Mis 10 noticias científicas de la semana (29-5)

1. Se imprimen cuerpos

En un avance llamativo hacia la impresión de órganos, científicos de las Universidades de Sidney, Harvard, Stanford y MIT lograron desarrollar una red de vasos artificiales bio-impresos que imitan el sistema circulatorio del cuerpo, esencial para el desarrollo de tejidos más complejos. La bioimpresión de órganos es un campo promisorio, aún en fases iniciales, que en el futuro permitirán que muchas personas urgidas de trasplante consigan órgano o aquellas con uno averiado por cáncer, por ejemplo, lo obtengan. El nuevo hallazgo fue publicado en Labo on a chip.

2. Los robots musculosos

Ingenieros de la Universidad de Illinois mostraron una nueva clase de bio-bots, robots caminantes accionados por células de músculos y controlados por pulsos eléctricos, permitiéndoles a los operadores un control sin precedentes sobre su funcionamiento, reveló un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. El diseño se inspiró en el complejo músculo-tendón-hueso que se ve en el medio natural. Los robots son accionados por una tira de células musculares movidas por esos pulsos.

3. Dos nuevos transneptunianos

El telescopio Hubble fue redirigido para que hasta agosto trate de encontrar nuevos objetos transneptunianos en el Cinturón de Kuiper, que podrían ser propuestos para que la nave Nuevos Horizontes que se dirige a Plutón, al que llegará el año próximo, siga hacia ellos. Hasta el momento se han detectado unos 1.000 de esos objetos, cuerpos fríos de diferente tamaño, 3 de ellos unos pocos como planetas enanos. En sus primeras miradas, parece haber descubierto dos nuevos objetos.

4. Cosa el celular a la camisa

Científicos creen haber descubierto un cristal que puede formar una capa de solo 3 átomos de grosor, que podría actuar como un interruptor. Su estructura matriz de cristal puede ser empujada mecánicamente adelante y atrás entre dos estructuras atómicas, una que conduce electricidad, la otra no, lo que permitiría que este semiconductor fuera usado en electrónica flexible. Por ejemplo, un celular cosido en la camisa. El estudio fue publicado en Nature Communications.

5. Una chaqueta para el planeta

A 3.000 años luz de nosotros científicos hallaron un planeta en un sistema de dos estrellas. Orbita a casi la misma distancia que la Tierra del Sol, pero la diferencia es que su estrella es mucho más tenue, lo que hace que se encuentre congelado, más frío que la luna Europa de Júpiter, cubierta de una gran capa de agua congelada. El planeta tiene dos veces la masa terrestre. El estudio publicado en Science revela que puede haber planetas a la misma distancia de su estrella que la Tierra del Sol en sistemas binarios.

6. Solos no

A las personas no les gusta estar a solas con su pensamiento ni sentarse por ahí a hacer nada. Eso revela un estudio publicado en Science en el que se muestra que siempre tienden a estar haciendo algo, así sea infligiéndose daño. Personas a las que se les pidió estar solas pensando durante 6 a 1|5 minutos manifestaron sentirse mal, lo que fue confirmado en otros experimentos. La gente prefiere estar conectada al mundo exterior.

7. Frío, muy frío

Investigadores desarrollaron una nueva técnica de superenfriamiento para aumentar el tiempo que los órganos humanos pueden permanecer viables fuera del cuerpo, lo que ayudaría  a encontrar más órganos para trasplante. El estudio fue publicado en Nature Medicine y se hizo con ratas, por lo que ahora debe ser demostrado en personas. Hoy la preservación fuera del cuerpo alcanza solo 24 horas. La nueva técnica lo extiende a 72. Todo un logro.

8. Animales de… cinco patas

No tienen cuatro como muchos otros mamíferos. Poseen cinco patas. ¿No lo habían notado? Eso hicieron investigadores que presentaron el estudio en Biology letters: mientras los canguros están quietos, la cola les sirve de una quinta pata, ayudándoles a hacer los saltos. También la emplean como quinto pie cuando caminan. No solo es un medio de equilibrio.

9. Inviernos zurdos

Los hombres que nacen en noviembre, diciembre o enero en el Hemisferio Norte, en pleno invierno, tienen mayor probabilidad de ser zurdos, según un estudio publicado en Cortex. Esa situación estaría relacionada con mecanismos hormonales que promoverían la tendencia a usar la mano izquierda, dijeron los investigadores de la Universidad de Viena (Austria). La causa radicaría en la mayor cantidad de luz en los meses de la concepción, entre mayo y julio. Un estudio que genera debates.

10. Grandes depósitos de plástico

Todos los océanos tienen grandes acumulaciones de residuos plásticos en su superficie siguiendo el giro de las cinco grandes corrientes oceánicas, demostró la expedición española Malaspina. Además de la del Pacífico norte ya demostrada, existen también en Atlántico del Norte central, el Pacífico Sur, el Atlántico Sur y el Océano Índico. El estudio fue publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. Los mayores residuos son de polietileno y polipropileno usados en la manufactura de productos de uso diario como bolsas, y contenedores de alimentos y bebidas. Un gran problema.

El celular como adicción

A ciertas adicciones nocivas como comprador compulsivamente y darle mal uso a la tarjeta de crédito, súmeles otras: las adicciones al uso de teléfonos celulares y el envío continuo de mensajes.

Eso revela un estudio de Baylor University en el Journal of Behavioral Addictions.

“Los celulares son parte de nuestra cultura del consumo”, dijo James Roberts, profesor de Mercadeo. “No son solo una herramienta de consumo, sino que son usados como símbolo de estatus. Y están erosionando nuestras relaciones personales”.

Stephen Pirog III, profesor asociado en Seton Hall University, encontró que el materialismo y la impulsividad manejan la adicción al celular. Este es usado como parte de un ritual de consumo exhibicionista y también actúa como un calmante para las tendencias impulsivas del usuario, según Roberts.

La impulsividad, dijo, juega un papel importante en las adicciones a sustancias y del comportamiento.

El materialismo es un valor de consumo que impacta muchas de las decisiones que tomamos como consumidores. Adicionalmente, el uso de celulares y su abuso son tan comunes hoy que es importante entender mejor qué maneja esas adicciones tecnológicas.

Estudios previos han mostrado que los adultos jóvenes envían en promedio 109 mensajes de texto al día o 3.200 al mes. Y reciben 113 mensajes, chequean sus celulares 60 veces en un día promedio y los estudiantes de universidad pasan unas 7 horas diarias interactuando con las tecnologías de la información y la comunicación.

“Con una mirada somera, uno podría tender a reducir el aberrante uso del celular como una conducta ociosa de los jóvenes, pero un creciente cuerpo de literatura la considera como una adicción similar a otras adicciones del comportamiento”, explicó Roberts.

Llega la era de las medicinas digitales

Si usted no se toma las medicinas como le mandó el médico, este podría enterarse. Y tiene una manera de saber si usted sigue sus recomendaciones.

La US Food and Drug Administration aprobó microchips digeribles envueltos en las drogas, que pueden decirle a su médico si usted sí está tomando las medicinas.

“Cerca de la mitad de los pacientes no toman los medicamentos como debería ser”, según Eric Topol, director de Scripps Translational Science Institute en La Jolla, California. “Este dispositivo podría ser la solución”.

El dispositivo es fabricado por Proteus Digital Health en Redwood City en California.

¿Cómo actúa esta especie de soplón? El sensor del tamaño de una partícula de arena consiste de un chip de silicio con solo rastros de magnesio y cobre. Cuando se traga, genera un pequeño voltaje en respuesta a los jugos digestivos, lo que envía una señal a un parche en la piel del paciente qu entonces manda la información al celular del personal médico.

La FDA y su contraparte europea aprobaron el dispositivo basados en su seguridad y eficacia con placebos, pero Proteus espera recibir pronto aprobación para otras drogas

Los medicamentos que deben ser tomados por años, como aquellos para la tuberculosis resistente, la diabetes y para adultos con enfermedades crónicas están entre los primeros candidatos, según George Savage, cofundador y jefe médico de la compañía.

“No se trata de que los médicos castiguen los pacientes, sino de entender cómo están respondiendo a sus tratamientos”, dijo Savage. “De esta manera pueden prescribir una dosis diferente u otra medicina si ven que no se está tomando adecuadamente”.

Los proponentes de los dispositivos médicos digitales predicen que tendrán alternativas para las visitas médicas, los exámenes de sangre, las imágenes MRI y CAT. Otros incluyen dispositivos implantables inalámbricos que inyectan drogas en determinados tiempos y sensores que envían un electrocardiograma al celular inteligente.

Para Topol, esta será recordada la década de los dispositivos médicos digitales.

Virus producen energía para uso personal

Es un sueño viejo que no tardará mucho en lograrse. Imagínese cargando su celular mientras camina gracias a un generador tan grueso como una hoja de papel, colocado en la suela de su zapato.

Este escenario está un poco más cerca gracias a científicos del Lawrence Berkeley Nacional Laboratory del Departamento de Energía de Estados Unidos: desarrollaron una manera de generar electricidad utilizando virus inocuos que transforman la energía mecánica en electricidad.

Con esto produjeron un generador que produce la corriente suficiente para accionar una pequeña pantalla de cristal líquido. Funciona presionando un dedo en un electrodo del tamaño de una estampilla cubierto con virus modificados. Los virus convierten la fuerza de la presión en una carga eléctrica.

Es el primer generador que produce electricidad canalizando las propiedades piezoeléctricas de un material biológico. La piezoelectricidad es la acumulación de una carga en un sólido en respuesta al estrés mecánico. Este avance podría conducir a pequeños dispositivos para canalizar la energía eléctrica de las vibraciones producidas continuamente al cerrar una puerta o subir por las escaleras.

También hace más fácil la fabricación de dispositivos microelectrónicos. Esto se logra porque los virus se acomodan a sí mismos en una película que permite que el generador funcione. El autoensamblaje ha sido largamente buscado por el mundo de la nanotecnología.

El desarrollo fue presentado en la edición del domingo 13 en el journal Nature Nanotechnology.

“Se requeire más investigación, pero nuestro trabajo es un primer y primer paso promisorio hacia el desarrollo de generadores personales y otros dispositivos basados en electrónica viral”, dijo Seung-Wuk Lee, miembro del Berkeley Lab’s Physical Biosciences Division y profesor de bioingeniería.

El efecto piezoeléctrico fue descubierto en 1880 y desde entonces se ha hallado en cristales, cerámicas, huesos, proteínas y ADN. Los encendedores eléctricos y los microscopios de escaneo no podrían funcionar sin él, para citar dos ejemplos.

Los materiales para fabricar dispositivos piezoeléctricos son tóxicos y no es fácil trabajar con ellos, lo que limita la diseminación de la tecnología.

Lee y colegas si los virus eran un mejor camino. Para ello emplearon M13, un bacteriófago que solo ataca bacterias y es benigno para las personas. Al ser un virus, se replica a sí mismo por millones en unas horas, por lo que siempre hay un suministro constante. Además, es fácil de manipular genéticamente.

En grandes cantidades, se orientan por sí mismos de manera ordenada en películas.

Un buen paso.

Celular se recargará caminando

Dentro de poco tiempo no será necesario recargar su celular ni su MP3 pegados a un tomacorriente en algún sitio, de acuerdo con investigadores.

No será necesario porque la persona lo cargará… mientras camina.

El asunto, que parece sencillo, no lo es tanto, pero ahí va: cerca de 10 vatios de poder se pierden como calor cada que un pie golpea el piso. Los dispositivos móviles como el laptop o los celulares necesitan entre 1 y 15 vatios, por lo que dirigir la energía perdida al caminar hacia esos dispositivos evitaría tener qué buscar un sitio para recargarlos.

En un artículo publicado en Nature Communications, los ingenieros mecánicos Tom Krupenkin y Ashley Taylor, de la Universidad de Wisconsin en Madison contaron el desarrollo de la tecnología del zapato, que podría generar de 1 a 10 vatios en cada paso.

La inspiración del par de científicos proviene de una técnica llamada electrowetting, en la cual una gota de líquido conductivo es colocada en un electrodo y físicamente deformada por una carga eléctrica que se aplica. La técnica depende del uso de un material dieléctrico –el cual es usualmente un aislante pero que puede ser polarizado en un campo eléctrico- para cubrir el electrodo.

Hasta ahora han generado pocos milivatios, pero los cálculos sugieren que con unas 1.000 gotas, que caben perfectamente en 40 centímetros cuadrados, se generaría lo necesario, los 10 vatios para recargar un celular, un GPS, un radio militar o incluso en pequeño laptop.

¿Cuándo será?