Hallazgos curiosos de la ciencia

Mal sabor. Confrontar creencias moralmente aborrecibles deja, literalmente, un mal sabor en la boca. Los cristianos religiosos que escriben pasajes del Corán musulmán o de La Desilusión de Dios de Richard Dawkin calificaron una bebida de limón mucho más chocante luego de la prueba que antes de ella, reportaron científicos en el Journal of Experimental Social Psychology. Al leer la Biblia el efecto no se daba. A los participantes a los que se les permitió lavar sus manos luego de copiar los pasajes objetables no mostraron diferencia alguna en el gusto, indicando que el aseo físico restauraba simbólicamente la pureza espiritual. Curioso.

Tormentas perpetuas. Las emociones fuertes, experiencias a veces traumáticas y desagradables permanecen mucho tiempo en el cerebro como recuerdos que no se borran. Científicos de la Universidad de California en Berkeley pudieron explicar cómo duran tanto: el centro emocional del cerebro, la amígdala, induce al hipocampo –un gran centro de comunicación- a generar nuevas neuronas. En una situación de miedo, esas neuronas nuevas son activadas por la amígdala y pueden servir como piedra de impresión en la que los recuerdos traumáticos pueden ser impresos con firmeza. Es decir, las nuevas neuronas, hablando en términos evolutivos, probablemente le están ayudando a la persona a recordar el león que casi la mató. En la imagen se ven nuevas células nerviosas (verde) y un marcador neuronal (rojo) que señala células inmaduras. De azul, los astrocitos (células gliales con numerosas funciones). Bien curioso.

Darwin tenía razón. Un estudio publicado en Ecology letters entrega evidencia experimental sobre una asunción de la biología evolutiva aceptada desde que Charles Darwin la propuso en 1859 en El Origen de las Especies: la competencia es mayor entre especies más relacionadas o cercanas. Investigadores del Georgia Tech establecieron 165 microcosmos experimentales –ecosistemas simplificados de laboratorio. que contenían una o dos especies de protistas ciliados con tres variedades de presas de especies de bacterias. Cada semana documentaron la abundancia de cada especie en cada microcosmo y hallaron que luego de 10 semanas, todos los protistas albergados en soledad sobrevivieron, pero en más de la mitad de los escenarios con dos especies una de las especies había crecido para dominar la población, conduciendo a la otra a la extinción. La competencia era más feroz en esos microcosmos cuando las especies estaban más cercanamente relacionadas. Curioso.

Aprendizaje variable. Científicos del Columbia University Medical Center entregaron evidencias de que el número de células madre neurales del hipocampo, esa región responsable de la memoria, el aprendizaje y la emoción, puede no ser constante sino que varían debido a condiciones ambientales. Al comparar el hipocampo de ratones expuestos a un ambiente estimulante o a uno solitario y estresante, hallaron que las células madre del hipocampo de aquellos en soledad generaban más células neurales que los que estaban en un medio estimulante, cuyas células madre neurales se diferenciaban para producir solo neuronas. Durante el estrés o la carencia, el cerebro se prepara almacenando células madre neurales para satisfacer la demanda de un ambiente más estimulante, que se sabe induce la producción de más neuronas. Curioso.

Un responsable de que aparezcan las canas

A unos, el cabello se les llena de nieve a los 60, a otros hacia los 50, pero a los 40 muchos tienen canas. Incluso, algunos las adquieren prematuramente.

Un estudio de investigadores del NYU Langone medical Center demostró por primera vez, según los autores, que una señal -conocida hasta ahora por controlar varios procesos biológicos- entre los folículos pilosos y las células madre melanocitos puede dictar el pigmento del cabello. El estudio fue publicado en el journal Cell.

“Hemos sabido por años que las células madre del folículo piloso y las células melanocitos productoras de pigmento colaboraban para producir el color del pelo, pero no sabíamos cómo”, explicó Mayumi Ito, uno de los investigadores.

Descubrieron que una señal denominada Wnt es esencial para la acción coordinada de esas dos líneas de células madre y críticas para la pigmentación del cabello: el estudio sugiere que la manipulación de Wnt puede ser una estrategia para obtener un color como el de las canas.

La investigación también ilustra un modelo para la regeneración de tejidos.

“El cuerpo humano tiene varias clases de células madre con el potencial de regenerar otros órganos”, dijo Ito. “Los métodos detrás de la comunicación entre las células madre del cabello y el color durante el remplazo del cabello nos pueden brindar pistas importantes para regenerar órganos complejos con distintos tipos de células”.

El estudio abre la posibilidad de que la señal Wnt es un sendero clave en la regulación de las células madre melanocitos y muestra cómo la conducta de estos está asociada con la regeneración del cabello. Esto ayuda a entender enfermedades en las que los melanocitos se pierden para dar paso a las canas o crecen desenfrenadamente en los casos de melanomas.

Se abre esperanza para células madre

Células madre de ratón

Nueva esperanza para las células madre. Si bien no son la panacea y aún algunos estudios les encuentran problemas, pues no en todos los casos son conocidas las implicaciones a futuro, sí son una esperanza real contra muchas enfermedades que afligen una humanidad agobiada de por sí.

La Corte Federal de Apelaciones de Estados Unidos revisará una prohibición que evita la financiación oficia de la investigación sobre las células madre, lo que despejaría el camino para una mayor exploración sobre cómo funcionan y cómo deben ser manejadas para tratar un grupo de enfermedades.

La decisión ha sido aplaudida por la administración Obama y por investigadores en este campo.

“La reglamentación permite hacer investigación crítica, facultando a los científicos comparar las células madres embriónicas con otras formas de células madre, tales como las derivadas de células de la piel, y alentar potenciales terapias que salven vidas”, dijo ArnoldKriegstein, director de uno de los centros de investigación en esa temática acreditados, de la Universidad de California.

Una célula madre es una célula que tiene la capacidad de autorrenovarse mediante divisiones mitóticas o bien de continuar el camino de la diferenciación para la que está programada y por tanto, como define Wikipedia, producir células de uno o más tejidos maduros, funcionales y plenamente diferenciados en función de su grado de multipotencialidad.

Células madre pluripotentes: no, no, detente ahí

Hace dos o tres lustros, llegó un boom. Fue el de las células madre. Que podrían curar de todo. Y se comenzaron a usar febrilmente, en muchos casos sin estudios previos y, al final, con pocos resultados.

La semana pasada llegó una mala noticia. Dos estudios publicados en Nature reportaron que células adultas reprogramadas para comportarse como células madre, las llamadas células madre pluripotentes inducidas, contienen más mutaciones que las células normales, haciendo que su uso terapéutico sea más preocupante y menos probable.

Un estudio encontró un promedio de seis mutaciones en una sola base en cada una de las 22 líneas de esas células inducidas que fueron transformadas mediante distintos métodos. En el otro paper científico, se demostró que esas líneas tenían más variaciones en el número de copias (pequeños borrados o duplicaciones) que las células de la piel o las células madre que se derivan de estas.

Hace un mes, The Scientist publicó otro reporte que halló ‘puntos calientes’ en los genomas de células inducidas que no estaban reprogramados por completo, mostrando una diferencia fundamental entre las células inducidas y las células madre embriónicas naturales.

¿El acabose? Si bien los estudios deben ser replicados, los hallazgos significan, por ahora, que la carrera hacia remedios genéticos eficientes mediante el uso de aquellas células parar reparar funciones defectuosas o aliviar enfermedades se torna más lenta.

En la imagen, células madre. Cortesía U. de Michigan.

Curiosidades y hechos de la ciencia

Escuchando por la nariz. O algo así. Científicos en Australia descubrieron que pacientes que sufren de problemas auditivos nacidos en la infancia y la niñez podrían beneficiarse del trasplante de células madre… de la nariz. El estudio fue publicado en Stem Cell y muestra que células madres derivadas de la mucosa pueden ayudar a preservar el funcionamiento del oído durante las fases tempranas de la pérdida de escucha sensorianeuronal, causada por la pérdida de células sensoriales o neuronas en la cóclea. Curioso.

Una sorpresa: el 3 de febrero, sólo un día antes de que rozara el planeta, se descubrió un pequeño asteroide, 2011 CQ1, que pasó por encima del Océano Pacífico a 5.500 kilómetros de altura, 1/17 de la distancia Tierra-Luna, y más bajo que la órbita que siguen algunos satélites. No entró a la atmósfera, pero no salió indemne del encuentro: la fuerza de gravedad de la Tierra le cambió su trayectoria en casi 60 grados. Sólo fue visible brevemente. Que nos coge mal parados. Qué curioso.

A 25 años del desastre nuclear de Chernobyl en Ucrania, los efectos de la radiación se siguen descubriendo. Las aves que viven cerca del sitio del accidente tienen en promedio un cerebro 5 por ciento más pequeño que aves no expuestas, según un estudio publicado en Plos One. Esa reducción puede derivar en menor capacidad cognitiva, dijo el autor del estudio Timothy Mousseau. Estremecedor. Y curioso.

De esos descubrimientos que no parecen muy útiles para la humanidad. Miles de vikingos no podían estar errados. Un consejo cuando se sube a un barco es mirar al horizonte si no se siente bien. Un estudio publicado en Psychological Science reveló que las personas se mantienen más firmes en las embarcaciones cuando fijan su mirada en el horizonte. El hallazgo es de Thomas A. Stoffregen, de la Universidad de Minnesota, quien a estado estudiando por décadas el movimiento adelante y atrás del cuerpo en diferentes situaciones. Curioso.

Los celulares están metidos en nuestras cabezas. Un científico alemán descubrió que con sólo marcar los números que corresponden a la palabra amor puede activar el significado del vocablo en nuestra mente: 2667, para ese caso. Los resultados fueron publicados en Psychological Science. Y así sucede con otras, como temor: 83667. ¿Será? Muy curioso.

Hechos y situaciones curiosas

Pistola de células madres. Científicos inventaron una manera de tratar quemaduras y abrasiones de la piel mediante una bala. Una bala especial. Se trata de una pistola, una especie de jeringa estéril que libera células madre del propio paciente, generadas de piel sana, para reparar la piel afectada, según un informe en The Scientist. Qué curioso.

Salud al parque. Geof Godbey y Andrew Mowen, investigadores de Penn State encontraron que la inversión en parques y servicios recreativos tiene un efecto dramático en el mejoramiento de la salud y el bienestar de la comunidad, reduciendo de paso la presión sobre el sistema de salud. “Hay una fuerte relación entre cuánto dinero se invierte para proveer tales servicios y la cantidad de actividad física en la que la gente toma parte”, dijo Godbey. Al contrario;: una disminución en esa inversión, incide en el deterioro físico de los ciudadanos. Lógico. Y curioso.

La nariz. Parece loco, pero uno usa más una cavidad nasal que la otra. Cuando las palomas rastrean el camino a casa, la cavidad derecha de la nariz es más utilizada, según un estudio en el Journal of Experimental Biology. El grupo de científicos, que taparon una de las dos cavidades en las palomas y emplearon GPS, indica que también los humanos favorecemos la cavidad derecha para detectar y evaluar la intensidad de los olores, revelando una marcada asimetría olfativa. Bien curioso.

Ciencia comprometida. Aunque la intención de la mayoría es sana, algunos quieren acomodar los resultados. Bien: cerca de 100 papers científicos podrían ser retirados de la literatura dado que no recibieron la aprobación institucional requerida, según Retraction Watch. Para citar un caso, Joachim Boldt, antiguo jefe de anestesia en el Klinikum Ludwigshafen en Alemania, fue despedido el año pasado al crecer las sospechas sobre un paper en Anesthesia & Analgesia que se basó en una investigación que nunca se hizo. Preocupante. Y curioso.

Increíble: crean ratones con dos papás y sin mamá

¿Un paso a hijos de parejas del mismo sexo?

Tener dos papas y ninguna mamá puede ser el caso de niños en una pareja homosexual. Pero, ¿podrá ser posible en una pareja heterosexual?

Bueno, en el caso de los ratones, familias no tradicionales son posibles.

En un hallazgo que sería el camino hacia bebés de parejas del mismo sexo, científicos reportaron en Biology of Reproduction haber logrado ratones que nacieron de dos padres y no poseen material genético de la mamá.

Richard Behringer, de la Universidad de Texas y sus colegas iniciaron con fibroblastos (células del tejido conectivo) tomados del feto de un ratón macho y los reprogramaron en células madre pluripotentes inducidas.

Cuando crecieron en un cultivo, por errores en la división celular, un 1 por ciento de las células de esta línea perdieron el cromosoma Y. Estas extrañas células conteniendo el original cromosoma X del ratón fueron inyectadas en blastocitos –la etapa temprana de los embriones- de ratonas normales. Los embriones fueron luego trasplantados a hembras distintas, quienes parieron ratones hembra con cromosomas de los blastocitos.

En otras palabras: el ADN de estas células exclusivamente X fueron inyectadas en embriones inmaduros, que fueron trasplantados a una madre diferente.

La descendencia resultante tenía sólo cromosomas X: dos de la madre y uno del papá número 1. Entre las hembras de la camada, algunos de sus óvulos portaban sólo el cromosoma del papá 1.

Cuando se aparearon, esos óvulos se encontraron con los espermatozoides del papá 2, por lo que la descendencia tuvo dos papás y…ningún aporte genético de la mamá.

El hallazgo sería el camino para preservar especies amenazadas, mejorar características del ganado y para reproducción asistida en humanos.

También podría ser el primer paso hacia bebés de padres-madres homosexuales que porten sus genes y no los de un tercero.

Los ratones que nacieron eran tanto machos como hembras.

Un problema sin resolver es que las células reprogramadas tienen hasta ahora el inconveniente de su tendencia a convertirse en células cancerosas.

Animales que regresan del más allá

Clonación, el regreso de los muertos vivientes podría ser el título de esta nota, para remontarnos a una vieja película de cine. Sí, es que científicos japoneses clonaron con éxito ratones a partir de cuerpos que llevaban hasta 16 años congelados.
La proeza llevaría a pensar en la posibilidad de resucitar especies extintas, como se mostró en Jurassic Park con dinosaurios, pero eso es casi imposible hoy, recordó el autor del nuevo estudio, Teruhiko Wakayama.
El trabajo serviría quizás para preservar especies en peligro de extinción y, de pronto, pensar en resucitar algunas especies extinguidas no hace tanto tiempo como los dinosaurios.
Otros creen que las implicaciones podrían ser más inmediatas, y humanas.
“Aprender a manipular las células madre es una iniciativa importante, y los científicos deberían comprometerse con ello. Sobre si aplicaremos esta técnica para traer de vuelta a los dinosaurios o para atender necesidades reales en este planeta es otra cuestión”, dijo Richard Finnell, profesor en el Centro de Medicina Genética y Medioambiental de la Universidad de Texas A&M.

Un paso por los diabéticos

Estructura de la insulina

Las cosas que se ven: Un grupo de investigadores transformó células comunes en células productoras de insulina en un ratón, que mejoró sus síntomas de diabetes. Un logro que implica un paso firme en el campo de la medicina regenerativa.
La técnica, reprogramación directa, evita tener que emplear células madre, que son las células maestras del cuerpo que hasta ahora resultaban indispensables en la creación de tejidos y órganos, por decirlo coloquialmente, a la medida.
Este mismo procedimiento es en teoría posible usando abundante cantidad de células humanas, como las hepáticas, cutáneas o grasas, según el equipo de Douglas Melton, de la Escuela de Medicina de Harvard y el Hospital de Niños de Boston.
El año pasado, se había descubierto cómo reprogramar células cutáneas llevándolas a un estado similar al embrionario. Estas células pluripotentes inducidas pueden ser usadas para estudiar las enfermedades y algún día podrían utilizarse para la realización de trasplantes diseñados a medida.
Pero ahora Melton y su equipo saltaron ambos pasos, usando el conocimiento obtenido en esos estudios previos. “Lo que esto demuestra es que se puede ir directamente desde un tipo de célula adulta a otro, son retroceder al inicio”, explicó Melton.
En un artículo publicado en Nature, los autores señalaron que habían probado el procedimiento en un ratón vivo y no en tubos de ensayo de laboratorio.

Esa grasa de más tiene su historia

Para que no hable mal ni se sienta a disgusto con la gordura en su…abdomen.
Miren: la grasa removida del abdomen bajo y de la parte interior de la cadera a través de la liposucción, es una excelente fuente de células madres, con concentraciones mayores que en otras partes del cuerpo, según un estudio brasileño presentado en Plastic and Reconstructive Surgery, órgano de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos.
Las células madre derivadas de nuestros propios tejidos conllevan una promesa para terapias clínicas, según J. Meter Rubin, médico de esa sociedad.
“El potencial para sellar y reparar heridas o curar enfermedades con esas células, incluyendo el cáncer de seno y su reconstrucción, los problemas del corazón, los daños en la médula y enfermedades como el mal de Parkinson, son increíbles”.
Quizás en un futuro se pueda aumentar naturalmente los senos con células madre de grasa enriquecida.
La concentración de células madre en la grasa del abdomen bajo es cinco veces más alta que en del abdomen superior, según la investigación.
A cuidar la grasita.