectos de investigación, respuesta a pares revisores y evaluación de otros artículos es tan extenuante que poco tiempo queda para dedicarse seriamente a la divulgación de lo que hacen. En algunos casos, como el nuestro, incluimos dentro del proceso de investigación mismo un espacio exclusivo para generar comunicados de prensa sobre todo lo que hacemos. Muchas instituciones científicas en el mundo lo hacen así y tienen equipos de científicos y divulgadores expertos en hacerlo. En Colombia hace falta mucho más apoyo de las divisiones de comunicaciones para ayudar a los científicos en esta etapa del proceso de investigación”.

¿Cómo ha sido tu relación con los periodistas? ¿Saben abordar los temas?

“Regular. De la misma manera que se encuentra uno con periodistas informados se encuentra uno con personas que no están (aparentemente) preparados para tratar estos temas con el debido rigor. No creo que sea culpa de ellos o falta de formación profesional, sino que como decía Angela Posada en estos días, pasar de cubrir la vuelta a Colombia a hablar de Astrofísica es difícil. Los periodistas en Colombia son contratados y entrenados para hablar de temas “cualitativos” muy amplios”.

¿Saben los comunicadores y periodistas qué es ciencia?

“Yo creo que sobre la ciencia existe una mitología muy compleja en la sociedad. No es raro. Los científicos somos en general muy retraídos socialmente. Tenemos nuestra propia cuota de culpa. Como dije antes también hay razones para ello: la ciencia requiere un esfuerzo muy grande. Para mí es fundamental que se hable mucho más de ciencia en los medios de comunicación de gran impacto, pero que se hable bien, mencionando fuentes, citaciones, utilizando el lenguaje de la misma ciencia. Con el tiempo la gente empezaría a entender mejor la dinámica de las sociedades científicas. En el caso de los periodistas es importante que cualquier periodista haga al menos un seminario en su vida no sobre química, biología o astrofísica, sino sobre cómo funciona realmente la ciencia, cómo se investiga, qué es la verdad científica, cómo se verifica la veracidad de un descubrimiento, quién dice la verdad y quién no en la ciencia”.

Carolina Murcia, Directora Científica Organization for Tropical Studies

“Al respecto le hago dos reflexiones:

La primera es que si uno se dedica a escribir en el periódico, deja de escribir sus artículos científicos y con eso pierde oportunidad de avance profesional. Los artículos científicos son la vara con la que se le mide a uno, y se determina su impacto (y su salario), mientras que los artículos de prensa y divulgativos no se cuentan en a producción intelectual, o por lo menos no se les asigna un valor significativo.

Es por eso, que en los países del primer mundo se ha desarrollado el perfil del profesional que hace específicamente esa labor, la de divulgar al publico el conocimiento científico. Ese papel lo cumplen personas con formación científica que ese dedican a la divulgación exclusivamente y periodistas muy serios y bien formados que se dedican exclusivamente a divulgar ciencia, realmente entendiendo de lo que hablan. Tristemente, aquí carecemos de unos y otros. Yo he propuesto que este es un perfil profesional necesario e importante.. y se lo comunico a mis alumnos en cada oportunidad para que piensen en esa posibilidad para su desarrollo profesional. Aun no pega eso.. tal vez los medios no están listos para contratar ese personal tal especializado.

La segunda, es que los científicos somos muy quisquillosos con la precisión de la información, y nos molesta terriblemente cuando algo que le decimos a un periodista es tergiversado o sacado de contexto por falta de cuidado o por conveniencia. El no tener derecho a verificar la exactitud de lo que se le atribuye a uno, antes que salga impreso, es la primera motivación por la cual yo (y otros colegas con quien he discutido el tema) no damos entrevistas. En el momento que esto cambie, probablemente se abra la comunidad científica a la prensa. Es cuestión de confianza, y el primer paso lo debe dar la prensa.

En ultimas, supongo que también es un asunto de credibilidad del periodista, y eso se gana con un acercamiento puntual con preguntas concretas y bien planteadas. Que uno sienta que el periodista hizo la tarea antes de consultarlo a uno, de manera que se sienta que el tiempo que uno le va a dedicar a eso va a resultar en algo serio y productivo para todos. El día que yo reciba una consulta de ese nivel estaría dispuesta a atenderla, y creo que no soy la única que no ha cerrado la puerta de manera irrevocable a los periodistas”.