Algo pasa en la capa de ozono

De azul y morado zona agotada de la capa de ozono. Cortesía Nasa

Algo raro sucede. El producto fue prohibido hace 27 años, pero la atmósfera sigue llena.

La Nasa demostró que existe una cantidad alta e inesperada de un compuesto agotador de la capa de ozono de origen desconocido.

El compuesto fue regulado por el Protocolo de Montreal en 1987, con el cual se puso tatequieto a los que dañaban esa capa protectora, vital para la vida sobre la faz del planeta.

Se trata del tetracloruro de carbono, usado antes como limpiador en seco y como extinguidor de fuegos.

Lo más inquietante es que los países del Protocolo reportaron cero emisiones nuevas del Ccl4 entre 2007 y 2012.

Pero un nuevo estudio muestra emisiones mundiales promedio de 34 kilotoneladas por año, cerca del 30% de las emisiones pico antes de que el tratado entrara en vigor.

“No se supone que nosotros tendríamos que estar viendo esto”, dijo Qing Liang, científico de la atmósfera en el centro Goddard de la Nasa y autor principal del estudio. “Hay emisiones industriales no identificadas de sitios contaminados o fuentes no conocidas de CCl4.”

Hacia 2008 el compuesto representaba 11% del cloruro existente para debilitar la capa de ozono, lo que no es suficiente para alterar el ritmo decreciente de las sustancias debilitantes.

Durante casi una década se ha debatido porqué los niveles observados en la atmósfera se han reducido menos de lo esperado según lo que se conoce de su destrucción por la radiación solar y otros procesos naturales.

“Hay un proceso de pérdida que no entendemos o hay fuentes no reportadas o no identificadas”.

Con cero emisiones de 2007 a 2012, los niveles del compuesto deberían haberse reducido a una tasa de 4% año, pero observaciones desde tierra han mostrado una reducción de solo 1% por año.

Algo no cuadra. Y no se sabe porqué.